La educación, un derecho fundamental que transforma vidas y sociedades

2021-04-27T11:17:04+02:00abril 27th, 2021|

 

«La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.» Hesíodo.

«Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.» Benjamin Franklin.

«En cuestiones de cultura y de saber, solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da.» Antonio Machado.

Texto: Gerard Sánchez y Sonia Climent | Fotografía de portada: Alberto Pla.

Estas tres frases reflejan la relevancia y la trascendencia que la educación ha tenido en la historia de la humanidad. Un valor, un derecho, como lo describre la propia ONU que asevera que proporciona “las capacidades y conocimientos críticos necesarios para convertirnos en ciudadanos empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a la sociedad”. Y por ello la incluyó en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4. «Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos».

La educación transforma vidas y resulta fundamental para que el ser humano logre evolucionar. De hecho, esa transmisión de saberes, de generación a generación, es una de las características principales que nos distingue de otros animales.

Precisamente, en este final de abril se celebra la Semana de Acción Mundial por la Educación. Es cierto que este derecho universal está cada vez más extendido y llega, con mayor calidad, a más personas. Pero, aún así, según UNICEF, 263 millones de niños y adolescentes no tienen acceso a la escuela todavía.

El equipo de la Agencia Alberto Pla llevamos ya 10 años realizando todo tipo de trabajos audiovisuales y de comunicación para ONGD, fundaciones e instituciones públicas y privadas. Unos proyectos en los que la educación ha tenido un papel protagonista y transversal. Trabajos que queremos recordar en este artículo y que nos han llevado a diversos países y continentes y nos han permitido conocer personas, historias, situaciones únicas, a veces complicadas, pero siempre con la ilusión, la solidaridad, la fortaleza y, cómo no, la educación y el afán de superación, como puntos en común.

El documental «Quiero ser como Genet» ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en una semana

El proyecto más reciente que hemos realizado es el documental Quiero ser como Genet. En él, se cuenta la historia de una mujer etíope y de su comunidad que, con fortaleza y tesón, y gracias al apoyo que su entorno le proporciona, y a la ayuda de entidades como la ONGD MOSSolidaria y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstols, consigue llegar a la educación. Un documental que estrenamos el pasado 11 de abril y que ya cuenta con más de 3.000 visualizaciones en Youtube.

El documental «142 pulsaciones», sobre la historia de superación de Kimberly en Guatemala

Kimberly, protagonista del documental 142 pulsaciones realizado para la Asociación CONI, es un ejemplo para otros estudiantes de su país donde solo el 3% de alumnos culminan la educación secundaria.

El documental «Increíbles» para la Fundación Solca en Nicaragua

La Fundación SOLCA también colabora en la ayuda a los jóvenes a alcanzar sus metas. INCREÍBLES es un corto documental rodado en Nicaragua donde nuevamente la educación se muestra como la puerta para alcanzar sueños y esperanzas. Con el mismo objetivo, Un sol para Dominicana relata la historia de varios beneficiarios y educadores con historias sorprendentes de superación gracias al apoyo de la Fundación SOLCA. Un documental que ya tiene más de medio millón de reproducciones en Youtube.

La historia de los jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar en India

En Educación, educación, educación se hace un recorrido a través de la ONG Naya Nagar mostrando los diferentes oficios y el estilo de vida de los niños y jóvenes de la comunidad Rajeev Nagar. Mostrar la importancia de la educación como motor de progreso en países en vías de desarrollo es un reto que debemos conseguir en todo momento y en cualquier situación.

Estos son algunos de nuestros proyectos relacionados con la educación, pero hemos elaborado muchos más, y seguimos trabajando en otros que anunciaremos próximamente. Os recordamos que pueden seguirnos en redes sociales y también en esta página web para no perderse nada.

Os queremos dejar ahora con otra frase célebre sobre educación que invita a la reflexión y que muestra la relevancia de este derecho universal.

«La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos.» del novelista británico C. S. Lewis.

