Las mujeres afrodescendientes reivindican sus logros en Valencia

2022-07-25T13:14:42+02:00julio 25th, 2022|

Valencia conmemora el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente con el fin de reconocer y homenajear los grandes logros conseguidos por millones de mujeres de ascendencia africana en el mundo. 

El acto, organizado por la ONG Movimiento por la Paz -MPDL- en colaboración con organizaciones africanas y afrodescendientes de la ciudad,  tendrá lugar el martes 26 de julio a las 18:00 horas en el Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) con entrada libre y aforo limitado.

El próximo martes, día 26 de julio de 2022, tendrá lugar la conmemoración oficial en Valencia del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente. Un evento que busca reconocer y homenajear los grandes logros conseguidos por millones de mujeres afrodescendientes de todo el mundo, en su lucha diaria por la igualdad.

En la quinta edición de esta conmemoración en Valencia, se estrenará en España el documental “Miss Panamá” sobre Gloria Karamañites, la primera mujer negra en ganar el concurso de Miss en Panamá en 1980. El film explora las dimensiones raciales de los concursos de belleza y la persistencia de proyectos de blanqueamiento en la representación de las mujeres negras en los medios.

Tras la proyección del audiovisual, se iniciará un debate con Lamar Bailey, hija de la Miss y codirectora de este documental, así como con la propia Gloria Karamañites, que participará virtualmente desde Nueva York, Estados Unidos.

También participará de forma virtual en la jornada Epsy Campbell, Vicepresidenta de la República de Costa Rica de 2018 a 2022 e impulsora de este Día Internacional, que nació durante el Primer Encuentro de Mujeres Afrolatinas y Afrocaribeñas celebrado en la República Dominicana en 1992.

Cartel del evento. Diseño: Jose Murillo

Además del estreno del documental, la jornada contará con un recital de poesía a cargo de tres mujeres poetas, Gabriella Nuru, Rachel Baseme y Montserrat Anguiano, acompañadas por la música en directo del reconocido artista y compositor congolés Doudou Nganga.

Asimismo, dos exposiciones de arte embellecerán el espacio del evento: la serie de pinturas “Journey to Querencia” de Rachel Baseme, una artista afrodescendiente autodidacta. Y la obra de collage digital DONA, MUJER, WOMAN, donde los artistas Montserrat Anguiano y Rubén Antón retratan a treinta referentes negras desde el siglo XVIII hasta la actualidad.

Un momento de la clebración del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente 2021 en Valencia.

El evento, coordinado por la delegada del Movimiento por la Paz en Valencia, Isabelle Mamadou, y moderado por la responsable de asilo, Esther Mamadou, arrancará con la lectura de un manifiesto y será clausurado con una actuación de danza de la Federación Unión Africana.

Esta conmemoración, financiada por la Generalitat Valenciana, la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de Valencia a través de su Concejalía de Cooperación al Desarrollo y Migración, se enmarca en el Decenio Internacional de la ONU para los Afrodescendientes (2015-2024), un periodo que otorga gran importancia a la promoción y protección de los derechos de las mujeres de ascendencia africana.

Organizaciones de mujeres afrodescendientes llevan sus demandas a las Cortes Valencianas

2022-01-25T14:32:44+01:00enero 25th, 2022|

Una decena de organizaciones de mujeres afrodescendientes acude a las Cortes para examinar los nuevos planes del gobierno valenciano a favor de la igualdad y contra el racismo

Una decena de organizaciones de mujeres afrodescendientes se reunieron en al Palau dels Borja, sede oficial del Parlamento valenciano, con Mónica Álvaro Cerezo, Portavoz de la Comisión de Políticas de Igualdad de Género y del Colectivo LGTBI, y Silverio Tena, diputado miembro de esta misma comisión.

El objetivo del encuentro era realizar el seguimiento de las medidas adoptadas por el gobierno valenciano en el marco de la Proposición No de Ley sobre la discriminación que padecen las mujeres afrodescendientes, aprobada en 2021 por las Cortes Valencianas.

Algunas de las participantes en el encuentro. Foto: Juanjo Martín

Al encuentro, organizado por el Movimiento por la Paz -MPDL-, asistieron mujeres representantes de asociaciones como Uhuru, Federación Unión Africana, CesÁfrica, United Minds, la Asociación Ecuatoguineana Tierra de Esperanza, la Asociación Intercultural de Profesionales del Hogar y de los Cuidados (AIPHYC), Afrolatidos, la ONG València Acull y el Equipo del Decenio Afrodescendiente de la ONU en España.

La nueva PNL sobre Mujer Afrodescendiente: única en Europa

Representantes de distintas asociaciones de mujeres afrodescendientes durante el encuentro en las Corts. Foto: Juanjo Martín

Representantes de distintas asociaciones de mujeres afrodescendientes durante el encuentro en las Corts. Foto: Juanjo Martín

La comisión de Igualdad de Género y del Colectivo LGBTI en las Cortes Valencianas aprobó el 15 de abril 2021 la primera iniciativa parlamentaria específica no sólo en España sino en Europa, contra la discriminación que sufren las mujeres africanas y afrodescendientes. La propuesta, presentada por el Grupo Compromís, contó con los apoyos de Unidas Podemos y del PSPV-PSOE Partido Socialista del País Valenciano. Ciudadanos y Vox votaron en contra, mientras que el PP se abstuvo.

 Los diputados Silverio Tena y Mónica Álvaro durante la reunión en las Cortes Valencianas. Foto: Juanjo Martín

Los diputados Silverio Tena y Mónica Álvaro durante la reunión en las Cortes Valencianas. Foto: Juanjo Martín

La Proposición No de Ley llegó tras varios años de incidencia por parte de la organización Movimiento por la Paz, que cada año desde 2017 organiza encuentros donde mujeres de la diáspora africana hacen llegar sus demandas a los representantes políticos en el marco del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, que se conmemora cada 25 de julio.

Así, uno de los objetivos principales de esta nueva medida parlamentaria es que las políticas públicas aborden la discriminación de raza y género de manera interseccional en la Comunitat Valenciana. Para ello, el Equipo del Decenio Afrodescendiente de la ONU en España fue encargado de alinear la propuesta con los planes de acción contra el racismo tanto de las Naciones Unidas como de la Unión Europea.

La Estrategia Valenciana de migraciones 2021-2026: “un documento vivo y abierto”

 Mónica Álvaro con el informe sobre mujeres africanas y afrodescendientes elaborado por MPDL en 2021. Foto: Juanjo Martín

Mónica Álvaro con el informe sobre mujeres africanas y afrodescendientes elaborado por MPDL en 2021. Foto: Juanjo Martín

Una de las medidas que surge como consecuencia de la nueva PNL es la Estrategia Valenciana de Migraciones  2021-2026, “un documento vivo y abierto a cambios, para ceñirse a la realidad de las personas migrantes”, explicó la portavoz de Igualdad en las Cortes,  Mónica Álvaro. Para ello, añadió, “se necesita la participación de las organizaciones de mujeres afrodescendientes en los grupos de trabajo creados para el seguimiento de este plan”.

