¿En qué piensas cuando te hablan de educación?

2022-11-07T15:03:19+01:00noviembre 7th, 2022|

La Fundación Musol pone el foco en la educación de personas adultas de la comunidad valenciana y lo hace con un proyecto multidisciplinar llevado a cabo en consorcio con Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras.

Un proyecto que pretende movilizar en las comunidades educativas de los centros de educación de personas adultas a favor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como herramientas formativas y para la construcción de entornos educativos y barrios sostenibles e inclusivos.

Para ello cuentan con materiales creados específicamente para esta iniciativa, así como con colaboraciones y charlas de expertos en diferentes materias relacionadas con las migraciones, el género o el cambio climático. Como Tariq, que cuenta en directo su propia historia migratoria para llegar a España desde su país natal.

Una guía educativa y una web específica

El proyecto Integración de la educación para el desarrollo en la educación de personas adultas – fase 3. Género, Migraciones y cambio climático se desarrolla en las aulas de las Escuelas de Educación de Personas Adultas de la Comunidad Valenciana y cuenta con una guía educativa, con ejercicios prácticos para trabajar en clase. Y también con su propia página web, donde se pueden descargar los materiales y también documentarse sobre diferentes cuestiones relacionadas con la educación y los ODS. Así como con varios vídeos, como el que acompaña esta información.

La guía educativa, la web y los vídeos ilustrativos han sido elaborados por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, para este proyecto de la Fundación Musol y Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras.

Valencia abre el plazo de solicitud de ayudas a proyectos de educación para el desarrollo y la ciudadanía

2022-05-12T17:19:07+02:00mayo 12th, 2022|

Podrán ser beneficiarias de las subvenciones, las entidades sin ánimo de lucro, con sede en València, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y solidaridad.

Ya está abierto el plazo de presentación de solicitudes para la convocatoria de subvenciones que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de València para la realización  de proyectos de educación para el desarrollo y la ciudadanía. El plazo permanecerá abierto hasta el  próximo lunes 30 de mayo. Podrán ser beneficiarias de las subvenciones, las entidades sin ánimo de lucro, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y solidaridad y que cumplan con los requisitos especificados en las bases. Hay dos modalidades, la dirigida al ámbito “formal” y la dirigida al ámbito “no formal”.

La concejala de Cooperación, Maite Ibáñez.

Tal y como ha explicado la concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración, Maite Ibáñez “el objetivo de estas ayudas es apoyar a las entidades, con sede en València, que lleven a cabo actividades en materia de cooperación para el desarrollo y la solidaridad y construir, entre todos y todas, una ciudadanía crítica, global y consciente sobre las desigualdades mundiales y la relación de poder entre los países norte y sur”.

Las propuestas presentadas al Ayuntamiento de València, deberán cumplir con las líneas estratégicas establecidas en el marco del Plan Municipal de Cooperación Internacional para el Desarrollo 2019-2022, entre las que cabe mencionar: Orientar la política de cooperación hacia procesos de desarrollo en medio y largo plazo con un decidido enfoque basado en derechos; fomentar la solidaridad como motor de las políticas de cooperación profundizando en el Enfoque Sur; y fomentar la participación, la corresponsabilidad y la generación de redes ciudadanas para la transformación social.

Las ayudas serán compatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad otorgadas por otras administraciones o entes públicos o privados nacionales, de la Unión Europea o de organismos internacionales, siempre que el importe del total de las subvenciones recibidas no superen el 100% del coste de la actividad subvencionada.

La solicitud, junto con los documentos exigidos en la convocatoria se presentarán a través de la Sede electrónica del Ayuntamiento. Las entidades que concurran a las subvenciones, deberán presentar un formulario de identificación para cada una de las modalidades. La solicitud  deberá especificar la modalidad a la que se concurre.

El consistorio ha puesto en funcionamiento los teléfonos 962087604 y 962072471 para atender las dudas y necesidades de los solicitantes.

Se  pueden consultar las bases de la convocatoria a través del siguiente enlace: https://sede.valencia.es/sede/registro/procedimiento/BS.PN.125

MICRO | Jorge Cardona: «Hay que universalizar la educación de cero a tres años»

2021-05-03T18:15:54+02:00mayo 3rd, 2021|

Texto: Gerard Sánchez. Video: Sonia Climent. Fotos. Alberto Pla

El mes de abril acabó con la Semana de Acción Mundial por la Educación. Un aspecto fundamental para cualquier persona, pero que, desgraciadamente, ya avanzado el siglo XXI, todavía no es un derecho universal. Hace unos días publicamos un reportaje recordando algunos de nuestros documentales relacionados con la educación como los de “Quiero ser como Genet”, “142 pulsaciones”, “Increíbles” o “Un sol para Dominicana”. Ahora, cerramos esta importante semana con el estreno de la nueva temporada de nuestra sección MICRO.

Unos contenidos que elaboramos el equipo de la Agencia Alberto Pla y que constan de un reportaje escrito, de fotografía y de piezas audiovisuales de un minuto. En esta nueva temporada, y tras tanto tiempo de confinamientos, restricciones y distanciamiento social, hemos querido sacar nuestra ya famosa silla roja al exterior, concretamente al fabuloso patio de RuzafaStudio, un espacio en el corazón de Ruzafa que compartimos con la editorial ELCA y con la revista Valencia City.

Como decíamos, estrenamos la temporada de MICRO y lo hacemos con un invitado de excepción como es el Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Él nos habla de educación, pero también de cómo entenderla. Es decir, de una manera integral, holística, inclusiva y, ante todo, igualitaria y equitativa. Una educación que para él debe ser universal, pública y gratuita también de cero a tres años. Porque es ahí donde se empiezan a construir los cimientos de una persona y es ahí, precisamente, donde empiezan las desigualdades.

El Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Fotografía: Alberto Pla.

El Catedrático de derecho internacional público en la universidad de Valencia y presidente de Unicef, Comunidad Valenciana, entre otros cargos, Jorge Cardona Llorens. Fotografía: Alberto Pla.

Como remarca UNICEF, todavía hoy 263 milllones de niños y adolescentes no tienen acceso a la escuela todavía. Por si fuera poco, la pandemia del coronavirus ha aumentado las diferencias, el abandono escolar, sobre todo entre las clases bajas y eso genera un aumento de la inequidad que, como destaca Cardona, “hay que atajar cuanto antes, de forma urgente”.

Para Cardona la celebración de semanas como la de la educación “tienen como finalidad volvernos a recordar cosas que son necesarias y urgentes, a lo largo del año tenemos muchos días internacionales, muchas semanas dedicadas a un tema porque sino nos olvidamos, y para darnos cuenta de que es necesario actuar y que nos queda mucho camino por recorrer es necesario que nos lo pongan por delante. De ahí la importancia de semanas como la semana por la educación para recordarnos que aún nos queda mucho para lograr una educación que sea universal que sea equitativa, de calidad, inclusiva y para eso es necesario que nos lo recuerden de vez en cuando para saber que hay que seguir trabajando”.

