Mujeres y salud, un camino hacia el desarrollo

2021-05-28T12:06:57+02:00mayo 28th, 2021|

Texto y fotografías enviados desde Muketuri, en Etiopía, por Mari Olcina, presidenta de la ONGD MOSSolidaria. Fotografía de portada: Alberto Pla.

La inversión africana en salud solo supone el 1% de lo que se gasta a nivel mundial.

La salud materno-infantil ha de ser el primer eslabón que refuerce la seguridad y reduzca el sufrimiento de las mujeres en toda África. Mujeres que paren, que sufren y que trabajan unidas a los hijos e hijas y a otras mujeres. Más de 500 parturientas mueren cada año por cada 100,000 niños y niñas que nacen y la mayoría de defunciones son provocadas por falta de atención profesional durante el parto o por complicaciones derivadas del mismo. En este 28 de mayo, en que se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, queremos reflexionar sobre cómo es y cómo podría ser la salud de las mujeres africanas, concretamente, las etíopes.

La mortalidad infantil va de la mano de la malnutrición y aumentar la esperanza de vida es el gran reto que nos planteamos desde MOSSolidaria ONGD en las acciones que realizamos para la MCSPA en los proyectos que llevan a cabo en Muketuri y Gimbichu, en Etiopía.

La obra de desarrollo que mantiene la llama de la esperanza tiene nombre de mujer y va dirigida a todas ellas, salud y desarrollo se encuentran unidas al agua limpia, a una alimentación suficiente y variada, a la atención médica de las necesidades más básicas, que den como respuesta el desarrollo final de las capacidades.

Mientras tanto trabajamos desde la ciencia para dar respuesta en materia de Salud Pública, Higiene y Sanidad Ambiental.  Las mujeres etíopes siguen consejos de las parteras y sus madres, finalmente dan a luz en situaciones de gran precariedad y el sufrimiento se acrecienta.

La formación como clave para lograr una vida sostenible

La solución para paliar estos hechos ha de venir del conocimiento y la comprensión del problema de salud que afecta a toda la comunidad. Confiamos en las jóvenes etíopes que alcanzan una formación eficiente y eficaz para mostrar a su pueblo que una vida de desarrollo sostenible es posible.

La formación, de nuevo, es la palanca que ha de mover la piedra sin apenas esfuerzo y ya están, estamos,
trabajando para lograrlo.

En el documental recientemente estrenado “Quiero ser como Genet” dirigido por Alberto Pla para MOSSolidaria ONGD y la MCSPA en Etiopía se comprende las duras condiciones a la que se enfrentan las mujeres de África. La MCSPA es la puerta abierta a la esperanza donde niñas como Genet o Hanna o tantas otras son las que han de mejorar lo mejorable y mantener la esperanza de todas las mujeres, que se verán reflejadas en ellas a la vez que el progreso permita una salud acorde a las necesidades existentes.

África el más hermoso de todos los continentes y se enfrenta a la falta de servicios de salud pública, cuando existen soluciones que funcionan si se realizan bajo el buen hacer de profesionales comprometidos.

Afirma Alpha Osmar Konaré, presidente de la Unión Africana, “que las soluciones en materia de Salud han de venir, si los gobiernos aprovechan lo aprendido de las intervenciones eficaces y procuran mejorar su coordinación con las actividades de los asociados internacionales”.

Pero mientras llegan estos grandes proyectos, seguiremos con las pautas higiénico-sanitarias, procurando agua limpia, alimentos suficientes y variados y asistiendo las necesidades de los y las más vulnerables.

Gracias por leer esta reflexión y si quieren conocer más vean el documental “Quiero ser como Genet”, que se estrenó en abril de este año.

Fallece el Dr. Rao, se apagan los ojos azules que luchaban contra la lepra en India

2021-05-18T14:08:29+02:00mayo 18th, 2021|

Texto y fotografías de Alberto Pla

Ha fallecido el Dr. Rao, que desde hace más de un lustro trabajaba para detectar, tratar y prevenir discapacidades de las personas afectadas por la lepra además de formar a personal sanitario local. La terrible ola de COVID que asola India en las últimas semanas ha terminado con la vida de una persona buena, de una vitalidad envidiable y de una humanidad fuera de lo común. Según la universidad de Johns Hopkins, actualmente son más 280 000 los fallecidos con más de 25 millones de casos.

El Dr. Rao atiende a un paciente de lepra en un centro rural en Chilakalapalli, Andhra Pradesh, India.  Fotografía: Alberto Pla

El Dr. Rao atiende a un paciente de lepra en un centro rural en Chilakalapalli, Andhra Pradesh, India. Fotografía: Alberto Pla

El Dr. Rao estudió desde 1957 a 1964 en las universidades de Andhra y Nagpur con una destacada trayectoria profesional ligada a enfermedades infecciosas como la tuberculosis, el VIH o la lepra. Durante los últimos 16 años fue director de la Gandhi Memorial Leprosy Foundation, en Chilakalapalli —en su día un centro de referencia en todo el país— aunque ahora castigado por la falta de fondos donde permanecen todavía enfermos de lepra con apenas recursos. El Dr. Rao nunca dejó de atenderlos y allí mantenía su oficina. Además, era presidente de la ONG MODE y desde 2014 colaboraba con la fundación valenciana FONTILLES conocida principalmente por su trabajo contra la lepra que actualmente trata de paliar los efectos del COVID entre sus beneficiarios.

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

He podido conocer al Dr. Rao a través del documental ASHA que desarrollamos para la Fundación FONTILLES. He visto de primera mano como cogía de la mano a los pacientes de lepra y golpeaba sus espaldas de manera ruda y con una medio sonrisa mientras pronunciaba alguna palabra en hindi a modo de sarcasmo. He visto como relativizaba el dolor, se sentaba junto a las víctimas y eliminaba cualquier estigma acercándose a ellos, dándoles la mano, enseñándoles como limar las heridas —literalmente— sirviendo mejor ejemplo para eliminar el estigma que todavía afecta a esta enfermedad curable debido a las supersticiones que permanecen en India.

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

El Dr. Rao podría haber sido cualquier lord inglés por su exquisito acento inglés, su elegante postura y su infinita simpatía. Pero fue un hombre bueno, ligado a las personas pobres de la india, unido a su dolor y generando esperanza. ¿A cuántas personas podría haber ayudado? Nunca olvidaré el paseo que dimos a través de los pabellones con enfermos de lepra en la Gandhi Foundation, ni las visitas que compartimos en lugares remotos por Andrah Pradesh. En la entrevista que le hice para el documental ASHA le pregunté si él era feliz. Él me dijo que era feliz allí. Ahora descansa en paz habiendo hecho feliz a tantas personas como la vida le permitió.

Buen viaje, Dr. Rao.

