Valencia abre el plazo de solicitud de ayudas a proyectos de educación para el desarrollo y la ciudadanía

2022-05-12T17:19:07+02:00mayo 12th, 2022|

Podrán ser beneficiarias de las subvenciones, las entidades sin ánimo de lucro, con sede en València, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y solidaridad.

Ya está abierto el plazo de presentación de solicitudes para la convocatoria de subvenciones que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de València para la realización  de proyectos de educación para el desarrollo y la ciudadanía. El plazo permanecerá abierto hasta el  próximo lunes 30 de mayo. Podrán ser beneficiarias de las subvenciones, las entidades sin ánimo de lucro, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y solidaridad y que cumplan con los requisitos especificados en las bases. Hay dos modalidades, la dirigida al ámbito “formal” y la dirigida al ámbito “no formal”.

La concejala de Cooperación, Maite Ibáñez.

Tal y como ha explicado la concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración, Maite Ibáñez “el objetivo de estas ayudas es apoyar a las entidades, con sede en València, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y la solidaridad y construir, entre todos y todas, una ciudadanía crítica, global y consciente sobre las desigualdades mundiales y la relación de poder entre los países norte y sur”.

Las propuestas presentadas al Ayuntamiento de València, deberán cumplir con las líneas estratégicas establecidas en el marco del Plan Municipal de Cooperación Internacional para el Desarrollo 2019-2022, entre las que cabe mencionar: Orientar la política de cooperación hacia procesos de desarrollo en medio y largo plazo con un decidido enfoque basado en derechos; fomentar la solidaridad como motor de las políticas de cooperación profundizando en el Enfoque Sur; y fomentar la participación, la corresponsabilidad y la generación de redes ciudadanas para la transformación social.

Las ayudas serán compatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad otorgadas por otras administraciones o entes públicos o privados nacionales, de la Unión Europea o de organismos internacionales, siempre que el importe del total de las subvenciones recibidas no superen el 100% del coste de la actividad subvencionada.

La solicitud, junto con los documentos exigidos en la convocatoria se presentarán a través de la Sede electrónica del Ayuntamiento. Las entidades que concurran a las subvenciones, deberán presentar un formulario de identificación para cada una de las modalidades. La solicitud  deberá especificar la modalidad a la que se concurre.

El consistorio ha puesto en funcionamiento los teléfonos 962087604 y 962072471 para atender las dudas y necesidades de los solicitantes.

Se  pueden consultar las bases de la convocatoria a través del siguiente enlace: https://sede.valencia.es/sede/registro/procedimiento/BS.PN.125

Mejoras para agilizar y simplificar la gestión de la Cooperación Internacional

2020-10-27T18:59:17+01:00octubre 27th, 2020|

Por: María Palau

“Todos nos quejamos de la excesiva burocracia”, iniciaba su intervención Rafael García Matíes, presidente de la Fundación MUSOL, al referirse a las trabas administrativas con las que se encuentra la gestión de proyectos de Cooperación Internacional al Desarrollo. “Anhelamos una gestión más sencilla”, porque, según explicaba, la agilización de los trámites burocráticos es “una cuestión de voluntad política, sumada a la interpretación de las normas que hagan los agentes jurídicos”.

Las reivindicaciones de García Matíes tenían lugar en el marco de las XI jornadas de Municipalistas por la Cooperación Internacional para el Desarrollo: La simplificación para una gestión eficaz de la cooperación, en los entes locales. La Fundación MUSOL, una ONG centrada en acciones de fortalecimiento de las estructuras locales y el trabajo con entes públicos de España, África y América Latina, organizó un webinar para presentar el documento La agilización de la gestión de los fondos destinados a la Cooperación Internacional para el Desarrollo por las entidades locales, que, cofinanciado por la Diputació Provincial de València, reflexiona y aporta algunas ideas que podrían ayudar a agilizar esta gestión.

Por su parte, Francesco Filippi, director de proyectos de la Fundación MUSOL y moderador de esta jornada, quiso remarcar la necesidad de alcanzar “un mayor impacto de la cooperación al desarrollo como política pública”. También reconoció la dura prueba que ha supuesto la pandemia para los proyectos en marcha, pero que, a pesar de las dificultades, han sabido encontrar “márgenes en la legislación actual para tomar decisiones que permitan la continuación de la cooperación en situaciones como estas”.

La agilización de la gestión de los fondos destinados a la Cooperación Internacional para el Desarrollo por las entidades locales

En la jornada de presentación del documento elaborado desde Fundación MUSOL, se perseguían tres objetivos: analizar críticamente el estado actual de la Cooperación Internacional para el Desarrollo, efectuar propuestas de mejora para la agilización y simplificación de la gestión que puedan propiciar modificaciones legislativas de convocatorias y bases, y reflexionar sobre la posibilidad de agilizar la gestión con la normativa actual mientras que no se incorporen las modificaciones legales necesarias.

