La Diputació de Valencia recibe un reconocimiento en la Cumbre Internacional ODS

2022-11-22T17:26:43+01:00noviembre 22nd, 2022|

El evento ha contado con la asistencia de la diputada de Transparencia y Responsabilidad Social, Mentxu Balaguer, y el alcalde de la localidad y también diputado Juan Ramón Adsuara

El área de Buen Gobierno, Transparencia, Responsabilidad Social y Participación de la Diputació de València ha recibido un reconocimiento en la Cumbre Internacional ODS y Agenda 2030 celebrada en Alfafar, por el apoyo a los ayuntamientos de la provincia.

El evento se ha celebrado en la recién rehabilitada Alquería del Pi, con la asistencia de la diputada de Transparencia y Responsabilidad Social, Mentxu Balaguer, y el alcalde de la localidad y también diputado, Juan Ramón Adsuara.   Además del ayuntamiento local, también han participado en la organización la Red Iberoamericana de Buen Gobierno e Igualdad (RIBGI) y el Instituto Iberoamericano de Gobernabilidad e Innovación, y ha contado con la colaboración de la Escuela de Gobierno de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Crear redes colaborativas

La diputada, Mentxu Balaguer

El principal objetivo de este encuentro iberoamericano es crear redes colaborativas entre diversas entidades públicas y organizaciones para la implementación de los ODS y Agenda 2030 en el ámbito local. Además, esta cumbre aspira a ser un espacio donde compartir experiencias, aprendizajes, retos y desafíos de las administraciones públicas, asociaciones y empresas. Un aprendizaje en conjunto para promover el desarrollo de políticas públicas, estrategias y planificaciones que encaucen esta década marcada por la acción sostenible.

El encuentro ha servido para compartir experiencias y escuchar las aportaciones de profesionales de España, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, Argentina y Brasil; países con diferentes culturas pero con mismas inquietudes que requieren de una solución urgente. De esta forma, ha sido clave para generar sinergias entre universidades, instituciones y corporaciones.

¿En qué piensas cuando te hablan de educación?

2022-11-07T15:03:19+01:00noviembre 7th, 2022|

La Fundación Musol pone el foco en la educación de personas adultas de la comunidad valenciana y lo hace con un proyecto multidisciplinar llevado a cabo en consorcio con Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras.

Un proyecto que pretende movilizar en las comunidades educativas de los centros de educación de personas adultas a favor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como herramientas formativas y para la construcción de entornos educativos y barrios sostenibles e inclusivos.

Para ello cuentan con materiales creados específicamente para esta iniciativa, así como con colaboraciones y charlas de expertos en diferentes materias relacionadas con las migraciones, el género o el cambio climático. Como Tariq, que cuenta en directo su propia historia migratoria para llegar a España desde su país natal.

Una guía educativa y una web específica

El proyecto Integración de la educación para el desarrollo en la educación de personas adultas – fase 3. Género, Migraciones y cambio climático se desarrolla en las aulas de las Escuelas de Educación de Personas Adultas de la Comunidad Valenciana y cuenta con una guía educativa, con ejercicios prácticos para trabajar en clase. Y también con su propia página web, donde se pueden descargar los materiales y también documentarse sobre diferentes cuestiones relacionadas con la educación y los ODS. Así como con varios vídeos, como el que acompaña esta información.

La guía educativa, la web y los vídeos ilustrativos han sido elaborados por la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, para este proyecto de la Fundación Musol y Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras.

El Consell renueva la colaboración con el Fons para empoderar a las mujeres de la comarca de Chiquitos en Bolivia

2022-07-04T12:37:42+02:00julio 4th, 2022|

Se pretende reactivar la economía local del sector turístico liderado por mujeres a través de la creación y fortalecimiento de rutas turísticas sostenibles.

El Consell ha aprobado el convenio de colaboración entre la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática y el Fons Valencià per la Solidaritat para desarrollar el proyecto «El Turismo en Chiquitos: una apuesta por el desarrollo con rostro de mujer».