 

 

El covid-19 incrementa las desigualdades educativas

2020-04-28T11:09:18+02:00abril 28th, 2020|

Por Gerard Sánchez | Fotografía de portada de Alberto Pla

Los niños y niñas españoles y los de muchos otros lugares del mundo llevan varias semanas sin acudir a sus centros escolares debido a las medidas de seguridad impuestas por el Covid-19. No obstante, en todo el mundo, y según datos de UNICEF, existen todavía 263 millones de niños y adolescentes que no tienen acceso a la escuela. Para tratar de concienciar esta situación, desde 2001 se lleva a cabo la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), promovida por la Campaña Mundial por la Educación (CME). Una semana que este año se lleva a cabo del 27 de abril al 3 de mayo y que se celebra en más de 124 países.

Uno de los colectivos más afectados por las medidas de confinamiento impuestas para atajar los efectos del coronavirus están siendo los niños y niñas. En España llevan confinados en sus hogares desde el pasado 14 de marzo, y no fue hasta el 26 de abril cuando se les permitió salir a dar paseos cortos, de una hora de duración y a una distancia no superior a un kilómetro de sus casas. Ellas y ellos, desde su inocencia, han dado grandes ejemplos de responsabilidad, comprensión y resistencia durante todos estos días, pero todavía queda por saber qué efectos tendrá en ellos esta ausencia prolongada de clases y también este encierro domiciliario tan prolongado.

Un niño mira por la ventana durante el periodo de confinamiento. Fotografía cedida por Freepik

Por otra parte, durante este tiempo los padres y madres han tenido más tiempo para estar con sus hijos, pero también han reforzado su relación con los educadores y se han dado cuenta de la importancia, y la dificultad, de su labor. Por todo ello, esta Semana de la Acción Mundial por la Educación se vuelve especialmente importante en este 2020 donde las aulas están en cada hogar, en las mesas del salón, convertidas en espacios de trabajo infantil, en las cocinas, transformadas en lugares donde aprender sobre física y química e incluso en las televisiones o teléfonos móviles que, bien utilizados, también pueden ser excelentes herramientas educadoras.

Uso de los plásticos y preservación de los océanos

Desde la organización de la Campaña Mundial por la Educación (CME), que en España está conformada por las ONG EDUCO, Entreculturas, Plan International y Ayuda en Acción, entre otras entidades colaboradoras, instan a los padres y madres y a los educadores a fomentar en casa y a través de Internet la temática de este año de la SAME: el uso de plásticos y la preservación de los océanos. En este sentido, animan a pintar dibujos sobre estas temáticas, llevar a cabo alguna obra teatral sobre el medio ambiente, leer cuentos, hacer manualidades, aprender sobre los océanos, fomentar el reciclaje. Sin olvidar difundir todo tipo de mensajes de concienciación a través de las redes sociales y exigir a la clase política que cumpla con sus compromisos educativos.

Una playa contaminada con plástico. Fotografía cedida por Freepik.

Aumento de las desigualdades educativas

El CME es un movimiento de la sociedad civil fundado en 1999 durante el Foro Mundial de la Educación llevado a cabo en Dakar, Senegal. Tiene como objetivo promover y defender la educación como un derecho humano básico. En esta línea, el responsable de políticas e incidencia de la CME y exRelator de Naciones Unidas sobre el derecho a la educación, Vernor Muñoz, comentaba hace unos días que, a causa de los efectos de la pandemia, “a la exclusión escolar se suma la exclusión de los aprendizajes. La interrupción de aprendizajes va a causar graves pérdidas, se van a acumular desventajas difíciles de superar. Además, la escuela es un entorno básico de socialización, un mapa para construir relaciones, un centro de encuentro que permite el juego y la felicidad. Eso lo estamos perdiendo con el COVID-19”.

Aunque parezca increíble, incluso en un país desarrollado como España existen todavía muchos niños y niñas que no tienen acceso a Internet en sus hogares o que lo tienen con muchas limitaciones. Ahora, que todo es online, esta brecha se vuelve más amplia que nunca y puede tener todo tipo de consecuencias. Desde el CME han lanzado un vídeo para concienciar sobre esta situación y también han promovido el hastag #lamejorlección, con el que animan a reflexionar y compartir sobre cuáles son las lecciones que cada uno está aprendiendo durante este tiempo de confinamiento y estado de alarma.