El texto es claro en sus planteamientos: las principales normas que regulan la Cooperación Internacional para el Desarrollo (la Ley 38/2003 de 17 de noviembre, General de Subvenciones y la Ley 23/1998 de 7 de julio, de Cooperación Internacional para el Desarrollo) han permanecido intactas desde sus respectivas aprobaciones y, a día de hoy, resultan insuficientes y obsoletas pues “no han incorporado las experiencias acumuladas en el sector ni tampoco los grandes cambios económicos, sociales y culturales de ese periodo”.

El estudio aporta diversas conclusiones y recomendaciones de mejora. Entre ellas, Rafael García Matíes destacó la urgencia de regular y fomentar una colaboración público-privada que requiere de “confianza mutua e innovación”, la importancia de comprender que los actores de la Cooperación Internacional al Desarrollo son colaboradores necesarios en todo proceso de gestión, y la convicción de que otro modelo administrativo es posible.

Comprometidas con el objetivo del 0,7%

Un momento del Primer Encuentro sobre cooperación y solidaridad. Cooperar en la nueva normalidad, organizado por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social. Fotografía: Foto: Ana Enguídanos.

Un momento del «Primer Encuentro sobre cooperación y solidaridad. Cooperar en la nueva normalidad», organizado por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social. Fotografía: Foto: Ana Enguídanos.

Cabe recordar que el “Primer Encuentro sobre cooperación y solidaridad. Cooperar en la nueva normalidad”, organizado por nuestra agencia, Xelo Angulo manifestó su compromiso de simplificar los trámites burocráticos para lograr una cooperación más ágil, así como de mantener o incluso aumentar los presupuestos para la cooperación por parte de las diferentes instituciones públicas para alcanzar el objetivo del 0,7% en 2030. Aunque en esta ocasión, la directora general de Cooperación no se refirió a este compromiso, resaltó el papel de la “política de alianzas para la construcción de políticas de cooperación” y la relevancia del “fomento de la participación” en la generación de estas alianzas.

No obstante, Mentxu Balaguer, diputada de Cooperació, sí reconoció, en el mismo encuentro, el esfuerzo que se está llevando a cabo desde la Diputació de València para “aumentar gradualmente la financiación para llegar al 0,7% en los próximos años”. Además, advirtió, en relación con los presupuestos para 2021, que “no podemos recortar ni un euro en cooperación internacional”.

 

En el webinar también participaron Gabriel Ferrero, Director General de Políticas de Desarrollo Sostenible del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; María José Monzón, interventora de la Administración Local; Lourdes Sanchis, subdirectora de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Generalitat Valenciana; David Llistar, director de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona; Juana López, jefa de Área Internacional y Proyectos Europeos de la Federación Española de Municipios y Provincias; Andrés Amayuelas, presidente de la Coordinadora Estatal de Cooperación Internacional para el Desarrollo; y, Eulalio Ávila Cano, ex presidente y Miembro del Consejo General de Colegios de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local y titular del órgano de apoyo a la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

La ONU alerta del grave retroceso del desarrollo humano en el mundo a causa del Covid-19

2020-05-21T13:31:11+02:00mayo 21st, 2020|

Fotografías de Alberto Pla

La pandemia mundial ocasionada por el Covid-19 ha ocasionado una crisis sanitaria a escala planetaria a la que hay que agregar también una no menos grave y complicada crisis social, económica y humanitaria. De ello alertaba, precisamente, esta semana la Coordinadora Valenciana de ONGD que reclamaba a las instituciones públicas mantener la financiación a los programas de desarrollo. Y también lo resaltan los cooperantes que siguen en diferentes países como estamos viendo en nuestras entrevistas a personas como Alejandro Sebastián (Asociación Coni), en Guatemala, o Lourdes Larruy (Comunidad Misionera San Pablo Apóstol), en Etiopía.

Precisamente, el nuevo informe del Programa las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advierte del deterioro de las condiciones a nivel sanitario, educativo y de calidad de vida en todo el mundo. La pandemia del COVID-19 está, además, ampliando las desigualdades. Un informe que también destaca que “solo la implementación de medidas coordinadas basadas en la igualdad podría limitar los efectos de la crisis”. Algo que, de momento, no está sucediendo, como así lamentaba esta semana el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, durante la inauguración de la anual Asamblea Mundial de la Salud, en la que participan los 194 Estados miembros de la Organización. Guterres recalcó que se necesita de un esfuerzo masivo y combinado de todos los países para hacer frente a la pandemia de coronavirus que ha “puesto de rodillas” al mundo a pesar de los avances científicos y tecnológicos de las ultimas décadas.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Gebreyesus, durante la inauguración de la Asamblea Mundial de la Salud. Foto: ONU/Christopher Black

“Hemos visto algo de solidaridad, pero muy poca unidad, en nuestra respuesta al COVID-19. Los países han seguido diferentes y hasta contradictorias estrategias, y por eso estamos todos pagando el precio”, afirmó el Secretario General.

«Hemos visto algo de solidaridad, pero muy poca unidad. Los países han seguido diferentes y hasta contradictorias estrategias, y por eso estamos todos pagando el precio»

Guterres reiteró su llamado para que más naciones aborden el impacto de la pandemia en la salud, así como sus consecuencias económicas y sociales. «A menos que controlemos la propagación del virus, la economía nunca se recuperará», explicó.