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

Alberto Pla con el Dr Rao en la Gandhi Memorial Leprosy Foundation. Fotografía de Elena Castellanos

 

MICRO | Jorge Cardona: «Hay que universalizar la educación de cero a tres años»

2021-05-03T18:15:54+02:00mayo 3rd, 2021|

Texto: Gerard Sánchez. Video: Sonia Climent. Fotos. Alberto Pla

El mes de abril acabó con la Semana de Acción Mundial por la Educación. Un aspecto fundamental para cualquier persona, pero que, desgraciadamente, ya avanzado el siglo XXI, todavía no es un derecho universal. Hace unos días publicamos un reportaje recordando algunos de nuestros documentales relacionados con la educación como los de “Quiero ser como Genet”, “142 pulsaciones”, “Increíbles” o “Un sol para Dominicana”. Ahora, cerramos esta importante semana con el estreno de la nueva temporada de nuestra sección MICRO.

Unos contenidos que elaboramos el equipo de la Agencia Alberto Pla y que constan de un reportaje escrito, de fotografía y de piezas audiovisuales de un minuto. En esta nueva temporada, y tras tanto tiempo de confinamientos, restricciones y distanciamiento social, hemos querido sacar nuestra ya famosa silla roja al exterior, concretamente al fabuloso patio de RuzafaStudio, un espacio en el corazón de Ruzafa que compartimos con la editorial ELCA y con la revista Valencia City.

Como decíamos, estrenamos la temporada de MICRO y lo hacemos con un invitado de excepción como es el Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Él nos habla de educación, pero también de cómo entenderla. Es decir, de una manera integral, holística, inclusiva y, ante todo, igualitaria y equitativa. Una educación que para él debe ser universal, pública y gratuita también de cero a tres años. Porque es ahí donde se empiezan a construir los cimientos de una persona y es ahí, precisamente, donde empiezan las desigualdades.

El Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Fotografía: Alberto Pla.

El Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Fotografía: Alberto Pla.

Como remarca UNICEF, todavía hoy 263 milllones de niños y adolescentes no tienen acceso a la escuela todavía. Por si fuera poco, la pandemia del coronavirus ha aumentado las diferencias, el abandono escolar, sobre todo entre las clases bajas y eso genera un aumento de la inequidad que, como destaca Cardona, “hay que atajar cuanto antes, de forma urgente”.

Para Cardona la celebración de semanas como la de la educación “tienen como finalidad volvernos a recordar cosas que son necesarias y urgentes, a lo largo del año tenemos muchos días internacionales, muchas semanas dedicadas a un tema porque sino nos olvidamos, y para darnos cuenta de que es necesario actuar y que nos queda mucho camino por recorrer es necesario que nos lo pongan por delante. De ahí la importancia de semanas como la semana por la educación para recordarnos que aún nos queda mucho para lograr una educación que sea universal que sea equitativa, de calidad, inclusiva y para eso es necesario que nos lo recuerden de vez en cuando para saber que hay que seguir trabajando”.

“La pandemia ha generado un retraso de 10 años en los ODS”

“Se dio un gran impulso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio que había que conseguir para 2015, aunque no se logró lograr la educación universal como derecho para todos los niños y niñas del mundo. Pero nos queda mucho, en primer lugar, para conseguir que la educación sea universal y sea un derecho para todos los niños y niñas, pero dar un salto más. Los ODS han puesto como meta no solo la educación universal, sino de calidad, inclusiva y equitativa. Son elementos esenciales, una educación que no es de calidad, no es educación. Una que segrega a pobres, a niños con discapacidad o una raza no es una buena educación, la que diferencie entre niños ricos y pobres no es equitativa. El derecho no solo es un derecho a la educación, sino un derecho a la educación de calidad para todos, inclusiva, equitativa”, argumenta Cardona.

Él agrega que, desgracaidamente en el marco de la infancia se considera que la pandemia ha supuesto un retraso de 10 años en los ODS. No solamente es que había que acelerar para haberlos conseguido a inicios de 2020, sino que ha supuesto un retraso en la educación, en el acceso a derechos básicos en muchos niños y niñas. De ahí la importancia de semanas como esta para recordar que hay que luchar para evitar que las consecuencias sociales y económicas de la pandemia afecten aún más a la consecución de los ODS”.

El abandono escolar se ha vuelto a incrementar

Un niño disfruta de la lectura en el programa de educación no forman que la Fundación SOLCA mantiene en La Romana, Santo Domingo - Fotografía: Alberto Pla

Un niño disfruta de la lectura en el programa de educación no forman que la Fundación SOLCA mantiene en La Romana, Santo Domingo – Fotografía: Alberto Pla

Otra lacra del sistema educativo son las todavía altas tasas de abandono escolar. En España, según datos del INE de 2020, la comunidad con mayores índices de abandono escolar era Andalucía, con un 21,8%. No obstante, la media estatal venía bajando en los últimos hasta situarse en el 16%. Una tendencia que, la pandemia ha vuelto a incrementar. “El abandono escolar tiene mucho que ver con una educación de calidad, equitativa e inclusiva, cuando no es así, la educación provoca abandono escolar”, explica Cardona.

El profesor de la UV inciden en que “la pandemia, con el cierre de colegios, y al considerar que cualquier niño o niña podía tener educación online llevó a que muchos no siguieran porque no tenían acceso ni a los recursos técnicos ni a la conexión necesaria ni al tiempo ni al ambiente necesario”. Por tanto, “ha supuesto que, con la reanudación de la educación presencial, se haya producido un importante aumento del abandono escolar, de niños y niñas que han quedado descolgados y hay que hacer un gran esfuerzo o los habremos perdido”. “La falta de educación es algo que va a tener graves consecuencias en la juventud y la época adulta”, advierte.

“Somos una sociedad que no es equitativa”

Otra de las consecuencias de esta pandemia ha sido que “ha puesto de relieve muchas circunstancias que existían y no las veíamos. Muchas de ellas se han puesto mucho más abiertas y sangrantes en el ámbito de la sanidad, la educación, pero sobre todo en la equidad. Somos una sociedad que no es equitativa. Una sociedad en la cual grandes grupos de personas en general y niños y niñas en particular se ven carentes de recursos y la pandemia ha acelerado estas diferencias”, denuncia.

Jorge Cardona Llorens en Ruzafa Studio. Fotografía: Alberto Pla.

Jorge Cardona Llorens en Ruzafa Studio. Fotografía: Alberto Pla.

“Nos hemos encontrado con niños y niñas de clases acomodadas que van a colegios privados y se les pusieron todos los recursos para continuar con su educación, frente a muchos niños y niñas en colegios que son casi guetos de exclusión y discriminación donde no existían esos recursos y la inequidad ha aumentado y lo peor que puede ocurrir en una sociedad es que no sea equitativa, que no haya igualdad, porque ha medida que se van incrementando esas desigualdades, termina reflejando en las relaciones sociales y se van agudizando las desigualdades”.

Cardona recuerda que “las revoluciones en la sociedades se han dado cuando los niveles de desigualdad eran mayores. La desigualdad en la revolución francesa generó una revolución, lo mismo ha pasado en otros momentos. Hay que procurar reducir las desigualdades pero la pandemia ha puesto de manifiesto muchas desigualdades en el ámbito de la educación que hay que corregir con urgencia. Hay que ponerse a trabajar urgentemente, hay que poner los recursos para atender a niños y niñas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad”.