“La pandemia ha generado un retraso de 10 años en los ODS”

“Se dio un gran impulso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio que había que conseguir para 2015, aunque no se logró lograr la educación universal como derecho para todos los niños y niñas del mundo. Pero nos queda mucho, en primer lugar, para conseguir que la educación sea universal y sea un derecho para todos los niños y niñas, pero dar un salto más. Los ODS han puesto como meta no solo la educación universal, sino de calidad, inclusiva y equitativa. Son elementos esenciales, una educación que no es de calidad, no es educación. Una que segrega a pobres, a niños con discapacidad o una raza no es una buena educación, la que diferencie entre niños ricos y pobres no es equitativa. El derecho no solo es un derecho a la educación, sino un derecho a la educación de calidad para todos, inclusiva, equitativa”, argumenta Cardona.

Él agrega que, desgracaidamente en el marco de la infancia se considera que la pandemia ha supuesto un retraso de 10 años en los ODS. No solamente es que había que acelerar para haberlos conseguido a inicios de 2020, sino que ha supuesto un retraso en la educación, en el acceso a derechos básicos en muchos niños y niñas. De ahí la importancia de semanas como esta para recordar que hay que luchar para evitar que las consecuencias sociales y económicas de la pandemia afecten aún más a la consecución de los ODS”.

El abandono escolar se ha vuelto a incrementar

Un niño disfruta de la lectura en el programa de educación no forman que la Fundación SOLCA mantiene en La Romana, Santo Domingo - Fotografía: Alberto Pla

Un niño disfruta de la lectura en el programa de educación no forman que la Fundación SOLCA mantiene en La Romana, Santo Domingo – Fotografía: Alberto Pla

Otra lacra del sistema educativo son las todavía altas tasas de abandono escolar. En España, según datos del INE de 2020, la comunidad con mayores índices de abandono escolar era Andalucía, con un 21,8%. No obstante, la media estatal venía bajando en los últimos hasta situarse en el 16%. Una tendencia que, la pandemia ha vuelto a incrementar. “El abandono escolar tiene mucho que ver con una educación de calidad, equitativa e inclusiva, cuando no es así, la educación provoca abandono escolar”, explica Cardona.

El profesor de la UV inciden en que “la pandemia, con el cierre de colegios, y al considerar que cualquier niño o niña podía tener educación online llevó a que muchos no siguieran porque no tenían acceso ni a los recursos técnicos ni a la conexión necesaria ni al tiempo ni al ambiente necesario”. Por tanto, “ha supuesto que, con la reanudación de la educación presencial, se haya producido un importante aumento del abandono escolar, de niños y niñas que han quedado descolgados y hay que hacer un gran esfuerzo o los habremos perdido”. “La falta de educación es algo que va a tener graves consecuencias en la juventud y la época adulta”, advierte.

“Somos una sociedad que no es equitativa”

Otra de las consecuencias de esta pandemia ha sido que “ha puesto de relieve muchas circunstancias que existían y no las veíamos. Muchas de ellas se han puesto mucho más abiertas y sangrantes en el ámbito de la sanidad, la educación, pero sobre todo en la equidad. Somos una sociedad que no es equitativa. Una sociedad en la cual grandes grupos de personas en general y niños y niñas en particular se ven carentes de recursos y la pandemia ha acelerado estas diferencias”, denuncia.

Jorge Cardona Llorens en Ruzafa Studio. Fotografía: Alberto Pla.

Jorge Cardona Llorens en Ruzafa Studio. Fotografía: Alberto Pla.

“Nos hemos encontrado con niños y niñas de clases acomodadas que van a colegios privados y se les pusieron todos los recursos para continuar con su educación, frente a muchos niños y niñas en colegios que son casi guetos de exclusión y discriminación donde no existían esos recursos y la inequidad ha aumentado y lo peor que puede ocurrir en una sociedad es que no sea equitativa, que no haya igualdad, porque ha medida que se van incrementando esas desigualdades, termina reflejando en las relaciones sociales y se van agudizando las desigualdades”.

Cardona recuerda que “las revoluciones en la sociedades se han dado cuando los niveles de desigualdad eran mayores. La desigualdad en la revolución francesa generó una revolución, lo mismo ha pasado en otros momentos. Hay que procurar reducir las desigualdades pero la pandemia ha puesto de manifiesto muchas desigualdades en el ámbito de la educación que hay que corregir con urgencia. Hay que ponerse a trabajar urgentemente, hay que poner los recursos para atender a niños y niñas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad”.

Mayor desmoralización entre niños y jóvenes

Un joven voluntario de Fundación SOLCA en Costa Rica entrega un panfleto informativo de un campamento de verano para niños en riesgo de exclusión social - Fotografía: Alberto Pla.

Un joven voluntario de Fundación SOLCA en Costa Rica entrega un panfleto informativo de un campamento de verano para niños en riesgo de exclusión social – Fotografía: Alberto Pla.

Otra consecuencia ha sido la psicológica. “La pandemia ha provocado angustia, graves problemas mentales, en niños y niñas es más grave porque no existe la especialidad de psiquiatría infantil, no hay políticas de salud mental infantil, y la pandemia ha provocado graves situaciones de salud mental, eso produce desánimos, depresiones… en toda la población, también en los jóvenes”, explica.

Él argumenta que “una de las características claves de la juventud es su carácter gregario, los jóvenes necesitan el grupo, se identifican con él, sino hay relación social no hay gregarismo y eso genera situación de depresión, de aislamiento de desmoralización en muchas cosas. Y eso unido a las consecuencias de la pandemia que es su crisis social y económica que ha generado y que todavía está generando”.

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

Kimberly ayuda a una niña a realizar unos dibujos en la Escuelita Feliz del vertedero de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala. Fotografía: Alberto Pla

“La pandemia ha generado mayor desaliento al ver que las expectativas de reducen, la generación mía sabías que si te ponías a trabajar y hacías esfuerzo ibas a conseguir algo, hoy por mucho esfuerzo que realices muchos saben que no van a conseguir su hueco en la sociedad o si lo logran será con un trabajo precario, mal pagado y eso lógicamente produce desmoralización. De ahí que haga falta una revolución social, un cambio estructural en la sociedad en las estructuras sociales y económicas para que cambie la situación y todo el mundo tenga expectativas”, augura.

“Enseñar no es solo transmitir conocimientos, sino acompañar, seguirles en su desarrollo y eso es una gran satisfacción”

“Lo que más me gusta de enseñar es ver cómo eso influye en el desarrollo holístico de la persona. Yo enseño en la universidad, estoy en una etapa en la que el estudiante está abriéndose hacia el mundo exterior, hacia la profesión. Poder acompañarle en ese camino es el mayor privilegio de un docente. No solo se trata de transmitir unos conocimientos, se trata de acompañarle, y seguirle», relata.

