Fontilles lanza una petición para acabar con las leyes que discriminan a las personas afectadas por lepra

2022-01-26T13:46:17+01:00enero 26th, 2022|

La Fundación Fontilles, una de las referentes mundiales en la lucha contra enfermedades como la lepra ha lanzado una petición de firmas en Change.org en la que insta a la ciudadanía a que reclamen a los gobiernos acabar con leyes que discriminen a personas afectadas por esta enfermedad.

La petición se puede firmar en este link.

Ellos explican que la lepra «es una enfermedad ligada a la pobreza que se puede curar y no es tan contagiosa como se pensaba. Sin embargo, cada año se siguen detectando 200.000 casos nuevos en más de 100 países, 15.000 en niños y niñas»:

Discriminación, abusos y falta de derechos de las personas afectadas por la lepra

Beneficiarias de los proyectos contra la lepra de Fontilles en India. Foto: Alberto Pla

Las personas afectadas y sus familias sufren discriminación y abusos que les impiden disfrutar de sus derechos. Existen más de 130 leyes en 23 países que legitiman la discriminación de estas personas e impiden que puedan defenderse.

Además, hay costumbres y prácticas tradicionales que deshumanizan a las personas afectadas por la lepra. El estigma hace que se escondan, o sean escondidas por sus familias, y no reciban el tratamiento a tiempo para evitar las discapacidades. A su vez, estas discapacidades alimentan el estigma, condicionan el resto de sus vidas y les impiden salir de la pobreza.

El Dr. Rao atiende a pacientes de lepra en Andhra Pradesh India para la Fundación Fontilles. Fotografía: Alberto Pla

En pleno siglo XXI, «no podemos permitir que tantas personas sufran esta situación. Los 15.000 casos de niños y niñas diagnosticados cada año nos están pidiendo tener la oportunidad de vivir un futuro que no esté marcado por la lepra», expresan desde Fontilles.

Por ello, agregan que instan al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas «a pedir la abolición de las 130 leyes discriminatorias a los países que las mantienen, así como acabar con las prácticas y costumbres que impiden a las personas afectadas y sus familias disfrutar de los mismos derechos y oportunidades que el resto».

La petición se puede firmar en este link.

Documental «Asha. Historias de lepra y esperanza»

La Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social es consciente de la gran labor que realiza la Fundación Fontilles para combatir la lepra y otras enfermedades olvidadas y ligadas, en muchos casos, a la pobreza. Hemos colaborado con ellos en varias campañas de comunicación y una de ellas fue el rodaje en Índica y en el sanatorio de Fontilles en la Vall de Laguar, del documental «Asha. Historias de lepra y Esperanza», el cual fue premiado el año pasado por la ONU.

 

Una exposición fotográfica virtual difunde el trabajo de Fontilles por los ODS

2021-11-04T18:57:28+01:00noviembre 4th, 2021|

La muestra Abre los ojos por la salud global recopila las vivencias de veinte personas participantes o beneficiarias de diversos proyectos de cooperación sanitaria promovidos por la entidad en India, Nepal, Mozambique y la República Democrática del Congo. Cuenta con fotografías de Alberto Pla, Tom Bradley y Jordi Pla y colaboradores de Fontilles.

La Fundación Fontilles ha abierto al público una exposición fotográfica virtual para sensibilizar a la población sobre el derecho a la salud de las personas más vulnerables del planeta y difundir su trabajo por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Fontilles, india, lepra

Salomi, voluntaria del programa Leprosy Child Ambassador. Foto: Alberto Pla

La apertura de la muestra, que lleva por título Abre los ojos por la salud global y a la que se puede acceder desde fontilles.org/exposicion, coincidió con la celebración, el 25 de septiembre, del sexto aniversario de la firma de la Agenda 2030 por parte de los países miembros de Naciones Unidas.

