Nicaragua aumenta su presión y ataques contra la iglesia católica

2022-08-22T14:58:15+02:00agosto 22nd, 2022|

Las tensiones entre el gobierno de Nicaragua y la Iglesia Católica continúan aumentando a cada día que pasa. Los últimos acontecimientos, en los que policía nicaraguense allanó, el pasado viernes, la Curia Episcopal de Matagalpa, tras lo cual sacó a la fuerza al Obispo, Monseñor Rolando Álvarez, junto a varias personas más, ponen de manifiesto las delicadas relaciones entre el régimen de Daniel Ortega y la iglesia.

El obispo, como informaba luego la Policía en un informe, fue llevado a su casa de Managua, donde todavía permanece en arresto domiciliario, a la espera que se tome una resolución sobre su situación. Además, cabe recordar que ya estaba en arresto domiciliario en Matagalpa desde el 4 de agosto. Una situación que, según varios informes médicos, ha menguado considerablemente su estado de salud.

El Papa Francisco ya ha expresado su preocupación y dolor por el pueblo de Nicaragua, que como afirmó, sigue de cerca la difícil situación, que «involucra a personas e instituciones». El Pontífice, pese a estos acontecimientos, manifestó su convicción y esperanza de que, «a través de un diálogo abierto y sincero, se puedan seguir encontrando las bases para una convivencia respetuosa y pacífica». Y agregó: «Pidamos al Señor, por intercesión de la Purísima, que inspire en los corazones de todos, una voluntad concreta».

«Invitación» al exilio

El Monseñor Rolando Álvarez.

El Monseñor Rolando Álvarez.

Este nuevo acto de presión parece indicar la voluntad del gobierno de Ortega a «invitar» al exilio a Monseñor Rolando Álvarez, algo a lo que ya se ha negado en diversas ocasiones. Él, precisamente, se convirtió en una de las principales voces opositoras al régimen tras el exilio de otro religioso, monseñor Silvio Báez. En sus homilías ha criticado en varias ocasiones a Ortega, y su esposa, Rosario Murillo, reclamando la liberación de los «presos políticos» y orando por la «liberación del país de la opresión». Por su parte, la Policía Nacional ha acusado a monseñor Álvarez por «incitación a actos de odio contra el Gobierno», aunque todavía no hay pruebas concluyentes al respecto.

Rolando Álvarez no es el único religioso amenazado o condenado en Nicaragua en los últimos años. De este modo, a los diversos exilios, como el de Silvio Báez, hay que añadir la expulsión del país de las Hermanas Misioneras de la Caridad, fundada por Madre Teresa de Calcuta. Así como la condena el pasado mes de junio a dos años de prision al padre Manuel García por «amenaza de arma», contra 5 simpatizantes sandinistas.

Amplia labor de la Iglesia en Nicaragua

La iglesia católica lleva a cabo una extensa y amplia labor social en Nicaragua desde hace décadas. Organizaciones como los escolapios, a través de entidades como la Fundación Solca, llevan a cabo proyectos y campañas de apoyo a los sectores más desfavorecidos. Historias de vida que se plasman en documentales como «Increíbles». Un corto documental rodado en este país centroamericano, concretamente en Sutiaba, una de las localidades más pobres de toda Latinoamérica. «Increíbles» narra la historia de 3 jóvenes beneficiarios de la escuela que mantiene la Fundación SOLCA en el municipio.