Mayor desmoralización entre niños y jóvenes

Un joven voluntario de Fundación SOLCA en Costa Rica entrega un panfleto informativo de un campamento de verano para niños en riesgo de exclusión social - Fotografía: Alberto Pla.

Un joven voluntario de Fundación SOLCA en Costa Rica entrega un panfleto informativo de un campamento de verano para niños en riesgo de exclusión social – Fotografía: Alberto Pla.

Otra consecuencia ha sido la psicológica. “La pandemia ha provocado angustia, graves problemas mentales, en niños y niñas es más grave porque no existe la especialidad de psiquiatría infantil, no hay políticas de salud mental infantil, y la pandemia ha provocado graves situaciones de salud mental, eso produce desánimos, depresiones… en toda la población, también en los jóvenes”, explica.

Él argumenta que “una de las características claves de la juventud es su carácter gregario, los jóvenes necesitan el grupo, se identifican con él, sino hay relación social no hay gregarismo y eso genera situación de depresión, de aislamiento de desmoralización en muchas cosas. Y eso unido a las consecuencias de la pandemia que es su crisis social y económica que ha generado y que todavía está generando”.

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

“La pandemia ha generado mayor desaliento al ver que las expectativas de reducen, la generación mía sabías que si te ponías a trabajar y hacías esfuerzo ibas a conseguir algo, hoy por mucho esfuerzo que realices muchos saben que no van a conseguir su hueco en la sociedad o si lo logran será con un trabajo precario, mal pagado y eso lógicamente produce desmoralización. De ahí que haga falta una revolución social, un cambio estructural en la sociedad en las estructuras sociales y económicas para que cambie la situación y todo el mundo tenga expectativas”, augura.

“Enseñar no es solo transmitir conocimientos, sino acompañar, seguirles en su desarrollo y eso es una gran satisfacción”

“Lo que más me gusta de enseñar es ver cómo eso influye en el desarrollo holístico de la persona. Yo enseño en la universidad, estoy en una etapa en la que el estudiante está abriéndose hacia el mundo exterior, hacia la profesión. Poder acompañarle en ese camino es el mayor privilegio de un docente. No solo se trata de transmitir unos conocimientos, se trata de acompañarle, y seguirle», relata.

Unas niñas juegan en los columpios del colegio que mantiene la Comunidad Misionera San Pablo Apostol en Muketuri, Etiopía. Fotografía: Alberto Pla

Unas niñas juegan en los columpios del colegio que mantiene la Comunidad Misionera San Pablo Apostol en Muketuri, Etiopía. Fotografía: Alberto Pla

Cardona nos hace una confesión personal: «Yo mantengo el contacto con muchos estudiantes que he tenido, poderles ayudar en sus primeros pasos profesionales y poder seguirles acompañando es una gran satisfacción. Soy padrino de muchos niños y niñas, hijos de mis estudiantes y padrino de varios matrimonios porque eso implica haber conseguido el resultado. No es que conozcan la asignatura que yo enseño, sino haberles ayudado a su formación integral. Haberles ayudado a cumplir su desarrollo y eso es un privilegio que tenemos los docentes y que no tienen otros y hay que dar gracias de poderles ayudar”, explica.

“El desarrollo de ese sujeto debe ser integral, que cuando yo estoy enseñando a mis estudiantes no me olvide de que algunos tienen problemas sociales, de salud, otros elementos que yo he de tener en cuenta cuando estoy transmitiendo los conocimientos y tratándoles de ayudar”, dice Cardona.

«Debo de ver integralmente a la persona que tengo delante y no solo como un educando».

Por lo tanto, “debo de ver integralmente a la persona que tengo delante y no solo como un educando. La vida del estudiante es integral y uno tiene que verla así, porque si la veo solo como educando mal, no conseguiré los resultados que estoy buscando”.

Finalmente, Cardona resalta la relevancia de la educación en los primeros pasos de vida. “La educación es un elemento esencial para el desarrollo de una persona. Y cuando hablo de educación quiero incidir en una parte de la educación fundamental que es la de cero a tres años. Hasta que no la tengamos universalizada no conseguiremos la igualdad. Nos encontramos con niños y niñas que han recibido educación en esas edades, que han ido, no a una guardería, sino a un centro educativo de cero a tres años que cuando llegan a la educación obligatoria están en una situación de privilegio frente a quien no ha estado. Esa diferencia se va a ir marcando cada vez más después. No es lo mismo, estar sembrando en un terreno ya cultivado que sobre uno que no ha sido trabajado.”.

«La capacidad de aprender en la etapa de cero a tres años es casi infinita y por tanto trabajar bien eso es lo que va a permitir que cuando lleguen a la universidad estén mucho mejor construidos».

“Las inequidades que encontramos en la educación y en desarrollo social tienen mucho que ver con la atención temprana con la educación de cero a tres años. Con que el centro al que vaya tenga un programa educativo. Que no sea un lugar donde el niño sea atendido solo en sus necesidades físicas, sino también educativas. La capacidad de aprender en la etapa de cero a tres años es casi infinita y por tanto trabajar bien eso es lo que va a permitir que cuando lleguen a la universidad estén mucho mejor construidos”.

“La construcción de una persona es como un juego de lego, si tengo muchas piezas abajo tendrá solidez, si tengo pocas piezas, no la habrá y terminará cayendo, será frágil. Es fundamental el trabajo y la educación de cero a tres años. Hay que priorizar la educación de cero a tres años tiene que ser universal y gratuita para todos los niños y niñas. España podría hacerlo y no lo está haciendo por una falta de voluntad política. Es importante incidir en este aspecto”, finaliza el profesor Cardona.

La educación, un derecho fundamental que transforma vidas y sociedades

2021-04-27T11:17:04+02:00abril 27th, 2021|

 

«La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.» Hesíodo.

«Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.» Benjamin Franklin.

«En cuestiones de cultura y de saber, solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da.» Antonio Machado.

Texto: Gerard Sánchez y Sonia Climent | Fotografía de portada: Alberto Pla.

Estas tres frases reflejan la relevancia y la trascendencia que la educación ha tenido en la historia de la humanidad. Un valor, un derecho, como lo describre la propia ONU que asevera que proporciona “las capacidades y conocimientos críticos necesarios para convertirnos en ciudadanos empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a la sociedad”. Y por ello la incluyó en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4. «Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos».

La educación transforma vidas y resulta fundamental para que el ser humano logre evolucionar. De hecho, esa transmisión de saberes, de generación a generación, es una de las características principales que nos distingue de otros animales.

Precisamente, en este final de abril se celebra la Semana de Acción Mundial por la Educación. Es cierto que este derecho universal está cada vez más extendido y llega, con mayor calidad, a más personas. Pero, aún así, según UNICEF, 263 millones de niños y adolescentes no tienen acceso a la escuela todavía.

