Concienciamos con Amar Dragoste y la Guardia Civil contra «esclavitud de los matrimonios forzados» en España

2023-01-05T12:26:29+01:00diciembre 19th, 2022|

La Guardia Civil y la asociación Amar Dragoste han presentado este lunes, día 19 de diciembre, la campaña «Esto no es un juego de niñas» en la que alertan de la «esclavitud de los matrimonios forzados» del que son víctimas mujeres, muchas de ellas menores de edad, por las que se llega a pagar hasta 15.000 euros contra su voluntad.

Una campaña cuyo video principal, así como el material gráfico asociado, ha sido elaborado por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social.

La teniente coronel Dolores Gimeno, jefa del Departamento de Inteligencia Criminal y Coordinación de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ha señalado la importancia de romper con barreras como la «cuestión cultural» que tolera este tipo de prácticas perseguidas penalmente.

Carolina Sánchez y Dolores Gimeno. Foto: Guardia Civil.

Carolina Sánchez y Dolores Gimeno. Foto: Guardia Civil.

Mientras tanto, desde Amar Dragoste indican que «cada dos segundos una niña contrae matrimonio forzado. De ellas, el 14% eran menores de 15 años». Y añaden: «Los matrimonios forzados son una realidad invisibilizada que ocurre más cerca de lo que pensamos en nuestro día a día; que viola derechos humanos de las mujeres afectadas y afecta al adecuado desarrollo de la menor y repercute y puede llegar a truncar el futuro de las mismas».

A través de esta campaña realizada en el marco del Programa Prevenir la Trata, «queremos seguir siendo la voz de aquellas que no pueden, concienciando y dando herramientas prácticas a la sociedad de preservar el derecho a un correcto y adecuado desarrollo de menores y eliminar el sufrimiento de tantas mujeres que se encuentran esclavas ante esta situación», agregan desde Amar Dragoste.

En la rueda de prensa, la directora de la asociación Amar Dragoste, Carolina Sánchez, ha recordado casos como el de las hermanas pakistaníes que vivían en Terrasa y fueron engañadas y asesinadas por miembros de su familia en Pakistán cuando trataron de poner fin a sus matrimonios forzados. En mayo, este caso puso en primer plano esta problemática que deja 27 víctimas desde 2015 en España, según datos del Ministerio del Interior.

El folleto de la campaña «Esto no es un juego de niñas».