Fontilles, india, lepra

Mujeres del Grupo Comunitario de Shanta Jeeva Jyothi. Foto: Alberto Pla

La muestra, que cuenta con el apoyo de la Regidoría de Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Valencia, recopila las vivencias de veinte personas que han participado o se han beneficiado de diversos proyectos de cooperación sanitaria internacional que la entidad ha desarrollado durante los últimos años en India, Nepal, Mozambique y la República Democrática del Congo. Las imágenes, obra de los fotógrafos Alberto Pla, Tom Bradley y Jordi Pla, así como de varios colaboradores de Fontilles, reflejan diversas iniciativas orientadas a lograr los ODS centrados en el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad, la igualdad de género, el agua limpia y el saneamiento, la reducción de las desigualdades.

 

Reflejar el impacto de las desigualdades en el derecho a la salud

Shusil Saha, 35 años, y Lalita, 32 años. Foto: Tom Bradley

Abre los Ojos por la Salud Global refleja el impacto de las desigualdades en el derecho a la salud y la importancia de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, ha explicado al respecto la directora de Sensibilización de Fontilles, Yolanda Sanchis, quien también ha recordado que “más de 1.000 millones de personas en el mundo, una de cada 6, padecen una o varias enfermedades tropicales desatendidas que, si no se tratan a tiempo, condenan a una vida de estigma y exclusión”.

“La pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto la desigualdad que existe para acceder a los servicios sanitarios, la relación de la salud con la pobreza y la importancia de la salud para un desarrollo global y sostenible”, ha lamentado.

Hasta 23 proyectos de cooperación sanitaria en 2020

Fontilles, India, lepra

Mujer con sus hijos en el exterior de su vivienda. Foto: Alberto Pla

La entidad desarrolló el año pasado 23 proyectos de cooperación sanitaria internacional que beneficiaron a 786.846 personas en Asia, África y América Latina. Las iniciativas se ocuparon de combatir la lepra, el mal de Chagas, la úlcera de Buruli, la filariasis linfática y otras enfermedades desatendidas ligadas a la pobreza, así como de fomentar iniciativas de prevención de discapacidades, rehabilitación física y socioeconómica, y salud materno-infantil y comunitaria.

El proyecto de concienciación iniciado con la apertura al público de exposición virtual se completará durante el mes de octubre mediante una campaña de sensibilización en los espacios publicitarios Línea 0 de MetroValencia y TRAM de Alicante, dedicados a la comunicación de organizaciones sin ánimo de lucro.

Sobre Fontilles

Fontilles es una fundación que trabaja por la salud de las personas más vulnerables y desatendidas, labor que comenzó con la apertura de su sanatorio, en 1909, en el municipio de la Vall de Laguar (la Marina Alta, Alicante). La institución tuvo un papel fundamental en la eliminación de la lepra en España, experiencia que ha exportado a otros países donde la enfermedad aún no ha sido erradicada.

En la actualidad, la labor de la fundación parte de un enfoque local, ofreciendo atención sanitaria a personas mayores dependientes y personas discapacitadas y enfermos crónicos a través del Centro Geriátrico Borja y del Hospital Ferrís; hasta lo global, a través de proyectos de cooperación internacional, ofreciendo atención integral a personas afectadas por lepra y otras enfermedades olvidadas, así como facilitando el desarrollo y la mejora sanitaria y de sus condiciones de vida.

Arranca el Humans Fest con dos películas en exhibición de Alberto Pla

2021-02-10T21:12:19+01:00febrero 10th, 2021|

Después de un año de muchas incógnitas, en el que, como tantas otras personas y sectores, el Festival internacional de cine y Derechos Humanos de Valencia, Humans Fest, se ha tenido que readaptar de muy diversas formas, la edición de 2021 arranca, por fin, y lo hace de manera muy especial para todo el equipo que conformamos la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social. Sí, porque en esta ocasión participamos con dos películas documentales como son «El Jardín de las rosas» y «Asha. Historias de lepra y esperanza».

Una emoción y una alegría que llegan justo unos días después de que conociéramos que Alberto Pla, había ganado el Premio Manuel Castillo por el documental elaborado por nosotros para la ONG MOSSolidaria: «Atu. El rostro de un pueblo olvidado».

