Ser migrante en pandemia, cuando conseguir derechos se convierte en una odisea

2020-12-21T13:55:59+01:00diciembre 18th, 2020|

Por: Gerard Sánchez. Fotos: FISAT

Elsa: «Al 2021 le pediría agilizar los procesos legales de regularización». Stefy: «Le pediría que se nos trate como ciudadanos ejemplares y no como a personas que vienen a quitar el trabajo o a robar». Mouad: «Pediría para el nuevo año que la gente se pusiera en nuestro lugar». Edaoudi: «Le pediría conseguir los mismos derechos que tienen los demás».

Estas son algunas de las respuestas de la pregunta lanzada por la Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás (FISAT) a personas migrantes, sobre todo jóvenes, y a sus sus educadores, con motivo del Día Internacional de las personas Migrantes, que se conmemora este 18 de diciembre, proclamado por Naciones Unidas.

Estas cuatro respuestas reflejan la delicada situación en la que se encuentran muchas personas migrantes en España tras un año en que la pandemia del coronavirus, además de afectar a sus vidas cotidianas, como a las de todos los demás, ha dificultado considerablemente sus opciones para conseguir papeles, renovar los que ya tenían o acceder a un puesto de trabajo, con los dramas que esto genera en situaciones personales y familiares ya de por sí precarias.

fisat, personas migrantes, jóvenes migrantes

Dos jóvenes de un hogar de empancipación de FISAT.

Así nos lo certifica la coordinadora del programa de emancipación de la fundación Fisat, Rosana Palomares. «En este año está siendo, prácticamente, imposible, conseguir la cita para la huella, indispensable para lograr la tarjeta de identidad de extranjero que autoriza para residir y/o trabajar», lamenta Palomares. Ella relata que en su fundación tenían a personas migrantes con citas para abril, pero se suspendieron por la pandemia y no se volvieron a retomar hasta septiembre, con las consecuencias laborales, personales, económicas y psicológicas que esto tiene para las personas afectadas.

«Es casi imposible conseguir cita, hay que estar entrando en internet en todo momento a ver si hay suerte. Los empresarios piden la tarjeta física para ofrecer un contrato de trabajo, pero muchas personas migrantes no han podido conseguirla este año a tiempo y se han quedado sin poder trabajar», lamenta.

«Hay quienes piden 40 euros para conseguirte una cita»

Es más, ante este colpaso en las citas, hay quienes están sacando provecho y negocio a costa de la necesidad de estas personas migrantes. «Nos consta que se está mercantilizando y se piden hasta 40 euros», una práctica del todo irregular pues este trámite es gratuito y debería ser más accesible.

Algunos de los jóvenes de uno de los pisos de acogida de FISAT.

Esta problemática se agrava, todavía más, para aquellas personas que llevan tres años o más residiendo en España, sin papeles, y optan a la residencia por arraigo. «Para solicitar la autorización de trabajo tienes que tener una oferta. Las personas migrantes lo tienen cada vez más complicado, porque la oferta ha de ser por, al menos un año, de jornada completa.. si antes lograr esto era difícil, ahora todavía más».

Y, como suele suceder, es «la pescadilla que se muerde la cola» porque actualmente sin la tarjeta de identidad de extranjero no tienes derecho a cuestiones tan básicas como abrir una cuenta en el banco, acceder a estudios reglados, ni, por supuesto, acceder a la renta valenciana de inclusión, por mucho que ciertos discursos de odio, racismo y xenofobia incidan en que los migrantes tienen más ayudas, sencillamente, no es así, como también constatan desde FISAT.

La complicada situación de los menores tutelados que llegan a los 18 años

donación sangre

Un joven migrante dondando sangre para fines solidarios.

En Fisat cuentan con varios hogares de emancipación para jóvenes extutelados, es decir, que han llegado a los 18 años y que tienen  menos de 25. Palomares es la coordinadora en la fundación de estos hogares y lamenta que este año ha habido más jóvenes que se han visto, sencillamente, en la calle. «En la Comunidad Valenciana hay 122 plazas, pero solo en la provincia de Valencia hay 90 jóvenes en lista de espera», asegura. «En marzo nos llegó un joven que había estado en centro,  pero, al cumplir los 18 años lo dejaron en la puerta de una entidad. Allí no había plazas y vivió en la calle una semana o dos», denuncia.

Situaciones muy duras que afectan a estos jóvenes en todos los aspectos tanto psicológicos como económicos… «los chavales vienen aquí a tratar de mejorar su futuro. Dejan atrás a su familia, con lo emocionalmente duro que es eso, y saben que no podrán verlos en varios años. Piensan que van a lograr la documentación, que van a poder estudiar o trabajar, pero se encuentran con todo tipo de trabas que son muy frustrantes, más aún ahora. Nosotros tratamos de ayudarles y les insistimos en que tengan paciencia, pero somos conscientes de que el tiempo se vuelve muy largo en situaciones así, ellos solo quieren poder vivir de forma autónoma y también ayudar a sus familias».

