La Coordinadora Valenciana de ONGD pide a las instituciones públicas que mantengan su compromiso con la cooperación

2020-04-09T15:23:09+02:00abril 9th, 2020|

Por: Agencia Alberto Pla

La crisis mundial generada por el Covid-19 está agravando las situaciones de pobreza, falta de recursos, vulneración de derechos… en muchos lugares del planeta. Ahora, más que nunca, hay que estar del lado de los que más sufren, sea por el motivo que sea. Por ello, desde la Coordinadora Valenciana de ONGD (CVONGD) solicitan a las diferentes instituciones públicas que éstas mantengan su compromiso público con la cooperación internacional. Algo que, además, resultará fundamental para hacer frente a las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de esta pandemia planetaria. En esta línea, este jueves la junta directiva de la coordinadora mantuvo una reunión telemática con la consellera de Participación, Transparencia y Cooperación, Rosa Pérez, la secretaria autonómica, Belén Cardona, y la directora general de Cooperación de la Generalitat, Xelo Angulo.

En estos momentos, es evidente que la prioridad tiene que ser reforzar con recursos materiales y humanos la sanidad pública y los servicios sociales para protegernos todos y proteger a las personas que no tienen medios suficientes para vivir y que son más vulnerables. Pero también es imprescindible reforzar la cooperación internacional a todos los niveles, porque está claro que si no paramos la pandemia en todos los países, no la pararemos en ninguno”, afirmaba la presidenta de la Coordinadora, Lourdes Mirón.

Entre las medidas urgentes que han solicitado las ONGD destaca la de flexibilizar y agilizar los trámites administrativos para permitir que los proyectos de cooperación que están en marcha y los que se inicien en los próximos meses se puedan adaptar a la necesidad de paliar la emergencia sanitaria y social en las comunidades en las que ya trabajan las entidades valencianas, en los casos en los que sea necesario hacerlo. En este sentido, han pedido la modificación urgente de la Orden de Bases que regula las ayudas en materia de cooperación, para hacer posible la adaptación de los proyectos a la grave situación que estamos viviendo.

También han solicitado que se convoquen cuando antes las ayudas correspondientes a este año ya presupuestadas, para poder dar continuidad al trabajo y dar respuesta adaptada a las necesidades que plantea esta crisis internacional. La Coordinadora ha pedido, asimismo, mantener una comunicación permanente con la Generalitat para hacer frente, de manera consensuada, a una realidad cambiante que genera un alto grado de incertidumbre en el trabajo de las ONGD.

La cooperación no se puede parar”

La cooperación no puede parar en estos momentos, y necesitamos medidas excepcionales ante situaciones excepcionales. Trabajamos en lugares en los que los sistemas sanitarios públicos son muy débiles, comunidades en las que hay que reforzar el acceso al agua, a medidas de higiene y a la información básica para evitar que la pandemia siga propagándose, y eso es un riesgo para todo el mundo”, explica Lourdes Mirón.

Además, el impacto económico del confinamiento puede ser brutal en los países en los que gran parte de la población pasa hambre o tiene ingresos precarios y se ve obligada a ganarse el pan cada día. Necesitamos reorientar nuestro trabajo para que la catástrofe sanitaria no se convierta también en una catástrofe humana sin precedentes”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Adaptación de proyectos en marcha

En nuestra Comunitat, ONGD como Farmamundi, especializada en prestar ayuda al personal sanitario y a organizaciones humanitarias, han puesto al servicio del gobierno central su infraestructura y su capacidad logística para contribuir al suministro de medicamentos y material sanitario, y han distribuido hasta el momento nueve toneladas de equipos de protección individual (EPI) a entidades sociales que están atendiendo a personas vulnerables en esta crisis. De esta y de otras iniciativas llevadas a cabo por las ONGDS durante el estado de alerta hablamos hace unos días en este reportaje en nuestra web:

