La Generalitat destina 46,6 millones de euros a proyectos de cooperación internacional para el desarrollo en 2022

2022-04-07T13:13:58+02:00abril 7th, 2022|

La Conselleria de Cooperación duplica los fondos destinados a actuaciones de cooperación internacional, emarcadas en el V Plan Director de la Cooperación Valenciana.

La ciudadanía ha decidido que 2 millones de los primeros Presupuestos Participativos de la Generalitat se destinen a ONGD para acciones en países y territorios vulnerables.

Las solicitudes se podrán presentar hasta el próximo 10 de mayo y se tramitarán exclusivamente de forma telemática.

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática ha convocado las subvenciones para el ejercicio 2022 destinadas a ONGD para la financiación de proyectos y programas de Cooperación Internacional al Desarrollo a ejecutar en países y poblaciones estructuralmente empobrecidos.

La campesina Derribe sacando agua de un pozo que ha construido la Misión Solidaria San Pablo Apostol en Etiopía. Fotografía: Alberto Pla

La Generalitat financiará con 46,6 millones de euros las acciones de Cooperación Internacional al Desarrollo, de los que la ciudadanía ha decidido que 2 millones de los primeros Presupuestos Participativos de la Generalitat se destinen a ONGD para acciones de desarrollo hacia los países y territorios más vulnerables.

La Conselleria de Cooperación duplica los fondos destinados a cooperación internacional este año, cuyas acciones se enmarcan por primera vez en el V Plan Director de la Cooperación Valenciana, aprobado recientemente por el pleno del Consell.

Grabamos con el Fons Valencià per la Solidaritat en Bolivia y Ecuador en 2021 y 2022. Foto: Alberto Pla

Los proyectos que pueden optar a financiación se dividen en cuatro modalidades: programas integrales de carácter plurianual en materia de cooperación internacional al desarrollo a ejecutar en países y poblaciones estructuralmente empobrecidos; proyectos en materia de cooperación internacional al desarrollo a ejecutar en países y poblaciones estructuralmente empobrecidos; proyectos de cooperación técnica; y actuaciones específicas.

Programas y proyectos de cooperación internacional con acciones de sensibilización obligatorias

Los programas integrales de carácter plurianual en materia de cooperación internacional al desarrollo a ejecutar en países y poblaciones estructuralmente empobrecidos articulan un conjunto organizado y coherente de servicios y procesos de desarrollo, a través de varios proyectos vinculados entre sí y de similar naturaleza, que pueden ser ejecutados de manera secuencial o paralela.

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

Las solicitudes de subvención para un programa serán por un importe mínimo de 600.000 euros y máximo de 900.000. Asimismo, las solicitudes de subvención para un programa tendrán que ser por un plazo mínimo de ejecución de 25 meses y máximo de 36 meses. A su vez, tendrán que incluir obligatoriamente en la formulación del programa, actividades de sensibilización vinculadas a la intervención de cooperación internacional para el desarrollo en la Comunitat Valenciana, por un importe máximo de 40.000 euros.

Acciones que podemos llevar a cabo en la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, pues contamos con 1o años de experiencia en el sector y con profesionales cualificados y comprometidos.

En cuanto a los proyectos en materia de cooperación internacional al desarrollo a ejecutar en países y poblaciones estructuralmente empobrecidas, las solicitudes de subvención serán por un importe de 400.000 euros, si se presentan de manera individual, o de 600.000 euros si se presentan en agrupación con otra u otras entidades. Asimismo, las solicitudes de subvención para un programa tendrán que ser por un plazo mínimo de ejecución de 12 meses y máximo de 24 meses. Las solicitudes de subvención podrán incluir, en la formulación del proyecto y en el presupuesto presentado, actividades de sensibilización vinculadas a la intervención de cooperación internacional para el desarrollo en la Comunitat Valenciana, por un importe máximo de 20.000 euros, que también podemos llevar a cabo en nuestra agencia.

Cooperación técnica y actuaciones específicas

Mari Olcina, Directora de Moss Solidaria con Atu, la protagonista del documental en las dunas de los alrededores de los campamentos de refugiados saharauis. Fotografía: Alberto Pla

Mari Olcina, Directora de Moss Solidaria con Atu, la protagonista del documental en las dunas de los alrededores de los campamentos de refugiados saharauis. Fotografía: Alberto Pla

Por lo que se refiere a los proyectos de cooperación técnica, se articularán a través de un conjunto de actividades de formación, acompañamiento técnico, intercambio de experiencia y transferencia de conocimiento, aplicado al desarrollo de aprendizajes en un ámbito concreto de la gestión de servicios o procesos. Estas actuacioens contemplarán el establecimiento de alianzas o partenariados, de carácter técnico, profesional o institucional y de interés público o social.

Las actividades podrán realizarse en el país de intervención y en la Comunitat Valenciana, y se procurará fomentar el intercambio bilateral de experiencias y la transferencia de conocimiento. El importe máximo de la subvención a percibir por proyecto será de 150.000 euros. Las solicitudes de subvención para un proyecto deberán ser por un plazo mínimo de ejecución de 6 meses y máximo de 12 meses.