A través de más de cien actuaciones coordinadas, la Estrategia está enfocada en gran parte a la eliminación del racismo institucional que padecen las personas migrantes en general, y las afrodescendientes en particular. Sus líneas de trabajo hacen especial incidencia en la formación en interculturalidad y gestión de la diversidad del personal de la salud, los servicios sociales y el profesorado de la educación pública. Asimismo, la medida contempla decenas de actuaciones específicas destinadas a mejorar la atención a mujeres migrantes víctimas de abusos y explotación.

Priorizar el liderazgo de las mujeres afrodescendientes

Las asistentes pudieron plantear dudas y preguntas a los representantes de las Corts. Foto: Juanjo Martín

Las asistentes pudieron plantear dudas y preguntas a los representantes de las Corts. Foto: Juanjo Martín

A través de un documento consensuado, las mujeres hicieron llegar a las Cortes diversas propuestas de sensibilización, que van desde incluir contenido sobre la historia general de África en los materiales educativos, a celebrar el mes de la historia negra en la Comunidad Valenciana, pasando por dar mayor visibilidad a las fechas dedicadas a las personas de ascendencia africana, con el fin de reivindicar su importante papel en la sociedad. O también a incidir más en la formación del personal que atiende a las personas migrantes o afrodescendientes y que esta sea impartida por personas étnicamente diversas.

En este sentido, Isabelle Mamadou, responsable del Movimiento por la Paz en la Comunidad Valenciana, insistió en la necesidad de “priorizar el liderazgo de las mujeres afrodescendientes en la implementación de estas acciones, en particular aquellas que trabajan a favor de la igualdad”. Y recordó el primer estudio de mujeres africanas y afrodescendientes en España que MPDL publicó en 2021 y que servirá también para trabajar esta estrategia valenciana de migraciones.

Asimismo, las demandas recogidas en el seno de este encuentro serán abordadas desde distintas consellerías en función de las diferentes competencias, con la participación activa de las organizaciones de mujeres afrodescendientes en la Comunidad Valenciana.

Link directo al estudio: «Mujeres africanas y afrodescendientes en España», publicado por MPDL y con fotografías de Alberto Pla.

Primer Día Internacional de los Afrodescendientes. Un grito contra la discriminación

2021-08-30T19:16:46+02:00agosto 30th, 2021|

Por: Gerard S. Ferrando

Este 31 de agosto de 2021 será especial para muchas personas en todo el mundo porque, por primera vez, se celebra el Día Internacional de los Afrodescendientes. Una conmemoración que se enmarca dentro del Decenio por la población afrodescendiente, proclamado en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y que se celebra hasta 2024. Este Día Internacional se une a otras jornadas de reivindicación y conmemoración de este colectivo como son el 24 de enero, Día Mundial de la Cultura Africana y Afrodescendiente o el 25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente.

Como indican desde Naciones Unidas: “Los días internacionales reflejan los valores que comparte la sociedad. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y tienen el potencial de contribuir constructivamente al desarrollo y al bienestar de sus sociedades. Toda doctrina de superioridad racial es científicamente falsa, moralmente condenable, socialmente injusta y peligrosa. Debe ser rechazada, junto con las teorías que intentan determinar la existencia de razas humanas separadas”.

«Toda doctrina de superioridad racial es científicamente falsa, moralmente condenable, socialmente injusta y peligrosa».

Cuando pensamos en abusos o malos tratos hacia la población afrodescendiente, solemos remontarnos al pasado colonial, a la época de la esclavitud institucionalizada, pero el racismo, la xenofobia, el odio hacia el “diferente” sigue ahí latente en nuestras sociedades.

De vez en cuando salta a las noticias y la actualidad en forma de abuso policial o manifestaciones contra algún acto de racismo como las que se sucedieron en todo el mundo después del asesinato de George Floyd el 25 de mayo 2020 a manos de policías estadounidenses. Uno de los cuales lo mató de asfixia al presionar con su rodilla el cuello de Floyd contra el pavimento durante 8 minutos y 46 segundos, de forma injustificada.

Pero las personas afrodescendientes viven este racismo y los problemas que conlleva en su vida diaria y cotidiana. Así lo narraron, por ejemplo, con sus propios ejemplos, varias mujeres afrodescendientes el pasado 23 de julio en la conmemoración, organizada por Movimiento por la Paz-MPDL, del Día de la Mujer Afrodescendiente en el Centre del Carme de Valencia.

En esta jornada, además, MPDL presentó el primer informe sobre las mujeres africanas y afrodescendientes elaborado en España. En este informe, cuyas fotografías fueron realizadas por Alberto Pla, se analizaron los factores de discriminación en el acceso a la  salud, la educación, el empleo, la vivienda y los servicios sociales.

Una de las imágenes del informe «Mujeres africanas y afrodescendientes en España. Fotografía: Alberto Pla.

Un día que, como este 31 de agosto, sirve de reivindicación, pero también de conmemoración, de lucha, y también de memoria, de grito de protesta y de abrazo de unión.

Algo más de la Mitad del Decenio Internacional de los Afrodescendientes

“Cinco años del inicio del Decenio, la pandemia por COVID-19 puso de manifiesto la urgencia de abordar las persistentes desigualdades estructurales y el racismo sistemático en la salud. La falta de reconocimiento sigue siendo uno de los principales obstáculos que impiden el disfrute pleno y efectivo de los derechos humanos por los afrodescendientes”, reconocen fuentes de la ONU.

Una resolución histórica en 2020

Algunas de las protagonistas del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en Valencia. Foto: Ana Enguídanos.

El 19 de junio de 2020,  menos de un mes después de la muerte de Floyd, el Consejo de Derechos Humanos aprobó la resolución «Promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los africanos y los afrodescendientes frente al uso excesivo de la fuerza y otras violaciones de los derechos humanos por los agentes del orden”.

Y luego presentaron un programa para lograr un cambio transformador en favor de la justicia y la igualdad raciales. Sus objetivos principales son “revertir las culturas de negación, desmantelar el racismo sistémico y acelerar el ritmo de la acción;  poner fin a la impunidad por las violaciones de los derechos humanos cometidas por los  agentes del orden y subsanar el déficit de confianza a este respecto; garantizar que se  escuchen las voces de los afrodescendientes y de quienes luchan contra el racismo y que se atiendan sus preocupaciones; y reconocer y hacer frente a los legados, entre otros, mediante  la rendición de cuentas y la reparación”.

Iniciativas que, por sí solas, no serán suficientes para acabar con la lacra de la discriminación, la violencia, el odio y el racismo, pero que sí suponen un paso importante, institucional y oficial que marca el camino a seguir para la población en todo el mundo. Al igual que en su día, pero de manera radicalmente opuesta, las políticas de segregación, dominación racial y esclavitud marcaron un camino que todavía hoy cuesta demasiado deshacer.

