Valencia alza la voz contra los paraísos fiscales y por la justicia fiscal

2022-04-05T18:26:50+02:00abril 5th, 2022|

La Campanya per una Justícia Fiscal reclama al gobierno español y a la Unión Europea que dispongan acciones eficaces encaminadas a la erradicación de los paraísos fiscales.

El acto central de la Campaña, con el lema “La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”, tuvo lugar este lunes en València, ante la Delegación de Hacienda.

La Campanya per una Justícia Fiscal de la Comunidad Valenciana alzó su voz este lunes, día 4 de abril, frente a la Delegación de Hacienda, en la plaza del Ayuntamiento de València para reclamar al gobierno de España y también a la UE que lleven a cabo acciones eficaces y efectivas para conseguir la erradicación de los paraísos fiscales.

Adolf Beltrán y Cristina Durán leyeron el manifiesto oficial de la campaña por una justicia fiscal. Foto Ana Enguídanos

Adolf Beltrán y Cristina Durán leyeron el manifiesto oficial de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Bajo lemas como “Reforma fiscal, que no sea un libro en blanco”, “Fuera paraísos fiscales” o “Sin justicia fiscal no hay justicia social”, las organizaciones, movimientos sociales y sindicatos que forman parte de esta campaña se han concentrado por sexto año consecutivo para denunciar y reclamar la erradicación de los paraísos fiscales, así como acciones concretas que promuevan la justicia fiscal.

Rafael Beneyto, Lucía Beamud, Francesc Gamero y Pere Fuset en el acto central de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Rafael Beneyto, Lucía Beamud, Francesc Gamero y Pere Fuset en el acto central de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Durante el acto, que contó con la presencia de representantes políticos como el Secretario Autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, el Director General de Tributos, Rafael Beneyto; del Ayuntamiento de València la Concejala de Igualdad, Lucía Beamud y Concejal del Área Digital, Pere Fuset, se dio lectura al manifiesto por parte de Cristina Durán, Premio Nacional del Comic y de Adolf Beltrán, Director del Diario.es CV. El texto fue entregado a la Delegación de Hacienda para que pueda llegar así hasta el Ministerio de Hacienda.

“La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”

Asistentes al acto central de la campaña por una justicia fiscal. Foto Ana Enguídanos

Asistentes al acto central de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

El lema de este año, “La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”, hace alusión a la demanda al gobierno español para que cumpla su compromiso de afrontar una reforma tributaria de calado que sirva para modernizar y consolidar nuestro sistema tributario, aumentando su suficiencia y progresividad, que lo dote de medidas efectivas para mejorar su capacidad recaudatoria y redistributiva, así como para evitar y combatir el fraude, la evasión y la elusión fiscal. “Ahora le corresponde al Gobierno «avanzar hacia un sistema tributario más justo y progresivo para tener un Estado del Bienestar fuerte», agregan.

Denuncian cifras, que consideran vergonzosas, como que los paraísos fiscales cuesten a los gobiernos de todo el mundo 427.000 millones de dólares cada año, que la riqueza oculta de las grandes fortunas españolas supera el 10% del PIB, que los 36 principales bancos europeos registren el 14% de sus beneficios en paraísos fiscales y que cerca de 20.000 millones de euros se ubiquen en paraísos fiscales.

Adolf Beltrán y Cristina Durán leyeron el manifiesto oficial de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Adolf Beltrán y Cristina Durán leyeron el manifiesto oficial de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Lamentan que, mientras no se demuestre una voluntad política férrea, los paraísos fiscales continuarán debilitando la posibilidad de los estados de invertir en un modelo de sanidad pública y universal de calidad y en políticas públicas que garanticen los derechos fundamentales de la ciudadanía. Y critican que la Unión Europea siga dejando fuera de su lista negra a los paraísos fiscales de dentro de la UE tales como Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos.

Por todo ello reclaman al Gobierno de España y a la UE una serie de medidas que incluyen acciones como restringir las bonificaciones y exenciones fiscales, actualizar la lista negra española de paraísos fiscales, crear un registro público en España que alcance a los propietarios reales, finales y efectivos de todas las sociedades pantalla y cuentas bancarias, impulsar la contratación pública fiscalmente responsable con la iniciativa de  “Zonas Libres de Paraísos Fiscales”, así como, a nivel europeo; la inclusión automática en la lista negra de las jurisdicciones con impuestos corporativos nulos o muy bajos o adoptar sanciones para los países de la UE que mantengan mecanismos de competencia fiscal desleal.