«Con solo 18 años, se  han visto obligados a madurar más rápido que cualquier joven de su edad», incide.

Los migrantes, más alejados que nunca de sus familias

Los jóvenes migrantes llegan a España con intención de formarse y trabajar, pero se encuentran con muchas trabas.

Mucho se está hablando en estas fechas de los efectos que el confinamiento perimetral o las limitaciones de reuniones acarreará a muchas familias en España. Un alejamiento de seres queridos que las personas migrantes sufren a diario y que ahora mismo se agrava, pues ni siquiera aquellos que cuentan con papeles y posibilidades económicas pueden ir a visitar a sus seres queridos en medio de esta pandemia mundial. Fronteras más lejanas que nunca que solo las nuevas tecnologías son capaces de paliar, en parte, pero que también esconden muchas «mentiras piadosas» o «silencios forzosos» en cuestiones de salud o económicas para no preocupar, todavía más, a los que están al otro lado, sean aquí o allí.

Y ahí, en medio de estas soledades obligadas, en situaciones de desarragio, las personas migrantes aprenden, a la fuerza, a reinventarse, a sobrevivir, pero también a enriquecerse personalmente y a enriquecer a otros con una experiencia intercultural para la que resultan fundamentales y que, en demasiadas ocasiones, queda invisibilizada, menospreciada e incluso atacada.

Acabamos este reportaje, precisamente, con reflexiones sobre la pregunta «¿qué has aprendido de convivir con personas de un país diferente al tuyo?», lanzada por FISAT.

Mohamed: «He aprendido que somos más parecidos de lo que yo pensaba». Pili: «He aprendido que la realidad no es una, que hay tantas como personas en el mundo y que los prejuicios y  miedos se esfuman cuando somos capaces de ver más allá». Ana: «He aprendido a tener una mirada  más abierta de las diferentes realidades». Joselu: «He aprendido que es más lo que nos une que lo que nos diferencia. Que el mundo está lleno de personas que quieren buscar, como yo, un futuro mejor».

 

Alberto Pla y TECHO en #NCInoticias

2020-01-14T13:03:19+01:00marzo 18th, 2015|

El Canal Cooperación Iberoamericana, de la cadena de noticias NCI, informa sobre el documental que grabamos con la organización TECHO y que pronto se publicará para Latinoamérica y a todo el mundo a través de internet.

El proyecto comenzó en 2013, cuando Alberto Pla se insertó durante dos meses en cuatro comunidades a las afueras de Puerto Príncipe, captando con su objetivo el trabajo de la organización TECHO, que está presente en varios asentamientos del país y que ha movilizado a más de seis mil voluntarios locales para aportar a la superación de la pobreza del país.

“Para TECHO, ‘El Corazón de Haití’ es una forma de mostrar el día a día  de quienes viven en asentamientos informales, privados del derecho de crecer y desarrollarse como ciudadanos. Vimos en ellos la vulneración, pero también la convicción de que el desarrollo de su país está en sus manos”, explica el director del documental Alberto Pla, refiriéndose a los 113 millones de personas que habitan en asentamientos informales (ONU- Hábitat) dentro de la región más desigual del mundo, según el índice de Gini.

El característico lo más significativo del director y fotógrafo es el optimismo y la esperanza transmitidos por los imágenes; un espíritu compartido por los miles de haitianos que luchan junto con TECHO para generar desarrollo y progreso. Estos sentimientos y valores se puede apreciar en el documental, con el objetivo de mostrar no solo los proyectos que se está realizando sino también la fuerza, la mirada positiva y la solidaridad que siente la población haitiana cada día.

El documental consiste en entrevistas de líderes de las comunidades donde trabaja TECHO y voluntarios de la organización que trabajan en conjunto con los residentes en proyectos de construcción y educación. Además, en 30 minutos, la obra da una impresión de la situación actual en Haití, 5 años después del terremoto.

Una primera impresión del trabajo de Alberto Pla en Haití ofrecía una muestra fotográfica que se realizó en varios lugares en España y Inglaterra, en galerías como “The Gallery” en Londres igual que en estaciones como Valencia-Nord, Barcelona-Francia y Atocha en Madrid. Entre febrero y noviembre 2014 se mostraron las 24 fotos, las cuales formaron parte de #ArTecho y Art Basel feria internacional de arte y fotografía en Miami, Estados Unidos.