Fontilles, india, lepra

Salomi, voluntaria del programa Leprosy Child Ambassador. Foto: Alberto Pla

Las intervenciones específicas se orientan al desarrollo de acciones que permitan abordar problemas coyunturales o generalistas. Las que se lleven a cabo en terceros países tendrán que desarrollarse en contextos de alta vulnerabilidad y podrán no estar restringidas, exclusivamente, a las áreas geográficas establecidas como prioritarias en el V Plan Director de la Cooperación Valenciana.

En este tipo de actuaciones, el importe máximo de la subvención a percibir por proyecto será de 70.000 euros si se presenta de manera individual y de 80.000 euros si es en agrupación con otra u otras entidades. Las solicitudes de subvención para un proyecto serán por un plazo máximo de ejecución de 12 meses.

El plazo para la presentación de solicitudes finalizará el próximo 10 de mayo y se tramitarán exclusivamente de forma telemática en la Sede Electrónica de la Generalitat y en la página web de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática.

¿Podemos ayudaros?

Recordad,  en la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, contamos con 10 años de experiencia en comunicación social. Hemos trabajado en cuatro continentes y en países como India, Guatemala, Etiopía, el Sahara Occidental, Bolivia, Mozambique, República Dominicana, Haití, El Salvador, entre otros. Somos expertos en la elaboración de vídeos, documentales, pero también en vídeos cortos de sensibilización, publicaciones en papel, redes sociales, creación y mantenimiento de páginas web, vídeos en streaming… no dudéis en contactar con nosotros.

Toda la información de las convocatorias: consultar aquí

Fundación Fontilles: Una lucha contra enfermedades olvidadas más necesaria que nunca

2020-05-08T19:13:01+02:00mayo 8th, 2020|

Por: Gerard Sánchez

Cuando se desata a escala planetaria una pandemia como la del covid-19, otras enfermedades, problemas y realidades pasan a un segundo plano, con los riesgos que esto comporta, especialmente para los que las sufren directamente. Si, además, estas enfermedades están entre aquellas que ya eran tildadas como de “olvidadas”, como la lepra, la situación se vuelve todavía más grave. La Fundación Fontilles lleva décadas luchando contra esta y otras enfermedades en diferentes lugares del mundo. En España, su sanatorio, ubicado en la Vall de Laguar (Alicante), es Centro Nacional de Referencia en lepra y también cuentan en este complejo sanatorio San Francisco de Borja con el Centro Geriátrico Borja y el Hospital Ferrís. La directora de recursos y comunicación de Fontilles, Yolanda Sanchis, nos explica cómo han afrontado esta pandemia en España y en otros lugares en los que actúan y destaca que a pesar de que en el complejo alicantino residen más de 100 personas que están entre los grupos de mayor riesgo de contagio y afectación del virus, de momento, no han tenido ningún positivo, aunque advierte que no hay que bajar la guardia. Mientras tanto, siguen trabajando para que enfermos de lepra en India, el país con mayor afectación de esta enfermedad, sigan recibiendo su medicación y para proporcionarles comida y otros recursos básicos. Y también tratan de mitigar la delicada situación en otros países y regiones como la selva amazónica brasileña o Mozambique.

“En España aumentamos los recursos destinados al Hospital Ferris y al centro geriátrico Borja. Desde el primer momento restringimos las zonas comunes, dejamos de hacer curso de formación, visitas escolares… y tratamos de reducir al mínimo el contacto con el exterior. No ha habido ningún caso y ha sido, en gran parte, gracias al esfuerzo humano y económico”, comenta Yolanda Sanchis. Ella comenta que “si antes las medidas higiénico-sanitarias ya eran altas, ahora lo son todavía más”. Y explica que el trabajo se intensifica al tener que repartir las comidas en cada habitación y tratar de ofrecer también servicios de ocio personalizados a cada persona. Entre ellos está el programa “música para despertar” que se basa en canciones que responden a los gustos de cada paciente y residente en el geriátrico.

La Fundación Fontilles cuenta con una gran experiencia en el tratamiento de todo tipo de enfermedades y precisamente eso, así como “el compromiso de nuestros profesionales y el hecho de tener un hospital al lado mismo del geriátrico son puntos fuertes en situaciones como la actual”, argumenta Yolanda.

Una de las trabajadoras en el sanatorio de Fontilles en la Vall de Laguar prepara la comida a los residentes que ahora se reparte habitación por habitación. Foto: Fundación Fontilles

No podemos desatender a otras personas, sino mueren por el covid puede que mueran de hambre”

La Fundación Fontilles cuenta con varios proyectos continuados de lucha contra la lepra y otras enfermedades olvidadas en India. Yolanda Sanchis relata que la situación allí, ahora mismo, es muy delicada. “Hay instalaciones sanitarias cerradas, disponibles solo para urgencias. Están en plena época de lluvias y todo esto puede ocasionar que enfermedades como la malaria, que mata a miles de personas y niños cada año, la lepra o la leishmaniasis queden desatendidas. Debemos seguir luchando para que no sea así porque sino habrá un rebrote de otras enfermedades que ya teníamos controladas. Nos preocupa el covid, es la prioridad, pero no podemos desatender a otras personas”, alerta. Además, añade que “suele tratarse de personas muy vulnerables, no solo por tener otras enfermedades y contar con las defensas bajas, sino porque sino se mueren del covid puede que ser mueran de hambre. Suelen vivir al día y ahora no reciben ingresos. Las mujeres que apoyamos con los proyectos de microcréditos que montaron puestos de venta ambulante —algunas de las cuales aparecen en el documental “Asha, historias de lepra y esperanza” producido por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social— ahora no tienen cómo ganarse la vida”. A esto hay que añadir que muchas de ellas no tiene frigorífico en sus casas o lugares adecuados para almacenar una comida que, por otra parte, tampoco tienen recursos para poder comprar de una forma más elevada de la habitual.