Unas niñas juegan en los columpios del colegio que mantiene la Comunidad Misionera San Pablo Apostol en Muketuri, Etiopía. Fotografía: Alberto Pla

Unas niñas juegan en los columpios del colegio que mantiene la Comunidad Misionera San Pablo Apostol en Muketuri, Etiopía. Fotografía: Alberto Pla

Cardona nos hace una confesión personal: «Yo mantengo el contacto con muchos estudiantes que he tenido, poderles ayudar en sus primeros pasos profesionales y poder seguirles acompañando es una gran satisfacción. Soy padrino de muchos niños y niñas, hijos de mis estudiantes y padrino de varios matrimonios porque eso implica haber conseguido el resultado. No es que conozcan la asignatura que yo enseño, sino haberles ayudado a su formación integral. Haberles ayudado a cumplir su desarrollo y eso es un privilegio que tenemos los docentes y que no tienen otros y hay que dar gracias de poderles ayudar”, explica.

“El desarrollo de ese sujeto debe ser integral, que cuando yo estoy enseñando a mis estudiantes no me olvide de que algunos tienen problemas sociales, de salud, otros elementos que yo he de tener en cuenta cuando estoy transmitiendo los conocimientos y tratándoles de ayudar”, dice Cardona.

«Debo de ver integralmente a la persona que tengo delante y no solo como un educando».

Por lo tanto, “debo de ver integralmente a la persona que tengo delante y no solo como un educando. La vida del estudiante es integral y uno tiene que verla así, porque si la veo solo como educando mal, no conseguiré los resultados que estoy buscando”.

Finalmente, Cardona resalta la relevancia de la educación en los primeros pasos de vida. “La educación es un elemento esencial para el desarrollo de una persona. Y cuando hablo de educación quiero incidir en una parte de la educación fundamental que es la de cero a tres años. Hasta que no la tengamos universalizada no conseguiremos la igualdad. Nos encontramos con niños y niñas que han recibido educación en esas edades, que han ido, no a una guardería, sino a un centro educativo de cero a tres años que cuando llegan a la educación obligatoria están en una situación de privilegio frente a quien no ha estado. Esa diferencia se va a ir marcando cada vez más después. No es lo mismo, estar sembrando en un terreno ya cultivado que sobre uno que no ha sido trabajado.”.

«La capacidad de aprender en la etapa de cero a tres años es casi infinita y por tanto trabajar bien eso es lo que va a permitir que cuando lleguen a la universidad estén mucho mejor construidos».

“Las inequidades que encontramos en la educación y en desarrollo social tienen mucho que ver con la atención temprana con la educación de cero a tres años. Con que el centro al que vaya tenga un programa educativo. Que no sea un lugar donde el niño sea atendido solo en sus necesidades físicas, sino también educativas. La capacidad de aprender en la etapa de cero a tres años es casi infinita y por tanto trabajar bien eso es lo que va a permitir que cuando lleguen a la universidad estén mucho mejor construidos”.

“La construcción de una persona es como un juego de lego, si tengo muchas piezas abajo tendrá solidez, si tengo pocas piezas, no la habrá y terminará cayendo, será frágil. Es fundamental el trabajo y la educación de cero a tres años. Hay que priorizar la educación de cero a tres años tiene que ser universal y gratuita para todos los niños y niñas. España podría hacerlo y no lo está haciendo por una falta de voluntad política. Es importante incidir en este aspecto”, finaliza el profesor Cardona.

La educación, un derecho fundamental que transforma vidas y sociedades

2021-04-27T11:17:04+02:00abril 27th, 2021|

 

«La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.» Hesíodo.

«Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.» Benjamin Franklin.

«En cuestiones de cultura y de saber, solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da.» Antonio Machado.

Texto: Gerard Sánchez y Sonia Climent | Fotografía de portada: Alberto Pla.

Estas tres frases reflejan la relevancia y la trascendencia que la educación ha tenido en la historia de la humanidad. Un valor, un derecho, como lo describre la propia ONU que asevera que proporciona “las capacidades y conocimientos críticos necesarios para convertirnos en ciudadanos empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a la sociedad”. Y por ello la incluyó en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4. «Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos».

La educación transforma vidas y resulta fundamental para que el ser humano logre evolucionar. De hecho, esa transmisión de saberes, de generación a generación, es una de las características principales que nos distingue de otros animales.

Precisamente, en este final de abril se celebra la Semana de Acción Mundial por la Educación. Es cierto que este derecho universal está cada vez más extendido y llega, con mayor calidad, a más personas. Pero, aún así, según UNICEF, 263 millones de niños y adolescentes no tienen acceso a la escuela todavía.

El equipo de la Agencia Alberto Pla llevamos ya 10 años realizando todo tipo de trabajos audiovisuales y de comunicación para ONGD, fundaciones e instituciones públicas y privadas. Unos proyectos en los que la educación ha tenido un papel protagonista y transversal. Trabajos que queremos recordar en este artículo y que nos han llevado a diversos países y continentes y nos han permitido conocer personas, historias, situaciones únicas, a veces complicadas, pero siempre con la ilusión, la solidaridad, la fortaleza y, cómo no, la educación y el afán de superación, como puntos en común.

El documental «Quiero ser como Genet» ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en una semana

El proyecto más reciente que hemos realizado es el documental Quiero ser como Genet. En él, se cuenta la historia de una mujer etíope y de su comunidad que, con fortaleza y tesón, y gracias al apoyo que su entorno le proporciona, y a la ayuda de entidades como la ONGD MOSSolidaria y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstols, consigue llegar a la educación. Un documental que estrenamos el pasado 11 de abril y que ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en Youtube.

El documental «142 pulsaciones», sobre la historia de superación de Kimberly en Guatemala

Kimberly, protagonista del documental 142 pulsaciones realizado para la Asociación CONI, es un ejemplo para otros estudiantes de su país donde solo el 3% de alumnos culminan la educación secundaria.

El documental «Increíbles» para la Fundación Solca en Nicaragua

La Fundación SOLCA también colabora en la ayuda a los jóvenes a alcanzar sus metas. INCREÍBLES es un corto documental rodado en Nicaragua donde nuevamente la educación se muestra como la puerta para alcanzar sueños y esperanzas. Con el mismo objetivo, Un sol para Dominicana relata la historia de varios beneficiarios y educadores con historias sorprendentes de superación gracias al apoyo de la Fundación SOLCA. Un documental que ya tiene más de medio millón de reproducciones en Youtube.

La historia de los jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar en India

En Educación, educación, educación se hace un recorrido a través de la ONG Naya Nagar mostrando los diferentes oficios y el estilo de vida de los niños y jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar. Mostrar la importancia de la educación como motor de progreso en países en vías de desarrollo es un reto que debemos conseguir en todo momento y en cualquier situación.

Estos son algunos de nuestros proyectos relacionados con la educación, pero hemos elaborado muchos más, y seguimos trabajando en otros que anunciaremos próximamente. Os recordamos que pueden seguirnos en redes sociales y también en esta página web para no perderse nada.

Os queremos dejar ahora con otra frase célebre sobre educación que invita a la reflexión y que muestra la relevancia de este derecho universal.

«La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos.» del novelista británico C. S. Lewis.