Día internacional de la paz 2020: Luchar contra el coronavirus sin guerras

2020-09-21T12:39:39+02:00septiembre 21st, 2020|

Por: María Palau. Foto de portada: Alberto Pla

No hay dudas sobre cuál será el término galardonado con el premio a palabra del año 2020: coronavirus. Un virus, en sus inicios comparado con “una simple gripe”, nos ha demostrado, por si todavía no estaba claro, que aquello que ocurre en una parte del mundo tiene sus repercusiones en cualquier lugar del planeta. “Este año, ha sido más claro que nunca que no somos enemigos el uno del otro”, advierten desde Naciones Unidas. Nuestro enemigo es común.

Así pues, el lema de este 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz, apunta hacia un horizonte compartido en el que luchemos unidos por vencer a la covid-19: “Forjando la paz juntos”. Con el objetivo de convertir nuestro planeta en un lugar mejor, desde la ONU pretenden fomentar el diálogo, la reflexión y el intercambio de ideas sobre cómo acabar con un virus que ha conseguido paralizar nuestras vidas, amenazar nuestra salud y hacer peligrar los cimientos de un estilo de vida aparentemente sólido. Pero, en esta lucha no nos enfrentamos únicamente a un virus, los intentos de utilizar este para promover la discriminación o el odio también deben ser eliminados.

Para hacer frente a la “verdadera lucha”, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió un alto al fuego mundial; instó a las partes beligerantes en los diferentes conflictos a soltar las armas y centrarse en la batalla contra el virus. “La mejor respuesta es aquella que es proporcional a las amenazas inmediatas, al mismo tiempo que protege los derechos humanos y el estado de derecho”, defendía; “la covid-19 es un claro recordatorio de la necesidad de cooperación a través de las fronteras, los sectores y las generaciones”.

La pandemia coincide con el 75º aniversario de las Naciones Unidas. En su conmemoración la ONU ha elaborado una encuesta para preguntar a la población mundial sobre sus opiniones acerca de la construcción de un futuro pacífico y próspero. “Todo lo que hagamos durante y después de esta crisis debe enfocarse en la construcción de economías y sociedades más equitativas, inclusivas y sostenibles, más resilientes a las pandemias, al cambio climático y a los muchos otros desafíos globales que enfrentamos”, afirman.

La paz en las redes sociales

Desde hace algunos días, Twitter se ha llenado de mensajes por el #DíaInternacionaldelaPaz. Han sido muchas las personas y asociaciones que han querido compartir unas palabras de ánimo contra aquellos que sufren las consecuencias de la covid-19, señalar la necesidad de acabar con los conflictos armados y la violencia o presentar algunas de las actividades gratuitas, desde webinars, debates, foros o incluso conciertos, organizadas durante este 21 de septiembre.

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia ha lanzado su propio hashtag para la conmemoración de esta jornada. Bajo la etiqueta #100MensajesDePaz nos animan a contarles qué significa para nosotros la paz. “Queremos inspirar en el país esfuerzos de parte de todos los actores para poner fin a la violencia. Es momento de recordarle al mundo que este país es un ejemplo de construcción de paz”, explican.

 

Por su parte, el Fondo Europeo para la Paz busca “demostrar la solidaridad y el apoyo político de la UE al proceso de paz de Colombia”. Para ello, llevaron a cabo los programas especiales de “Laboratorios de Paz, entre 2002 y 2012, y “Nuevos Territorios de Paz”, entre 2012 y 2017, para contribuir a la paz y el desarrollo sostenible de los territorios. Este año han lanzado en redes sociales la campaña #MeSumoAlaPaz y #SumoMiVoz. Nos preguntan cómo, por quién o por qué colaboramos en la construcción de paz y nos invitan a “sumar esfuerzos para hacer que la paz sea tendencia”.

Organizaciones por la paz

“La paz es la gran ausente en muchas comunidades y naciones y la tarea más urgente es construirla. Esto es mucho más que silenciar los fusiles. Es promover el desarrollo sostenible y la generación de oportunidades”, argumentan desde la Fundación COMPAZ.  Su trabajo se centra en la generación y desarrollo de capacidades para la paz, la creación de condiciones para el desarrollo incluyente y sostenible y la gestión e intercambio de conocimientos para la construcción de paz. Defienden que la paz va más allá de la ausencia de conflicto y por ello acompañan, fortalecen y mejoran los territorios de aquellas persones que pelean por “cerrar brechas, gestar desarrollo, luchar contra la pobreza, mitigar el cambio climático y educar comunidades”.

La construcción de una cultura de paz y desarrollo sostenible es la meta principal de la Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP). Con su presencia en diversos países de Magreb, África Occidental, el Caribe, Oriente Medio, Centroamérica y Sudamérica, ACPP busca acompañar en los procesos de paz, proteger a las víctimas de los conflictos, promover los derechos humanos, construir la igualdad de todas las personas, defender lo público y lo comunitario y avanzar hacia una transición socioeconómica justa.

Por su parte, Movimiento por la Paz (MPDL) trabaja por el pleno cumplimiento de los derechos humanos, la gobernabilidad democrática, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos. “Somos igualdad y justicia. Somos derechos humanos. Somos cultura de paz”, mantienen.

En plena emergencia por la pandemia de covid-19, lanzaron un mensaje: “la paz no para”. Ellos tampoco se han detenido y, pese a las dificultades propias de la situación actual, el próximo 25 de septiembre celebran la 12º edición del Ciclo de Cine por la Paz respetando todas las medidas de seguridad. “Teniendo en cuenta los momentos que estamos viviendo con la aparición de la covid-19, se hace necesario poner la lente sobre las personas más vulnerabilizadas”; y a través del cine visibilizarán la realidad de los movimientos migratorios, el cambio climático, los derechos de las mujeres, la pobreza o las consecuencias de la violencia estructural.

En femenino

“La paz también es cosa de chicas”, recuerdan desde la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF, por sus siglas en inglés). Aprovechando la conmemoración del Día Internacional de la Paz, han elaborado una guía para institutos para reivindicar el derecho de las mujeres a participar en la construcción de la paz y ser incluidas en los ámbitos de toma de decisiones. Preguntan “qué es el feminismo pacifista, de dónde viene, qué concepto de seguridad y cuidados defiende”; y responden: “es un movimiento político liderado por mujeres que quieren lograr la paz y participar en su construcción”.

La Fundación COMPAZ ha organizado un conversatorio en el que participarán Yolanda Perea (activista política, líder social y defensora de DDHH), Pastora Mira (líder comunitaria del Municipio de San Carlos en Colombia), Liliana Pechené (líder social indígena, activista social y ambiental y ganadora del premio mejores líderes de Colombia 2018) y Juana Alicia Ruiz (representante de la Asociación Mujeres Tejiendo Sueños y Sabores de Mampuján). En el evento, retransmitido este 21 de septiembre, a las 6 pm, hora colombiana (1 am hora española) por Facebook live, las invitadas compartirán sus historias y hablarán de paz y liderazgo por la transformación de Colombia.

Un poco de historia…

La historia del Día Internacional de la Paz comienza en 1981, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas marcó la fecha de inauguración de su periodo de sesiones, el tercer martes de septiembre, como día de conmemoración universal. Dos décadas más tarde, en 2001, la Asamblea General acordó que el 21 de septiembre se celebraría el día de la no violencia y alto al fuego.