El equipo de la Agencia Alberto Pla llevamos ya 10 años realizando todo tipo de trabajos audiovisuales y de comunicación para ONGD, fundaciones e instituciones públicas y privadas. Unos proyectos en los que la educación ha tenido un papel protagonista y transversal. Trabajos que queremos recordar en este artículo y que nos han llevado a diversos países y continentes y nos han permitido conocer personas, historias, situaciones únicas, a veces complicadas, pero siempre con la ilusión, la solidaridad, la fortaleza y, cómo no, la educación y el afán de superación, como puntos en común.

El documental «Quiero ser como Genet» ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en una semana

El proyecto más reciente que hemos realizado es el documental Quiero ser como Genet. En él, se cuenta la historia de una mujer etíope y de su comunidad que, con fortaleza y tesón, y gracias al apoyo que su entorno le proporciona, y a la ayuda de entidades como la ONGD MOSSolidaria y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstols, consigue llegar a la educación. Un documental que estrenamos el pasado 11 de abril y que ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en Youtube.

El documental «142 pulsaciones», sobre la historia de superación de Kimberly en Guatemala

Kimberly, protagonista del documental 142 pulsaciones realizado para la Asociación CONI, es un ejemplo para otros estudiantes de su país donde solo el 3% de alumnos culminan la educación secundaria.

El documental «Increíbles» para la Fundación Solca en Nicaragua

La Fundación SOLCA también colabora en la ayuda a los jóvenes a alcanzar sus metas. INCREÍBLES es un corto documental rodado en Nicaragua donde nuevamente la educación se muestra como la puerta para alcanzar sueños y esperanzas. Con el mismo objetivo, Un sol para Dominicana relata la historia de varios beneficiarios y educadores con historias sorprendentes de superación gracias al apoyo de la Fundación SOLCA. Un documental que ya tiene más de medio millón de reproducciones en Youtube.

La historia de los jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar en India

En Educación, educación, educación se hace un recorrido a través de la ONG Naya Nagar mostrando los diferentes oficios y el estilo de vida de los niños y jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar. Mostrar la importancia de la educación como motor de progreso en países en vías de desarrollo es un reto que debemos conseguir en todo momento y en cualquier situación.

Estos son algunos de nuestros proyectos relacionados con la educación, pero hemos elaborado muchos más, y seguimos trabajando en otros que anunciaremos próximamente. Os recordamos que pueden seguirnos en redes sociales y también en esta página web para no perderse nada.

Os queremos dejar ahora con otra frase célebre sobre educación que invita a la reflexión y que muestra la relevancia de este derecho universal.

«La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos.» del novelista británico C. S. Lewis.

 

 

Más de 500 personas asisten el estreno presencial y online del documental «Quiero ser como Genet»

2021-04-16T13:22:49+02:00abril 16th, 2021|

«Mi pueblo es hermoso, toda África es hermosa, pero la realidad es que no nos lo ponen fácil». Esta frase de la protagonista principal del documental «Quiero ser como Genet» resume la esencia de la vida en África, en especial, la de tantas niñas y mujeres que quieren luchar por un futuro mejor pero que, en demasiadas ocasiones, se enfrentan a obstáculos, prácticamente, insuperables. Mujeres como Genet que, a pesar de ello, se esfuerzan cada día y  luchan, a veces solas, otras con ayudas, para prosperar y para sacar a sus familias adelante.

Gerard Sánchez, periodista y Jefe de Producción de la Agencia durante la presentación de "Quiero ser como Genet"

Gerard Sánchez, periodista y Jefe de Producción de la Agencia durante la presentación de «Quiero ser como Genet». Fotografía: Santiago Cichitti

La película documental «Quiero ser como Genet» del director valenciano Alberto Pla, se estrenó este jueves, día 15 de abril, en Ruzafa Studio. Con un aforo limitado, marcado por las restricciones de la pandemia del coronavirus, este documental, elaborado para la ONGD MOSSolidaria y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol de Muketuri (Etiopía) se pudo presenciar también online, desde donde lo visualizaron más de 500 personas. Además, desde este jueves quedó abierto en el Youtube de MOSSolidaria para que cualquier persona, en cualquier parte del mundo, pueda verlo y pueda emocionarse con las historias de sus protagonistas. Todas ellas mujeres, todas ellas luchadoras, todas ellas fuertes y resilientes.

El estreno presencial contó con la presencia de la directora General de Cooperación de la Generalitat Valenciana, Xelo Angulo y con la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Valencia, Lucía Beamud. También asistió una representación de la sociedad civil valenciana así como de voluntarios y voluntarias de diversas ONGD.

Alberto Pla, director del documental y de la Agencia, durante la presentación en Ruzafa Studio

Alberto Pla, director del documental y de la Agencia, durante la presentación en Ruzafa Studio. Fotografía: Santiago Cichitti

«Quiero ser como Genet» se centra en la historia de superación ante la adversidad de esta joven etíope, pero también en los relatos de otras que, como ella, han logrado aprovechar las escasas oportunidades que la vida les ofrecía. El documental muestra la importancia fundamental de una buena alimentación desde edades tempranas, así como la forma en que la construcción de pozos en lugares aislados transforma vidas. La cinta es una apuesta clara por la educación, por los apoyos mutuos y por esa cadena de transmisión que resulta decisiva en cualquier circunstancia, más aún cuando se viven situaciones complicadas.

Mari Olcina. Presidenta de MOSSolidaria, durante un momento del estreno de "Quiero ser como Genet" en Ruzafa Studio.

Mari Olcina. Presidenta de la ONGD MOSSolidaria, durante un momento del estreno de «Quiero ser como Genet» en Ruzafa Studio. Fotografía: Santiago Cichitti

El documental se presentó, además, en el marco del Día Mundial de la Salud, que tuvo lugar el pasado 7 de abril, pues la salud, de todo tipo, alimentaria, física, emocional… es fundamental para tener una vida digna, para mantener la esperanza y la ilusión, y para seguir luchando, como así constatan Genet y el resto de protagonistas de «Quiero ser como Genet».

Xelo Angulo, Directora General de Cooperación de la Generalitat Valenciana, atiende a Gerard Sánchez tras la presentación de "Quiero ser como Genet"

Xelo Angulo, Directora General de Cooperación de la Generalitat Valenciana, atiende a Gerard Sánchez tras la presentación de «Quiero ser como Genet». Fotografía: Santiago Cichitti.

El equipo de la Agencia Alberto Pla regresó de la grabación de esta película documental el 12 de marzo de 2020, dos días antes de que se decretara el confinamiento en España. Como dicen ellos mismos: «Grabar en Etiopía es adaptarse a las circunstancias, al igual que la población se adapta cada día a la realidad que les ha tocado vivir. Es aceptar que lo que tenías previsto captar en cierto momento tal vez no puede ser, pero, como compensación, en cada rincón, en cada rostro, en cada mirada aparece una historia digna de ser contada». Historias como la de Genet y como la de tantas otras porque, como dice ella «esta es mi historia, pero podría ser la de muchas otras chicas de aquí».

 

Mari Olcina, presidenta de MOSSolidaria ONGD (derecha de la imagen) con algunas de las invitadas al evento.