 

 

Estreno mundial del documental «Quiero ser como Genet»

2021-04-08T11:54:53+02:00abril 8th, 2021|

El 12 de marzo de 2020, justo dos días antes de que se decretara el confinamiento domiciliario en España, regresamos de Etiopía donde habíamos ido a grabar un documental para la ONG MOSSolidaria y para la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol en Muketuri. Un viaje que afrontamos con gran ilusión sin saber que, después de él, el mundo cambiaría tanto. Allí nos encontramos con mujeres fuertes y resilientes, con personas que, a pesar de las muchas adversidades que sufren día a día, logran salir adelante y  mantener la ilusión, la esperanza, la pasión y la alegría de vivir. Siempre con esa sonrisa etíope que nos cautivó y de la que ya hablamos entonces en nuestra web.

Etiopía fue algo así como nuestra «pérdida de la inocencia» y, aunque no lo sabíamos entonces, en aquel vuelo de regreso a Europa dejábamos atrás un tiempo en el que el contacto humano, cercano, estrecho, tan propio de África y de sus culturas, pasaría a formar parte del pasado para dar paso a otro marcado por las mascarillas, los saludos desde la distancia, o con los codos, y los besos al aire.

«Quiero ser como Genet» una historia de superación con las mujeres etíopes como protagonistas

En pleno confinamiento, desde nuestras respectivas casas, empezamos el proceso de postproducción y montaje de un documental en el que las mujeres son las grandes protagonistas. «Quiero ser como Genet» se centra en la historia de superación ante la adversidad de esta joven etíope, pero también en los relatos de otras que, como ella, han logrado aprovechar las escasas oportunidades que la vida les ofrecía.

Mujeres que, con su fortaleza y tesón, así como con otros apoyos, entre ellos el que proporciona la educación y una alimentación adecuada, consiguen progresar y luchar por sus sueños, por los de sus seres queridos y por los de su país, como así dan testimonio también en el documental la presidenta de MOSSolidaria, Mari Olcina, y la responsable de la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol en Muketuri, Lourdes Larruy.

Lourdes Larruy abraza a Genet, la protagonista del documental que rodamos en Etiopía para la Misión San Pablo Apóstol y MOSSolidaria. Fotografía: Alberto Pla

Ahora, un año después, estrenamos de forma oficial el documental en un acto, con aforo limitado y previa reserva de asistencia, que tendrá lugar el próximo 15 de abril, a las 18 horas, en Ruzafa Studio. Un estreno mundial que también podrá seguirse de manera online por streaming. Además, la película documental permanecerá, a partir de entonces, en abierto por Youtube para que todas las personas que lo deseen puedan verla, compartirla y comentarla.

El equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, os animamos, por tanto, a acompañarnos en este gran estreno ya sea de forma presencial u online y os damos las gracias por vuestro apoyo.

 

 

 

Últimos días para ver la exposición Somos Salvador en Ruzafa Studio

2020-12-01T10:38:33+01:00diciembre 1st, 2020|

La exposición #SomosSalvador acaba, en Valencia, su amplia gira, concretamente en Ruzafa Studio. Un  proyecto que cuenta con la financiación de la Generalitat Valenciana y que, con fotografías de Alberto Pla, nos muestra la visión de un país como El Salvador cuyo número de homicidios es comparable con el de un país en conflicto. Además, podrá verse por última vez hasta 12 de diciembre en la calle Pedro III El Grande 11D, de Valencia.

La ONG CESAL, en convenio con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ofrece la educación como el mejor vehículo para salir del ambiente de violencia que recorre el país. Un trabajo que, además, obtuvo el premio Manuel Castillo, de la Universidad de Valencia, en el año 2018.

CESAL está llevando a cabo un proyecto de desarrollo en El Salvador con fondos de cooperación de la Generalitat Valenciana desde el año 2019. Su título es “Mejora de la educación y participación juvenil para la prevención de la violencia en los municipios de Izalco y Sacacoyo” y se está ejecutando en consorcio con la Fundación Mainel. En el marco de este proyecto se han establecido acciones de sensibilización dirigidas a la ciudadanía en la Comunidad Valenciana y en España. Una de ellas es #SomosSalvador.

somos salvador, cesal, ruzafa studio, el salvador

La exposición Somos Salvador, de la ONG CESAL, se puede ver por última vez, y hasta el 12 de diciembre, en Ruzafa Studio. Fotografía: Alberto Pla

Esta exposición ha viajado, con la colaboración de la Fundación SEUR, por diferentes ciudades españolas como Madrid, Sevilla, Bilbao, Cáceres, Mallorca y este año regresó a Valencia donde ya ha sido expuesta en la Casa del Alumno de la Universitat Politécnica (UPV) y también en la sede de la Fundación Mainel.

Una exposición que, acompañada de cinco capsulas audiovisuales, muestra la dura realidad que viven los jóvenes de esa región del planeta.

Alejar a los jóvenes de la violencia mediante la educación

Alejar a los jóvenes de la violencia supone un desafío que requiere la implicación de todas las partes, de ahí, que no solo la educación sea una de las propuestas, también desarrollan cursos de implicación política y formación para el empleo.  Su objetivo es ofrecer una alternativa a los jóvenes que desde temprana edad ven cómo las pandillas son un camino para su desarrollo vital. Sentido de pertenencia y sueños por cumplir, es lo que demandan muchos de los jóvenes salvadoreños. Para lograrlo, se emplea la educación como herramienta, potenciando sus habilidades sociales y formando en oficios varios, alejándolos así de la violencia.

somos salvador, cesal, ruzafa studio, el salvador

A través de esta muestra los espectadores se convierten en testigos, a través de la mirada de sus seis protagonistas, de los distintos problemas en los que está sumido el país como son la violencia de género, la violencia política, la falta de empleo o los espacios para construir sus proyectos de vida. El trabajo muestra cómo estos jóvenes son formados en talleres de mecánica, arte, carpintería o pintura logrando de ese modo un trabajo con el que poder vivir alejado de las bandas.

La ONG CESAL está convencida que las oportunidades educativas y de prevención de la violencia, puede ayudar a mejorar la vida y el futuro de muchos jóvenes, además de una alta repercusión en el país. Después de muchos años trabajando con los más vulnerables están decididos a mostrar sus éxitos a través de la campaña #SomosSalvador, proyectando estas historias que darán fe del éxito de la organización y de la importancia de la educación.

Por una vuelta al cole equitativa y con justicia social

2020-09-03T11:17:59+02:00septiembre 3rd, 2020|

Por: Gerard Sánchez. Fotos: Alberto Pla

Llega septiembre y con él la vuelta al cole en muchos países como España y gran parte de Europa. Un regreso que, como casi todo en este 2020, viene marcado por el Covid-19 y por sus consecuencias. Muchos de nosotros seguramente recordamos, con más o menos detalle, esas vueltas al cole con sus emociones, alegrías y llantos, pero es muy probable que no logremos contextualizarlas en un año concreto. No obstante, la de este 2020 será muy recordarda y comentada por toda una generación de niños y niñas, pero también de adolescentes, de padres-madres y profesores que afrontan este regreso con todo tipo de dudas, preocupaciones y ansiedades.