Aunque la Declaración Universal de los Derechos Humanos no contempla explícitamente un “derecho a la paz”, su artículo 3 puede interpretarse como el reconocimiento para la libertad, la justicia y la paz universales. “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”, recoge el texto.

Marcha en bicicleta por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) organizada por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social.

En 2015, los estados miembros de las Naciones Unidas establecieron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), orientados hacia la erradicación de la pobreza y el hambre, la lucha contra el cambio climático o por la igualdad de género y la justicia social, el suministro de agua o electricidad y el acceso a la educación de la población mundial. Defienden que el desarrollo social y económico, así como la garantía de los derechos humanos, son indispensables para la construcción de un mundo pacífico e igualitario.

Esta vez sí, el objetivo número 16 se titula: “Paz, justicia e instituciones sólidas”. Los estados que aceptaron estos propósitos se comprometieron a “promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas” y a acabar con los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia.

Medidas urgentes para la libertad y la dignidad de las personas refugiadas de Moria

2020-10-31T12:27:25+01:00septiembre 16th, 2020|

Por: María Palau

“No queremos campo, queremos libertad”, gritaban centenares de personas tras verse obligadas a huir de las llamas del campo de refugiados de Moria (Grecia) y en protesta contra las voces que anunciaban la reconstrucción del antiguo campo o, en su defecto, la construcción de uno nuevo en la isla griega de Lesbos. “¡Libertad!”. Una protesta que reflejaba la fotógrafa Anna Surinyach en su Twitter.

La madrugada del 8 al 9 de septiembre el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, ardió por completo. Las 13.000 personas que escaparon del fuego se asentaron en las carreteras colindantes, la colina o incluso en el parking de un supermercado, donde pasarían las siguientes noches al raso, hambrientas y atemorizadas ante su futuro. En cuestión de horas, aquel mar de tela y plástico blanco que fue Moria, quedó reducido a cenizas.

Organizaciones como Médicos Sin Fronteras llevaban años advirtiendo del peligro: “No se puede mantener a personas prisioneras en condiciones inhumanas con acceso básico a agua, electricidad, servicios, obligándolas a hacer cola durante horas para conseguir comida y aseo”. “Ha explotado la bomba de relojería”, sentenciaron cuando el infierno se prendió fuego.

El campo de Moria quedó totalmente arrasado tras el incendio.

Pero la amenaza de las llamas no era nueva para los refugiados de Moria. El pasado año 2019, también en el mes de septiembre, un incendio desató el pánico en el campo. Una mujer y un niño murieron y 21 personas fueron atendidas en la clínica de MSF a causa de las heridas provocadas por el fuego y los enfrentamientos con la policía griega.

El incendio del pasado miércoles se inició una semana después de confirmarse el primer caso de coronavirus en el campo de refugiados. El gobierno heleno decretó una estricta cuarentena que pretendía que las 13.000 personas que viven hacinadas en un espacio inicialmente pensado para 3.000 respetaran la distancia de seguridad. Las medidas fueron ineficaces y, el día anterior al incendio, se detectaron 35 casos positivos de Covid-19.

La respuesta humanitaria de Médicos Sin Fronteras

“Las autoridades deben reconocer el fracaso de sus políticas de contención y deben centrarse en brindar una respuesta humanitaria de urgencia para cada una de las personas afectadas y desplazadas por los incendios”, advierten en Médicos Sin Fronteras desde Lesbos. Para ellos, continuar con la atención es vital en estos momentos y, a pesar de las trabas y las limitaciones derivadas de la quema de material, continúan ofreciendo asistencia médica-humanitaria.

El centro médico covid-19 de MSF quedó calcinado y el caos del incendio obligó a interrumpir momentáneamente los servicios médicos. Ya a finales de julio, la organización tuvo que cerrar el centro de aislamiento debido a diversas multas por motivos urbanísticos impuestas por las autoridades de Lesbos.

Desde Médicos Sin Fronteras llevaban semanas exigiendo “un plan de respuesta de covid-19 adecuado para Moria donde las personas y su dignidad fueran lo primero”. Además, junto con otras organizaciones, pidieron a las autoridades griegas y de la UE que evacuaran a las personas más expuestas al virus y descongestionaran el campo (19.000 personas sobrevivían en él al inicio de la pandemia). Cientos de refugiados fueron trasladados, pero MSF denuncia que 200 personas pertenecientes a los grupos de riesgo continuaban en Moria cuando se produjo el incendio.

 

Movimiento por la Paz y el respeto a los Derechos Humanos

Por su parte, Movimiento por la Paz-MPDL culpa a la UE y al gobierno griego de su desatención hacia las personas refugiadas “antes y después” del incendio. Reclaman que las autoridades inicien la búsqueda de una solución conjunta para la emergencia humanitaria de Lesbos, establezcan una política común de asilo e incrementen los fondos para ayuda humanitaria y ayuda al desarrollo. “No pueden seguir mirando para otro lado”.

Underaged refugee in a camp located at the northeastern Greek island of Lesbos, 30 January 2016.

La organización demanda el “cumplimiento inexcusable de las leyes y los acuerdos internaciones y el respeto absoluto a los Derechos Humanos”, así como el traslado de los refugiados a los distintos países miembros de la UE, garantizando unas condiciones de dignidad plenas.

Trabajo en el terreno de Médicos del Mundo

“Sin medidas de acogida y asilo coherentes, esas tragedias seguirán ocurriendo”, denuncian desde Médicos del Mundo. Saben de lo que hablan, pues un equipo compuesto por 22 miembros del personal médico y del proyecto y una unidad médica móvil están trabajando para identificar a las posibles víctimas y evaluar las necesidades de los miles de personas desplazadas por el incendio.

El sábado llegó a la isla de Lesbos un cargamento de material médico de emergencia (tiendas de campaña, sacos de dormir, equipos de protección, kits de higiene y material informativo) y medicamentos y consumibles médicos (jeringas, gasas y antisépticos). También enviaron una segunda unidad móvil para distribuir kits de protección contra el virus a las afueras del llamado nuevo campo provisional de Kara Tepe, donde la gente observa con resignación desde la carretera como se aproxima un nuevo encierro.

Alianza por la Solidaridad se suma a 30 ONG para reclamar medidas urgentes

Un total de 31 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas Action Aid Hellas, socia de Alianza por la Solidaridad-ActionAid que opera en Grecia desde 1998, han pedido que se tomen “medidas urgentes para la reubicación y la atención de los refugiados del campo incendiado de Moria”.

Las ONG que firman el comunicado alertan del elevado número de menores de edad, entre los que se encuentran cientos de niños y niñas no acompañados por familiares; además de mujeres embarazadas, personas con discapacidad, con afecciones médicas y de salud mental, ancianos y personas con bebés a su cargo. Sin olvidar la necesidad de contar con un establecimiento habilitado para las 35 personas que dieron positivo en Covid-19 poco antes del inicio del incendio.