Alberto Pla expone en Art Basel, Miami con TECHO #ArtTecho

2020-01-14T11:18:02+01:00enero 2nd, 2015|

ARTECHO es un evento organizado por TECHO, una organización sin fines de lucro liderada por jóvenes que busca la superación de la pobreza en el continente Latinoamericano, a través del trabajo conjunto entre voluntarios y familias viviendo en asentamientos. Bajo el lema: “El cambio también comienza con una pincelada”; ARTECHO invita a artistas de renombre a que intervengan casas a escala modelo, que serán expuestas y subastadas en un evento que tiene como fin generar conciencia y juntar fondos para ayudar a las millones de personas que hoy viven en condiciones de pobreza extrema en el continente.

La primera edición de ARTECHO se llevó a cabo en el 2011 durante la feria de arte, ART BASEL en Miami, Florida. Entre los artistas que participaron se encontraban: Jorge Macchi, Marta Minujín, Leandro Erlich, Enrique Martínez Celaya y Liliana Porter. El Comité Anfitrión incluía a: Eduardo Padrón (Presidente de Miami Dade College), Isaac Lee (Presidente de Noticias de Univisión), y Nicolás Ibargüen (Editor General de la revista PODER), entre otros. A través de la subasta de las 19 obras de arte, y del apoyo del patrocinador principal ASSIST-CARD, y de los patrocinadores secundarios Porsche, y The John S. and James L. Knight Foundation: USD227,000.00 fueron recaudados. Este valor equivale a 127 viviendas que fueron construidas, durante este año, por todo América Latina.

Esta segunda edición de ARTECHO tendrá tuvo lugar durante el pasado diciembre de 2014. Diego Costa Peuser, Mariela Cisneros, Alberto Chehebar y Solita Mishaan forman el comité de Directores de Arte a cargo de la selección de los artistas que presentarán obras durante el evento. Además de Alberto Pla, se congregaron otros artistas como Ernesto Neto (Brasil), Patrick Hamilton (Chile), Rogelio Polesello (Argentina), y Suwon Lee (Venezuela).

La propuesta se enmarca en la feria ART BASEL, donde los coleccionistas pueden ver a artistas de renombre utilizando su creatividad y sensibilidad para mostrarnos como a través del arte podemos juntos construir un continente justo y sin pobreza.

El corazón de Haití aterriza en Londres

2020-01-14T13:08:00+01:00enero 2nd, 2015|

El corazón de Haití aterrizó en Londres de la mano de TECHO UK. La exposición estuvo presente en «The Gallery» durante tres semanas, junto al Museum of London. Numerosas personalidades de empresas, embajadas, instituciones y particulares se aceraron a conocer el trabajo de TECHO en Haití y conocer el laborioso y positivo trabajo que la organización realiza. No te pierdas el vídeo.

 

 

ADIF y Fund SEUR con El corazón de Haití en MAD, BCN y VLC

2020-01-14T13:09:48+01:00enero 2nd, 2015|

La propuesta del fotógrafo Alberto Pla se encontró en Valencia, Madrid y Barcelona durante 2014.

Un conjunto de 24 imágenes que retratan la situación en que miles de haitianos viven y su trabajo para salir adelante son el núcleo de la muestra fotográfica “El Corazón de Haití” que, desde el 15 de septiembre, comenzó en Valencia Nord.

“Para TECHO “El corazón de Haití es una forma de mostrar el día a día  de quienes viven en asentamientos informales, privados del derecho de crecer y desarrollarse como ciudadanos. Vimos en ellos la vulneración, pero también la convicción de que el desarrollo de su país está en sus manos”, explica el autor de la muestra, Alberto Pla.

El fotógrafo agrega que las fotografías se reconocen por su “tono positivo y optimista”, levantando la fuerza de las comunidades vulneradas y de quienes buscan aportar a su desarrollo.

El proyecto comenzó en 2013, cuando Alberto Pla se insertó durante dos meses en cuatro comunidades a las afueras de Puerto Príncipe  captando con su objetivo el trabajo de la organización TECHO, que está presente en varios asentamientos del país y que ha movilizado a más de seis mil voluntarios locales para aportar a la superación de la pobreza del país.

“Me llamó profundamente la atención de la mirada del trabajo de TECHO como organización, que propone invitar a la toma de acción a partir de la reflexión y convertirse en un instrumento para que los voluntarios puedan actuar dentro de la sociedad”, explica.  La intención de Alberto Pla, que desde 2009 ha trabajado con ONG´s en Europa, África o Asia, es volver a generar conciencia social a través de las graves carencias que todavía hoy en día sufren millones de personas. Sus trabajos han sido galardonados por fundaciones como BALMS y en 2013, la Fundación de Derechos Civiles le otorgó el primer premio de fotografía por segundo año consecutivo por el trabajo “niños mecánicos” desarrollado en la ciudad India de Rajeev Nagar.