Yolanda Sanchis explica que los equipos sanitarios y los grupos comunitarios con que cuentan en India están desplazándose a las casas de las personas enfermas de lepra y otras enfermedades para asegurarse de que siguen recibiendo la medicación, de que se curan las úlceras. Además, se distribuyen alimentos y kits de higiene a familias vulnerables y se les explica cómo prevenir el covid-19 y cómo detectar sus síntomas de forma precoz. Precisamente, la detección precoz de la lepra es una de las actuaciones más importantes para luchar contra esta enfermedad, pero ahora mismo, con las medidas de confinamiento y distanciamiento social, es muy complicada llevarla a cabo.

Varias personas acuden a buscar comida en India. Foto: Fundación Fontilles

“Nos preocupa mucho el riesgo de contagio de los indígenas en la Amazonía”

Otro lugar en el que la Fundación Fontilles centra ahora mismo sus esfuerzos en en la Amazonía, concretamente, en la región de Manaos, una de las más afectadas por el covid-19 en Brasil y donde viven dos millones de personas. “Allí se está viviendo una gran catástrofe y nos preocupa especialmente el riesgo de contagio de los indígenas. Son una población muy vulnerable a todo tipo de enfermedades que vengan de fuera y tienen gran carencia de atención sanitaria, pues suelen vivir en zonas donde solo se puede acceder en barca. Nos han llegado varias peticiones para desarrollar un proyecto especial para protegerles. Ya teníamos uno para detectar y prevenir la lepra, pero vamos a transformarlo en prevenir el covid-19 y darles cobertura y atención sanitaria”. Además, ella alerta de que en la región amazónica, aprovechando el confinamiento, se están agravando otros problemas como la deforestación, pues hay quien aprovecha para incrementarla.

Nuestros centros médicos en Mozambique están contribuyendo a luchar contra el covid-19”

La Fundación Fontilles, en colaboración con la Fundación Probitas, lleva a cabo proyectos de lucha contra la malaria y de salud materno infantil en Mozambique. Yolanda Sanchis relata que los centros sanitarios que han construido allí “están contribuyendo ahora en luchar contra el covid-19. Teneos que atender la emergencia del coronavirus y poner en valor que el trabajo que ya se había hecho ahora sirve para que estos lugares tengan medios y centros adecuados para enfrentarse a esta emergencia, por eso debemos seguir con nuestro trabajo habitual, reforzando las medidas de seguridad, y luchando para fortalecer los sistemas de salud”.

Varias personas con telas mosquiteras en Mozambique para prevenir la malaria. Foto: Fundación Fontilles

Es complicado explicarle a una persona con alzheimer que no puede salir de su habitación”

Volviendo a España, Yolanda Sanchis pone en valor la responsabilidad y la comprensión con la que están asumiendo esta situación las personas mayores que atienden en el sanatorio. Aún así, allí la media de edad supera los 72 años y se dan todo tipo de circunstancias. “Es complicado explicarle a una persona con alzheimer que no puede salir de su habitación. Es difícil manejar este tipo de situaciones y por ello quiero destacar el esfuerzo que está haciendo todo el personal. Tampoco les pueden calmar como antes acariciándoles o teniendo un trato más cercano con ellos”. Por otra parte, Sanchis asegura que los residentes están sobrellevando bastante bien la situación y les hacen ver que se sienten bien atendido: “Abilio, por ejemplo, nos dice que si estuviera solo en una casa estaría mucho peor, no se sentiría atendido, tendría miedo de salir y también nos dice que de todo esto saldar algo bueno y que hay que ser positivos”.

La gente está predispuesta a ser solidaria, pero se avecinan periodos de incertidumbre”

El pasado martes la Fundación Fontilles, así como muchas otras entidades en todo el mundo, participaron en el Giving Tuesday, una jornada de petición de donaciones y recursos global. Ella asevera que la ciudadanía “está teniendo una buena respuesta ante una crisis como esta. Hacen donativos y ponen que es para el covid-19, parece que están entendiendo las necesidades que se generan en lugares como India, Brasil o Mozambique. Pero a medio y largo plazo no sabemos cómo reaccionarán. La gente está predispuesta a ser solidaria, pero se avecinan tiempos de incertidumbre. Hasta ahora hemos tenido pocas bajas de donantes, pero desconocemos lo que pasará en el futuro. En el sanatorio la necesidad de recursos se ha disparado también, aunque valoramos muy positivamente, sobre todo, la respuesta de la ciudadanía y del sector empresarial de la zona, que se han volcado con nuestras necesidades. No obstante, tanto aquí como en la cooperación internacional tememos que la situación se prolongue y esto haga bajar la solidaridad. Falta ver si seremos más solidarios solo con el vecino de balcón o iremos más allá, pero lo que está claro es que con todo esto el mundo se ha hecho más pequeño y se ha evidenciado que lo que pasa a miles de kilómetros al final llega aquí también. La salud es algo fundamental a nivel mundial”, sentencia Sanchis.