Como también señala Vernor Muñoz: “Tenemos ahora una oportunidad para construir nuevos abordajes desde la solidaridad, desde el bien común, desde los servicios públicos y gratuitos; y también de cambiar nuestros modelos escolares, pasar del individualismo, la medición y el consumo exacerbado a sistemas educativos basados en la cooperación y en la solidaridad”.

La Unesco lanza la Coalición Mundial para la Educación

Desde la UNESCO promovieron a principios de abril la Coalición Mundial para la Educación, con el objetivo de ofrecer a los niños y jóvenes opciones de aprendizaje inclusivo durante este período de interrupción repentina y sin precedentes en la educación. Desde este organismo incidían en que “el cierre de escuelas agrava las desigualdades en la educación y afecta de manera desproporcionada a los niños y jóvenes más vulnerables”.

A lo largo de estas semanas de confinamientos, estados de alarma… han surgido varias iniciativas, desde todo tipo de organismos públicos y privados, ong, fundaciones… para promover la educación y tratar de luchar contra problemas como la falta de acceso a la misma, la brecha digital, el trabajo infantil… Una propuestas que tendrán mayor o menor repercusión y éxito en la medida en que las sociedades en su conjunto y los ciudadanos a modo particular las defiendan y las promuevan. Los niños y niñas son uno de los sectores más vulnerables de la población y, aunque nos han dado lecciones a todos durante esta pandemia, debemos seguir protegiéndoles en todo el mundo, empezando por uno de sus derechos más básicos; el de tener acceso a una educación pública y de calidad.

Documentales y proyectos sobre educación

Otra forma de concienciar sobre la educación y de fomentar el derecho a la misma es visualizando documentales sobre cómo esta puede transformar la vida de niños y niñas en diferentes lugares del mundo. En nuestra agencia estamos convencidos del poder de la educación para cambiar vidas y transformar el mundo. A lo largo de los últimos años hemos podido conocer de primera mano diversas realidades educativas en varios países y continentes gracias al apoyo y la colaboración de ONGD y fundaciones como la Asociación CONI, la ONG CESAL, la Fundación SOLCA, la Fundación Fontilles, la ONG Cooperación Internacional, la ONG PROYDE, la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol…

Os invitamos a ver el resultado de algunas de estas iniciativas en nuestra sección de Proyectos de nuestra página web.


#SemanadeAcciónMundialporlaEducación

#SAME2020

#LaMejorLección

#Quédateencasa

 

El Día de las Américas con más sentido

2020-04-14T12:07:55+02:00abril 14th, 2020|

Por: Gerard Sánchez | Fotografías: Alberto Pla

Como cada año, desde 1931, este 14 de abril se celebra el Día de las Américas. Una conmemoración que surgió para reconocer la soberanía y también la unidad de las repúblicas americanas y cuyos principales fines son velar por la unión, la paz y la libertad entre los diferentes pueblos de América. Paradójicamente, en este 2020, cuando la gran cantidad de actos que se suelen programar para este día no podrán llevarse a cabo debido a las medidas de seguridad y confinamiento decretadas por el Covid-19, es cuando el sentido de las palabras unidad, paz, libertad y solidaridad cobran mayor relevancia.

Ahora, que los países americanos, así como los del resto del mundo, se ven afectados por una pandemia planetaria, es cuando los conceptos de humanidad, de unión, de fraternidad y de especie adquieren más sentido que nunca. En este 14 de abril no se celebrarán en los países americanos los clásicos desfiles en colegios, institutos y universidades, no habrá grandes reuniones de personas ni siquiera fiestas o banquetes familiares, más allá de aquellos que celebren los que residan bajo un mismo techo. Pero estos inconvenientes no serán un obstáculo para que los diferentes pueblos de América encuentren el modo de apoyarse, de mostrar su solidaridad mutua y de mandar un mensaje de cooperación al resto del mundo.