Gracias a Adif, que ha colaborado cediendo la utilización de los distintos espacios, y Fundación SEUR, que ha transportado la muestra a sus diferentes localizaciones, las exposiciones pudo visitarse en la estación de Madrid Puerta de Atocha entre el pasado 1 y el 7 de octubre y en la estación de Barcelona França entre el 8 y el 20 de octubre.

Esta iniciativa forma parte de las acciones de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad de Adif, a través del Programa Estación Abierta. Adif ha fijado siete compromisos para dar respuesta a los desafíos que plantean la sociedad y el medio ambiente en materia de responsabilidad social y sostenibilidad. Uno de estos objetivos es hacer de las infraestructuras e instalaciones ferroviarias un espacio cada vez de mayor valor para la ciudadanía, aportador de bienestar y progreso, así como solidario con los que más lo necesitan.

En este sentido, una de las líneas de actuación de Adif consiste en potenciar las estaciones como espacios de encuentro, cultura y difusión de valores accesibles a todos a los ciudadanos.

Con este fin nace el Programa Estación Abierta Adif, en el que se enmarca esta campaña de sensibilización, y en el que tienen cabida actividades de interés social y utilidad pública, como exposiciones, conciertos y campañas de difusión y sensibilización de valores

Por su parte, Fundación SEUR realiza desinteresadamente los portes de la exposición dentro de su programa de Logística Solidaria dedicado fundamentalmente a hacer llegar artículos de primera necesidad a los menos favorecidos, y reconstruyó una casa de acogida de niños tutelados destruida por el seísmo que asoló el país.

Fundación Bancaja inaugura El Corazón de Haití

2020-01-14T11:22:28+01:00enero 1st, 2015|

La muestra de Alberto Pla y la organización civil TECHO, que cuenta con la colaboración de la Fundación Bancaja, se presentó al público el pasado 20 de febrero

Alberto Pla y la organización de la sociedad civil TECHO, con la colaboración de la Fundación Bancaja, presentaron el pasado 20 de febrero la exposición El Corazón de Haití, una muestra que permaneció abierta al público en el Centro Cultural Bancaja hasta el pasado 11 de marzo y que reunió una selección de fotografías y un documental sobre la lucha diaria del pueblo haitiano.

Alberto Pla documentó, entre finales del mes de septiembre y noviembre de 2013, la labor que realiza la organización TECHO en Haití, que involucra alrededor de 200 voluntarios repartidos en varios proyectos educativos, sanitarios y agrícolas, entre otros. La característica más significativa del trabajo de Pla es el optimismo y la esperanza que transmiten sus imágenes, la misma que comparten los miles de haitianos que luchan desde los programas de TECHO para generar progreso y desarrollo.

Estos sentimientos y valores se podrán apreciar en la exposición, que tiene como objetivo mostrar, además de los proyectos que se están desarrollando en Haití, la fortaleza, la mirada positiva y la solidaridad que el pueblo haitiano imprime a su vida diaria.

Alberto Pla, que desde 2009 ha trabajado con ONG’s en Europa, África o Asia, pretende con este proyecto volver a generar conciencia social a través de las graves carencias que todavía hoy en día sufren millones de personas. Sus trabajos han sido galardonados por fundaciones como BALMS y la Fundación de Derechos Civiles que le otorgó el primer premio de fotografía por segundo año consecutivo por el trabajo Niños mecánicos desarrollado en la ciudad india de Rajeev Nagar. Recientemente ha sido nominado a los premios Talento Joven CV organizado por el diario LEVANTE-EMV y BANKIA.

Por su parte, TECHO busca superar la situación de pobreza en más de 450 asentamientos humanos, a través del trabajo conjunto de sus pobladores y voluntarios de la organización. Hasta la fecha, más de 600.000 jóvenes han trabajado a lo largo de los 19 países en los que TECHO está presente. La organización se caracteriza principalmente por involucrar a miles de ciudadanos en sus proyectos, además de promover un modelo de trabajo que impulsa a las mismas comunidades a generar soluciones a sus problemas. “TECHO entiende al voluntariado como un elemento transformador que une a los habitantes de las comunidades más marginadas de la sociedad con los jóvenes universitarios”, afirma Olson Regis, Director Social de TECHO Haití.

La presentación de la muestra El Corazón de Haití tuvo lugar el pasado 20 de febrero, a las 19:30 horas, en el Centro Cultural Bancaja y corrió a cargo de de la concejala del Ayuntamiento de Valencia y presidenta del Palau de la Música, Doña Mayrén Beneyto; el subdirector social de Techo-Hatí, Donald Dorelus; y el autor de las obras y el documental, Alberto Pla.

Ir a Arriba