Un momento del rodaje del documental que rodamos en Etiopía en marzo para la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol y MOSSolidaria. Foto: Alberto Pla

Como suele ocurrir en muchas facetas de la vida, este regreso a las aulas no será igual para todo el mundo. No lo está siendo en cada uno de los países de nuestro planeta, pero tampoco lo es dentro de un mismo país como España o en el seno de una misma ciudad o barrio. Una vuelta que resulta especialmente complicada para aquellas familias con menos recursos que ven como al gasto habitual de la escolarización hay que sumar otros como la adaptación a las nuevas tecnologías o las consecuencias económicas que para una familia puede acarrear el hecho de que alguno de sus progenitores deba quedarse en casa para cuidar a un hijo enfermo o en confinamiento temporal. Sin olvidar los temores y las consecuencias que pueden tener las infecciones por Covid-19 en niños y adultos.

Unos problemas que se vuelven todavía mayores en países de América, África o Asia donde las carencias educativas y de vida son aún mayores y en los cuales la necesidad de la cooperación internacional y la solidaridad es más importante que nunca. Especialmente preocupante, y como alertan desde organizaciones como Acnur, es esa vuelta al cole marcada por el Covid-19 en realidades tan complicadas ya de por sí como son los campos de refugiados.

La escuela refugio de Entreculturas

Otra organización que trabaja por la educación de las personas refugiadas es Entreculturas. Ellos cuentan con la página web «escuela refugio» desde la que luchan para garantizar la escolarización y los recursos para miles de niños y niñas refugiados en diversos países del mundo. «El cierre de las escuelas provocado por la Covid-19 ha dejado a estos menores sin su refugio, su espacio de protección y aprendizaje, su espacio para ser niños. Sin ella vuelven a estar más expuestos a situaciones de violencia, abuso y explotación y a tener más dificultades para poder comer o acceder a agua potable», indican. Por ello, desde desde Entreculturas, junto a otras organizaciones socias, trabajan «para que la escuela les siga protegiendo. Para que, aunque estén cerradas, siga acompañándolos en sus casas a través de la educación a distancia, el reparto de alimentos y la protección frente a la violencia.»

Niños y niñas se columpian en la escuela de la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol en Muketuri, Etiopía. Foto: Alberto Pla

Acnur publica un informe por la educación de las personas refugiadas

En un informe publicado este jueves, día 3 de septiembre, bajo el título “Uniendo fuerzas por la educación de las personas refugiadas”, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, predice que, a menos que la comunidad internacional tome medidas inmediatas y ambiciosas para contrarrestar los efectos catastróficos de la COVID-19 en la educación de las personas refugiadas, el potencial de millones de jóvenes refugiados que viven en algunas de las comunidades más vulnerables del mundo se verá aún más amenazado. Los datos ofrecidos en el informe se basan en las estadísticas en bruto sobre la escolarización del año escolar 2019.

Desde Acnur alertan de que «antes de la pandemia, un niño refugiado tenía el doble de probabilidades de no asistir a la escuela que un niño no refugiado». Y aseveran que esta situación sin duda va a empeorar: «muchos niños y niñas refugiados probablemente no tendrán la oportunidad de retomar sus estudios por el cierre de escuelas, las graves dificultades para pagar las tasas de matriculación, uniformes o libros, la falta de acceso a tecnologías o porque se ven obligados a trabajar para ayudar a sus familias

«La mitad de los niños refugiados del mundo no estaban escolarizados previamente a esta situación. Después de todo lo que han soportado, no podemos robarles su futuro negándoles hoy una educación«. Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

La mitad de los niños refugiados del mundo no estaban escolarizados previamente a esta situación”, ha declarado Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. “Después de todo lo que han soportado, no podemos robarles su futuro negándoles hoy una educación. A pesar de los enormes desafíos que plantea la pandemia, si se ofrece un mayor respaldo internacional a las personas refugiadas y a sus comunidades de acogida, podremos desarrollar más medios innovadores para proteger los avances fundamentales en la educación de los refugiados obtenidos durante los últimos años”.

Unas niñas juegan en la escuela de CIVES en asentamiento de Al Farah 4 – Alberto Pla

Los datos del informe de 2019 se basan en las estadísticas de doce países que acogen a más de la mitad de los niños y niñas refugiados en el mundo. Aunque la tasa bruta de matriculación en enseñanza primaria es del 77%, solo el 31% de los jóvenes está matriculado en secundaria. A nivel de educación superior, solo el 3% de los jóvenes refugiados han podido matricularse.

En unas contundentes palabras finales al informe, el futbolista y Embajador de la Fundación Vodafone y de ACNUR para el Programa Escolar de Red Instantánea, Mohamed Salah, declaró: “Garantizar una educación de calidad hoy significa menos pobreza y sufrimiento mañana

Unicef lanza la guía «Covid-19. Proteger la salud en las aulas»

Otra organización que vela por la salud y la protección de la infancia es El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef. Ellos han lanzado la guía «Covid-19. Proteger la salud en las aulas«. En el se indica que «La educación no puede parar durante una emergencia, ya que es una parte esencial de la recuperación en una crisis: aporta normalidad, un sentido de la rutina, conocimientos y habilidades necesarias para el desarrollo, protección en casos de especial vulnerabilidad social y económica y sirve de puente para salvar las distintas brechas sociales, económicas y educativas a las que se enfrenta parte de la población. Cuanto antes se reestablezca la actividad cotidiana de escuelas y centros de enseñanza, antes se podrán curar las heridas dejadas por esta crisis.»

Por otra parte, alertan de que «al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo no tuvo acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas debido a la COVID-19».

Alejandro Sebastián reunido con la Directora de programas en Guatemala y el profesor de la escuela de Cobán. Fotografía: Alberto Pla

Desde Unicef han lanzado la campaña Reimaginar, dirigida a impedir que la pandemia de COVID-19 termine convirtiéndose en una crisis prolongada para los niños, sobre todo los más pobres y vulnerables. UNICEF insta a realizar inversiones urgentes para cerrar la brecha digital, facilitar la educación a distancia para cada niño y, lo más importante, priorizar la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad.

Y también han trabajado en el «Marco para la reapertura de las escuelas«, preparado por la UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial y el Programa Mundial de Alimentos.

 

Cepal y la UNESCO publican «La educación en tiempos de la pandemia de COVID-19»

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha planteado que, incluso antes de enfrentar la pandemia, la situación social en la región se estaba deteriorando, debido al aumento de los índices de pobreza y de pobreza extrema, la persistencia de las desigualdades y un creciente descontento social. En este contexto, alerta de que «la crisis tendrá importantes efectos negativos en los distintos sectores sociales, incluidos particularmente la salud y la educación, así como en el empleo y la evolución de la pobreza».

Por su parte, la UNESCO ha identificado grandes brechas en los resultados educativos, que se relacionan con una desigual distribución de los docentes, en general, y de los docentes mejor calificados, en particular, en desmedro de países y regiones con menores ingresos y de zonas rurales, las que suelen concentrar además a población indígena y migrante.

