Una fallas pasadas por agua… compromiso y solidaridad

2022-03-17T11:58:18+01:00marzo 17th, 2022|

Por: Gerard S. Ferrando

13 de marzo de 2020, las Fallas de Valencia se convertían en la primera gran fiesta nacional en ser suspendida por la pandemia de la Covid-19. Un día después, España iniciaba un confinamiento que sería solo el inicio de una pandemia que, con sus sucesivas olas, nos ha acompañado desde entonces generando muchas muertes, pero también una fuerte crisis económica y social. Una pandemia que, también, ha generado ríos de solidaridad y compromiso, como lo ha hecho también la actual y terrible guerra de Ucrania o el volcán de la Palma.

Las Fallas, como le ocurre a un periodista o un columnista, se nutren de la realidad, se inspiran en ella para comentarla, criticarla o valorarla. Por tanto, tanto la pandemia de la Covid-19, como otros acontecimientos, situaciones de estos últimos años están presentes en las Fallas de 2022, como también lo están acontecimientos futuros o compromisos como la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sí, porque precisamente la falla Convento Jerusalén-Matemático Marzal, con su lema «2030» ha sido la gran ganadora de este año al conseguir no solo el Primer Premio en la Sección Especial, reeditando así el éxito de 2021 en unas fallas que, recordemos, se plantaron en septiembre, sino también ganando el premio a mejor ninot indultat.

Convento Jerusalén gana el primer premio con la falla «2030»

El artista Pere Baenas se inspiró en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, conocidos como ODS, y en la Agenda 2030 para diseñar y construir una falla que habla de cada uno de ellos y que es, en sí misma, una llamada a la acción, a la responsabilidad, al compromiso que tenemos con nosotros mismos, con las futuras generaciones y con nuestro planeta. ODS que abarcan temas como el Fin de la Pobreza (ODS1); el Hambre Cero (ODS2); la Educación de Calidad (ODS4); la Igualdad de Género (ODS5) y así hasta 17.

Precisamente, Baenas asegura que su falla busca «concienciar al mundo sobre el cambio climático», pero también sobre el resto de retos a los que ya nos enfrentamos y que exigen compromiso y acciones conjuntas y decididas.

La falla Municipal de 2022, de Dulk, comprometida con el planeta

La falla Municipal de 2022, obra de Alejandro Santaeulália y Dulk.

Otra Falla comprometida con el planeta es la Falla Muncipal de 2022. Además, su mensaje es muy importante tanto por su relevancia como por tratarse de una de las Fallas más vistas cada año y también más valoradas, comentadas, fotografíadas y compartidas en redes sociales. En esta ocasión, el artista fallero Alejandro Santaeulalia y el artista urbano Dulk se han unido para crear una falla con un profundo mensaje de concienciación ambiental. Es más, aseguran que «es un homenaje a las especies en peligro de extinción».

La falla, además, se puede consultar y admirar a través de una aplicación llamada «Dulk Falla» creada expresamente para ella por la Universitat Politécnica de Valencia y la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, y en la que ha colaborado también la Fundación Bioparc.

Solidaridad con Ucrania en las Fallas

La mascletà con los colores de Ucrania.

Como decíamos, nuestra realidad más inmediata está marcada por la Guerra de Ucrania y está también ha llegado a las Fallas. La inmediatez de la misma ha hecho que sea complicado encontrar una escena dedicada a la guerra en alguna falla, pero sí que se ha jugado en algunos casos con los colores de la bandera del país. Además, el balcón del Ayuntamiento luce desde hace días su pancarta de rechazo a la guerra y hubo un día que la mascletà tiñó el cielo de valencia con los colores de la bandera de Ucrania. Tampoco hay que olvidar la solidaridad que se desató en las comisiones falleras desde el primer día de la invasión, muchos casales se convirtieron en almacenes para recoger todo tipo de productos.

Muchos falleros han exhibido banderas de la Comunidad Valenciana y de Ucrania unidas en sus balcones o ventanas.

Otras fallas solidarias y comprometidas

Como decíamos, las Fallas son un reflejo de la realidad y también una oportunidad para mostrar nuestro lado más comprometido o solidario. Las iniciativas, cada año, son muchas y muy diversas. Hay fallas que se centran en un aspecto comprometido como la de Convento Jerusalén de este año con los ODS, mientras que otras se comprometen con causas solidarias de todo tipo o dedican algunas de sus escenas a denunciar situaciones de injusticia o a destacar la labor de ONGD, voluntarios…

La falla Sagunto-Padre Urbano y sus varitas mágicas.

Una de ellas es, por ejemplo, la falla Sagunto-Padre Urbano que ha rodeado su falla infantil de varitas mágicas para ayudar a la Fundación Pequeño Deseo.

El perro guía y de acompañamiento de la falla Plaza Segovia.

Por su parte, la falla Plaza Segovia ha sido la ganadora de la III edición del Premio de Fallas Osga Reintegra. Una falla dedicada al cáncer infantil reserva un espacio al perro guía y de acompañamiento que ayudan a sobrellevar esta enfermedad.

La falla de la Fundación Maides.

La falla de la Fundación Maides.

Otra falla solidaria es la falla Santa María Micaela – Martín el Humano, que ha llevado a cabo la falla solidaria de la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (Maides), que ha sido elaborada por voluntarios de la comisión fallera y usuarios de la entidad, dedicada a la atención integral de personas con enfermedad mental crónica y en situación de pobreza y exclusión social.