Asistentes al acto con el cartel de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Asistentes al acto con el cartel de la campaña por una justicia fiscal. Foto: Ana Enguídanos.

Un acto que llega, con la crisis por la guerra de Ucrania como telón de fondo, la cual agrava, todavía más, “la actual situación de precariedad cuando todavía estamos en el proceso de reconstrucción de nuestras economías y de nuestras sociedades debilitadas por la pandemia”, indican desde la campaña.

Nuestro compañero Gerard Sánchez entrevista a la portavoz de la campaña, Ximena Medina, para el vídeo oficial del acto.

Estuvieron presentes los máximos representantes de las entidades que componen la Campanya per una Justícia Fiscal: AVEBC, ATTAC PV, CVONGD, EAPNCV,  Pobresa Zero, Red Enclau, Oxfam Intermón y las secretarías generales de CCOOPV, UGT-PV, Intersindical Valenciana y Gestha que también son miembros de la misma.

Más información en la página web oficial de la campaña.

Entrevistamos al secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero. Foto: Ana Enguídanos.

Entrevistamos al secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero. Foto: Ana Enguídanos.

La CVONG trabaja en el impulso de su nuevo plan de comunicación

2022-03-15T12:45:25+01:00marzo 15th, 2022|

Fotos: Lucía Puche

La Coordinadora Valenciana de ONGD ha convocado varias sesiones participativas y abiertas tanto a sus miembros como a otros agentes exteriores como agencias de comunicación o periodistas para formular y desarrollar su nuevo plan de comunicación. Una agenda que marcará la forma de comunicar de la coordinadora durante los próximos cuatro años y que busca analizar e identificar los principales objetivos y necesidades, así como las capacidades para llevarlos a cabo con éxito.

Una de las reuniones de la Coordinadora Valenciana de ONGD para determinar el nuevo plan de comunicación: Foto: Claudia Puche.

Una de las reuniones de la Coordinadora Valenciana de ONGD para determinar el nuevo plan de comunicación: Foto: Lucía Puche.

En estas reuniones se avanzó también en el diseño del nuevo plan de comunicación de la Coordinadora Valenciana de ONGD (CVONGD) buscando «una comunicación más fuerte y poder crear así un relato transversal de derechos en común».

Un planteamiento basado en cuatro ejes principales como son:

– La revisión del plan de comunicación anterior para alinearlo con el nuevo plan estratégico.

– El fomento de una comunicación transversal.

– Crear un relato de derechos empancipador, fomentando la coordinación.

– La creación de una agenda sobre derechos, potenciándola como un agente de incidencia.

Una comunicación en red transformadora

La CVONG de plantea, por tanto, potenciar una comunicación en red, generando un espacio comunicativo articulado que funcione como un ecosistema, buscando también un plan estratégico realista que tenga en cuenta las fortalezas de cada uno de sus actores y protagonistas.

Un plan que, para ser desarrollado y ejecutado exige también de preguntas previas esenciales que sirvan para identificar cuáles son las prioridades comunicativas de cada uno de los agentes implicados, así como los puntos en común de las mismas.

También es necesario identificar los puntos fuertes y débiles de los actuales canales de comunicación que utiliza la CVONG y sus integrantes para así debatir qué acciones hay que priorizar y qué capacidades tiene cada cuál para llevarlas a cabo.

 

 

El Comercio Justo como modelo para salir de la crisis sin dejar a nadie atrás

2020-05-09T12:59:58+02:00mayo 9th, 2020|

Por Gerard Sánchez | Fotografías de Alberto Pla

El Día Mundial del Comercio Justo, que se celebra este sábado, día 9 de mayo, llega en plena pandemia mundial por el covid-19. Una crisis que está sirviendo para remover conciencias en muy diversos ámbitos, entre ellos, la forma en que consumimos y nos relacionamos con nosotros mismos y con nuestro planeta. Ahora, más que nunca, y como reclaman desde la Coordinadora Valenciana de ONGD (CVONG) es necesario “un modelo económico más humano y sostenible para salir de esta crisis”.

Precisamente, la CVONG organiza cada año todo tipo de actos, como la feria del Comercio Justo que suele tener lugar en la plaza del ayuntamiento de Valencia y que desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social solemos difundir, como hicimos con este video el año pasado.

En este 2020, gran parte de estos actos se han tenido que cancelar, pero se han promovido otros como el webinar “El comercio justo en la «nueva normalidad» que tendrá lugar de forma online este lunes, día 11 de mayo, de 16 a 17:30 horas.