El Dr. Rao junto a dos asha (trabajadoras del sistema de salud indio) que participan con Fontilles en prevenir la lepra para llegar a zonas remotas en India. Foto: Alberto Pla

«Si algo nos ha demostrado esta crisis es la importancia en la cooperación con los sistemas de salud pública de otros países»

Preguntada, precisamente por cómo evitar que decaiga esta solidaridad, responde: “En la crisis de 2008 hubo una importante reducción en la cooperación internacional. Esperemos que no pase lo mismo, dicen que esta crisis va a ser peor, pero si algo nos ha demostrado es la importancia en la cooperación con los sistemas de salud pública de otros países. Esperamos que este descenso no ocurra porque sería una catástrofe humana y sanitaria. No podemos dejar a tantas personas atrás. En cuanto a donativos privados, entendemos que la situación de muchas personas es difícil, eso va a ser inevitable, pero sí que pedimos que el que pueda siga contribuyendo porque es importante y se necesita mucho. Que se despierte esta solidaridad que hemos visto en estas semanas, que cuando superemos la crisis y se vuelva a cierta normalidad se entienda la lección de que hay que cooperar entre todos y que todos estamos en el mismo barco”.

El covid-19 incrementa las desigualdades educativas

2020-04-28T11:09:18+02:00abril 28th, 2020|

Por Gerard Sánchez | Fotografía de portada de Alberto Pla

Los niños y niñas españoles y los de muchos otros lugares del mundo llevan varias semanas sin acudir a sus centros escolares debido a las medidas de seguridad impuestas por el Covid-19. No obstante, en todo el mundo, y según datos de UNICEF, existen todavía 263 millones de niños y adolescentes que no tienen acceso a la escuela. Para tratar de concienciar esta situación, desde 2001 se lleva a cabo la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), promovida por la Campaña Mundial por la Educación (CME). Una semana que este año se lleva a cabo del 27 de abril al 3 de mayo y que se celebra en más de 124 países.

Uno de los colectivos más afectados por las medidas de confinamiento impuestas para atajar los efectos del coronavirus están siendo los niños y niñas. En España llevan confinados en sus hogares desde el pasado 14 de marzo, y no fue hasta el 26 de abril cuando se les permitió salir a dar paseos cortos, de una hora de duración y a una distancia no superior a un kilómetro de sus casas. Ellas y ellos, desde su inocencia, han dado grandes ejemplos de responsabilidad, comprensión y resistencia durante todos estos días, pero todavía queda por saber qué efectos tendrá en ellos esta ausencia prolongada de clases y también este encierro domiciliario tan prolongado.

Un niño mira por la ventana durante el periodo de confinamiento. Fotografía cedida por Freepik

Por otra parte, durante este tiempo los padres y madres han tenido más tiempo para estar con sus hijos, pero también han reforzado su relación con los educadores y se han dado cuenta de la importancia, y la dificultad, de su labor. Por todo ello, esta Semana de la Acción Mundial por la Educación se vuelve especialmente importante en este 2020 donde las aulas están en cada hogar, en las mesas del salón, convertidas en espacios de trabajo infantil, en las cocinas, transformadas en lugares donde aprender sobre física y química e incluso en las televisiones o teléfonos móviles que, bien utilizados, también pueden ser excelentes herramientas educadoras.

Uso de los plásticos y preservación de los océanos

Desde la organización de la Campaña Mundial por la Educación (CME), que en España está conformada por las ONG EDUCO, Entreculturas, Plan International y Ayuda en Acción, entre otras entidades colaboradoras, instan a los padres y madres y a los educadores a fomentar en casa y a través de Internet la temática de este año de la SAME: el uso de plásticos y la preservación de los océanos. En este sentido, animan a pintar dibujos sobre estas temáticas, llevar a cabo alguna obra teatral sobre el medio ambiente, leer cuentos, hacer manualidades, aprender sobre los océanos, fomentar el reciclaje. Sin olvidar difundir todo tipo de mensajes de concienciación a través de las redes sociales y exigir a la clase política que cumpla con sus compromisos educativos.

Una playa contaminada con plástico. Fotografía cedida por Freepik.

Aumento de las desigualdades educativas

El CME es un movimiento de la sociedad civil fundado en 1999 durante el Foro Mundial de la Educación llevado a cabo en Dakar, Senegal. Tiene como objetivo promover y defender la educación como un derecho humano básico. En esta línea, el responsable de políticas e incidencia de la CME y exRelator de Naciones Unidas sobre el derecho a la educación, Vernor Muñoz, comentaba hace unos días que, a causa de los efectos de la pandemia, “a la exclusión escolar se suma la exclusión de los aprendizajes. La interrupción de aprendizajes va a causar graves pérdidas, se van a acumular desventajas difíciles de superar. Además, la escuela es un entorno básico de socialización, un mapa para construir relaciones, un centro de encuentro que permite el juego y la felicidad. Eso lo estamos perdiendo con el COVID-19”.