Panorámica del encuentro en Bolivia. Fotografía: Alberto Pla

Panorámica del encuentro en Bolivia. Fotografía: Alberto Pla

Un proyecto que la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social rodó junto con el Fons Valencià per la Solidaritat en el país Latinoamericano. El rodaje forma parte de un documental sobre los 30 años de vida del Fons, que pronto verá la luz.

El objetivo de este convenio es mejorar la autonomía económica de la mujer a través de la creación y fortalecimiento de productos turísticos sostenibles, principalmente liderados por mujeres chiquitanas en los municipios bolivianos de San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos y Roboré.

Reactivar la economía local del sector turístico

A su vez, se pretende reactivar la economía local del sector turístico liderado por mujeres en estos municipios a través de la creación y fortalecimiento de rutas turísticas sostenibles. En ese contexto, se busca generar mejores ingresos a las mujeres chiquitanas que lideran el sector turístico para alcanzar una oferta turística sostenible que esté disponible durante todo el año.

Una de las mujeres bolivianas con nuestra cámara. Fotografía: Alberto Pla.

La Conselleria de Cooperación destina 250.000 euros para financiar este proyecto que se ejecutará en los municipios bolivianos de San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos y Roboré para contribuir a la autonomía económica de la mujer a través de la reactivación del sector turístico que representa aproximadamente el 20% de su Producto Interior Bruto.

La iniciativa incluye actividades como la realización de pequeñas inversiones que permitan contar con rutas fortalecidas y en funcionamiento, además de equipadas con lo mínimo necesario para recibir visitas.

Además, se prevén actividades que generen capacidades locales que permitan la auto gestión de los titulares de derechos que conforman las rutas, principalmente mujeres indígenas que podrán mejorar su autonomía económica.

De igual manera, para generar un impacto inmediato de reactivación económica, se organizarán eventos que permitan generar ingresos y poner a prueba las rutas creadas. Asimismo, se realizarán iniciativas de sensibilización en la Comunitat Valenciana que permitan la socialización de los resultados y el trabajo realizado.

Acciones previstas

Entre las acciones previstas a través de esta colaboracción se incluye la identificación de emprendedurías turísticas lideradas por mujeres de la comarca de Chiquitos que puedan formar parte de las rutas turísticas de San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos y Roboré; definición de temas y contenidos para aquellas mujeres emprendedoras que decidan formar parte del proyecto; señalización turística, adquisición de equipamiento y construcción de las marca.

Asimismo, se realizará un intercambio de información entre las diferentes rutas y se desarrollará un proceso de capacitación orientado a las mujeres participantes en cuestiones como artesanía, diseño y costura, atención al cliente o ventas.

Acciones para dar visibilidad al proyecto

Para dar visibilidad al proyecto se organizará un desfile de moda étnica en San Ignacio de Velasco; un festival de arte para la conservación en Santiago de Chiquitos; un festival de música barroca y teatro de Chiquitos; y un Congreso Internacional de Arte Rupestre sobre las pinturas de Roboré.

El Fons Valencià per la Solidaritat es una asociación sin ánimo de lucro constituida en 1992 e integrada por 125 ayuntamientos y 9 mancomunidades de municipios de la Comunitat Valenciana.

Tiene como principal objetivo canalizar la solidaridad de los municipios socios y la ciudadanía mediante la cooperación internacional al desarrollo, la educación para la ciudadanía global y la acción humanitaria de emergencia, contribuyendo a crear un mundo más justo en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Más de 1.400 personas de la provincia de València se sensibilizan alrededor de la Cultura de la Paz con el Fons

2022-02-03T10:50:30+01:00febrero 3rd, 2022|

La segunda edición de “València per la Pau” del Fons Valencià per la Solidaritat, cofinanciado por la Diputación de València, ha acercado el ODS 16 a 6 municipios valencianos

Un total de 6 municipios de la provincia de València (Barxeta, Corbera, Enguera, Picassent, La Pobla de Vallbona y Quatretonda) han acogido las diferentes actividades basadas en la Cultura de la Paz y la No-Violencia de la segunda edición del proyecto “València per la Pau”, desarrollado por el Fons Valencià per la Solidaritat y cofinanciado por la Diputación de València, siendo el objetivo de este proyecto acercar el ODS número 16 (Paz, Justicia e Instituciones Sólidas) a la población de las localidades participantes, concienciando alrededor de la construcción de sociedades pacíficas, justas y con instituciones democráticas que respetan las libertades y los Derechos Humanos.