La puerta del Ayuntamiento de València con la pancarta del Día Mundial del Comercio Justo. Fotografía: Alberto Pla

Esta crisis ha mostrado la vulnerabilidad de nuestro sistema económico”

A través de un comunicado, el portavoz del Grupo de Trabajo de Comercio Justo de la Coordinadora Valenciana de ONGD, Carles Xavier López, llama a la reflexión: «La crisis sanitaria ha mostrado la vulnerabilidad de nuestro sistema económico, que deja a demasiadas personas atrás, en condiciones indignas, sin sus necesidades básicas cubiertas. Ante esta situación es más necesario que nunca el comercio justo, que sigue garantizando precios y salarios dignos a las personas que producen lo que consumimos, y respeto a sus derechos humanos y laborales, vivan donde vivan». Un Carles Xavier López que era protagonista del vídeo que elaboramos en 2018 con motivo de este día tan especial y tan importante.

«El comercio justo es un instrumento muy poderoso de cooperación internacional y lucha contra la pobreza. No podemos olvidar que más de 700 millones de personas en todo el mundo no logran salir de ella, aunque tengan trabajo, y que seis de cada diez personas pobres trabajan en la agricultura. El comercio justo ofrece un modelo regulado a nivel internacional, viable y testado para hacer frente a esta realidad», asevera López, que pide ahora, más que nunca, apoyo para este tipo de modelo de consumo más sostenible, empático y solidario: “El apoyo al comercio justo que podemos dar como personas que consumimos de forma responsable es más necesario que nunca. Trabajamos con comunidades cuya alternativa a esta actividad económica es, en muchos casos, la caída en la pobreza extrema en países donde no existen sistemas de protección social como el nuestro. Son productos que podemos seguir encontrando en nuestras ciudades, y que ahora tienen más demanda que nunca, como es el caso del chocolate».

Una exhibición en la plaza del Ayuntamiento de València en el Día Mundial del Comercio Justo del 2018. Fotografía: Alberto Pla

Más de 60 años de lucha por el comercio justo

El movimiento por el comercio justo lleva más de 60 años luchando en todo el mundo para conseguir el respeto a los productores, los derechos laborales, pero también el cuidado del planeta en la elaboración de todo tipo de productos. Desde la Coordinadora de ONGD de España también han lanzado un comunicado al respecto: “El movimiento del Comercio Justo defendemos que la salida a esta crisis deber ser global y colectiva, y debe apostar por un cambio en el sistema económico que priorice la dignidad humana y la protección del planeta. Y manifestamos que esto no solo es posible sino que es absolutamente necesario”. Ellos reclaman tres demandas fundamentales:

  • Las personas frente a los beneficios económicos: “Las organizaciones de Comercio Justo manifestamos que garantizar los derechos laborales y una vida digna para todos los trabajadores y trabajadoras es un derecho fundamental que, además, consolida una sociedad global más justa y menos vulnerable frente a las crisis”.
  • Realizar un consumo responsable. “El nivel de consumo actual es insostenible. Si algo positivo ha tenido esta crisis ha sido que nos ha hecho preguntarnos, como individuos y como sociedad qué es lo realmente importante. Las organizaciones de Comercio Justo defendemos la necesidad de ajustar nuestros niveles de consumo a nuestras necesidades reales, y optar por productos elaborados de manera respetuosa con sus trabajadores y trabajadoras y con el medio ambiente. Hacemos un llamamiento para consumir de forma responsable en tiendas de barrio y de Comercio Justo, apostando por el comercio de proximidad que sostiene nuestros barrios y pueblos”.
  • Respeto al medio ambiente. “El coronavirus desafía a nuestro mundo en plena crisis climática, como si fuera una llamada de atención ante la imperiosa necesidad de cuidar el único planeta que tenemos. Fenómenos como el calentamiento global, la desertificación o la deforestación son algunas de las consecuencias derivadas del modelo productivo imperante y de la agricultura industrial, basados en el uso indiscriminado de recursos naturales, la producción masiva de bienes y prácticas agrícolas como el monocultivo o el uso de fertilizantes y químicos. Las organizaciones de Comercio Justo reclamamos una transición urgente a un modelo productivo verde y neutro en emisiones de carbono”.