Mari Olcina, presidenta de MOSSolidaria ONGD (derecha de la imagen) con algunas de las invitadas al evento. Fotografía: Santiago Cichitti.

Ángela Pla, directora de ELCA, atiende a Gerad Sánchez tras la presentación de "Quiero ser como Genet".

Ángela Pla, directora de ELCA, atiende a Gerad Sánchez tras la presentación de «Quiero ser como Genet». Fotografía: Santiago Cichitti.

Genet, la protagonista del documental. Fotografía de Alberto Pla

Genet, la protagonista del documental. Fotografía: Alberto Pla.

 

Estreno mundial del documental «Quiero ser como Genet»

2021-04-08T11:54:53+02:00abril 8th, 2021|

El 12 de marzo de 2020, justo dos días antes de que se decretara el confinamiento domiciliario en España, regresamos de Etiopía donde habíamos ido a grabar un documental para la ONG MOSSolidaria y para la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol en Muketuri. Un viaje que afrontamos con gran ilusión sin saber que, después de él, el mundo cambiaría tanto. Allí nos encontramos con mujeres fuertes y resilientes, con personas que, a pesar de las muchas adversidades que sufren día a día, logran salir adelante y  mantener la ilusión, la esperanza, la pasión y la alegría de vivir. Siempre con esa sonrisa etíope que nos cautivó y de la que ya hablamos entonces en nuestra web.

Etiopía fue algo así como nuestra «pérdida de la inocencia» y, aunque no lo sabíamos entonces, en aquel vuelo de regreso a Europa dejábamos atrás un tiempo en el que el contacto humano, cercano, estrecho, tan propio de África y de sus culturas, pasaría a formar parte del pasado para dar paso a otro marcado por las mascarillas, los saludos desde la distancia, o con los codos, y los besos al aire.

«Quiero ser como Genet» una historia de superación con las mujeres etíopes como protagonistas

En pleno confinamiento, desde nuestras respectivas casas, empezamos el proceso de postproducción y montaje de un documental en el que las mujeres son las grandes protagonistas. «Quiero ser como Genet» se centra en la historia de superación ante la adversidad de esta joven etíope, pero también en los relatos de otras que, como ella, han logrado aprovechar las escasas oportunidades que la vida les ofrecía.

Mujeres que, con su fortaleza y tesón, así como con otros apoyos, entre ellos el que proporciona la educación y una alimentación adecuada, consiguen progresar y luchar por sus sueños, por los de sus seres queridos y por los de su país, como así dan testimonio también en el documental la presidenta de MOSSolidaria, Mari Olcina, y la responsable de la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol en Muketuri, Lourdes Larruy.

Lourdes Larruy abraza a Genet, la protagonista del documental que rodamos en Etiopía para la Misión San Pablo Apóstol y MOSSolidaria. Fotografía: Alberto Pla

Ahora, un año después, estrenamos de forma oficial el documental en un acto, con aforo limitado y previa reserva de asistencia, que tendrá lugar el próximo 15 de abril, a las 18 horas, en Ruzafa Studio. Un estreno mundial que también podrá seguirse de manera online por streaming. Además, la película documental permanecerá, a partir de entonces, en abierto por Youtube para que todas las personas que lo deseen puedan verla, compartirla y comentarla.

El equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, os animamos, por tanto, a acompañarnos en este gran estreno ya sea de forma presencial u online y os damos las gracias por vuestro apoyo.

 

 

 

MICRO | Médicos del Mundo: «Ser voluntaria de una ONG me ha hecho cambiar mucho mi paradigma del mundo»

2021-04-07T12:21:13+02:00abril 7th, 2021|

Por Gerard Sánchez | Fotografías Alberto Pla | Edición Sonia Climent

El Día Mundial de la Salud es uno de los que cuenta con mayor trayectoria. No en vano fue declarado por la Asamblea Mundial de la Salud en 1948. Es decir, en plena época de postguerra mundial y con gran parte del mundo sumido en una fuerte crisis. En este año 2021, el mundo se encuentra, de nuevo, en una gran crisis, aunque en esta ocasión de otro tipo, ocasionada por un virus letal que se ha expandido por todo el mundo y que ha cambiado nuestra forma de vivir y, también, de entender la salud y su gran relevancia.

Por ello en esta ocasión queremos conmemorar este importante día dando la voz a una de las organizaciones que luchan cada día por mejorar la salud no solo en España sino en otros muchos lugares del planeta. Se trata de Médicos del Mundo y concretamente de su presidenta en la Comunidad Valenciana, Ana Pérez.

«Con motivo de la COVID determinadas poblaciones que parecía que estaban protegidas por el estado han mostrado su vulnerabilidad. Por ejemplo, personas ancianas en residencias; personas pobres, personas simplemente que no han tenido recursos económicos para sobrevivir a la pandemia; y nuestros colectivos con los que ya trabajamos que tenían una cierta cobertura social y nosotros, como es nuestra misión, les ayudábamos a entrar en el sistema. Entonces es cuando se ha visto la fragilidad de las estructuras sociales y sanitarias, pero sobre todo las sociales que sustentan el país», reflexiona Ana Pérez.

Ella explica que a lo largo de esta pandemia «hemos pasado desde un enfoque mucho de incidencia política y de cambio social un poco a tener que dar apoyo a esas necesidades básicas de la gente. Por supuesto, las necesidades sociales y sanitarias también se han incrementado.»

Proporcionar salud a las personas que no tienen acceso a ella

En un día como hoy y en una pandemia como esta salta a la vista la importancia de los sistemas públicos y universales de salud. Sistemas que, desgraciadamente, no llegan a todo el mundo, ni siquiera en los países que se autodenominan desarrollados: «Una de las cosas que hacemos en MDM es dar apoyo a las personas sin atención sanitaria para que puedan acceder al sistema de salud público. Eso lo hacíamos antes y, ahora, lo seguimos haciendo. Eso también lo hacemos en todo el mundo, en los programas internacionales damos apoyo a los sistemas sanitarios públicos que están debilitados y ayudamos a las personas a que accedan a esos sistemas, sin que nosotros seamos exactamente el sistema sanitario, sino que nosotros les damos apoyo», explica Pérez.

Ella matiza que, incluso en los momentos más duros de la pandemia «hay situaciones en las que a la gente se le ha seguido negando la atención sanitaria y con estos miedos y esta mala formación incluso se les ha negado la atención física y la entrada física a los centros de salud, a pesar de que existe una norma interna de la Conselleria que dijo que todas las gestiones referentes al derecho a la salud se tenía que decir que sí y se tenían que tramitar por teléfono».