La diputada de Cooperación, Mentxu Balaguer, junto a Álvaro Escorihuela y Esteve Ordiñana

La diputada de Cooperación, Mentxu Balaguer, junto a Álvaro Escorihuela y Esteve Ordiñana.

“València per la Pau” ha contado con un total de 4 actividades, a través de las cuales se han beneficiado un total de 1.438 personas: exposición; cinefórum municipal; taller didáctico de concienciación en centros educativos; y una jornada formativa alrededor de la Cultura de la Paz.

Exposición «El Fil de la Por»

En cuanto a la exposición, denominada “El Fil de la Por” y que ha sido la novedad de esta segunda edición del proyecto, ha sido visitada por 520 personas, las cuales se han sensibilizado, desde un punto de vista visual, directo y pedagógico, sobre lo que hay detrás de los desplazamientos forzados de personas refugiadas y las responsabilidades que tenemos los países occidentales.

Por otro lado, respecto al cinefórum municipal, se ha proyectado el documental de investigación “Els Fils del Tauler”, concienciando a 146 personas de todos los municipios participantes sobre las causas y consecuencias que generan los conflictos bélicos, contando también con un espacio para la reflexión, posterior a la proyección, con la participación de Josep Gayà, director del documental; de protagonistas del documental, en concreto de Claudia Garcia, refugiada colombiana, y Oum Saad, refugiada saharaui; así como del público asistente.

Taller en los centros educativos

Respecto al taller dirigido a centros educativos, este ha contado con dos sesiones: por un lado se han trabajado conceptos relacionados con la Cultura de la Paz, la No-Violencia y la prevención de conflictos, la educación intercultural y la construcción de la Paz, y por otro lado se ha proyectado el documental “Els Fils del Tauler”, donde jóvenes se han sensibilizado y han reflexionado alrededor de los conflictos bélicos.

Estos talleres han beneficiado a un total de 717 alumnos del CEIP Carles Salvador de Barxeta, IES Sucro de Albalat de la Ribera, IES Enguera de Enguera, IES L’Om de Picassent, Colegio Les Carolinas de Picassent, IES La Vereda de La Pobla de Vallbona, CPEPA La Pobla de Vallbona e IES Las Foies de Benigànim.

Jornada «València por la Pau»

En cuanto a la jornada formativa de la segunda edición del proyecto “València por la Pau”, la cual se celebró en Picassent con el visionado del documental “Els Fils del Tauler” y la posterior reflexión colectiva, y dónde también participaron ponentes como Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de la Paz y exdirector general de la UNESCO, o Lola Bañón, periodista, doctora, profesora y defensora de los Derechos Humanos se sensibilizaron un total de 55 personas políticas y técnicas municipales.

Este seminario trató diferentes conceptos y puntos de vista alrededor de la Cultura de la Paz, así como los retos pendientes para la prevención de conflictos.

Mentxu Balaguer en uno de los talleres formativos sobre la cultura de paz.

Sobre la valoración del proyecto, Álvaro Escorihuela, presidente del Fons Valencià y regidor de Cooperación y Solidaridad del Ayuntamiento de Vila-real, ha recalcado “la elevada incidencia que el proyecto ha tenido sobre la población de los municipios participantes, educando a más de mil valencianos y valencianas alrededor de cuestiones de elevada envergadura en el contexto actual y futuro como los ODS y la Cultura de la Paz”.

Además, Escorihuela ha destacado “la fuerza que tiene el municipalismo valenciano socio del Fons y la descentralización a la hora de trabajar por los objetivos comunes propios de la entidad”.

Por su parte, Mentxu Balaguer, diputada de Cooperación Internacional de la Diputación de València y teniente de alcaldesa de Corbera ha incidido “en la importancia de colaborar entre diversas administraciones y entidades para hacer más eficaces y eficientes el desarrollo de diferentes proyectos”, concretando que “con la segunda edición de “València per la Pau” se ha consolidado el camino hacia una territorialización y vertebración de la Cultura de la Paz, siendo esta la base de la democracia y, por lo tanto, de la convivencia”.