Venta online ante el cierre de las tiendas

En la Comunitat Valenciana existen varias tiendas físicas de Comercio justo y diversas entidades sociales y ONGD que lo promueven como ECOSOL, CERAI, La tenda de Tot el Món, Cáritas Diocesana de Valencia, ACOEC, Petjades, Setem, Oxfam Intermón, Fundació Novessendes, la Fundación Vicente Ferrer o Solidaridad Internacional-PV, gran parte de las cuales pertenecen a la CVONGD. Ahora, tras confirmarse que la mayor parte de la Comunitat Valenciana no pasará a la “fase 1” de la desescalada hasta, al menos dentro de 15 días, muchas de ellas permanecen cerradas, pero algunas mantienen su venta online y los pedidos a domicilio y animan a seguir apostando por este tipo de productos por muchos motivos, también por los derechos laborales: «Los altos niveles de consumo actual, no solo provocan un peligroso deterioro medioambiental, sino que además alientan fenómenos como la deslocalización de empresas para producir en países con menor renta donde hay menos regulaciones y en los que los sindicatos o están prohibidos o su acción no es completamente libre», añade el comunicado de la CVONGD.

Por otra parte, y ante la emergencia sanitaria, diversas organizaciones de comercio justo han cambiado su producción habitual para confeccionar mascarillas, pantallas protectoras, geles desinfectantes… también han elaborado kits básicos de alimentación, han realizado donaciones a los centros de salud o han fomentado campañas de concienciación y sensibilización ante el covid-19 en todo tipo de comunidades, sobre todo en aquellas más pobres y más rurales.

Muchos talleres artesanales de comercio justo, como este de la Fundación Vicente Ferrer en India, están readaptando su producción para confeccionar mascarillas y otros productos de primera necesidad durante esta pandemia. Foto: Fundación Vicente Ferrer

¿Cómo celebrar el Día Mundial del Comercio Justo en 2020?

Como hemos indicado, las ferias en pro del comercio justo que suelen celebrarse en este día en diferentes ciudades de España y del mundo no podrán llevarse a cabo, pero hay muchas otras formas de conmemorar este día y de que sirva para acercarse a sus propósitos. Uno de ellos es, lógicamente, tratar de consumir productos elaborados según las normas de este tipo de comercio y compartir este acto a través de las redes sociales con el hashtag (#DiaMundialComercioJusto).

La plaza del Ayuntamiento celebra el Día Mundial del Comercio Justo en 2018. Fotografía: Alberto Pla

Como comentaba el comunicado de la coordinadora estatal de ONGD, consumir de una forma justa y responsable tiene que ver mucho también con apostar por los productos y comercios de proximidad. Sin duda, es una buena oportunidad para acercarnos a nuestros mercados municipales, a las pequeñas tiendas de alimentación y otras que ya estén abiertas en nuestras respectivas ciudades, para consumir en ella y para expresarles verbalmente y con nuestra acción y decisión de consumo nuestro apoyo, el cual es más necesario que nunca.

La plaza del Ayuntamiento celebra el Día Mundial del Comercio Justo en 2018. Fotografía: Alberto Pla

Cambiar los modos de vida y de consumo no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana. El movimiento, como hemos visto, lleva más de 60 años y todavía queda mucho por hacer. Por tanto, resulta fundamental que las nuevas generaciones se conciencien. Ahora que los niños y niñas están en casa, sin acudir a sus clases, es una buena oportunidad para que los padres les hablen de estos temas, les pongan documentales o también dibujen o pinten con ellos dibujos sobre el comercio justo o incluso les animen a escribir sobre la importancia de consumir y vivir de una forma más responsable.

De este modo, tal vez, entre todas y todos, logremos que en este Día Mundial del Comercio Justo, marcado por el confinamiento y la crisis sanitaria, social y económica mundial, empiecen a germinar brotes verdes de esperanza para nuestro debilitado planeta y para tantas familias y sociedades en el mundo que, una vez más, corren el peligro de quedarse atrás.

Spot de un minuto de duración por el Día Mundial de Comercio Justo 2017, producido por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social:

 

La Coordinadora Valenciana de ONGD pide a las instituciones públicas que mantengan su compromiso con la cooperación

2020-04-09T15:23:09+02:00abril 9th, 2020|

Por: Agencia Alberto Pla

La crisis mundial generada por el Covid-19 está agravando las situaciones de pobreza, falta de recursos, vulneración de derechos… en muchos lugares del planeta. Ahora, más que nunca, hay que estar del lado de los que más sufren, sea por el motivo que sea. Por ello, desde la Coordinadora Valenciana de ONGD (CVONGD) solicitan a las diferentes instituciones públicas que éstas mantengan su compromiso público con la cooperación internacional. Algo que, además, resultará fundamental para hacer frente a las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de esta pandemia planetaria. En esta línea, este jueves la junta directiva de la coordinadora mantuvo una reunión telemática con la consellera de Participación, Transparencia y Cooperación, Rosa Pérez, la secretaria autonómica, Belén Cardona, y la directora general de Cooperación de la Generalitat, Xelo Angulo.