El Covid y otros virus o enfermedades silenciadas

Otra cosa que ha quedado patente en esta pandemia es que cuando afecta al llamado «primer mundo» es cuando saltan todas las alarmas. Alarmas que, en cambio, se silencian cuando los afectados son países o personas de otros lugares.  «El COVID es un virus muy contagioso pero también hay otros virus contagiosos en nuestro trabajo cotidiano. Esto ya es una opinión personal, nosotros trabajamos exponiéndonos a agentes infecciosos desde siempre, antes no se conocían las vías de transmisión pero el COVID con el tiempo se ha ido demostrando que la vía de transmisión es aérea, que te puedes proteger… y trabajamos protegidos. Yo que trabajo exponiéndome al COVID a diario, yo no soy héroe, yo trabajo, es mi trabajo y me protejo. Pero también me protejo cuando tengo un paciente con meningitis. Me tengo que proteger i tomarme una profilaxis. Quiero decir, no es el primer agente infeccioso», comenta.

 

Ella explica, como opinión personal que «esta epidemia que ha afectado a los ricos pues a lo mejor hay más epidemias que afectan a los pobres y que no son ni tan visibilizadas: la malaria, tuberculosis… las enfermedades de los pobres. Hay muchas enfermedades que son raras, enfermedades transmisibles: parasitosis, etc. Pero la malaria, la malaria… hay 500 millones de personas infectadas en todo el mundo. La tuberculosis es una pandemia mundial, está como olvidada porque es una enfermedad de países pobres y dentro de los países ricos, de personas pobres. Es para reflexionar, el COVID es una pandemia mundial pero porque ha afectado a países ricos y ha paralizado la economía».

El periodista Gerard Sánchez, Jefe de Producción, durante la entrevista a Ana Pérez

El periodista Gerard Sánchez, Jefe de Producción, durante la entrevista a Ana Pérez

Por una salud ágil y adaptable

Para Ana Pérez, uno de los aprendizajes de esta pandemia es que «lo que nos hemos dado cuenta es de que tenemos que ser ágiles en la adaptación a los cambiantes contextos de la salud en el mundo».

«El contexto de los países no es estable y el contexto mundial no es estable y esta pandemia nos ha demostrado que las cosas pueden cambiar de un día para otro. Como MDM estamos haciendo el ejercicio de adaptarnos», indica y añade: «Tenemos que seguir dando apoyo social y sanitario, hemos tenido que hacer trabajo de intervención donde lo no hacíamos y esa necesidad de adaptación rápida y de aprendizaje, estamos muy inmersos en eso ahora».

 

La presidenta autonómica de Médicos del Mundo concluye con esta reflexión: «Lo que me gustaría es que la gente aprendiera, recogiera información de diversas fuentes y se generara una idea de cómo está funcionando el mundo, más con lo que ha pasado, de que nada es estable, de que nada es perpetuo y que esto derivara en una intención firme de apoyo a los demás. Generarse una conciencia social de ayuda y de apoyo. Yo por lo que abogo es por menos individualismo y un poco más de conciencia social. Eso pasa por un aprendizaje, por un entrenamiento, por un conocimiento, también cada uno la medida que su tiempo y capacidades se lo permitan. Eso es lo que me gustaría. A mi ser voluntaria de una ONG me ha hecho cambiar mucho mi paradigma del mundo, yo no empecé a los 15 años, yo empecé a los 40. Siempre he tenido inquietud, pero empecé tarde entonces. Nunca es tarde para aprender a ver el mundo con ojos diferentes».

 

A la paz por la verdad

2021-03-24T12:02:52+01:00marzo 24th, 2021|

Por Alejandro Mañes (antiguo alumno del Colegio San José de València) | Fotografía de portada: José Quintanilla

El día 24 de marzo es el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y la Dignidad de las Víctimas. Recuerdo entonces cuando asistí al acto de presentación del Informe, “A la paz, solo por la verdad”, del Tribunal Internacional para la Aplicación de la Justicia Restaurativa en El Salvador, celebrado en el Fòrum de Debats de La Nau de la Universitat de València, en el que participaba el relator y compilador del Informe, José Ramón Juániz, y el Presidente del Tribunal y de la Fundación por la Justicia, José María Tomás.

Salgo conmocionado por los relatos que hacen de las masacres cometidas en aquel país, matanzas a mujeres embarazadas, y otros horrores contra la indefensa población civil, principalmente indígena. Resuenan las palabras de las víctimas, que agradecen el encuentro con los jueces que han escuchado su dolor. Dicen que, solo por ello, ya se justifica haber continuado viviendo, para poder contarlo. Y dan gracias a Dios, y a los jueces, que igualmente lo agradecen, por haber podido estar allí, escuchar a las víctimas, reconfortarlas en su dolor, y poder testimoniarlo.

Niños empuñando sus armas junto con la guerrilla salvadoreña

Niños empuñando sus armas junto con la guerrilla salvadoreña

Las víctimas de El Salvador fueron masacradas sin más consuelo, sin más reparación que la que ahora les ofrecen unos jueces altruistas que, de manera desinteresada, entienden cumplen con su deber, acudiendo año tras año, en favor de la justicia universal, ofreciendo su testimonio en favor de la verdad. Paradójico resulta, que, cuando se pone en cuestión en El Salvador, la denominada Ley de Amnistía General, que contempla la impunidad por los asesinatos y las violaciones de derechos humanos cometidos en aquel país contra la población civil y religiosa, algunos puedan mirar hacia otro lado.

Una niña junto al cuerpo de una persona durante la Guerra Civil salvadoreña en 1980. Fotografía: Donna DeCesare, 1989

Una niña junto al cuerpo de una persona durante la Guerra Civil salvadoreña en 1980. Fotografía: Donna DeCesare, 1989

Hace ya unos años, visitó València, Jon Sobrino S.I., profesor “Honoris causa” por la Universitat de València, quien no fue asesinado en la Universidad Centro Americana UCA de El Salvador, por encontrarse ausente en aquel momento, quien cuestionó, en el Centro Arrupe, la globalización que sacrifica a los pueblos más pobres de la tierra con el silencio de los países desarrollados, como en su día ya dijera Ignacio Ellacuría S.I., rector de aquella Universidad, asesinado junto con otros cuatro jesuitas españoles, uno salvadoreño, y dos mujeres salvadoreñas del servicio doméstico, Elba y su hija Celina, de 15 años de edad, el 15 de noviembre 1989, hace pues 31 años, cuando la sentencia de la Audiencia Nacional, ha venido a condenar al coronel Montano por los asesinatos cometidos, según la querella presentada, junto a la Asociación Pro Derechos Humanos, por la de Antiguos Alumnos del Colegio jesuita de San José de València.

El documental, “El jardín de las rosas”, del director Alberto Pla, presentado en el Festival Human Fest de Derechos Humanos de València, tomando como referencia los citados asesinatos, reflexiona con profundidad sobre la situación de violencia que se vive en El Salvador y reivindica el derecho a la verdad para alcanzar verdaderamente la paz, con la reparación debida a las víctimas y con la reconciliación, entre todas ellas, a través de la justicia.