Retrocesos en países de todas las regiones

La ONU alerta de que la pandemia de coronavirus podría hacer retroceder por primera vez desde el año 1990 el desarrollo humano global, calculado como una combinación de factores educativos, sanitarios y de condiciones de vida en el mundo, como así advertía este miércoles, día 20 de mayo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El estudio apunta que, tras la muerte de 300.000 personas a causa de la COVID-19, las estimaciones para este año apuntan a una caída del 4% de la renta per cápita mundial. Lo cual se traducirá en retrocesos significativos de elementos básicos de desarrollo humano que ya se están observando y sufriendo en países de todas las regiones, tanto ricos como, especialmente, pobre.

Una niña en Alta Verapaz (Guatemala) estudia con una vela al no disponer de energía eléctrica. Fotografía: Alberto Pla

Incremento de las tasas de desescolarización

Mientras tanto, el Programa de la ONU estima que, debido fundamentalmente al cierre obligado de las escuelas, pero también a factores relacionados con la crisis social, sanitaria y económica, la tasa de abandono escolar provoca que el 60% de los menores no reciban ningún tipo de educación, “lo que sitúa la desescolarización global a niveles inéditos desde la década de los ochenta del pasado siglo”. El estudio destaca que «el impacto conjunto de estos choques podría dar lugar a un retroceso inédito en los niveles de desarrollo humano».

El Programa de la ONU calcula que en los países con un desarrollo humano bajo el 86 % de los niños y niñas de primaria se encuentran actualmente sin escolarizar, en comparación con el 20% en los países con un desarrollo humano muy alto. «Sin embargo, con un acceso más equitativo a internet que permita a los países rezagados cerrar la brecha respecto a los que encabezan su grupo de desarrollo, algo que es factible, las desigualdades actuales en materia educativa podrían cerrarse», apunta el informe.

Unas niñas estudian en los asentamientos informales en el valle de la Bekaa, Líbano, apoyados por CIVES MUNDI y ONG RESCATE. Fotografía: Alberto Pla

Desigualdades en aumento

Las previsiones del informe apuntan a que la caída del desarrollo humano será mucho mayor en los países en desarrollo que en los más ricos, ya que los primeros disponen de menos recursos para manejar los efectos sociales y económicos de la pandemia.

Del mismo modo, destaca que las medidas concretas y enfocadas en la igualdad pueden impulsar la reacción de las economías y las sociedades de manera que se logren mitigar los profundos efectos de la pandemia de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud entrega suministros médicos para luchar con el COVID-19 en la República Democrática del Congo. Foto: OMS

«Esta crisis muestra que si no somos capaces de integrar la equidad en nuestras políticas muchas personas quedarán atrás. Esto cobra especial relevancia en el caso de las ‘nuevas necesidades’ del siglo XXI, como el acceso a internet, que nos permite aprovechar los beneficios de la teleeducación, la telemedicina y el trabajo desde casa», dice Pedro Conceição, director de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD.

«Esta crisis muestra que si no somos capaces de integrar la equidad en nuestras políticas muchas personas quedarán atrás»

La aplicación de medidas centradas en la igualdad tendría un costo razonable, según el estudio. Por ejemplo, el Programa de la ONU calcula que cerrar la brecha digital en los países de renta media y baja solo costaría un 1% de los paquetes de estímulo fiscal aprobados en todo el mundo hasta el momento en respuesta a la COVID-19.

La importancia de las políticas equidad se refleja en el Marco de las Naciones Unidas para la respuesta socioeconómica inmediata ante la crisis de la COVID-19, que establece unos criterios básicos para una buena gobernanza ecológica y en igualdad de género desde la que construir una «nueva normalidad».

La OMS alerta de los retrocesos en salud pública

En todo el mundo, la pandemia de COVID-19 está provocando la pérdida de muchas vidas, afectando a los medios de vida y poniendo en peligro los progresos realizados recientemente en el ámbito de la salud y los avances hacia la consecución de los objetivos mundiales de desarrollo señalados en las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2020, según pública la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«La buena noticia es que las personas de todo el mundo viven más tiempo y en mejor estado de salud, y la mala es que el ritmo de los progresos es demasiado lento para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, la COVID-19 nos alejará todavía más de estos», declaró el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

Unos pacientes en el hospital de Smara que ya contaban con escasos recursos en los campamentos de refugiados saharauis, donde el COVID-19 les ha supuesto un nuevo reto añadido a los 45 años de exilio. Fotografía: Alberto Pla

La OIT llama a reforzar la protección social

Mientras tanto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), asegura que la única manera de lograr una recuperación que se sostenga y de prevenir futuras crisis en los países en desarrollo será subsanar el déficit de protección social que ha quedado en evidencia con la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

La respuesta a la crisis derivada de la pandemia del coronavirus requiere la implementación de sistemas de protección social reforzados e integrales, sostiene un nuevo informe divulgado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Ir a Arriba