Panamericanismo; el sueño de Simón Bolívar

Cabe recordar que el día de las Américas responde también al sueño panamericano de Simón Bolívar, el cual, ya en 1826, en el Congreso de Panamá, expresó su deseo de crear una asociación de países americanos, aunque su deseo final era lograr una unión política de los estados de América. No obstante, su visión no empezó a hacerse realidad hasta 60 años después de su muerte, cuando, en 1890, se fundó la Unión de las Repúblicas Americanas, la cual en 1910 se convirtió en la Unión Panamericana y en 1948 en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Un día para compartir desde la distancia

Actualmente, este Día de las Américas se celebra en 21 países americanos, así como en las comunidades de emigrantes y expatriados americanos distribuidas por todo el mundo. En España, muchas personas originarias de estos países vivirán también este 14 de abril de una forma diferente a la habitual. Estar lejos de los tuyos siempre es complicado, pero lo es más aún en un estado de alarma como el actual, cuando los abrazos y los cuidados mutuos se vuelven más necesarios. Será, por tanto, un día para recordar a los seres queridos que ahora, están más lejos que nunca. Pero también para compartir con aquellos con los que se conviva habitualmente. Esta pandemia está sirviendo para reconectar con la familia y con los seres queridos y este 14 de abril, con todo lo que implica, es también una oportunidad para ello.

Amaruka, el nombre ancestral de América

La historia oficial nos ha dicho siempre que el nombre América, proviene de Américo Vespucio, un navegante florentino que acompañó a Cristóbal Colón y que, al parecer, fue el primero en afirmar que se había llegado a un nuevo continente y no a la costa más oriental de Asia, lo cual siguió defendiendo Colón hasta su muerte. No obstante, hay otras teorías, que responden más a las cosmovisiones indígenas de este continente. Así, una de ellas indica que los pueblos ancestrales llamaban “Amaruka” a esta tierra, en referencia a Amaru, que en quechua significa serpiente, un animal que, en su versión alada o emplumada, fue considerado como una deidad muy importante para varias culturas americanas ancestrales.

Sea como fuere, tanto para aquellos que siguen a las culturas y tradiciones ancestrales, como para los que creen en nuevas deidades traídas de occidente o incluso para los que mantienen una visión agnóstica o atea, este Día de las Américas es una jornada para la reflexión y para la unión. Un momento para ser conscientes de la grandeza de cada uno de los pueblos y de todos en su conjunto. Ahora, cuando el contacto físico se restringe y la comunicación, de muy diversas formas, se vuelve más importante que nunca, es cuando nos damos cuenta de que, más allá de fronteras, de creencias, de modos de pensar, formamos parte de un todo común. Vivimos en el mismo mundo y debemos cuidarlo y respetarlo. Es ahora, tal vez, cuando las ideas de panamericanismo, cuando los conceptos de unión y de solidaridad mutua, deben cobrar mayor relevancia y hacerse efectivos de verdad. Una unión que sirva para salir, cuanto antes, de esta situación, pero también para afrontar los nuevos tiempos con mayor entereza.

Proyecciones para el Día de la Américas

A lo largo de estos últimos años, el equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social, hemos viajado a varios países de América como Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Haití, Costa Rica o República Dominicana. De todos estos viajes hemos vuelto con lecciones aprendidas, con conceptos reforzados como el de la solidaridad mutua de aquellos que ayudan a otros a formarse y salir adelante en Guatemala, los que apoyan a sus conciudadanos para escapar de la violencia en El Salvador o los que se esfuerzan para estudiar y tener otro futuro en república Dominicana o en Nicaragua.

A continuación os dejamos los links de varios documentales producidos por nuestra agencia en varios países de América, un continente al que esperamos no dejar de volver porque siempre que lo hacemos regresamos más grandes, más humanos y más conscientes.

Documental 142 Pulsaciones. La historia de superación de Kimberly en Guatemala, un país donde solo el 3% de alumnos culminan la educación secundaria. Un proyecto de  nuestra agencia para la Asociación CONI.