Por todo ello, han publicado de forma conjunta el documento La educación en tiempos de la pandemia de COVID-19. El objetivo de este documento es visibilizar la diversidad de consecuencias que estas medidas tendrán sobre las comunidades educativas a corto y mediano plazo, así como plantear las principales recomendaciones para sobrellevar el impacto de la mejor manera posible, proyectando oportunidades para el aprendizaje y la innovación en la educación posterior a la pandemia.

Rozalén durante su visita a Guatemala para apoyar el proyecto «la luz de las niñas» de Entreculturas.

La OMS dice que mascarillas sí, pero no para menores de cinco años

Otra gran duda para las familias y también para los responsables educativos en el inicio del curso escolar es cómo aplicar en los niños las medidas de seguridad como las mascarillas, la distancia social, el contacto físico… A día de hoy, no existen directrices claras u homogéneas, al menos a nivel mundial, sobre estas cuestiones. De hecho, en cada país e incluso en cada región se va proceder de un modo diferente. Aún así, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) sí que han lanzado ciertas recomendaciones. Una de ellas indica que las mascarillas son útiles en los colegios, pero no las recomiendan para menores de cinco años.

Sobre qué tipo de mascarillas utilizar por los niños, desde la OMS indican que «los niños que, en general, gozan de buena salud pueden ponerse mascarillas higiénicas o de tela. Así se consigue controlar el origen, es decir, se evita transmitir el virus a otras personas si el niño está infectado y no es consciente de que lo está». Por otra parte, matizan que «los niños con problemas de salud subyacentes como fibrosis quística, cáncer o inmunodepresión deben, en consulta con sus proveedores de servicios médicos, llevar mascarillas médicas o quirúrgicas.»

Un grupo de voluntarios costarricenses de la Fundación SOLCA visitan el barrio Sinaí en San José, Costa Rica, antes de la pandemia – Fotografía: Alberto Pla

Ayuda en acción pide colaboración para lograr una vuelta al cole equitativa

«Una vuelta al cole diferente», así se llama la campaña de recaudación de fondos que ha lanzado Ayuda en Acción para tratar de conseguir que este regreso a las aulas sea lo más equitativo posible en España y en otros lugares del mundo. Ellos indican que «miles de familias en España no tienen recursos suficientes para comprar todo lo que necesitarán sus hijos e hijas para la vuelta al cole».  Por ello, y a través del programa Aquí también, Ayuda en Acción proporciona becas de material escolar a familias en situación de pobreza p»ara que la única diferencia que haya entre un niño o una niña con y sin recursos sean sus ganas de aprender.»

Las esenciales becas comedor de Educo

Uno de los mayores gastos en cada curso escolar es el comedor infantil. Dependiendo de colegios este puede llegar a superar los 100 euros mensuales. Una situación que resulta muy complicada de afrontar para muchas familias, más aún en una situación como la actual. ONG como Educo, mantuvieron sus becas comedor durante el confinamiento y también en en verano. Ahora, con la vuelta al cole, piden más colaboraciones y donaciones para que estas becas lleguen al mayor número de familias. Ellos alertan de que en España «284.000 niños y niñas no pueden comer carne, pollo o pescado cada 2 días».

Unos niños en un comedor. Fotografía: EDUCO

 

 

 

 

 

 

 

El covid-19 incrementa las desigualdades educativas

2020-04-28T11:09:18+02:00abril 28th, 2020|

Por Gerard Sánchez | Fotografía de portada de Alberto Pla

Los niños y niñas españoles y los de muchos otros lugares del mundo llevan varias semanas sin acudir a sus centros escolares debido a las medidas de seguridad impuestas por el Covid-19. No obstante, en todo el mundo, y según datos de UNICEF, existen todavía 263 millones de niños y adolescentes que no tienen acceso a la escuela. Para tratar de concienciar esta situación, desde 2001 se lleva a cabo la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), promovida por la Campaña Mundial por la Educación (CME). Una semana que este año se lleva a cabo del 27 de abril al 3 de mayo y que se celebra en más de 124 países.

Uno de los colectivos más afectados por las medidas de confinamiento impuestas para atajar los efectos del coronavirus están siendo los niños y niñas. En España llevan confinados en sus hogares desde el pasado 14 de marzo, y no fue hasta el 26 de abril cuando se les permitió salir a dar paseos cortos, de una hora de duración y a una distancia no superior a un kilómetro de sus casas. Ellas y ellos, desde su inocencia, han dado grandes ejemplos de responsabilidad, comprensión y resistencia durante todos estos días, pero todavía queda por saber qué efectos tendrá en ellos esta ausencia prolongada de clases y también este encierro domiciliario tan prolongado.

Un niño mira por la ventana durante el periodo de confinamiento. Fotografía cedida por Freepik

Por otra parte, durante este tiempo los padres y madres han tenido más tiempo para estar con sus hijos, pero también han reforzado su relación con los educadores y se han dado cuenta de la importancia, y la dificultad, de su labor. Por todo ello, esta Semana de la Acción Mundial por la Educación se vuelve especialmente importante en este 2020 donde las aulas están en cada hogar, en las mesas del salón, convertidas en espacios de trabajo infantil, en las cocinas, transformadas en lugares donde aprender sobre física y química e incluso en las televisiones o teléfonos móviles que, bien utilizados, también pueden ser excelentes herramientas educadoras.

Uso de los plásticos y preservación de los océanos

Desde la organización de la Campaña Mundial por la Educación (CME), que en España está conformada por las ONG EDUCO, Entreculturas, Plan International y Ayuda en Acción, entre otras entidades colaboradoras, instan a los padres y madres y a los educadores a fomentar en casa y a través de Internet la temática de este año de la SAME: el uso de plásticos y la preservación de los océanos. En este sentido, animan a pintar dibujos sobre estas temáticas, llevar a cabo alguna obra teatral sobre el medio ambiente, leer cuentos, hacer manualidades, aprender sobre los océanos, fomentar el reciclaje. Sin olvidar difundir todo tipo de mensajes de concienciación a través de las redes sociales y exigir a la clase política que cumpla con sus compromisos educativos.

Una playa contaminada con plástico. Fotografía cedida por Freepik.

Aumento de las desigualdades educativas

El CME es un movimiento de la sociedad civil fundado en 1999 durante el Foro Mundial de la Educación llevado a cabo en Dakar, Senegal. Tiene como objetivo promover y defender la educación como un derecho humano básico. En esta línea, el responsable de políticas e incidencia de la CME y exRelator de Naciones Unidas sobre el derecho a la educación, Vernor Muñoz, comentaba hace unos días que, a causa de los efectos de la pandemia, “a la exclusión escolar se suma la exclusión de los aprendizajes. La interrupción de aprendizajes va a causar graves pérdidas, se van a acumular desventajas difíciles de superar. Además, la escuela es un entorno básico de socialización, un mapa para construir relaciones, un centro de encuentro que permite el juego y la felicidad. Eso lo estamos perdiendo con el COVID-19”.