Ante el colapso del sistema de vivienda para personas refugiadas y solicitantes de asilo, Alianza por la Solidaridad pide a las autoridades griegas que elaboren “un plan coherente que maximice todos los recursos disponibles” y apela a los líderes europeos a “compartir la responsabilidad” de la recepción de personas solicitantes de asilo “ahora más que nunca”.

La petición de CEAR al gobierno español

La Comisión Europea de Ayuda al Refugiado ha iniciado una campaña de recogida de firmas para reclamar al gobierno español una reubicación urgente de las personas afectadas por el incendio de Moria. Se dirigen a Pedro Sánchez para que reconozca su compromiso de protección de los refugiados y no dé la espalda a sus responsabilidades en materia de asilo y derechos humanos.

“Para los habitantes de Moria, este lugar se había convertido en un infierno. Tras su destrucción, sus vidas no pueden quedar suspendidas de nuevo durante años en una isla convertida en cárcel”, lamenta la entidad.

Afirman que es necesario que España impulse el principio de solidaridad entre los países de la UE con la aprobación de un Nuevo Pacto Europeo de Migración y Asilo que contenga acuerdos obligatorios para garantizar los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

Desde CEAR recuerdan la acogida española de 1.233 personas rescatadas entre 2018 y 2019 en el Mediterráneo. Sin embargo, añaden que, aunque en 2015 los estados miembros de la UE se comprometieron a reubicar a más de 100.000 personas desde Grecia e Italia, España incumplió su responsabilidad de acoger a 9.323 personas, dando refugio tan solo a 1.359.

Oxfam Intermón exigen investigar a la Unión Europea

Oxfam Intermón y el Consejo Griego para los Refugiados han solicitado iniciar una investigación para determinar el papel de la UE en la protección de las personas refugiadas, y, por tanto, sus implicaciones en la crisis humanitaria que acontece desde hace años en la isla de Lesbos.

Imagen de un niño en los alrededores de Moria, Lesbos, en agosto de 2020. Foto: Yousif Alshewaili

“La tragedia humanitaria que ha conducido a este devastador incendio es la consecuencia de años de una respuesta equivocada de la UE y sus estados miembros a la llegada de personas que huyen del conflicto y la persecución”, denuncian.

València se concentra por la reubicación urgente

El domingo 13, València se unió a las protestas contra las continuas deshumanizaciones repetidas en Lesbos durante los últimos años, que han visto incrementada su atención mediática tras los incendios de la pasada semana. Bajo el lema “Moria arde, ¡reubicación urgente!”, colectivos como CIEs No, Obrim Fronteres, Crida Contra el Racisme y Caravana Abriendo Fronteras acusaron a los gobiernos europeos de “convertir las islas griegas en prisiones de facto” y advirtieron que en España “se sigue restringiendo la libertad de movimiento a los solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla”.

El Ayuntamiento de la ciudad se sumó a Barcelona y otras ciudades europeas para reclamar a los gobiernos un “mayor compromiso de solidaridad” con los refugiados en una carta dirigida a la Comisión, al Consejo y al Parlamento Europeo. Manifestaron también su disposición para ofrecer acogida a “niños que necesiten desesperadamente refugio y protección”.

Valencia conmemora el 25 de julio con un vídeo sobre la situación de la mujer afrodescendiente

2020-07-25T15:42:49+02:00julio 22nd, 2020|

Cuatro mujeres afrodescendientes hablan sobre las situaciones de discriminación que enfrentan por su condición de género y etnia, a través de un vídeo lanzado por la ONG Movimiento por la Paz-MPDL para conmemorar el 25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente. 

 

Las mujeres y niñas afrodescendientes se enfrentan cada día en España y en muchos otros lugares del mundo a múltiples formas de discriminación por su raza, sexo, género, nacionalidad, estatus migratorio o condición social de otro tipo.

Unas problemáticas que van desde las manifestaciones cotidianas de racismo hasta las barreras a la hora de acceder al mercado laboral o a puestos de responsabilidad en todos los ámbitos. En el contexto actual, la pandemia acentúa las formas multifacéticas y acumulativas de desigualdad y discriminación que sufren, estando por lo tanto, en situación de mayor vulnerabilidad frente a los impactos de la COVID-19.

Para visibilizar esta realidad, la organización Movimiento por la Paz-MPDL lanza un video en el que cuatro mujeres afrodescendientes hablan sobre diversas situaciones a las que se enfrentan a diario, pero también reflexionan sobre sus aportes a la sociedad, sus potencialidades y sobre el carácter resiliente de este colectivo a lo largo de la historia. Una producción audiovisual que cuenta con la financiación del gobierno valenciano, a través de la Conselleria de Participació, Transparència, Cooperació i Qualitat Democràtica de la Generalitat Valenciana.

Un vídeo que ha sido producido por el equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, así como la imagen que encabeza esta información y que fue tomada en Ruzafa Studio por Alberto Pla.

Cartel oficial del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente 2020, diseñado por José Daniel Murillo.

Por otra parte, y como viene siendo habitual en las últimas ediciones de este día, el diseñador valenciano, José Daniel Murillo, ha sido el encargado de elaborar la imagen oficial que acompaña a la campaña, en esta ocasión bajo el lema “tejiendo alianzas”.

El vídeo introduce la conmemoración anual del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, que tiene lugar cada 25 de julio. El origen de este día se remonta al año 1992, fecha en la cual 400 mujeres de 32 países de América Latina y el Caribe se reunieron en el Primer Encuentro de Mujeres Afrolatinas, Afrocaribeñas y de la Diáspora celebrado en República Dominicana para crear alianzas y afrontar la discriminación racial desde la perspectiva de género.

Esta conmemoración se enmarca, además, en el Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024), proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 68/237 y que otorga gran importancia a la promoción y protección de los derechos de las mujeres afrodescendientes.

Generar alianzas y crear conciencia

Entre los objetivos de esta celebración anual se encuentra el ampliar alianzas y crear conciencia sobre los estereotipos de género y raza que sufren las mujeres afrodescendientes en todo el mundo. Así como celebrar los logros y la resistencia de mujeres y niñas que frente a la discriminación estructural y a pesar de las barreras y la exclusión, han dejado huellas imborrables en la ciencia, el deporte, el derecho, la familia, las artes, la política, el activismo, etc.

Tercera edición en Valencia del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

En 2019, Movimiento por la Paz-MPDL y el Equipo del Decenio Afrodescendiente en España conmemoraron este Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en el Centre del Carme Cultura Contemporànea (CCCC), con la proyección del cortometraje Black or Latina, de la mano de su guionista y productora, la actriz colombiana Karent Hinestroza. Cerca de doscientas personas asistieron al evento, entre ellas, cuatro concejalas del ayuntamiento de Valencia: Maite Ibáñez (PSOE), Lucía Beamud y Luisa Notario (Compromís) y Paula Llobet (Partido Popular).