Documental Un Sol para Dominicana. Un proyecto realizado con la Fundación SOLCA en República Dominicana y que cuenta ya con cerca de 450.000 reproducciones en Youtube.

Exposición y cápsulas audiovisuales Somos Salvador. Un proyecto para la ONG CESAL que lleva varios años de gira por diversas ciudades españolas

 

 

Un aplauso para las ONG. Sois imprescindibles

2020-04-07T09:59:16+02:00abril 7th, 2020|

Vivimos días extraños. Tiempos de cambiar rutinas, de reflexionar, de buscar alternativas. Hoy, cuando casi todo se para por el Covid-19, nos damos cuenta de que somos vulnerables, de que ningún muro puede salvarnos y de que solo la unión, el compromiso y la solidaridad, pueden ayudarnos. Hoy puede que nos sea más fácil ponernos en la piel de los otros, en la de aquellos que huyen de guerras o del hambre. Puede que nos aflijamos con los que sufren en hospitales o los que viven privados de libertad en campos de refugiados. Pero ya antes había muchas personas que luchaban para que abriéramos los ojos, para que no olvidáramos otras realidades, para que fuéramos empáticos, solidarios, humanos al fin y al cabo.

Ellas y ellos, desde sus organizaciones, ONG, Fundaciones… entregan sus vidas a los otros, buscan cambios reales y contribuyen a crear un mundo mejor. Por eso queremos que el aplauso sea también para vosotros, porque estamos seguros de que ahora, y siempre, sois imprescindibles. Por eso os dedicamos este vídeo y este artículo y os animamos a seguir, a no desfallecer, a continuar con vuestro trabajo, a veces invisible, pero muy necesario y que realmente cambia vidas.

En este vídeo podemos ver imágenes de proyectos que hemos llevados a cabo en diferentes países del mundo gracias a ONG y organizaciones muy diferentes. Así, encontramos a “El corazón de Haití” que se llevó a cabo con la organización TECHO, la cual está presente en 19 países de América Latina.

Entre ellos se encuentra también el proyecto “Aulas para la libertad”, rodado con la Asociación ESMABAMA y PROYDE en Mozambique.

También vemos a Trini Blanch, delegada en la Comunitat Valenciana de la Assamblea de Cooperació per la Pau (ACPP) durante la grabación de un spot en Morella para difundir su proyecto “Elles trien, nosaltres les triem a elles”, con el que mujeres del Ports y de Túnez unieron esfuerzos para crecer mutuamente.

Una competición larga como la que nos ha tocado ahora se gana partido a partido. Y así, día a día, partido a partido, logran mejorar sus vidas y salir adelante, con el deporte como bandera, las personas beneficiarias por la Fundación del Valencia CF, como pudimos ver con el proyecto audiovisual, «el partido de tu vida«, que constaba de varias cápsulas con historias de vida y superación.

Como olvidar a la Kimberly, protagonista de nuestro documental “142 Pulsaciones”, rodado en Guatemala para la Asociación Coni, presidida por Alejandro Sebastián. Un filme que muestra la importancia de la educación y cómo la solidaridad puede retroalimentarse para continuar generando oportunidades entre las persona con menos recursos.

Un sol para dominicana”, es otro de los trabajos que hemos llevado a cabo, en este caso, en la República Dominicana, gracias a la Fundación SOLCA. Pero con ellos viajamos también a Costa Rica para elaborar “Tenemos un Plan” y a Nicaragua con “Increíbles”.

En El Salvador, la ONG CESAL lleva a cabo un trabajo incansable de prevención de la Violencia, que registramos con “Somos Salvador”, una exposición que lleva varios años circulando por España y que va acompañada de varias cápsulas audiovisuales.