La primera de ellas nos hace especial ilusión por diversos motivos. En primer lugar, porque es de producción propia, en segundo porque su estreno mundial se enmarca en un festival tan importante y tan querido por todos nosotros como es este Humans Fest, nacido bajo el paraguas de la Fundación por la Justicia. Una Fundación que, precisamente, ha sido clave para fomentar la justicia restaurativa en El Salvador, uno de los temas centrales de nuestro documental, así como la importancia de la educación para salir de la violencia. Este estreno mundial de «El jardín de las rosas» tendrá lugar este jueves, día 11 de febrero, en la Sgae y también se podrá seguir en directo en streaming a través del siguiente enlace:

Debate en directo y presentación a cargo de la directora general de Cooperación, Xelo Angulo

Esta película documental se rodó en El Salvador y España entre 2016 y 2020 y reflexiona acerca de los asesinatos de los conocidos como «Mártires de la UCA». Un suceso que tuvo lugar en 1989 en El Salvador, pero sigue vigente, y de plena actualidad, pues el pasado día 3 de febrero el Tribunal Supremo de España ratificó la condena de la Audiencia Nacional de 133 años de cárcel a uno de los implicados, el entonces coronel, y viceministro de Seguridad, Inocente Montano.

Tanto es así que las entradas para el estreno presencial en la SGAE se agotaron el mismo día que salieron. Por si fuera poco, la exhibición contará on un debate posterior con la presencia del director del documental, Alberto Pla, el director del Humans Fest, Samuel Sebastián, y el presidente de la Fundación por la Justicia, José María Tomás i Tío. Además, la directora general de Cooperación de la Generalitat Valenciana, Xelo Angulo, tomará la palabra antes del inicio del documental.

Gala de Inauguración del Festival, en versión íntima

Las restricciones derivadas del Covid-19 han reducido el aforo disponible para este y para el resto de proyecciones, así como para la asistencia a la gala de de Inauguración que tuvo lugar el martes, día 9 de febrero, a puerta cerrada.

inauguración Humans Fest 2021

Foto de familia de la gala de inauguración del Humans Fest 2021.

La primera intervención fue de Thimbo Samb, migrante de origen senegalés que llegó en patera, estuvo 18 días en la cárcel, después trabajó en el campo, como mantero y, tras una oportunidad, se convirtió en actor actuando en series de Netflix o TVE, entre otras.

Por su parte, Samuel Sebastián, director del festival agradeció el apoyo de los patrocinadores y el compromiso de los cineastas y destacó que «el festival, como un generador de proyectos, es ahora mismo el centro de una cantidad diversa de entidades y audiencias no solo de la Comunitat Valenciana sino de todo el mundo, en el que el compromiso por los derechos humanos y el diálogo entre culturas y generaciones prevalece por encima de todo”.

José María Tomás i Tio, presidente de la Fundación por la Justicia y uno de los protagonistas del documental «El jardin de las rosas», clausuró la inauguración y agradeció al público, a los patrocinadores y a los medios de comunicación el gran apoyo recibido Humans 2021,“cuando llevamos ya un año de pandemia, aunque no debemos olvidar que la pandemia de los derechos humanos lleva muchos años presente, en todas aquellas sociedades que viven permanentemente así. No tenemos que irnos lejos, existen en nuestros barrios y son situaciones que no debemos permitir. Por eso desde fundación por la justicia, elegimos jugarnos el tipo siempre por los derechos y la dignidad de todos, sin excepción”.

El día 17 de febrero, a partir de las 18 horas, se exhibe la película documental. «Asha. Historias de lepra y esperanza»

Os emplazamos a disfrutar este jueves del estreno mundial de «El jardin de las rosas» y también os animamos a apuntaros ya en la agenda el día 17 de febrero, a las 18 horas, para presenciar otro documental elaborado por nuestra agencia como es «Asha. Historias de lepra y esperanza«. Una cinta que rodamos en 2019 entre India y España para la Fundación Fontilles y que se estrenó en enero de 2020 en el marco del Día Internacional de lucha contra la lepra.