El Fons Valencià per la Solidaritat, la asociación por la cooperación internacional y la educación para el desarrollo de los ayuntamientos y mancomunidades de la Comunidad Valenciana

El Fons Valencià per la Solidaritat es la asociación de entidades locales de la Comunitat Valenciana que tiene como objetivos realizar y financiar proyectos de cooperación internacional y de educación para el desarrollo, con las aportaciones económicas que cada año hacen sus socios (ayuntamientos y mancomunidades de la Comunitat Valenciana). Actualmente, el Fons cuenta con 132 entidades locales valencianas socias (123 ayuntamientos y 9 mancomunidades) y concentra sus actuaciones de cooperación descentralizada en Ecuador, Bolivia y El Salvador, así como en países en situaciones de emergencia.

Asimismo, realiza proyectos de sensibilización hacia un desarrollo humano, equitativo, justo y sostenible entre la población de las entidades locales socias del Fons, y a la ciudadanía valenciana en general.

Panorámica del encuentro en Bolivia. Fotografía: Alberto Pla

Panorámica del encuentro en Bolivia. Fotografía: Alberto Pla

La relación entre los municipios del Sur y el Fons viene dada por la participación municipalista y descentralizada en políticas de cooperación para el desarrollo social y económico, con la colaboración en proyectos nacidos de las necesidades concretas y locales, y solicitados por los mismos municipios o a través de contrapartes, como por ejemplo las ONGD.

La participación en los proyectos de cooperación siempre tiene como objetivos, de todas las partes colaboradoras, el respeto hacia la cultura local y la absorción mutua de conocimientos y experiencias.

El Medio Ambiente ya no puede esperar más

2020-06-05T14:36:43+02:00junio 5th, 2020|

Por: Gerard Sánchez | Fotografías de Alberto Pla

El Día Mundial del Medio Ambiente de 2020, que se celebra este 5 de junio, es especialmente importante por diversos aspectos. En primer lugar, y tal vez el más obvio, es por la evidencia sobre el impacto del ser humano en la naturaleza que la crisis del Covid-19 ha puesto todavía más de manifiesto. Mucho se ha hablado ya de que cuando nos hemos retirado un poco la naturaleza ha vuelto a aflorar, pero no hay que olvidar, como alerta Naciones Unidas, que “alrededor de un 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en humanos son zoonóticas”. Es decir, se transmiten de animales a personas. Un concepto, el del contagio por zoonosis del que, precisamente, nos hablaba hace unos días en una entrevista para nuestra web el prestigioso doctor César Carballo.

En este contexto, el tema del Día Mundial del Medio ambiente en 2020, que es “la biodiversidad”, cobra mayor relevancia, más aún si recordamos recientes acontecimientos devastadores para ella como los incendios forestales sin precedentes en Brasil, California y Australia o la invasión de langostas en el Cuerno de África. Como también alerta la ONU: “La aparición del Covid-19 ha puesto en evidencia que cuando destruimos la biodiversidad destruimos el sistema que sustenta la vida humana”. Por lo que protegerla ya no es solo un deber, sino una obligación, una necesidad para preservar la vida tal y como la conocemos. Hay que tener en cuenta que un ecosistema biodiverso dificulta la propagación de los patógenos, por lo que uno más debilitado facilita no solo su expansión sino también su contagio de animales a personas.

«La aparición del Covid-19 ha puesto en evidencia que cuando destruimos la biodiversidad destruimos el sistema que sustenta la vida humana”

Duplicamos la población y aumentan las especies en riesgo de extinción

No hay que olvidar, en este contexto, que en los últimos 50 años los seres humanos hemos duplicado nuestra población y, por tanto, nuestra necesidad de recursos naturales de todo tipo. El incremento de la agricultura intensiva, l a deforestación, la invasión de hábitats de vida silvestre o la aceleración del cambio climático alteran, cada vez más, el equilibrio natural, creando las condiciones que facilitan la propagación de patógenos, incluidos los coronavirus. Pero no solo eso, la ONU advierte también que “dentro de la próxima década, una de cada cuatro especies conocidas podría extinguirse”, lo cual significaría una extinción masiva sin precedentes en la historia de la tierra. Y, mientras tanto, se necesitarían los recursos de 1,6 planetas Tierra para satisfacer a los humanos cada año, según fuentes de la ONU.