Otras entidades como Cáritas València, Médicos del Mundo, Cruz Roja, Jovesolides y la Asociación para la Cooperación entre Comunidades (ACOEC) están reconduciendo sus programas para hacer, por ejemplo, seguimientos personalizados a mayores, reforzar programas con familias monomarentales, familias con escasos recursos, personas sin hogar y otros colectivos con especiales dificultades, suministrando en algunos casos alimentos y otros bienes de primera necesidad, como hacen, por ejemplo, la ONGD MOSSolidaria y Cáritas con sus repartos de comidas preparadas a más de 30 familias en riesgo de exclusión en Cullera. Las ONGD también elaboran información sobre prevención de los contagios, asesoramiento y acompañamiento para solicitud de ayudas…

En otros países, las ONGD mantienen, entre otras, las acciones de información y prevención sobre el coronavirus, entrega de kits de higiene y sanitarios, adaptación de instalaciones sanitarias para hacer frente a la pandemia, identificación y acompañamiento de familias vulnerables para que puedan recibir ayudas públicas en los países en los que existen, apoyo y asistencia durante el confinamiento a mujeres víctimas de violencia de género, apoyo a las actividades agrícolas y reparto de alimentos.

Tenemos que seguir apoyando a las organizaciones y comunidades locales en los países empobrecidos que tienen menos capacidad para hacer frente a esta pandemia, porque si algo está dejando claro este virus es que no se para en ninguna frontera, que la solidaridad y la cooperación son más necesarias que nunca porque hasta que no se erradique en todo el mundo, será imposible estar seguros. Es una crisis que afecta a todo el planeta y solo podremos superarla poniendo el cuidado de todas las personas por encima de cualquier otra consideración”, añade la presidenta de la Coordinadora.

Desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, mandamos todo nuestro apoyo a las diferentes ONGD, Fundaciones, asociaciones, así como a sus trabajadores, voluntarios, cooperantes, socios… y les dedicamos el siguiente vídeo y reportaje en nuestra web.

#SomosSalvador ya conciencia sobre el poder de la educación para prevenir la violencia

2020-02-29T10:46:37+01:00febrero 28th, 2020|

La exposición #SomosSalvador, organizada por la ONG CESAL, con el apoyo de la Fundación Mainel, ya conciencia a los estudiantes de la Universitat Politécnica de Valencia y a todas aquellas personas que visiten, hasta el 13 de marzo, la Casa del Alumno de esta institución educativa pública valenciana. Después de recorrer varias ciudades españolas, una de las mayores exposiciones para prevenir la violencia en El Salvador a través de la educación regresa a Valencia y se enmarca, precisamente, en uno de los corazones estudiantiles como es la Casa del Alumno de la UPV.

La muestra está conformada por grandes paneles informativos, acompañados de fotografías del valenciano Alberto Pla y también de seis cápsulas audiovisuales donde jóvenes salvadoreños cuentan su pasado de violencia y cómo la educación y el apoyo de una institución como la ONG CESAL fue crucial para cambiar sus vidas. Un trabajo que, además, obtuvo el premio Manuel Castillo, de la Universidad de Valencia, en el año 2018.

José Crespo conversa con Xelo Angulo, Belén Cardona, Rosa Puchades y Alberto Pla. Foto: Juanjo Martín

El acto de presentación de esta muestra tuvo lugar este jueves, 27 de febrero. Estuvo presidido por la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, María Belén Cardona y también contó con la presencia de la Directora General de Cooperación Internacional al Desarrollo, Xelo Angulo. No en vano, esta muestra está financiada por la Generalitat Valenciana, así como por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Belén Cardona destacó que proyectos como este “son una excelente manera de difundir otras realidades con una finalidad inclusiva y un modo de ayudar a construir una sociedad más pacífica y más justa en el marco de la Agenda 2030”. Cardona valoró el trabajo de organizaciones como la ONG CESAL y la Fundación Mainel porque “consiguen proporcionar herramientas e instrumentos como la educación y el trabajo, el cual es el factor más inclusivo para cualquier persona, porque si no tienes acceso a los bienes no puedes ejercer los derechos de la ciudadanía”. Y añadió que con “empoderan a estas personas para que sean dueños de sus vidas y transformando sus vidas puedan transformar su ambiente y su sociedad”.