En estos momentos, es evidente que la prioridad tiene que ser reforzar con recursos materiales y humanos la sanidad pública y los servicios sociales para protegernos todos y proteger a las personas que no tienen medios suficientes para vivir y que son más vulnerables. Pero también es imprescindible reforzar la cooperación internacional a todos los niveles, porque está claro que si no paramos la pandemia en todos los países, no la pararemos en ninguno”, afirmaba la presidenta de la Coordinadora, Lourdes Mirón.

Entre las medidas urgentes que han solicitado las ONGD destaca la de flexibilizar y agilizar los trámites administrativos para permitir que los proyectos de cooperación que están en marcha y los que se inicien en los próximos meses se puedan adaptar a la necesidad de paliar la emergencia sanitaria y social en las comunidades en las que ya trabajan las entidades valencianas, en los casos en los que sea necesario hacerlo. En este sentido, han pedido la modificación urgente de la Orden de Bases que regula las ayudas en materia de cooperación, para hacer posible la adaptación de los proyectos a la grave situación que estamos viviendo.

También han solicitado que se convoquen cuando antes las ayudas correspondientes a este año ya presupuestadas, para poder dar continuidad al trabajo y dar respuesta adaptada a las necesidades que plantea esta crisis internacional. La Coordinadora ha pedido, asimismo, mantener una comunicación permanente con la Generalitat para hacer frente, de manera consensuada, a una realidad cambiante que genera un alto grado de incertidumbre en el trabajo de las ONGD.

La cooperación no se puede parar”

La cooperación no puede parar en estos momentos, y necesitamos medidas excepcionales ante situaciones excepcionales. Trabajamos en lugares en los que los sistemas sanitarios públicos son muy débiles, comunidades en las que hay que reforzar el acceso al agua, a medidas de higiene y a la información básica para evitar que la pandemia siga propagándose, y eso es un riesgo para todo el mundo”, explica Lourdes Mirón.

Además, el impacto económico del confinamiento puede ser brutal en los países en los que gran parte de la población pasa hambre o tiene ingresos precarios y se ve obligada a ganarse el pan cada día. Necesitamos reorientar nuestro trabajo para que la catástrofe sanitaria no se convierta también en una catástrofe humana sin precedentes”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Adaptación de proyectos en marcha

En nuestra Comunitat, ONGD como Farmamundi, especializada en prestar ayuda al personal sanitario y a organizaciones humanitarias, han puesto al servicio del gobierno central su infraestructura y su capacidad logística para contribuir al suministro de medicamentos y material sanitario, y han distribuido hasta el momento nueve toneladas de equipos de protección individual (EPI) a entidades sociales que están atendiendo a personas vulnerables en esta crisis. De esta y de otras iniciativas llevadas a cabo por las ONGDS durante el estado de alerta hablamos hace unos días en este reportaje en nuestra web:

Otras entidades como Cáritas València, Médicos del Mundo, Cruz Roja, Jovesolides y la Asociación para la Cooperación entre Comunidades (ACOEC) están reconduciendo sus programas para hacer, por ejemplo, seguimientos personalizados a mayores, reforzar programas con familias monomarentales, familias con escasos recursos, personas sin hogar y otros colectivos con especiales dificultades, suministrando en algunos casos alimentos y otros bienes de primera necesidad, como hacen, por ejemplo, la ONGD MOSSolidaria y Cáritas con sus repartos de comidas preparadas a más de 30 familias en riesgo de exclusión en Cullera. Las ONGD también elaboran información sobre prevención de los contagios, asesoramiento y acompañamiento para solicitud de ayudas…

En otros países, las ONGD mantienen, entre otras, las acciones de información y prevención sobre el coronavirus, entrega de kits de higiene y sanitarios, adaptación de instalaciones sanitarias para hacer frente a la pandemia, identificación y acompañamiento de familias vulnerables para que puedan recibir ayudas públicas en los países en los que existen, apoyo y asistencia durante el confinamiento a mujeres víctimas de violencia de género, apoyo a las actividades agrícolas y reparto de alimentos.