El acto también contó con un debate sobre la situación de derechos humanos de las mujeres afrodescendientes en España, en el que tres mujeres defensoras lanzaron recomendaciones para promover la participación igualitaria de este colectivo en la esfera pública, política, cultural y económica en la Comunidad Valenciana. Un acto que finalizó en un ambiente distendido y festivo con el concierto a cargo del grupo Mabele Percusión y Danza Africana. Posteriormente, MPDL lanzó un vídeo conmemorativo de este evento:

La primera celebración oficial del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en España tuvo lugar en 2017 en Valencia, con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Desde entonces, diversas organizaciones realizan cada año acciones para visibilizar las reivindicaciones de mujeres de ascendencia africana en el marco de este día.

Un aplauso para las ONG. Sois imprescindibles

2020-04-07T09:59:16+02:00abril 7th, 2020|

Vivimos días extraños. Tiempos de cambiar rutinas, de reflexionar, de buscar alternativas. Hoy, cuando casi todo se para por el Covid-19, nos damos cuenta de que somos vulnerables, de que ningún muro puede salvarnos y de que solo la unión, el compromiso y la solidaridad, pueden ayudarnos. Hoy puede que nos sea más fácil ponernos en la piel de los otros, en la de aquellos que huyen de guerras o del hambre. Puede que nos aflijamos con los que sufren en hospitales o los que viven privados de libertad en campos de refugiados. Pero ya antes había muchas personas que luchaban para que abriéramos los ojos, para que no olvidáramos otras realidades, para que fuéramos empáticos, solidarios, humanos al fin y al cabo.

Ellas y ellos, desde sus organizaciones, ONG, Fundaciones… entregan sus vidas a los otros, buscan cambios reales y contribuyen a crear un mundo mejor. Por eso queremos que el aplauso sea también para vosotros, porque estamos seguros de que ahora, y siempre, sois imprescindibles. Por eso os dedicamos este vídeo y este artículo y os animamos a seguir, a no desfallecer, a continuar con vuestro trabajo, a veces invisible, pero muy necesario y que realmente cambia vidas.

En este vídeo podemos ver imágenes de proyectos que hemos llevados a cabo en diferentes países del mundo gracias a ONG y organizaciones muy diferentes. Así, encontramos a “El corazón de Haití” que se llevó a cabo con la organización TECHO, la cual está presente en 19 países de América Latina.

Entre ellos se encuentra también el proyecto “Aulas para la libertad”, rodado con la Asociación ESMABAMA y PROYDE en Mozambique.

También vemos a Trini Blanch, delegada en la Comunitat Valenciana de la Assamblea de Cooperació per la Pau (ACPP) durante la grabación de un spot en Morella para difundir su proyecto “Elles trien, nosaltres les triem a elles”, con el que mujeres del Ports y de Túnez unieron esfuerzos para crecer mutuamente.

Una competición larga como la que nos ha tocado ahora se gana partido a partido. Y así, día a día, partido a partido, logran mejorar sus vidas y salir adelante, con el deporte como bandera, las personas beneficiarias por la Fundación del Valencia CF, como pudimos ver con el proyecto audiovisual, «el partido de tu vida«, que constaba de varias cápsulas con historias de vida y superación.

Como olvidar a la Kimberly, protagonista de nuestro documental “142 Pulsaciones”, rodado en Guatemala para la Asociación Coni, presidida por Alejandro Sebastián. Un filme que muestra la importancia de la educación y cómo la solidaridad puede retroalimentarse para continuar generando oportunidades entre las persona con menos recursos.

Un sol para dominicana”, es otro de los trabajos que hemos llevado a cabo, en este caso, en la República Dominicana, gracias a la Fundación SOLCA. Pero con ellos viajamos también a Costa Rica para elaborar “Tenemos un Plan” y a Nicaragua con “Increíbles”.

En El Salvador, la ONG CESAL lleva a cabo un trabajo incansable de prevención de la Violencia, que registramos con “Somos Salvador”, una exposición que lleva varios años circulando por España y que va acompañada de varias cápsulas audiovisuales.

Las ONG contribuyen a transformar el mundo no solo en otros países y continentes, sino también en el nuestro. Lo hace, por ejemplo, la ONG Cooperación Internacional, con campañas como Breakfast for Others, pero también cuando van al Líbano y luego sensibilizan a los estudiantes valencianos sobre cómo es la educación en contextos de guerra o miseria. Y lo hace también la ONG MOSSolidaria cuando lleva a estudiantes de nutrición a los campos de refugiados del Sáhara, como se puede ver en nuestro documental “Atu. El rostro de un pueblo olvidado”.

 

Para contribuir a un mundo más justo, a veces es necesario dar un paso adelante y denunciar las injusticias, se produzcan donde se produzcan, como hizo la Coordinadora Valenciana de ONGD al personarse como acusación en el caso Blasco. Y como lo hacen cada año con la organización de las manifestaciones de “Pobresa Zero”, cuyo spot de promoción elaboramos también en 2019.

Todas las ONG son vitales y fundamentales

Desde las ONG y organizaciones más grandes y consolidadas en el mundo como Cruz Roja, hasta las más pequeñas o recientes como MOSSolidaria, todas son vitales y fundamentales siempre y más aún en estos tiempos difíciles. Hay quien recibe premios y reconocimientos por su labor, como lo hizo, en 2018, el sacerdote valenciano Vicente Berenguer, misionero en Mozambique durante 50 años, que recibió ayer el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Valencia. Pero el mayor premio es ser consciente de que con tu labor, con tu compromiso, con tus acciones puedes llevar la esperanza, la inspiración, el cambio, a cualquier persona, sea cual sea su situación.

Una labor social y solidaria que la Generalitat Valenciana viene financiando desde hace 30 años y que recogimos en el libro Cooperació valenciana, 30 anys transformant el món, el cual fue presentado, el pasado mes de enero, por el president de la Generalitat, Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Alberto Pla, en la presenación del libro «Cooperació Valenciana, 30 anys transformant el món». Foto: Juanjo Martín.

Entre estas organizaciones con gran trayectoria se encuentran algunas como la ONG Movimiento por la Paz (MPDL) que trabaja desde 1983 por el pleno cumplimiento de los derechos humanos, la gobernabilidad democrática, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos. Más tiempo todavía lleva la Fundación Vicente Ferrer en India, concretamente desde que Vicente y Ana llegaran a este país en 1969. Un país asiático en el que otra Fundación, Fontilles, se ha convertido en todo un referente de lucha contra una enfermedad tan estigmatizada como es la Lepra. Con ellos viajamos en 2019 para elaborar el documental “Asha. Historias de lepra y esperanza”, el cual se estrenó en enero de este año.

Regresamos de nuestro último viaje el 12 de marzo, justamente dos días antes de que se declarara en España el estado de alarma. Allí, en Etiopía, de la mano de MOSSolidaria, la Fundación Emalaikat y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol, dirigida por Lourdes Larruy, trabajamos en la elaboración de nuestro próximo documental y aprendimos el valor de la educación desde la más tierna infancia. Vimos como hay sueños inimaginables que se pueden cumplir, y cómo hasta el más pequeño apoyo nutricional puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Varios niños juegan con unas ruedas en el patio de la guardería de la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol en Muketuri (Etiopía). Foto: Alberto Pla.