Aunque parezca increíble, incluso en un país desarrollado como España existen todavía muchos niños y niñas que no tienen acceso a Internet en sus hogares o que lo tienen con muchas limitaciones. Ahora, que todo es online, esta brecha se vuelve más amplia que nunca y puede tener todo tipo de consecuencias. Desde el CME han lanzado un vídeo para concienciar sobre esta situación y también han promovido el hastag #lamejorlección, con el que animan a reflexionar y compartir sobre cuáles son las lecciones que cada uno está aprendiendo durante este tiempo de confinamiento y estado de alarma.

Como también señala Vernor Muñoz: “Tenemos ahora una oportunidad para construir nuevos abordajes desde la solidaridad, desde el bien común, desde los servicios públicos y gratuitos; y también de cambiar nuestros modelos escolares, pasar del individualismo, la medición y el consumo exacerbado a sistemas educativos basados en la cooperación y en la solidaridad”.

La Unesco lanza la Coalición Mundial para la Educación

Desde la UNESCO promovieron a principios de abril la Coalición Mundial para la Educación, con el objetivo de ofrecer a los niños y jóvenes opciones de aprendizaje inclusivo durante este período de interrupción repentina y sin precedentes en la educación. Desde este organismo incidían en que “el cierre de escuelas agrava las desigualdades en la educación y afecta de manera desproporcionada a los niños y jóvenes más vulnerables”.

A lo largo de estas semanas de confinamientos, estados de alarma… han surgido varias iniciativas, desde todo tipo de organismos públicos y privados, ong, fundaciones… para promover la educación y tratar de luchar contra problemas como la falta de acceso a la misma, la brecha digital, el trabajo infantil… Una propuestas que tendrán mayor o menor repercusión y éxito en la medida en que las sociedades en su conjunto y los ciudadanos a modo particular las defiendan y las promuevan. Los niños y niñas son uno de los sectores más vulnerables de la población y, aunque nos han dado lecciones a todos durante esta pandemia, debemos seguir protegiéndoles en todo el mundo, empezando por uno de sus derechos más básicos; el de tener acceso a una educación pública y de calidad.

Documentales y proyectos sobre educación

Otra forma de concienciar sobre la educación y de fomentar el derecho a la misma es visualizando documentales sobre cómo esta puede transformar la vida de niños y niñas en diferentes lugares del mundo. En nuestra agencia estamos convencidos del poder de la educación para cambiar vidas y transformar el mundo. A lo largo de los últimos años hemos podido conocer de primera mano diversas realidades educativas en varios países y continentes gracias al apoyo y la colaboración de ONGD y fundaciones como la Asociación CONI, la ONG CESAL, la Fundación SOLCA, la Fundación Fontilles, la ONG Cooperación Internacional, la ONG PROYDE, la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol…

Os invitamos a ver el resultado de algunas de estas iniciativas en nuestra sección de Proyectos de nuestra página web.


#SemanadeAcciónMundialporlaEducación

#SAME2020

#LaMejorLección

#Quédateencasa

 

La Coordinadora Valenciana de ONGD pide a las instituciones públicas que mantengan su compromiso con la cooperación

2020-04-09T15:23:09+02:00abril 9th, 2020|

Por: Agencia Alberto Pla

La crisis mundial generada por el Covid-19 está agravando las situaciones de pobreza, falta de recursos, vulneración de derechos… en muchos lugares del planeta. Ahora, más que nunca, hay que estar del lado de los que más sufren, sea por el motivo que sea. Por ello, desde la Coordinadora Valenciana de ONGD (CVONGD) solicitan a las diferentes instituciones públicas que éstas mantengan su compromiso público con la cooperación internacional. Algo que, además, resultará fundamental para hacer frente a las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de esta pandemia planetaria. En esta línea, este jueves la junta directiva de la coordinadora mantuvo una reunión telemática con la consellera de Participación, Transparencia y Cooperación, Rosa Pérez, la secretaria autonómica, Belén Cardona, y la directora general de Cooperación de la Generalitat, Xelo Angulo.

En estos momentos, es evidente que la prioridad tiene que ser reforzar con recursos materiales y humanos la sanidad pública y los servicios sociales para protegernos todos y proteger a las personas que no tienen medios suficientes para vivir y que son más vulnerables. Pero también es imprescindible reforzar la cooperación internacional a todos los niveles, porque está claro que si no paramos la pandemia en todos los países, no la pararemos en ninguno”, afirmaba la presidenta de la Coordinadora, Lourdes Mirón.

Entre las medidas urgentes que han solicitado las ONGD destaca la de flexibilizar y agilizar los trámites administrativos para permitir que los proyectos de cooperación que están en marcha y los que se inicien en los próximos meses se puedan adaptar a la necesidad de paliar la emergencia sanitaria y social en las comunidades en las que ya trabajan las entidades valencianas, en los casos en los que sea necesario hacerlo. En este sentido, han pedido la modificación urgente de la Orden de Bases que regula las ayudas en materia de cooperación, para hacer posible la adaptación de los proyectos a la grave situación que estamos viviendo.

También han solicitado que se convoquen cuando antes las ayudas correspondientes a este año ya presupuestadas, para poder dar continuidad al trabajo y dar respuesta adaptada a las necesidades que plantea esta crisis internacional. La Coordinadora ha pedido, asimismo, mantener una comunicación permanente con la Generalitat para hacer frente, de manera consensuada, a una realidad cambiante que genera un alto grado de incertidumbre en el trabajo de las ONGD.