Tenemos que seguir apoyando a las organizaciones y comunidades locales en los países empobrecidos que tienen menos capacidad para hacer frente a esta pandemia, porque si algo está dejando claro este virus es que no se para en ninguna frontera, que la solidaridad y la cooperación son más necesarias que nunca porque hasta que no se erradique en todo el mundo, será imposible estar seguros. Es una crisis que afecta a todo el planeta y solo podremos superarla poniendo el cuidado de todas las personas por encima de cualquier otra consideración”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, mandamos todo nuestro apoyo a las diferentes ONGD, Fundaciones, asociaciones, así como a sus trabajadores, voluntarios, cooperantes, socios… y les dedicamos el siguiente vídeo y reportaje en nuestra web.

“30 anys transformant el món”. Narramos la historia de la cooperación valenciana

2020-02-04T19:49:50+01:00febrero 4th, 2020|

30 años han pasado ya desde que la Generalitat Valenciana iniciara sus programas de cooperación internacional al desarrollo. Tres décadas en los que las organizaciones públicas y privadas, las ONGD, los cooperantes y la sociedad civil han mostrado su lado más solidario al tiempo que conocían otras realidades y se nutrían también con ellas de todo tipo de experiencias y aprendizajes. Para conmemorarlo, la Generalitat Valenciana ha editado el libro “Cooperació valenciana: 30 anys transformant el món” que hemos elaborado desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social.

Una publicación que fue presentada en la casa de todos los valencianos y valencianas como es el Palau de la Generalitat en un masivo acto que contó con la presencia de muchos de los protagonistas de estos años de cooperación y que fue clausurado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Se trata de «un recorrido difícil que ha hecho posible que la sociedad valenciana haya emergido en 30 años como una sociedad solidaria». «El autogobierno valenciano está vinculado a la cooperación desde su nacimiento», aseveraba Puig en su discurso.

El libro, en sus más de 200 páginas a todo color, narra la historia de la cooperación valenciana a través de las voces de gran parte de sus protagonistas y tiene un claro carácter visual donde las fotografías de los proyectos llevados a cabo en diferentes países y continentes cobran gran protagonismo y permiten al lector acercarse a estas realidades y reflexionar sobre ellas.

Una publicación que, como destacaba Puig “trata de remover conciencias” y acercar a la ciudadanía “las periferias humanas”. Así como «los miles de voluntarios que cada día, de manera anónima y en función de sus posibilidades, contribuyen a crear conciencia», un hito que se refleja en los 1.100 proyectos en 50 países en los que ha colaborado la sociedad valenciana en los últimos 30 años.

La presentación de este libro fue también una oportunidad para que estos voluntarios, los integrantes de las ONGD, los representantes de las universidades y de las instituciones públicas y privadas se reunieran, recordaran experiencias vividas y comentaran proyectos de futuro.

Luchar por erradicar la desigualdad

Ahora, tras 30 años de trabajo, es momento de mirar al futuro con ilusiones renovadas. En este sentido, la consellera de Cooperación, Rosa Pérez Garijo, expresaba la necesidad de «cambiar la manera de pensar el desarrollo» y hacerlo de una manera global, porque «las diversas realidades existentes en nuestro planeta son dos caras de la misma moneda». Y porque “el mayor reto del siglo XXI es la erradicación de la desigualdad”. En este sentido, la directora de general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Xelo Angulo, incidía en la importancia de «huir de la nostalgia porque la cooperación está tan viva como siempre y llena de futuro”. “No hay norte ni sur: hay personas en una comunidad global de iguales», defendía.

Al acto también asistieron la consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra; el conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau; el conseller de Hacienda, Vicente Soler y la consellera de Innovación, Carolina Pascual, así como la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Belén Cardona o la presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONGD, Lourdes Mirón.

El libro “Cooperació Valenciana: 30 anys Transformant el Món” perdurará como lo ha hecho la cooperación en todo este tiempo. Pero, las experiencias vividas, los aprendizajes y reflexiones que aparecen en él deben ser un nuevo punto de partida, un impulso para continuar fomentando un mundo más justo, más solidario, más inclusivo y con menos desigualdades en el que los valencianos y valencianas, empezando por los más pequeños, sientan la responsabilidad de contribuir en su día a día a hacerlo posible.

Fotos: Juanjo Martín

Ir a Arriba