En la inauguración también intervino la vicerrectora de Responsabilidad Social y Cooperación de la UPV, Rosa Puchades; el responsable de educación para el desarrollo de CESAL, José Crespo; la delegada de CESAL en la Comunitat Valenciana, María Ayuso; la directora de la Fundación Mainel, Cristina Celda y el fotógrafo valenciano Alberto Pla. De este modo, María Ayuso expresó que “es un orgullo traer la exposición a la UPV que es un patrimonio maravilloso de la Comunitat Valenciana”. Y comentó que el proyecto #SomosSalvador y esta exposición son “un punto de esperanza en un clima de violencia e injusticia que todavía vive El Salvador”.

La secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, María Belén Cardona, durante su intervención en la presentación de #SomosSalvador. Foto: Juanjo Martín

La ONG CESAL está convencida que las oportunidades educativas y de prevención de la violencia, pueden ayudar a mejorar la vida y el futuro de muchos jóvenes, además de lograr una alta repercusión en El Salvador. Después de muchos años trabajando con los más vulnerables, están decididos a mostrar sus éxitos a través de la campaña #SomosSalvador, proyectando estas historias que darán fe del éxito de la organización y de la importancia de la educación.

Un estudiante visita la exposición que permanecerá hasta el 13 de marzo en la Casa del Alumno de la UPV. Foto: Juanjo Martín

“30 anys transformant el món”. Narramos la historia de la cooperación valenciana

2020-02-04T19:49:50+01:00febrero 4th, 2020|

30 años han pasado ya desde que la Generalitat Valenciana iniciara sus programas de cooperación internacional al desarrollo. Tres décadas en los que las organizaciones públicas y privadas, las ONGD, los cooperantes y la sociedad civil han mostrado su lado más solidario al tiempo que conocían otras realidades y se nutrían también con ellas de todo tipo de experiencias y aprendizajes. Para conmemorarlo, la Generalitat Valenciana ha editado el libro “Cooperació valenciana: 30 anys transformant el món” que hemos elaborado desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social.

Una publicación que fue presentada en la casa de todos los valencianos y valencianas como es el Palau de la Generalitat en un masivo acto que contó con la presencia de muchos de los protagonistas de estos años de cooperación y que fue clausurado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Se trata de «un recorrido difícil que ha hecho posible que la sociedad valenciana haya emergido en 30 años como una sociedad solidaria». «El autogobierno valenciano está vinculado a la cooperación desde su nacimiento», aseveraba Puig en su discurso.

El libro, en sus más de 200 páginas a todo color, narra la historia de la cooperación valenciana a través de las voces de gran parte de sus protagonistas y tiene un claro carácter visual donde las fotografías de los proyectos llevados a cabo en diferentes países y continentes cobran gran protagonismo y permiten al lector acercarse a estas realidades y reflexionar sobre ellas.

Una publicación que, como destacaba Puig “trata de remover conciencias” y acercar a la ciudadanía “las periferias humanas”. Así como «los miles de voluntarios que cada día, de manera anónima y en función de sus posibilidades, contribuyen a crear conciencia», un hito que se refleja en los 1.100 proyectos en 50 países en los que ha colaborado la sociedad valenciana en los últimos 30 años.

La presentación de este libro fue también una oportunidad para que estos voluntarios, los integrantes de las ONGD, los representantes de las universidades y de las instituciones públicas y privadas se reunieran, recordaran experiencias vividas y comentaran proyectos de futuro.

Luchar por erradicar la desigualdad

Ahora, tras 30 años de trabajo, es momento de mirar al futuro con ilusiones renovadas. En este sentido, la consellera de Cooperación, Rosa Pérez Garijo, expresaba la necesidad de «cambiar la manera de pensar el desarrollo» y hacerlo de una manera global, porque «las diversas realidades existentes en nuestro planeta son dos caras de la misma moneda». Y porque “el mayor reto del siglo XXI es la erradicación de la desigualdad”. En este sentido, la directora de general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Xelo Angulo, incidía en la importancia de «huir de la nostalgia porque la cooperación está tan viva como siempre y llena de futuro”. “No hay norte ni sur: hay personas en una comunidad global de iguales», defendía.