La cooperación no se puede parar”

La cooperación no puede parar en estos momentos, y necesitamos medidas excepcionales ante situaciones excepcionales. Trabajamos en lugares en los que los sistemas sanitarios públicos son muy débiles, comunidades en las que hay que reforzar el acceso al agua, a medidas de higiene y a la información básica para evitar que la pandemia siga propagándose, y eso es un riesgo para todo el mundo”, explica Lourdes Mirón.

Además, el impacto económico del confinamiento puede ser brutal en los países en los que gran parte de la población pasa hambre o tiene ingresos precarios y se ve obligada a ganarse el pan cada día. Necesitamos reorientar nuestro trabajo para que la catástrofe sanitaria no se convierta también en una catástrofe humana sin precedentes”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Adaptación de proyectos en marcha

En nuestra Comunitat, ONGD como Farmamundi, especializada en prestar ayuda al personal sanitario y a organizaciones humanitarias, han puesto al servicio del gobierno central su infraestructura y su capacidad logística para contribuir al suministro de medicamentos y material sanitario, y han distribuido hasta el momento nueve toneladas de equipos de protección individual (EPI) a entidades sociales que están atendiendo a personas vulnerables en esta crisis. De esta y de otras iniciativas llevadas a cabo por las ONGDS durante el estado de alerta hablamos hace unos días en este reportaje en nuestra web:

Otras entidades como Cáritas València, Médicos del Mundo, Cruz Roja, Jovesolides y la Asociación para la Cooperación entre Comunidades (ACOEC) están reconduciendo sus programas para hacer, por ejemplo, seguimientos personalizados a mayores, reforzar programas con familias monomarentales, familias con escasos recursos, personas sin hogar y otros colectivos con especiales dificultades, suministrando en algunos casos alimentos y otros bienes de primera necesidad, como hacen, por ejemplo, la ONGD MOSSolidaria y Cáritas con sus repartos de comidas preparadas a más de 30 familias en riesgo de exclusión en Cullera. Las ONGD también elaboran información sobre prevención de los contagios, asesoramiento y acompañamiento para solicitud de ayudas…

En otros países, las ONGD mantienen, entre otras, las acciones de información y prevención sobre el coronavirus, entrega de kits de higiene y sanitarios, adaptación de instalaciones sanitarias para hacer frente a la pandemia, identificación y acompañamiento de familias vulnerables para que puedan recibir ayudas públicas en los países en los que existen, apoyo y asistencia durante el confinamiento a mujeres víctimas de violencia de género, apoyo a las actividades agrícolas y reparto de alimentos.

Tenemos que seguir apoyando a las organizaciones y comunidades locales en los países empobrecidos que tienen menos capacidad para hacer frente a esta pandemia, porque si algo está dejando claro este virus es que no se para en ninguna frontera, que la solidaridad y la cooperación son más necesarias que nunca porque hasta que no se erradique en todo el mundo, será imposible estar seguros. Es una crisis que afecta a todo el planeta y solo podremos superarla poniendo el cuidado de todas las personas por encima de cualquier otra consideración”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, mandamos todo nuestro apoyo a las diferentes ONGD, Fundaciones, asociaciones, así como a sus trabajadores, voluntarios, cooperantes, socios… y les dedicamos el siguiente vídeo y reportaje en nuestra web.

Activos frente al Covid-19 en el Día del Deporte

2020-04-06T12:50:09+02:00abril 6th, 2020|

El 2020 tendría que haber sido el año de los Juegos Olímpicos de Tokio. A estas alturas, la llama olímpica estaría circulando por varios países, pasando de una mano a otra hasta llegar a encender el pebetero en la capital nipona. Pero no será así. No habrá ceremonia inaugural, no se celebrarán entregas de medallas, no se batirán récords imposibles. Este año, los héroes son otros. Son aquellas personas que salen cada día a trabajar, a pesar del coronavirus, pero también los que se quedan en casa. Son héroes los niños y niñas que están dando auténticas lecciones a los adultos. Y lo son también las personas mayores. Sin olvidar a aquellos deportistas, entrenadores, monitores o aficionados que se reinventan y ofrecen clases en directo, suben vídeos a las redes sociales sobre cómo hacer deporte en casa o escriben artículos y consejos al respecto.

En este seis de abril, cuando se conmemora el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, la práctica totalidad de las disciplinas deportivas están clausuradas. La mayor parte de la población permanecemos en casa, pero esto no es obstáculo para mantenerse en forma y practicar deporte. Es más, puede ser una buena manera de aprovechar el tiempo, de pasar buenos momentos en familia y también de introducir a los más pequeños en la práctica deportiva. Así como para lograr que nuestros mayores se mantengan activos y con buena salud.

Este año, Naciones Unidas ha cambiado el lema previsto para este importante día y lo ha nombrado así: “Activos frente al Covid-19”. Ellos recuerdan que “el deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos. Es un derecho fundamental y una herramienta poderosa para fortalecer los lazos sociales y promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto”.