Ahora, desde nuestros respectivos hogares, como tantas otras personas, seguimos trabajando, pero no podemos dejar de pensar en cómo afectará esta pandemia, con sus consecuencias sanitarias, sociales, económicas… a las personas que viven en los países más vulnerables, a aquellas que sobreviven en campos de refugiados como los del Sáhara o Palestina, pero también a las familias con pocos recursos en España. Pero si de algo estamos seguros, si algo nos reconforta, es saber que las ONG y todas aquellas personas que trabajan, colaboran y cooperan con el tercer sector, seguirán ahí, en primera línea, ofreciendo sus manos, su inteligencia, sus conocimientos y, sobre todo, sus almas, su corazón, su pasión y entrega, para conseguir que esos pequeños granos de arena se conviertan en grandes bolas portadoras de esperanza, transformadoras de vidas y hacedoras de sueños.

¿Estarás tú también ahí junto a ellas y ellos?

La esclavitud, una lacra que perdura

2020-03-25T13:07:46+01:00marzo 25th, 2020|

Por: Gerard Sánchez | Fotografía: Alberto Pla

Te propongo un ejercicio. Cierra los ojos y piensa en la palabra “esclavitud”. ¿Qué evoca en tu mente?

Seguramente, te habrán venido a la cabeza imágenes de personas negras trabajando en plantaciones, compradas y vendidas en plazas públicas, o tal vez habrás pensado en la construcción de las pirámides de Egipto o en algún otro momento de un pasado bastante lejano, ¿verdad?

Y si te digo que hoy, en pleno siglo XXI, y según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alrededor de 40,3 millones de personas sufren alguna forma de esclavitud. Esta lacra de la humanidad, aunque abolida legalmente en la práctica totalidad de los países del mundo, sigue estando muy vigente y sigue afectando las vidas de muchas personas. Y lo hace, además, desde el silencio.

Una niña en Guatemala se ve forzada a trabajar por su situación de pobreza. La niñez y, por tanto, su sonrisa se pierde durante su infancia. Fotografía: Alberto Pla.

La desconocida esclavitud en España

Hoy, como cada 25 de marzo, se conmemora el Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos. No hay que olvidar que los países europeos contribuyeron, fomentaron y se lucraron con la trata transatlántica de esclavos durante más de 400 años. Millones de personas, en su mayor parte procedentes del continente africano, fueron arrancados de sus lugares de orígenes, familias y hogares para ser trasladados, sobre todo a América para llevar a cabo todo tipo de trabajos forzados.

Pero no solo el continente americano fue el destino de estos esclavos, como recuerdan desde la ONGD Movimiento por la Paz (MPDL), los países europeos y entre ellos España no solo compraron y vendieron esclavos a América, sino que también fueron explotados en el interior de sus países, donde muchos de ellos se quedaron y tuvieron descendencia. Por ejemplo, se calcula que a finales del siglo XVI vivían en España unos 58.000 esclavos. Es más, una de las excepciones en el reino de Valencia ante el Decreto de 1609, de expulsión de los moriscos, era que quedaban fuera de esta aquellos que fueran esclavos, los cuales seguirían como tales.

La esclavitud permaneció en España y en sus colonias, de forma totalmente legal, hasta finales del siglo XIX. El 13 de febrero de 1880 se promulgó la La Ley de Abolición de la Esclavitud, aunque esta daba un plazo de ocho años para hacerla efectiva. Y esto nos recuerda una de las frases que el personal de Movimiento por la Paz suele decir en sus charlas en las universidades: “¿Conocéis a alguna persona en España con la tez oscura o el pelo muy rizado? Si indagarais en sus raíces seguramente encontrarías antepasados esclavos”.

Aquí os dejamos el vídeo “Somos Parte de un Todo” que elaboramos para MPDL en relación al Decenio Internacional para los/las Afrodescendientes.

La trata de personas en nuestros días

Como decíamos, se estima que actualmente más de 40 millones de personas sufren esclavitud. De ellas, unas 30 millones son obligadas a realizar trabajos forzados, es decir lo hacen bajo amenaza y contra su voluntad. Unas 15 millones de personas viven sus vidas en matrimonios forzados. Mientras que unas 4,8 millones son explotadas sexualmente. El tráfico de seres humanos no es algo que nos sea ajeno, pues la OIT recalca que, prácticamente, todos los países son afectados ya sea como lugar de origen, de tránsito o de destino de las víctimas. Unas víctimas que, en su mayor parte, son mujeres y niñas, las cuales son utilizadas, compradas y vendidas como esclavas para trabajos forzados, para matrimonios forzosos o para el tráfico sexual.

Por lo que respecta a  España, el informe de la OIT estima que existen 105.000 personas esclavas. Así que la esclavitud en nuestro país, además de ser bastante desconocida y silenciada, no es algo propio de la época colonial, sino que pervive y se retroalimenta, todavía más en situaciones de crisis como la que muchos expertos auguran que se avecina debido a los efectos del Covid-19.

La incidencia y consecuencias de la esclavitud y el trabajo forzoso en nuestro país se ven cuando se llevan a cabo operaciones contra la misma por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Es más, la Guardia Civil lanzó en 2019 la campaña #trabajoforzoso para alertar, concienciar a la población y pedir la colaboración ciudadana. Pero, desgraciadamente, es una realidad que se vive desde el silencio y la marginación, gran parte de sus víctimas son inmigrantes, en la mayoría de ocasiones viven confinados, bajo amenazas y, además, es bastante común que no conozcan bien nuestro idioma y, sobre todo, que no conozcan sus derechos básicos o que no puedan o no se atrevan a ejercerlos.

Cómo combatir la esclavitud

Los ciudadanos podemos llevar a cabo muchas acciones, conscientes e inconscientes para combatir la esclavitud, la trata y los trabajos forzados. Entre ellas se encuentra denunciar cuando conocemos algún caso, pero también exigir de dónde viene todo aquello que consumimos, cómo se ha elaborado… también, lógicamente, no ser partícipes del consumo de sexo por dinero. Pero también colaborar con las ONGD que luchan contra todas estas prácticas. Educar y concienciar a las nuevas generaciones sobre la importancia de llevar a cabo un consumo responsable, de fomentar la igualdad de derechos en todos los seres humanos y de erradicar el racismo. Y, sobre todo, no mirar hacia otro lado y ser conscientes de que es una realidad que está ahí, no pertenece al pasado, no es propia de otros lugares del mundo, sino que está en nuestros barrios, en nuestras ciudades, pasando cada día ante nuestros ojos.

Links de Interés:

  • La Asamblea General de la ONU proclamó 2015-2024 como el Decenio Internacional de los Afrodescendientes (resolución 68/237) citando la necesidad de fortalecer la cooperación nacional, regional e internacional en relación con el pleno disfrute de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de las personas de ascendencia africana, y su plena e igualitaria participación en todos los aspectos de la sociedad.
  • Para conocer más sobre la historia, las consecuencias y el impacto de la esclavitud podéis consultar el proyecto de la Unesco La ruta del Esclavo.
  • Las ONGD llevan a cabo diferentes acciones y campañas para fomentar un consumo más responsable que evite, entre otras circunstancias, el trabajo forzado. Una de ellas es la campaña Ropa Limpia de Setem.