El oso polar es una especie amenazada, considerada en peligro de extinción y la cuál, según datos del Fondo Mundial para la naturaleza, podría desaparecer en el próximo siglo si si continúa la tendencia actual de calentamiento en el Ártico. Fotografía cedida por Freepik.

Faltan 10 años para cumplir los 17 ODS

En este extraño año 2020 estamos a 10 años de que se venza el plazo para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. cabe recordar que el 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de 17 objetivos globales de Desarrollo Sostenible (ODS) para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse con ese horizonte de 2030 que cada vez se acerca más.

Una bicicleta con los ODS durante una acción de nuestra Agencia en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía: Alberto Pla

El medio ambiente como transversal en la cooperación Internacional

La protección del medio ambiente cuenta con un peso cada vez más importante en la cooperación internacional. Prueba de ello es que, como se indica en el libro “Cooperació Valenciana, 30 anys Transformant el Món” que el equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social editó este año para la Generalitat Valenciana y que fue presentado por Ximo Puig en el Palau de la Generalitat en enero: “Todos los proyectos financiados por la Generalitat Valenciana en el ámbito de la cooperación internacional al desarrollo, independientemente de su naturaleza, deben incorporar un enfoque transversal de sostenibilidad medioambiental».

El citado libro, de hecho, dedicaba un capítulo completo al medio ambiente titulado “Adaptación y mitigación del cambio climático”. En él aparecían proyectos que, con la financiación de la Generalitat Valenciana, diferentes organizaciones han desarrollado en las últimas tres décadas para promover la protección del medio ambiente en diferentes lugares del mundo. Entre ellas había entidades como Atelier, Cesal, Perifèries, Manos Unidas, Fundación Vicente Ferrer, Petjades, Iscod, Cerai, Paz y Desarrollo, Fundación Musol, Oxfam Internacional, Pau i Solidaritat o la ONG Cooperación Internacional.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Alberto Pla, en la presenación del libro «Cooperació Valenciana, 30 anys transformant el món».

Una responsabilidad compartida

Tal vez iniciativas como estas de la Generalitat Valenciana y conmemoraciones como esta del Día Mundial del Medio Ambiente puedan ser una luz de esperanza para nuestro ecosistema, para la biodiversidad y para los seres humanos. Tal vez no sea demasiado tarde para entrar en una fase de degradación ambiental a escala planetaria irreversible, pero que así sea depende de cada uno de nosotros y nosotras, de nuestras acciones cotidianas y de las exigencias hacia las empresas y los gobiernos, a los países y las organizaciones internacionales. Solo tenemos un planeta y tenemos el deber, la obligación y la responsabilidad de cuidarlo y de garantizar su sostenibilidad y su futuro.

 

#PorLaNaturaleza

#DíaMundialMedioAmbiente

El agua, un bien tan esencial como desigual

2020-03-23T18:08:10+01:00marzo 23rd, 2020|

Por: Gerard Sánchez | Fotografías: Alberto Pla

Te levantas por la mañana, vas al baño, tiras de la cadena y abres el grifo del lavabo para lavarte la cara, los dientes y, sobre todo ahora, en estos tiempos de Covid-19, las manos. Es algo tan cotidiano, mundano y asumido que ni siquiera lo valoramos ¿verdad? O tal vez ahora, cuando tantas restricciones, jamás pensadas, se te están poniendo en tu vida, te preguntes también qué pasaría si de ese grifo, de esa cadena, no saliera agua. Una circunstancia que hoy, en pleno siglo XXI, siguen viviendo muchas familias no solo en lugares remotos y fundamentalmente agrícolas y ganaderos, como pudimos comprobar en nuestro reciente viaje a Etiopía, sino también en Europa y en España.