Por ello aseguran que “incluso desde el confinamiento en nuestros hogares, podemos unirnos y compartir formas creativas para mejorar nuestra salud y bienestar a través del deporte y la actividad física. Para celebrar el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, os pedimos que os mantengáis activos, sanos y solidarios en estos tiempos de distanciamiento físico y social. El espíritu de equipo nos ayudará a superar juntos la incertidumbre y las dificultades actuales”. Y nos ofrecen este emotivo vídeo:

Hacer deporte en casa y fomentar la solidaridad

Cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad alta por semana, o una combinación de ambas. Como decíamos, están promoviéndose muchas iniciativas para hacer deporte. Una de ellas es la que lanzó, el 3 de abril, la ONG Cooperación Internacional en la que, ante la suspensión de su carrera Running for Others, animaba a la ciudadanía a completarla desde sus casas y a hacerlo, además, con el objetivo de recaudar fondos para hacer llegar alimentos a las familias más necesitadas durante estos días. Una carrera en la que se puede participar hasta este 6 de abril, fomentando también la solidaridad.

Por otra parte, se ha lanzado la campaña “yo corro en casa por ti contra el coronavirus, sin dejar a nadie atrás”. Esta iniciativa plantea llevar a cabo, cada domingo, una carrera desde nuestros hogares y donar los fondos de las inscripciones para las campañas que están llevando a cabo Cruz Roja y Cáritas. Una carrera que, además, no solo se basa en correr, sino en la que se puede pedalear, caminar, incluso hacer yoga o bailar.

Campaña «Yo Corro en casa por ti contra el coronavirus».

Deporte y responsabilidad social

En la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, somos conscientes de la importancia del deporte para transformar la sociedad. Lo hemos visto con nuestros propios ojos en todo tipo de proyectos llevados a cabo por ONG y Fundaciones en diversos países. Lo mostramos en su día con el proyecto “El Partido de tu Vida” que constaba de cinco cápsulas audiovisuales y que elaboramos para la Fundación del Valencia CF.

A lo largo de estos años hemos entrevistado a personas del mundo del deporte que nos han hablado de cómo este transforma vidas. Así lo hacía, por ejemplo, la directora de Nosotras Deportistas, Mara Aparicio, que destacaba que el deporte es una excelente herramienta para fomentar la igualdad de género. Además, desde sus redes sociales están fomentando durante este confinamiento entrenamientos online y todo tipo de consejos.

Por su parte, el presidente de la Penya Valencianista per la Solidaritat, Salvador Raga, nos hablaba de cómo a través de la educación y el deporte se puede cambiar el destino de muchos niños y niñas en todo el mundo.

Hoy, a pesar de las restricciones, del confinamiento, del aislamiento social, podemos no solo practicar deporte, sino también hacerlo para unir a nuestras familias, así como para motivar a los pequeños y las personas mayores. Podemos practicar deporte y fomentar la solidaridad, contribuyendo, precisamente, al objetivo de este Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. Porque el deporte es vida y la vida merecer ser vivida y celebrada cada día.

#EntrenaEnCasa

#Deporteencasa

#Yomequedoencasa

#Quédateencasa

La ONG Cooperación internacional organiza una carrera indoor en solidaridad con los afectados por el Covid-19

2020-04-05T12:53:06+02:00abril 5th, 2020|

Por: Gerard Sánchez

Una de las facetas de nuestras vidas que más se ha modificado debido al confinamiento provocado por el Covid-19 ha sido el deporte. La suspensión de todo tipo de eventos, así como la prohibición de practicar ejercicio al aire libre, ha llevado a profesionales y aficionados a adaptar sus rutinas en sus respectivos domicilios. En esta línea, desde la ONG Cooperación Internacional también han modificado su tradicional carrera solidaria Running For Others para que este año no solo sea posible, sino que contribuya a paliar el sufrimiento de familias vulnerables, que ahora lo son más debido al coronavirus y sus efectos socioeconómicos. Así, desde el pasado 3 de abril y hasta este lunes, día 6, todas aquellas personas que quieran participar en esta particular competición pueden hacerlo desde sus hogares.

Según explican desde Cooperación Internacional, “la carrera es una forma de conseguir, a través del deporte, apoyar a familias que tienen ser serias dificultades para cubrir sus necesidades básicas, pues los fondos recaudados se destinarán a la campaña de recogida de alimentos para familias en situación de necesidad”. Además, la meta de la misma coincide con el día Internacional del Deporte que se conmemora el 6 de abril.

Algunos de los participantes en la carrera Running For Others. Foto: CI

Cómo participar en Running For Others 2020

Para poder formar parte de esta carrera se han establecido tres modos de participación:

  • Si tienes medidor de pasos: 10.000 pasos (hay muchas aplicaciones móviles, podómetros…)
  • Si tienes el terreno de casa medido: Recorre 5Kms a ritmo de competición indoor.
  • Si no te gusta la tecnología: anda una hora.

Por otra parte, hay que publicar en redes sociales una foto finish o grabar una historia y etiquetar a Cooperación Internacional, añadiendo también los hastags: #RunningForOthers y #Yomequedoencasa. Desde la organización animan a las personas participantes a elaborar su propio dorsal y también a disfrazarse para hacer este iniciativa todavía más divertirla y compartirla con los pequeños de la casa. Y recuerdan que hacer deporte en las zonas comunes no está permitido.