Al acto también asistieron la consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra; el conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau; el conseller de Hacienda, Vicente Soler y la consellera de Innovación, Carolina Pascual, así como la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Belén Cardona o la presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONGD, Lourdes Mirón.

El libro “Cooperació Valenciana: 30 anys Transformant el Món” perdurará como lo ha hecho la cooperación en todo este tiempo. Pero, las experiencias vividas, los aprendizajes y reflexiones que aparecen en él deben ser un nuevo punto de partida, un impulso para continuar fomentando un mundo más justo, más solidario, más inclusivo y con menos desigualdades en el que los valencianos y valencianas, empezando por los más pequeños, sientan la responsabilidad de contribuir en su día a día a hacerlo posible.

Fotos: Juanjo Martín

“Asha, historias de lepra y esperanza” ya remueve conciencias

2020-06-25T12:33:54+02:00febrero 3rd, 2020|

“Alguna vez has estado en India…” así empieza la película documental Asha, historias de lepra y esperanza, que hemos elaborado el equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social para la Fundación Fontilles y que ha contado con la colaboración de la Generalitat Valenciana. Un trabajo con el que viajamos durante tres semanas a este país asiático para conocer, recabar y transmitir las historias de superación de varias mujeres que han padecido esta enfermedad, pero que han salido adelante gracias al apoyo de esta organización valenciana y a la colaboración de sus socios locales.

La lepra, al contrario de lo que se suele creer, no se transmite fácilmente, pero lo que sí se transmite, todavía hoy, en pleno siglo XXI, en muchos países como India, es el estigma que lleva asociada. Una problemática que sufren, sobre todo las mujeres, las cuales suelen ser repudiadas por sus familias y maridos y se ven abocadas a la marginación económica y social. Es ahí donde entran organizaciones como Fontilles, referente en enfermedades como la lepra en todo el mundo desde hace ya 50 años, para no solo proporcionar diagnósticos tempranos y tratamientos médicos adecuados, sino para darles otra oportunidad a estas personas.

La sala principal de Ruzafa Studio se llenó en el estreno de Asha. Foto: Juanjo Martín

Como se pudo ver en el estreno de Asha, historias de lepra y esperanza, que tuvo lugar el pasado 29 de enero en Ruzafa Studio, estos destinos pueden cambiarse y estas historias pueden remover conciencias a miles de kilómetros. Más de 100 personas visualizaron por primera vez esta película documental que recoge los testimonios de Ambika, mal diagnosticada de un entumecimiento en manos y piernas tras sufrir un aborto, y de Reshma, huérfana de padre desde muy pequeña y trabajadora como empleada de hogar desde los 9 años; ambas han recibido atención médica, apoyo educativo con sus hijos y apoyo comunitario para su inserción sociolaboral por parte de Shanta Jeeva Jyoth, socio local de Fontilles. También se narra la historia de Jayalaksmi, 31 años, obligada a casarse con trece años, mal diagnosticada con catorce tras detectarse unas manchas en la pierna, y repudiada por su marido y su familia tras conocer el diagnóstico. Las tres han superado la enfermedad y el estigma gracias a su esfuerzo y con el apoyo de alguno de los proyectos de la fundación.

Este estreno contó con la participación de la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Belén Cardona, la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro, el presidente de la fundación Fontilles, Juan Lorca, y el director del film, Alberto Pla. También asistieron los concejales del Ayuntamiento de València Alejandro Ramón y Marta Torrado, así como representantes de varias ONGD.

La lepra es una enfermedad curable en la actualidad, pero el estigma que lleva asociada muchas veces resulta más perjudicial que ella misma. Trabajos como el que lleva a cabo Fontilles y proyectos como la película documental Asha, historias de lepra y esperanza, contribuyen a combatir ambas cuestiones, pero también a despertar conciencias y a mostrar un nuevo camino a las personas afectadas.

Galería de fotografías

Ir a Arriba