Las ONG contribuyen a transformar el mundo no solo en otros países y continentes, sino también en el nuestro. Lo hace, por ejemplo, la ONG Cooperación Internacional, con campañas como Breakfast for Others, pero también cuando van al Líbano y luego sensibilizan a los estudiantes valencianos sobre cómo es la educación en contextos de guerra o miseria. Y lo hace también la ONG MOSSolidaria cuando lleva a estudiantes de nutrición a los campos de refugiados del Sáhara, como se puede ver en nuestro documental “Atu. El rostro de un pueblo olvidado”.

 

Para contribuir a un mundo más justo, a veces es necesario dar un paso adelante y denunciar las injusticias, se produzcan donde se produzcan, como hizo la Coordinadora Valenciana de ONGD al personarse como acusación en el caso Blasco. Y como lo hacen cada año con la organización de las manifestaciones de “Pobresa Zero”, cuyo spot de promoción elaboramos también en 2019.

Todas las ONG son vitales y fundamentales

Desde las ONG y organizaciones más grandes y consolidadas en el mundo como Cruz Roja, hasta las más pequeñas o recientes como MOSSolidaria, todas son vitales y fundamentales siempre y más aún en estos tiempos difíciles. Hay quien recibe premios y reconocimientos por su labor, como lo hizo, en 2018, el sacerdote valenciano Vicente Berenguer, misionero en Mozambique durante 50 años, que recibió ayer el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Valencia. Pero el mayor premio es ser consciente de que con tu labor, con tu compromiso, con tus acciones puedes llevar la esperanza, la inspiración, el cambio, a cualquier persona, sea cual sea su situación.

Una labor social y solidaria que la Generalitat Valenciana viene financiando desde hace 30 años y que recogimos en el libro Cooperació valenciana, 30 anys transformant el món, el cual fue presentado, el pasado mes de enero, por el president de la Generalitat, Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Alberto Pla, en la presenación del libro «Cooperació Valenciana, 30 anys transformant el món». Foto: Juanjo Martín.

Entre estas organizaciones con gran trayectoria se encuentran algunas como la ONG Movimiento por la Paz (MPDL) que trabaja desde 1983 por el pleno cumplimiento de los derechos humanos, la gobernabilidad democrática, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos. Más tiempo todavía lleva la Fundación Vicente Ferrer en India, concretamente desde que Vicente y Ana llegaran a este país en 1969. Un país asiático en el que otra Fundación, Fontilles, se ha convertido en todo un referente de lucha contra una enfermedad tan estigmatizada como es la Lepra. Con ellos viajamos en 2019 para elaborar el documental “Asha. Historias de lepra y esperanza”, el cual se estrenó en enero de este año.

Regresamos de nuestro último viaje el 12 de marzo, justamente dos días antes de que se declarara en España el estado de alarma. Allí, en Etiopía, de la mano de MOSSolidaria, la Fundación Emalaikat y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol, dirigida por Lourdes Larruy, trabajamos en la elaboración de nuestro próximo documental y aprendimos el valor de la educación desde la más tierna infancia. Vimos como hay sueños inimaginables que se pueden cumplir, y cómo hasta el más pequeño apoyo nutricional puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Varios niños juegan con unas ruedas en el patio de la guardería de la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol en Muketuri (Etiopía). Foto: Alberto Pla.

Ahora, desde nuestros respectivos hogares, como tantas otras personas, seguimos trabajando, pero no podemos dejar de pensar en cómo afectará esta pandemia, con sus consecuencias sanitarias, sociales, económicas… a las personas que viven en los países más vulnerables, a aquellas que sobreviven en campos de refugiados como los del Sáhara o Palestina, pero también a las familias con pocos recursos en España. Pero si de algo estamos seguros, si algo nos reconforta, es saber que las ONG y todas aquellas personas que trabajan, colaboran y cooperan con el tercer sector, seguirán ahí, en primera línea, ofreciendo sus manos, su inteligencia, sus conocimientos y, sobre todo, sus almas, su corazón, su pasión y entrega, para conseguir que esos pequeños granos de arena se conviertan en grandes bolas portadoras de esperanza, transformadoras de vidas y hacedoras de sueños.

¿Estarás tú también ahí junto a ellas y ellos?

Ir a Arriba