Aunque parezca increíble, incluso en un país desarrollado como España existen todavía muchos niños y niñas que no tienen acceso a Internet en sus hogares o que lo tienen con muchas limitaciones. Ahora, que todo es online, esta brecha se vuelve más amplia que nunca y puede tener todo tipo de consecuencias. Desde el CME han lanzado un vídeo para concienciar sobre esta situación y también han promovido el hastag #lamejorlección, con el que animan a reflexionar y compartir sobre cuáles son las lecciones que cada uno está aprendiendo durante este tiempo de confinamiento y estado de alarma.

Como también señala Vernor Muñoz: “Tenemos ahora una oportunidad para construir nuevos abordajes desde la solidaridad, desde el bien común, desde los servicios públicos y gratuitos; y también de cambiar nuestros modelos escolares, pasar del individualismo, la medición y el consumo exacerbado a sistemas educativos basados en la cooperación y en la solidaridad”.

La Unesco lanza la Coalición Mundial para la Educación

Desde la UNESCO promovieron a principios de abril la Coalición Mundial para la Educación, con el objetivo de ofrecer a los niños y jóvenes opciones de aprendizaje inclusivo durante este período de interrupción repentina y sin precedentes en la educación. Desde este organismo incidían en que “el cierre de escuelas agrava las desigualdades en la educación y afecta de manera desproporcionada a los niños y jóvenes más vulnerables”.

A lo largo de estas semanas de confinamientos, estados de alarma… han surgido varias iniciativas, desde todo tipo de organismos públicos y privados, ong, fundaciones… para promover la educación y tratar de luchar contra problemas como la falta de acceso a la misma, la brecha digital, el trabajo infantil… Una propuestas que tendrán mayor o menor repercusión y éxito en la medida en que las sociedades en su conjunto y los ciudadanos a modo particular las defiendan y las promuevan. Los niños y niñas son uno de los sectores más vulnerables de la población y, aunque nos han dado lecciones a todos durante esta pandemia, debemos seguir protegiéndoles en todo el mundo, empezando por uno de sus derechos más básicos; el de tener acceso a una educación pública y de calidad.

Documentales y proyectos sobre educación

Otra forma de concienciar sobre la educación y de fomentar el derecho a la misma es visualizando documentales sobre cómo esta puede transformar la vida de niños y niñas en diferentes lugares del mundo. En nuestra agencia estamos convencidos del poder de la educación para cambiar vidas y transformar el mundo. A lo largo de los últimos años hemos podido conocer de primera mano diversas realidades educativas en varios países y continentes gracias al apoyo y la colaboración de ONGD y fundaciones como la Asociación CONI, la ONG CESAL, la Fundación SOLCA, la Fundación Fontilles, la ONG Cooperación Internacional, la ONG PROYDE, la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol…

Os invitamos a ver el resultado de algunas de estas iniciativas en nuestra sección de Proyectos de nuestra página web.


#SemanadeAcciónMundialporlaEducación

#SAME2020

#LaMejorLección

#Quédateencasa

 

#SomosSalvador ya conciencia sobre el poder de la educación para prevenir la violencia

2020-02-29T10:46:37+01:00febrero 28th, 2020|

La exposición #SomosSalvador, organizada por la ONG CESAL, con el apoyo de la Fundación Mainel, ya conciencia a los estudiantes de la Universitat Politécnica de Valencia y a todas aquellas personas que visiten, hasta el 13 de marzo, la Casa del Alumno de esta institución educativa pública valenciana. Después de recorrer varias ciudades españolas, una de las mayores exposiciones para prevenir la violencia en El Salvador a través de la educación regresa a Valencia y se enmarca, precisamente, en uno de los corazones estudiantiles como es la Casa del Alumno de la UPV.

La muestra está conformada por grandes paneles informativos, acompañados de fotografías del valenciano Alberto Pla y también de seis cápsulas audiovisuales donde jóvenes salvadoreños cuentan su pasado de violencia y cómo la educación y el apoyo de una institución como la ONG CESAL fue crucial para cambiar sus vidas. Un trabajo que, además, obtuvo el premio Manuel Castillo, de la Universidad de Valencia, en el año 2018.

José Crespo conversa con Xelo Angulo, Belén Cardona, Rosa Puchades y Alberto Pla. Foto: Juanjo Martín

El acto de presentación de esta muestra tuvo lugar este jueves, 27 de febrero. Estuvo presidido por la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, María Belén Cardona y también contó con la presencia de la Directora General de Cooperación Internacional al Desarrollo, Xelo Angulo. No en vano, esta muestra está financiada por la Generalitat Valenciana, así como por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Belén Cardona destacó que proyectos como este “son una excelente manera de difundir otras realidades con una finalidad inclusiva y un modo de ayudar a construir una sociedad más pacífica y más justa en el marco de la Agenda 2030”. Cardona valoró el trabajo de organizaciones como la ONG CESAL y la Fundación Mainel porque “consiguen proporcionar herramientas e instrumentos como la educación y el trabajo, el cual es el factor más inclusivo para cualquier persona, porque si no tienes acceso a los bienes no puedes ejercer los derechos de la ciudadanía”. Y añadió que con “empoderan a estas personas para que sean dueños de sus vidas y transformando sus vidas puedan transformar su ambiente y su sociedad”.

En la inauguración también intervino la vicerrectora de Responsabilidad Social y Cooperación de la UPV, Rosa Puchades; el responsable de educación para el desarrollo de CESAL, José Crespo; la delegada de CESAL en la Comunitat Valenciana, María Ayuso; la directora de la Fundación Mainel, Cristina Celda y el fotógrafo valenciano Alberto Pla. De este modo, María Ayuso expresó que “es un orgullo traer la exposición a la UPV que es un patrimonio maravilloso de la Comunitat Valenciana”. Y comentó que el proyecto #SomosSalvador y esta exposición son “un punto de esperanza en un clima de violencia e injusticia que todavía vive El Salvador”.

La secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, María Belén Cardona, durante su intervención en la presentación de #SomosSalvador. Foto: Juanjo Martín

La ONG CESAL está convencida que las oportunidades educativas y de prevención de la violencia, pueden ayudar a mejorar la vida y el futuro de muchos jóvenes, además de lograr una alta repercusión en El Salvador. Después de muchos años trabajando con los más vulnerables, están decididos a mostrar sus éxitos a través de la campaña #SomosSalvador, proyectando estas historias que darán fe del éxito de la organización y de la importancia de la educación.

Un estudiante visita la exposición que permanecerá hasta el 13 de marzo en la Casa del Alumno de la UPV. Foto: Juanjo Martín

Micro | Salvador Raga (Penya Valencianista per la Solidaritat)

2020-04-06T11:12:15+02:00febrero 26th, 2020|

La Penya Valencianista per la Solidaritat se constituyó en el año 2002 después de que el Valencia CF se proclamara campeón del título de Liga. Cuatro de sus aficionados se encontraban en ese momento llevando acabo acciones solidarias en diferentes países y decidieron crear una peña que uniera el amor a estos colores con acciones solidarias en otras partes del mundo. Ahora, casi 20 años después, lleva y ha llevado a cabo proyectos en cinco continentes en los cuales se potencia la educación y el deporte. Su actual presidente, Salvador Raga, nos cuenta los fundamentos de esta penya solidaria y cómo se puede hacer valencianismo y fomentar el compromiso social y humano al mismo tiempo.