Una niña se refresca en el tejado de la comunidad de Raeev Nagar en el estado de Gurgaon, India. Fotografía: Alberto Pla

Este pasado domingo, como cada 22 de marzo, se conmemoraba el Día Mundial del Agua. Una efémeride que instauró la ONU en 1993 para recordar la relevancia de este líquido esencial. Pero, como también lamenta esta organización, se estima que todavía hay, al menos 200 millones de personas sin acceso al agua potable en su vida cotidiana. Precisamente, la campaña de este año de la ONU en relación a este día, reinventada por la marcha de los acontecimientos generados por el coronavirus, incidía en unirse a la campaña #ManosLimpias (#SafeHands en inglés). Es decir, a lavarse las manos con regularidad. Aunque, lamentablemente, para mucha gente todavía lo más acuciante es la necesidad de #agualimpia.

Una niña se baña en el mar Egeo junto al campamento de refugiados de Karatepe en Lesbos. Fotografía: Alberto Pla

Nosotros, la verdad, regresamos a España el pasado 12 de marzo totalmente concienciados con la importancia de lavarnos las manos regularmente, allí, en Etiopía, Mari Olcina, presidenta de la ong MOSSolidaria, y su marido Víctor Pareja, iban siempre con el jabón de mano consigo y nos animaron a hacer lo mismo. Lo aprendimos también de los rituales de higiene que la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol inculcaba en los niños y niñas de tres a seis años de su guardería ubicada en Muketuri.

Deribe, líder comunitaria de Gimbichu saca agua de un pozo construido por la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol. Fotografía: Alberto Pla

Pero en Etiopía nos concienciamos de la importancia y el carácter esencial del agua cuando conocimos de primera mano cómo la construcción y mantenimiento de los pozos, que llevan a cabo la comunidad misionera y la Fundación Emalaikat, consiguen cambiar la vida de las familias campesinas. Con ello no solo logran producir alimentos en la época seca, la cual en este árido y caluroso país africano dura hasta nueve meses, sino que consiguen sacar adelante a sus familias, mejoran sus aspectos nutricionales y hasta logran unos ingresos extra al vender los excedentes en los mercados locales.

Unas niñas se lavan las manos en una escuela de Bangalore donde la ONGD Fontilles previene enfermedades infecciosas. Fotografía: Alberto Pla

La henna es una pintura característica de India que puede aplicarse también en las palmas de las manos. Fotografía: Alberto Pla

El tener acceso al agua potable, no en los hogares, ojo, sino, en tu poblado o cerca de él, cambia la vida de toda la comunidad, especialmente de las niñas y mujeres. Las primeras, pueden estudiar más al no tener que caminar, cada día, largas distancias en busca de agua. Las segundas, pueden dedicarse a otras tareas más productivas. El agua es esencial para sus necesidades básicas, así como para sus cultivos y para su ganado.

Un niño se refresca en la comunidad de Gariche Prince, en Haití. Fotografía: Alberto Pla

El agua, ese bien esencial que en Europa compramos en jarras o botellas de plástico, las cuales, paradójicamente, son uno de los principales elementos causantes de contaminación en el mundo, ese líquido transparente que dejamos perderse por nuestros lavabos y duchas sin darle mayor importancia, es, en cambio, auténtico oro en muchos lugares del mundo. El Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 6 es Agua y saneamiento para todos antes de 2030. A estas alturas, nadie sabe si se logrará conseguir, pero si cada vez que abrimos nuestros grifos, si cada vez que paseamos por nuestros ríos y mares, si cada vez que compramos una botella de agua pensamos en la relevancia que tiene este oro líquido no solo para nuestra supervivencia, sino para la de nuestro planeta, tal vez gran parte del camino ya estará hecho. Luego, faltará transmitir esa concienciación a las nuevas generaciones, exigir medidas de protección a los estamentos públicos y privados y, cómo no, apoyar iniciativas de construcción de pozos, de saneamiento y de educación como las que llevan a cabo en Etiopía entidades como la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol y la Fundación Emalaikat.

El agua es, hoy por hoy, un bien tan esencial como desigual, un recurso natural fundamental para la vida que, sin embargo, no escapa a las especulaciones ni a los intereses económicos y políticos. Un tesoro que no solo hay que valorar, sino también cuidar, proteger y exigir como el derecho fundamental que es.

Ir a Arriba