Pie de foto de portada: Unos niños arrastran basura en el vertedero de Cobán, en Guatemala.  La falta de alimentos, la desnutrición crónica o el absentismo escolar obligan a las niñas y niños a desarrollar trabajos para apoyar a sus familias con muy escasos recursos. Fotografía: Alberto Pla

Valencia reflexiona y se une a las reivindicaciones de las mujeres afrodescendientes

2020-02-12T11:25:58+01:00julio 27th, 2019|

Más de 200 personas asistieron a la celebración del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en el Centre del Carmen. Entre los presentes se encontraban cuatro concejalas del Ayuntamiento de València, así como la directora y actriz colombiana Karent Hinestroza que presentó su cortometraje “Black or Latina” 

La celebración del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, organizado por Movimiento por la Paz-MPDL, reunió a más de 200 personas en el Centre del Carmen de València. Una jornada en la que se debatió y se reflexionó sobre cuestiones como los derechos humanos o el racismo cotidiano y se trataron de poner soluciones o pautas a seguir desde diversos ámbitos. La educación, como base de una nueva sociedad más abierta y tolerante, pero también la importancia de la visibilidad desde los medios de comunicación, el cine o el teatro fueron algunos de los temas que se trataron en la mesa de debate. Antes de ella, se exhibió el cortometraje “Black or Latina”, producido, dirigido y protagonizado por la colombiana Karent Hinestroza, que estaba presente en la sala. Ella explicó que la idea le surgió cuando al salir de su país se dio cuenta “del desconocimiento sobre la población afrolatina. La gente tiene una sola foto de lo que es Latinoamérica y esta no es real”. Para Hinestroza es necesario “implementar oportunidades y reconocernos en nuestra diversidad para lograr tener un espacio y una representatividad”. En el corto “Black or Latina” se ve cómo la protagonista es rechazada en un casting, a pesar de su talento, porque al ser afrolatina no representa el estereotipo o la visión general que se tiene de ser latina. Un problema que trasladó también a España con una reflexión al aire “parece que si eres negra no puedes ser española, o al menos no solo española”.

Isabelle Mamadou da la bienvenida a los asistentes. Fotografía de Juanjo Martín

Amplia representación institucional

Entre los asistentes a este acto organizado por Movimiento por la Paz – MPDL, en colaboración con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, la Red Europea de Personas Afrodescendientes – ENPAD, el Equipo de Implementación del Decenio Afro en España y la Agencia de Comunicación Social-Alberto Pla, se encontraban cuatro concejalas del Ayuntamiento de València: Maite Ibáñez (PSOE), Lucía Beamud y Luisa Notario (Compromís) y Paula Llobet (Partido Popular), quienes reflexionaban sobre estas realidades al finalizar el evento. Así, la concejala de Compromís, Luisa Notario, decía sentirse muy identificada: “Como activista LGTBI que soy, me he sentido muy identificada con las intervenciones de las compañeras. Al fin y al cabo vivimos en una sociedad llena de estereotipos. Todavía queda mucho trabajo para fomentar la diversidad”. Su compañera de partido, la concejala Lucía Beamud, comentaba la importancia de luchar contra la “invisibilización” y destacaba que las organizadoras del evento habían sido dos mujeres racializadas: “Poco a poco se va viendo un cambio, pero se tiene que seguir luchando por ello y desde la política se tiene que echar una mano junto a la sociedad civil para aumentar esta visibilización”.

Fotografía de Juanjo Martín

Fotografía de Juanjo Martín

Por su parte, la concejala de Cooperación, Maite Ibáñez (PSPV), decía quedarse con el mensaje “de red que tejemos las mujeres, afrodescendientes o no”. Y también con la idea de “cultivar desde la educación unos valores que tienen que estar presentes en la sociedad de forma natural”. Ella valoraba la importancia de asistir a este tipo de encuentros multiculturales porque “ves y aprecias los matices”. Y manifestaba que hacer política “es estar ahí, participar y conocer directamente la realidad de sus protagonistas y no quedarse solo en los despachos”.

Fotografía de Juanjo Martín

Finalmente, la concejala del Partido Popular, Paula Llobet, comentaba que el acto le había parecido “muy interesante”, recordaba que ella había vivido en Guinea Ecuatorial y añadía que “desde la educación es donde tenemos que trabajar por esa diversidad y esa inclusión de toda la sociedad. Y también hay que hacerlo desde la política”.

Los asistentes completaron el aforo de la sala del CCCC. Fotografía de Juanjo Martín

Debate en torno a los derechos humanos

Tras la exhibición de la cinta se abrió un debate moderado por la coordinadora de MPDL en la Comunitat Valenciana, Issabelle Mamadou. Este contó con la presencia de tres defensoras de derechos humanos, así como con la de la propia Karent Hinestroza, y estaba centrado en la situación de las mujeres y niñas afrodescendientes en España. Ellas dieron varias claves y buenas prácticas para tratar de erradicar los estereotipos y prejuicios raciales y de género. De este modo, la trabajadora social y mediadora familiar Cari McCay, llegada desde Barcelona, incidía en que en España la educación “todavía es blanca y etnocéntrica” y pedía que “no se espere a que se generen conflictos o racismo en los colegios para tomar medidas contra ello”.

Por su parte, la actriz Mikera Nshimbi, procedente de Madrid, comentaba la falta de representatividad de las personas afrodescendientes en cine, teatro y TV: “Es común que te pidan hacer papeles de prostituta, de servidumbre o de migrante precaria o que te hagan poner acentos que no tienes”.

Gerard Sánchez, Jefe de Producción de la Agencia Alberto Pla con la directora Karent Hinestroza. Fotografía de Juanjo Martín

La directora Karent Hinestroza posa en el photocall con el cartel diseñado por José Daniel Murillo. Fotografía de Juanjo Martín

Finalmente, la jurista y defensora de DDHH con enfoque de migraciones, Esther Mamadou, lamentaba que “ser mujer, negra y visible es complicado. Si alzas la voz, si quieres cambiar estructuras es cuando eres atacada o coaccionada”. Ella incidía en que lo más complicado de cambiar es “la narrativa” por lo que “es fundamental generar espacios de articulación seguros y generar alianzas”. En este sentido, valoró que en el Parlamento Europeo se ha pasado de contar con solo un representante afrodescendiente a que haya ahora 30.

Más de dos centenares de personas se acercaron al evento. Fotografía de Juanjo Martín

El evento finalizó en un ambiente distendido y festivo con el concierto a cargo del grupo Mabele Percusión y Danza Africana y con un catering a cargo de la empresa la Seu. Además, los asistentes aprovecharon para tomarse fotografías en el photocall con el cartel creado para este evento por el diseñador valenciano José Daniel Murillo. La mejor forma de seguir tejiendo alianzas y de generar sinergias en el objetivo común de luchar contra el racismo y fomentar la visibilidad y la representatividad de la mujer afrodescendiente en todos los ámbitos de la sociedad.

Momentos en la fiesta tras la proyección y el coloquio. Fotografía de Juanjo Martín

 

Ir a Arriba