Cómo aportar para las familias en riesgo

La carrera es solidaria, por tanto, se insta a los participantes a aportar el donativo que consideren y lograr así que muchas familias pasen esta crisis con menos sufrimiento. Existen dos modos:

  • Con un donativo para la campaña de alimentos a través de Bizum al 00138 con referencia «RFO»
  • Con un donativo para la campaña de alimentos a través de una transferencia bancaria a la cuenta de Cooperación Internacional: ES40 2100 2123 1502 0046 0163.

Por otra parte, esta donación también se puede desgravar fiscalmente, para ello hay que escribir, una vez realizada, a finanzas@ciong.org indicando nombre y apellidos, DNI y Código Postal.

Esta crisis la vamos a superar todas y todas juntos y esta carrera solidaria también se puede ganar desde la solidaridad y el compromiso con aquellas personas que lo están pasando más mal. Una ayuda que ya está llegando, como muestran algunos mensajes recibidos en las redes sociales de Cooperación Internacional:

«Hola buenas tardes Pedro, quería agradeceros por la ayuda que está llegando a mi casa, hoy llegó una cantidad de comida y de verdad gracias y mil gracias. No tengo palabras»

«He recibido la tarjeta ya hice la compra y he mandado la foto del recibo… estoy muy agradecida con esta gran ayuda para mí y mi familia. Muchísimas gracias de todo corazón, muy agradecida con la cooperación…»

##RunningForOthers

#Yomequedoencasa

Más información:

https://ciong.org/novedad/corre-en-tu-casa-por-las-victimas-del-covid-con-running-for-others-indoor-2020/

https://ciong.org/novedad/covid_19-ayuda-a-familias-que-necesitan-alimentos/

“30 anys transformant el món”. Narramos la historia de la cooperación valenciana

2020-02-04T19:49:50+01:00febrero 4th, 2020|

30 años han pasado ya desde que la Generalitat Valenciana iniciara sus programas de cooperación internacional al desarrollo. Tres décadas en los que las organizaciones públicas y privadas, las ONGD, los cooperantes y la sociedad civil han mostrado su lado más solidario al tiempo que conocían otras realidades y se nutrían también con ellas de todo tipo de experiencias y aprendizajes. Para conmemorarlo, la Generalitat Valenciana ha editado el libro “Cooperació valenciana: 30 anys transformant el món” que hemos elaborado desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social.

Una publicación que fue presentada en la casa de todos los valencianos y valencianas como es el Palau de la Generalitat en un masivo acto que contó con la presencia de muchos de los protagonistas de estos años de cooperación y que fue clausurado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Se trata de «un recorrido difícil que ha hecho posible que la sociedad valenciana haya emergido en 30 años como una sociedad solidaria». «El autogobierno valenciano está vinculado a la cooperación desde su nacimiento», aseveraba Puig en su discurso.

El libro, en sus más de 200 páginas a todo color, narra la historia de la cooperación valenciana a través de las voces de gran parte de sus protagonistas y tiene un claro carácter visual donde las fotografías de los proyectos llevados a cabo en diferentes países y continentes cobran gran protagonismo y permiten al lector acercarse a estas realidades y reflexionar sobre ellas.

Una publicación que, como destacaba Puig “trata de remover conciencias” y acercar a la ciudadanía “las periferias humanas”. Así como «los miles de voluntarios que cada día, de manera anónima y en función de sus posibilidades, contribuyen a crear conciencia», un hito que se refleja en los 1.100 proyectos en 50 países en los que ha colaborado la sociedad valenciana en los últimos 30 años.

La presentación de este libro fue también una oportunidad para que estos voluntarios, los integrantes de las ONGD, los representantes de las universidades y de las instituciones públicas y privadas se reunieran, recordaran experiencias vividas y comentaran proyectos de futuro.

Luchar por erradicar la desigualdad

Ahora, tras 30 años de trabajo, es momento de mirar al futuro con ilusiones renovadas. En este sentido, la consellera de Cooperación, Rosa Pérez Garijo, expresaba la necesidad de «cambiar la manera de pensar el desarrollo» y hacerlo de una manera global, porque «las diversas realidades existentes en nuestro planeta son dos caras de la misma moneda». Y porque “el mayor reto del siglo XXI es la erradicación de la desigualdad”. En este sentido, la directora de general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Xelo Angulo, incidía en la importancia de «huir de la nostalgia porque la cooperación está tan viva como siempre y llena de futuro”. “No hay norte ni sur: hay personas en una comunidad global de iguales», defendía.

Al acto también asistieron la consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra; el conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau; el conseller de Hacienda, Vicente Soler y la consellera de Innovación, Carolina Pascual, así como la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Belén Cardona o la presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONGD, Lourdes Mirón.

El libro “Cooperació Valenciana: 30 anys Transformant el Món” perdurará como lo ha hecho la cooperación en todo este tiempo. Pero, las experiencias vividas, los aprendizajes y reflexiones que aparecen en él deben ser un nuevo punto de partida, un impulso para continuar fomentando un mundo más justo, más solidario, más inclusivo y con menos desigualdades en el que los valencianos y valencianas, empezando por los más pequeños, sientan la responsabilidad de contribuir en su día a día a hacerlo posible.

Fotos: Juanjo Martín

Ir a Arriba