Isabelle Mamadou: «En todos los países donde he vivido, incluido España, he sufrido discriminación por mi color de piel»

2021-03-20T13:04:06+01:00marzo 20th, 2021|

Por: Gerard S. Ferrando

El 21 de marzo de 1960, agentes de la policía de Sudáfrica abrieron fuego contra un grupo de personas negras que protestaban pacíficamente contra el apartheid. El resultado fueron 69 personas muertas, entre ellas, mujeres y niños, y 180 heridos graves. El aniversario de esta masacre se recuerda en todo el mundo cada 21 de marzo, en el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Desde la proclamación de este Día en 1966, las Naciones Unidas han librado una batalla implacable contra el racismo y la discriminación racial en el mundo: en 2001 se celebró la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Xenofobia y otras Formas Conexas de Intolerancia, en la ciudad de Durban, Sudáfrica. La Conferencia de Durban aportó a la humanidad el más potente programa de lucha antirracista hasta nuestros días, fruto de un amplio y diverso consenso entre la comunidad internacional y las comunidades afrodescendientes.

Este año 2021 se cumplen 20 años de la Conferencia y Programa de Acción de Durban. Sin embargo, todavía estamos lejos de superar los grandes desafíos que nos permitan avanzar hacia la igualdad de los derechos de la población afrodescendiente, cuya discriminación se encuentra profundamente agudizada en el contexto de la actual crisis global.

En este contexto, hablamos con Isabelle Mamadou, experta en derechos humanos y coordinadora en España de acciones en el marco del Decenio de la ONU para los Afrodescendientes.

Acto de recuerdo a las víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos. Fuente: Naciones Unidas.

Acto de recuerdo a las víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos. Fuente: Naciones Unidas.

Este domingo conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial. ¿No le sucede al pensar en este día algo similar al del Día de la mujer? ¿Qué hay gente que piensa que ya está todo hecho pero realmente aún falta mucho por hacer?

Queda muchísimo por hacer… el racismo se expresa cada vez con más libertad. En algunos círculos está incluso normalizado y los organismos internacionales llevan tiempo alertando del auge de mensajes políticos de rechazo hacia las personas migrantes en toda Europa. Por otro lado, preocupa la ausencia de voluntad política para abordar el racismo institucional y estructural. De hecho, España se abstuvo recientemente en una votación de la Asamblea General de la ONU en la que se aprobó una resolución para intensificar la lucha contra la discriminación racial.

En 2001 se celebró la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Xenofobia y otras Formas Conexas de Intolerancia, en la ciudad de Durban, Sudáfrica. Ahora, 20 años después, ¿ya se habrán logrado todos los objetivos, verdad?

La Conferencia de Durban aportó a la humanidad el más potente programa de lucha antirracista hasta nuestros días. Pero los objetivos trazados en aquella conferencia aún están por cumplirse, y tampoco estamos cerca de lograr lo acordado sobre la reducción de las desigualdades en la Agenda 2030. Naciones Unidas sigue situando a las comunidades afrodescendientes entre las más pobres y marginadas del mundo, y en muchos países enfrentamos tasas inquietantes de violencia policial con sesgo racista. A pesar de ello, el movimiento afrodescendiente no se detiene sino que se amplía bajo nuevas formas de lucha y alianzas estratégicas. El liderazgo afrofeminista y el apoyo masivo a las protestas del movimiento  Black Lives Matter, dan cuenta de ello.

Usted, como afrodescendiente. ¿Qué siente cuando se acerca una fecha como esta?

Para mí son días de mucho trabajo, porque la celebración de Días Internacionales nos brinda la oportunidad de organizar potentes campañas de sensibilización. A nivel personal, representan fechas para honrar la memoria de muchas figuras históricas que lucharon contra la discriminación racial y me inspiraron para convertir la defensa de los derechos humanos en parte esencial de mi vida. Hay muchos hombres y mujeres que con su lucha cambiaron la historia, y la mejor manera de mantener su legado es recordarles y seguir el camino que nos marcaron.

Coro de jóvenes afrodescendientes en la sede de la ONU en Nueva York. Fuente: Naciones Unidas.

Coro de jóvenes afrodescendientes en la sede de la ONU en Nueva York. Fuente: Naciones Unidas.

¿Cuántas veces le han preguntado en España, de dónde eres? ¿Algún día normalizaremos que una persona negra pueda ser española, sin más?

Muchísimas veces…Aunque nací y crecí fuera de España, soy española de nacimiento. Pero me siento de varios lugares porque parte de mi identidad sigue anclada en el Congo. Por eso no me molesta que me pregunten de dónde soy. El problema surge cuando respondo que soy española, y entonces me preguntan por qué. “¿Por qué eres española?” Como si ser negra fuera incompatible con ser española. Creo que pasarán varias décadas hasta que la sociedad al completo entienda que España es un país pluriétnico y pluricultural.

«El movimiento Black Lives Matter ha supuesto una verdadera revolución y una fuente de inspiración para muchos jóvenes que se sienten asfixiados por el racismo».

¿Qué es y qué significa para usted el movimiento Black Lives Matter?

Este movimiento ha supuesto una verdadera revolución y una fuente de inspiración para muchos jóvenes que se sienten asfixiados por el racismo. Después del asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis, el slogan de “las vidas negras importan” se ha convertido en sinónimo de lucha contra la violencia policial en todo el mundo. Fueron tres activistas negras que crearon este movimiento en las redes sociales en 2013. Tuve el privilegio de participar en un grupo de trabajo con una de ellas, Opal Tomethi, en la sede de la ONU en Ginebra. Desde entonces siento una profunda admiración por su labor y confío en su mirada innovadora a la hora de combatir el racismo.

Protesta por la muerte de George Floyd. Fuente: Johnny Silvercloud.

Protesta por la muerte de George Floyd. Fuente: Johnny Silvercloud.

En 2017 entró en el ránking de los 100 afrodescendientes más influyentes del mundo menores de 40 años, de la organización internacional MIPAD, en la categoría de Acción Humanitaria. ¿Qué significa estar en ese ránking para usted?

Fue un reconocimiento a mi labor en el marco del Decenio Internacional de la ONU para los Afrodescendientes y a las acciones que impulsé para proteger y reparar a víctimas de la violencia racista en distintas regiones. También lo viví como un reconocimiento a todas las personas que trabajaron conmigo y me ayudaron en el camino. Cuando sientes que tus logros son valorados a nivel internacional, tu trabajo y esfuerzo se multiplican por la motivación que esto te genera. Pero no hay que olvidarse de que el racismo sigue ahí fuera y el camino hacia la igualdad es largo…

«Hablar de números o avalanchas, es ofrecer una fotografía descontextualizada y criminalizadora de las personas que llegan a nuestras costas. Y ese enfoque deshumanizador fomenta prejuicios y estereotipos entre la ciudadanía».

Hay una web que se llama África no es un país. ¿Cree que en Europa todavía lo tratamos como si lo fuera? ¿Cómo evitar que así sea y cómo lograr que los migrantes que llegan no se vean como números, como seres sin identidad?