Por: Gerard S. Ferrando

Todos los años jugamos Champions porque cada campo que acabamos, cada equipación que mandamos, cada escuela que construimos es como un título en la vitrina”

Practicar y apoyar el deporte siempre es positivo para uno mismo y para su entorno, pero si, además, esto se complementa con una labor solidaria las repercusiones se amplían exponencialmente. La Penya Valencianista per la Solidaritat, fundada en 2002, por José María Tomás, María Pilar Mateo, Alfredo José Perales y José Eduardo Castell, lleva ya casi dos décadas llevando el valencianismo a diferentes partes del mundo y fomentando, al mismo tiempo, la educación, el deporte y la solidaridad. Su actual presidente, Salvador Raga, se siente orgulloso del trabajo realizado y muy motivado para afrontar el que resta por delante: “Tengo el honor de ser el presidente de la única ONG que hay en todo el mundo vinculada a los colores de un equipo de fútbol”, resalta.

“Los fundadores crearon esta peña para mandar un mensaje a niñas y niños de todo el mundo en riesgo de exclusión de que el murciélago del escudo ha ido allí, a los lugares más remotos del mundo, para desarrollar con ellos proyectos educativos, sanitarios, deportivos y sociales”. Abogado de formación, Salvador Raga, también cuenta con Vinatea, una editorial solidaria los beneficios de la cual se destinan, íntegramente, a los proyectos que lleva a cabo la Penya Valencianista per la Solidaritat.

Proyectos en cinco continentes

Actualmente, la penya lleva a cabo varios tipos de proyectos en cinco continentes. Algunos son de continuación: “Son aquellos proyectos que venimos desarrollando desde hace años. Son niños y niñas a los que, prácticamente, heos visto nacer y hemos seguido su evolución para que tengan posibilidades de tener una vida mucho más digna”. Entre ellos hay actuaciones en diferentes puntos del planeta, pero también en la Comunitat Valenciana, concretamente en el barrio de Natzaret, en la Fuensanta, la Coma, o en el centro de menores de Massamagrell. Por otra parte, desarrollan proyectos puntuales que abarcan realidades tan duras y diversas como la ablación de los órganos genitales en Etiopía, los niños del vertedero en Indonesia, los albinos de Senegal, los niños pirotécnicos en Guatemala o el Salvador o los niños pistoleros de Cartagena de Indias.

La Penya Valencianista per la Solidaritat usa el deporte como método para acercarse a estos niños y niñas, el 80 % de su actividad consiste en desarrollar proyectos deportivos que se basan en tres líneas: Construir instalaciones, mandar material deportivo o mandar equipo humano para formar a los niños en el deporte y también a sus monitores.

No obstante, y como explica muy bien Raga, “nos encontramos con un 20 % de los casos donde entrar directamente a desarrollar proyectos deportivos acaba siendo absurdo porque son niños que tienen carencias de tipo alimentario, sanitario, social, son niños que carecen de lo básico, con lo cual tienes que construir la casa desde los cimientos y empezar por mejorar estas bases”. Él hace una matización importante: “No queremos erradicar a la gente del lugar donde vive, sino llevar allí posibilidades para que el lugar donde viven sea un lugar donde las cosas sean mejores”.

Niños pirotécnicos en Centroamérica

“Cuando a alguien le mandas un mensaje de dignidad diciéndole, en la vida te pueden haber pasado x cosas, pero tu eres un ser humano que merece tener todas las oportunidades, ahí se te abre un abanico de posibilidades enorme que es en el cual Valencianistes por la Solidaritat cree”, indica Raga. Él pone como ejemplo a niños que trabajan en un sector que en Valencia tiene gran repercusión como es la pirotecnia. “A los niños pirotécnicos de Centroamérica se los usa para introducir, con sus pequeñas manos y dedos, elementos en los objetos pirotécnicos que con otras manos más maduras no sería posible. Pero la precariedad en que llevan a cabo su actividad genera multitud de explosiones y muñones, es ahí cuando sienten que ya no pueden llevar a cabo la única actividad para la que servían”. Es ahí, cuando tenemos conocimiento de esa realidad, cuando vamos para mostrarles otras opciones y decirles que pueden ser deportistas o que pueden tener otros sueños y aspiraciones en sus vidas”, relata.

Niños pistoleros en Cartagena de Indias

Otro proyecto muy importante y que cambia vidas es el de los niños pistoleros en Cartagena de Indias. “A esos niños que viven con una pistola en el cinto les llevamos equipaciones del Valencia, les construimos instalaciones deportivas, y apoyamos a los líderes locales para que sigan mandándoles un mensaje de que otra vida es posible, que sientan que una pistola no les hace mejores y que sientan que el murciélago del escudo llega hasta allí”.

La educación como base

Precisamente la educación es un eslabón vital en todo el trabajo que lleva a cabo la Penya Valencianista per la Solidaritat. “Trabajamos con socios locales de garantías que suelen ser colegios. Nosotros solamente existimos porque tenemos socios locales a miles de kilómetros de distancia que han hecho un trabajo previo, continuado y cotidiano con los niños y niñas para los cuales el que se integren en un club de fútbol que lleva la camiseta del Valencia es el premio. Porque se les manda un mensaje de que solo aquellos que hagan bien las cosas en el colegio tendrán derecho a formar parte de un club de élite que es el que nosotros tratamos de trasplantar allí”.

Esta es, por tanto, una forma de exportar el valencianismo al mundo. Como destaca Raga “mucha gente acaba conociendo Valencia y que hay un escudo que tiene un murciélago coronándolo por los proyectos que nosotros estamos haciendo. Más de 40 países en el mundo conocen de nuestros proyectos. En muchos lugares del mundo se puede ver a niños y niñas con camisetas del Real Madrid, el Barcelona, el Liverpool… pero nosotros vamos allí no solo a llevar camisetas sino a mandar un mensaje donde la educación y el respeto a los valores del deporte forman parte de un proyecto global”.

Un mensaje a la sociedad valenciana

Por último, Raga manda un mensaje a la sociedad valenciana en general y a los aficionados al fútbol, sean cuales sean sus colores, en particular. “Este es un proyecto donde cabemos todos.

Pensamos que este escudo del Valencia tiene que servir para algo más que para ponernos de buen humor o mal humor cuando juegue el equipo. Todos y todas podemos ser valencianistas de tercer nivel, que somos aquellos que usamos el escudo para que otros tengan una vida distinta. Nosotros todos los años jugamos Champions porque cada campo que acabamos, cada equipación que mandamos, cada escuela que construimos para nosotros es un título de Champions en la vitrina”. Por todo ello anima a cualquier persona a conocer esta Penya Valencianista per la Solidaritat, a hacerse peñistas o socios para contribuir así a construir un mundo mejor desde los valores del deporte.

Ir a Arriba