Un Premio de Estudios Jurídicos Universitarios de la Fundación Broseta que no admite plagio… pero sí «sampling»

2022-03-28T19:31:37+02:00marzo 28th, 2022|

Por: Gerard S. Ferrando. Fotos: Lucía Puche. Vídeo: Víctor Molina.

La Gala de los Óscar, celebrada este domingo, pero también la historia del arte español e internacional, los clásicos de la música, así como los ritmos y artistas más modernos… se convirtieron este lunes en una especie de actores de reparto de la Entrega del XXIV Premio de Estudios Jurídicos Universitarios ‘Manuel Broseta Pont’ que tuvo lugar en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV). El título del trabajo ganador Cuando Picasso y Unamuno plagiaron a Goya y Cervantes… ¿O les ‘samplearon’?” así lo presagiaba ya, pero la verdad es que el profundo y certero discurso del ganador de este Premio, Pablo Muruaga Herrero, Graduado en Derecho en la Universidad de Valencia, puso de manifiesto que, sin lugar a dudas, la resolución del jurado ha sido más que acertada.

Premios de Estudios Jurídicos Universitarios Fundación Broseta. Foto: Claudia Puche.

El discurso del galardonado, Pablo Muruaga, en la entrega del premio en el ICAV. Foto: Lucía Puche.

«El cine es una pequeña joya de nuestra sociedad, lo llena todo, hay que saber verlo y aprender a apreciarlo porque es una parte intrínseca del ser humano en sociedad», comentaba Pablo Muruaga desde el atril. Él explicaba, precisamente, qué es eso del «sampling»: «Una técnica de la industria musical, en la cual se saca un fonograma de una obra preexistente y se usa en la creación de una nueva obra musical. Es algo que ha vivido un resurgir con artistas como con Rosalía, Ctangana… pero no es un fenómeno nuevo, en absoluto, ya lo implementaron Bach, U2, Bob Dylan, los Rolling Stone…» Pero el verdadero mérito de Muruaga, y su gran originalidad, ha sido lograr unir esta práctica con sus implicaciones en el mundo del derecho porque existe una fina línea entre los que unos pueden considerar inspiración y los que otros tildarían de plagio o copia. Y, por tanto, es necesario debatir, cuestionarse y tratar de resolver dónde se encuentran esos límites y esos cruces de caminos.

Un jurado de gran nivel

Premios de Estudios Jurídicos Universitarios Fundación Broseta. Foto: Claudia Puche.

Un trabajo, en definitiva que dan ganas de leer como lo hizo, con avidez, el jurado de este prestigioso premio conformado por Auxiliadora Borja, Decana del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia y Presidenta de la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación, Jorge Martí Moreno, presidente de la Unión Internacional de abogados, Nuria Martínez,  decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Valencia, Rafael Marimón, vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universitat de València, y Alejandro Ríos, Socio Director de BROSETA Abogados en Valencia y, actuando como Secretario del Jurado Fernando García, Vicesecretario de la Fundación Profesor Manuel Broseta.

Por si fuera poco, este importante acto estuvo encabezado por el presidente del Tribunal Constitucional, D. Pedro José González-Trevijano Sánchez y entre el público se encontraban personalidades como la delegada del Gobierno, Gloria Calero, así como representantes de la sociedad civil valenciana. Sin olvidar, lógicamente, a los amigos y familiares del premiado, que escuchaban orgullosos sus palabras y las que le dedicaban los de integrantes de la mesa.

Emotivas palabras del presidente del Tribunal Constitucional

Premios de Estudios Jurídicos Universitarios Fundación Broseta. Foto: Claudia Puche.

La Decana del Colegio de Abogados y presidenta de la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación Excma. Sra. Dª Auxiliadora Borja Albiol; Pedro José González-Trevijano Sánchez, presidente del Tribunal Constitucional a la sede del ICAV, Y el presidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, Vicente Garrido Mayol. Foto: Lucía Puche.

De este modo, Pedro José González-Trevijano Sánchez, confesaba que en sus inicios como estudiante dudó entre decantarse por el derecho político o el derecho mercantil y también incluso llegó a coquetear con estudiar Historia del Arte, por lo que al encontrarse un trabajo con este título tan sugerente «Cuando Picasso y Unamuno plagiaron a Goya y Cervantes… ¿O les ‘samplearon’?” y relacionado con el derecho «su autor me ganó enseguida», afirmaba. Él aseveraba que «casi todos grandes maestros se han copiado o inspirados unos a otros» y ponía varios ejemplos presentes, sin ir más lejos, en el Museo del Prado.

González-Trevijano también rememoraba el momento del asesinato de Manuel Broseta por la banda terrorista ETA, del que se cumplieron 30 años el pasado 15 de enero: «Me encontraba impartiendo clase a un grupo de derecho político. Un profesor me lo dijo. Me quedé impactado».

Y comentaba que este Premio era «un acto de naturaleza agridulce porque en él «nos lamentamos de lo que no fue el profesor Manuel Broseta porque no se lo permitió la barbarie terrorista».

Vicente Garrido destaca el valor del esfuerzo

Precisamente, el presidente de la Fundación Manuel Broseta, Vicente Garrido, expresaba que «queremos recoger el testigo, mantener su recuerdo y rendirle homenaje como víctima del terrorismo». Y añadía: «Nos indignamos cuando constatamos que se quiere alterar la verdad y presentar a asesinos, secuestradores… como hombres de paz para los que se exige libertad y se rinden y permiten homenajes».

Él explciaba que «con este premio pretendemos distinguir al mejor estudiante de derecho. No enaltecer al que ha obtenido un excelente trabajo académico y un buen trabajo. Sino premiar el esfuerzo, mérito y excelencia, que es algo digno de ser exaltado. Lo que cada uno anhela solo se consigue y se debe conseguir con esfuerzo. La superación de obstáculos con esfuerzo. Por eso, como decía Gandhi la satisfacción radica en el esfuerzo más que en el logro. Mérito para alcanzar las metas. Excelencia como objetivo del rendimiento y que hace digna a una obra o persona».

Mientras tanto, sobre el trabajo premiado destacaba: «En él se aborda algo muy innovador, el arte y el derecho, sin perder de vista las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. Su autor parte de una realidad contrastada en el mundo del arte, el sampling. A ello se aplicaba la calificación de plagio desde el derecho, lo que puede suponer una limitación en la libertad artística. Tras un análisis en ambos ámbitos artísticos. Haciendo gala de una perspicacia jurídica digna de grandes juristas, Pablo Muruaga nos ha sorprendido con este trabajo».

«Con la tecnología actual su importancia será cada vez mayor y es fundamental dar una respuesta desde el derecho y esto es lo que hace nuestro premiado», puntualizaba.

Sobre el Premio Estudios Jurídicos Universitarios

El Premio de Estudios Jurídicos Universitarios “Manuel Broseta Pont”, fue establecido para reconocer a aquellos licenciados o graduados en Derecho por las Universidades Valencianas que hayan destacado en cada promoción por su brillante expediente y su formación jurídica. Además, los candidatos al Premio deben presentar una monografía original de temática jurídica. Su dotación es de 3.000€ y cuenta con el patrocinio de la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación.

El premiado de esta edición, Pablo Muruaga, Graduado en Derecho, cursó el Grado en Derecho en la Universitat de València, estudios en los que obtuvo 18 Matrículas de Honor.