África está compuesta por 54 países llenos de riqueza y por millones de personas con culturas diversas. Pero la tutela internacional, aquella que determina las estrategias políticas y económicas de los países africanos, tiende a visibilizar el continente como un solo país, reduciéndolo a guerras, hambre y enfermedad. Por otra parte, muchos medios de comunicación tienen una responsabilidad especial en la deshumanización de las personas migrantes. Hablar de números o avalanchas, es ofrecer una fotografía descontextualizada y criminalizadora de las personas que llegan a nuestras costas. Y ese enfoque deshumanizador fomenta prejuicios y estereotipos entre la ciudadanía. Por eso hay que seguir trabajando por un tratamiento mediático que dignifique a las personas migrantes. Dándoles voz, poniendo nombres a las víctimas ahogadas en el mar para que no sean olvidadas, y abordando la realidad migratoria desde todas sus perspectivas.

«En todos los países donde he vivido, incluido España, he sufrido discriminación por mi color de piel. Desde gestos e insultos, hasta una agresión física que me dejó secuelas psicológicas durante mucho tiempo».

Ha vivido en lugares como la República Democrática del Congo, donde nació, Túnez, Arabia Saudí, Reino Unido, España (Valencia)… ¿dónde ha visto más racismo? ¿Y menos? ¿Por qué cree que es así?

El racismo es un problema global y en todos los países donde he vivido, incluido España, he sufrido discriminación por mi color de piel. Desde gestos e insultos, hasta una agresión física que me dejó secuelas psicológicas durante mucho tiempo. Quizás el año que residí en Arabia Saudí supuso una experiencia especialmente complicada, por la larga lista de discriminaciones que sufrí por ser mujer y afrodescendiente. Por eso, a la vuelta a España tuve claro que trabajaría para favorecer el acceso a la justicia de personas migrantes y afrodescendientes, y  emprendí los pasos hacia esa meta.

¿Qué mensaje te gustaría que a la gente le quedara tras este Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial vivido en plena pandemia mundial?

La pandemia ha disparado la pobreza y el desempleo de forma generalizada y castigado en particular a la población africana y afrodescendiente. El mensaje que me gustaría transmitir este año es que para erradicar el racismo, debemos primero reconocer las contribuciones y homenajear los logros conseguidos por millones de personas negras en el mundo, sobretodo de mujeres afrodescendientes. Esta entrevista está dedicada a todas ellas por su resiliencia y resistencia.

Discurso de Sabelo Gumedze, Experto de la ONU sobre Afrodescendientes. Fuente: Naciones Unidas.

Discurso de Sabelo Gumedze, Experto de la ONU sobre Afrodescendientes. Fuente: Naciones Unidas.

 

 

 

 

 

La e-salud, aliada esencial para garantizar el derecho humano a la salud materno-infantil en Senegal

2021-03-17T13:40:56+01:00marzo 17th, 2021|

La Junta de Castilla y León apoya a Amref Salud África financiando el proyecto de e-salud Cellal e Kisal, que desarrolla en la región remota y rural de Kolda, en Senegal. El nombre “Cellal e Kisal” significa “salud y bienestar” en puular, una lengua autóctona del sur de Senegal. Su objetivo es mejorar el acceso y la calidad de los servicios de salud materna y neonatal a la población local. El proyecto asegura así el derecho a la salud de las mujeres y los niños y niñas de la zona.

La e-salud es el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) para mejorar los servicios sanitarios. Ahorra costes y acerca los servicios especializados y de alta calidad a áreas remotas.

La situación pandémica global nos ha enseñado que la tecnología es nuestra principal aliada para paliar ciertas dificultades. Y concretamente, en el área del derecho a la salud, la e-salud garantiza que todas las personas, sin importar la zona en la que vivan, tengan un acceso mejor y más fácil a servicios sanitarios de calidad.

El proyecto se centra específicamente en la salud materno-infantil, especialmente en los servicios ginecológicos que necesitan las mujeres en edad fértil. Nuestro objetivo es promover unos servicios sanitarios ginecológicos de calidad entre las mujeres de la zona.

Diagnóstico de casi 120.000 pacientes en la zona de Kolda

Desde su puesta en marcha en marzo de 2019, el proyecto ha promovido una plataforma digital de diagnóstico, seguimiento y control pre y posnatal. Casi 120.000 pacientes (mujeres embarazadas, madres y niños y niñas menores de 5 años) de la zona de Kolda, una región rural de Senegal, reciben en sus teléfonos móviles resultados de pruebas médicas, avisos o citas de seguimiento.

Además, ha dotado de teléfonos inteligentes y tabletas a diversos puestos de salud. También incorpora como material médico una maleta de telemedicina con herramientas especializadas en atención ginecológica que el personal sanitario local puede transportar a los diversos hogares o puestos de salud que visitan.  Para complementar el reparto de material sanitario y garantizar su buen uso, se han promovido formaciones online especializadas para el personal sanitario y los agentes de salud, centradas principalmente en la salud femenina de las mujeres de la región.

Kolda sufre una acuciante falta de personal sanitario, lo que limita el acceso a la salud de sus habitantes. En la región hay 1 médico por cada 32.000 habitantes y una enfermera por cada 6.600. Las normas de la OMS establecen que, para garantizar unos buenos servicios sanitarios, como mínimo debe haber 1 médico por cada 10.000 habitantes y una enfermera por cada 3.000 personas.

Notable desigualdad de género

Además, existe una notable desigualdad de género, que repercute en la salud de las mujeres. El 67% de las mujeres de 15 a 49 años declara tener problemas importantes para acceder a la atención médica, el 46% creen aceptable que un hombre golpee a su mujer y un 7% ha sufrido violencia física durante sus embarazos.

Los proyectos sanitarios de Amref, como Cellal e Kisal, contribuyen a mejorar la capacidad de los servicios sanitarios y a eliminar esa desigualdad de género a través de la promoción del derecho a la salud. Estos proyectos no serían posibles sin el generoso apoyo de instituciones como la Junta de Castilla y León.

Plataforma online en la recta final del proyecto

Coincidiendo con la recta final del proyecto, y para sensibilizar a la población de Castilla y León, desde Amref Salud África ponen en marcha una plataforma online donde difunden, a través de infografías, los retos sanitarios a los que se enfrenta el personal sanitario y las pacientes de Kolda y cómo mejora su situación gracias al proyecto Cellal e Kisal.

De forma esquemática, visual y sencilla, las infografías muestran cómo la tecnología apoya eficazmente al derecho humano a la salud, qué barreras existen para garantizar dicho derecho, cómo garantizamos la cobertura sanitaria universal, cómo fortalecemos al personal sanitario local y por último, cuáles son las dimensiones del derecho a la salud que garantiza el proyecto Cellal e Kisal. Todo ello con el esfuerzo de conseguir transversalmente la igualdad de género en la atención sanitaria de la región.

El propósito es resumir, de forma visualmente atractiva, dos años de trabajo y logros conseguidos por el proyecto. La presentación de los datos busca estimular su difusión en las redes sociales. Garantizamos así, entre todos y todas los usuarios de las redes sociales, que la promoción del derecho a la salud que impulsamos desde Amref y La Junta de Castilla y León llegue al máximo número de personas posibles.

Ir a Arriba