Asha significa «esperanza» y esto es lo que más se necesita ahora mismo después de un año de pandemia mundial que está afectando, sobre todo, a las personas más necesitadas de los lugares más necesitados como son aquellas que padecen enfermedades como la lepra en países como Índia.

Desde aquí les animamos a empaparse de estas proyecciones y también de todas las demás de este Humans Fest, así como de la multitud de eventos, charlas, debates, acciones… paralelos.  Porque juntas y juntos podemos mirar hacia un mundo mejor.

 

 

La valentía de ser enfermera en el año 2020 (y siempre)

2020-10-31T12:25:44+01:00octubre 9th, 2020|

Por: María Palau. Fotografías: María Palau y Alberto Pla

2020. El año en el que una pandemia nos paralizó y derribó el mundo que conocíamos. El año de la covid-19. 2020. El año en el que una explosión en el puerto de Beirut arrasó la capital libanesa, dejando más de 200 muertes, casi 7.000 heridos y numerosos desaparecidos. 2020. El año en el que un incendio devastó el campo de refugiados de Moria, sesgando los sueños de miles de personas que esperaban cruzar las puertas de occidente. 2020. Y también el año en que profesiones como la enfermería han evidenciado ser indispensables en todo momento y en cualquier lugar del mundo, especialmente, en aquellos más desfavorecidos.

La OMS declaró por primera vez este 2020 como el año oficial para el reconocimiento de la labor que realizan enfermeras y enfermeros de todo el mundo, coincidiendo con los dos siglos del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910). Considerada como una de las pioneras de la enfermería profesional moderna, fue creadora del primer modelo conceptual de enfermería, trabajó por convertir a la enfermería en una profesión respetable y viajó a la guerra de Crimea para poner en práctica sus conocimientos y ayudar a salvar vidas.

Banksy, el cotizado artista que nunca ha desvelado quién es, donó su última obra a un hospital inglés y en ella aparece una enfermera, manejada por un niño, como una superheroína.

Banksy, el cotizado artista que nunca ha desvelado quién es, donó su última obra a un hospital inglés y en ella aparece una enfermera, manejada por un niño, como una superheroína.

Una conferencia para poner en valor el trabajo de la enfermería

Para poner en valor el trabajo pasado y presente en el campo de la enfermería y recordar a los políticos y la sociedad la urgencia de fortalecer y blindar el sistema sanitario, se celebró la conferencia «Enfermería y catástrofes naturales. ¿Cómo ayudar?» enmarcada en el ciclo Actualidad organizado por el Museu de les Ciències.

Esta pandemia es “nuestra oportunidad de demostrarle al mundo lo que somos capaces de hacer en este tipo de situaciones”, comenzaba su intervención la ponente principal Mª José Rodríguez Navarro, supervisora enfermera de quirófano del Hospital Universitario La Fe. Presentada por Ana Arbona, supervisora de quirófanos del IVO y cooperante de la ONG Surg for all, advirtió que en 2030 se estima una falta de 6 millones de profesionales sanitarios en el mundo distribuidos de manera muy desigual.

Presentada por Ana Arbona, supervisora de quirófanos del IVO y cooperante de la ONG Surg for all

La conferencia ««Enfermería y catástrofes naturales. ¿Cómo ayudar?» estuvo presentada por Ana Arbona, supervisora de quirófanos del IVO y cooperante de la ONG Surg for all.

El año internacional de la enfermería coincide con el fin de la campaña Nursing now (2018-2020). El proyecto, que nace en 2016 a partir de la presentación en el Parlamento británico del informe Triple impact of nursing, fija tres objetivos sostenibles derivados del incremento en las inversiones en personal sanitario: mejorar la salud, promover la igualdad de género y fortalecer la economía.

Ébola, Sierra Leona (2015)

Mª José Rodríguez es también cooperante en la ONGD Intervención, Ayuda y Emergencia (IAE), dedicada principalmente a la localización y el rescate de víctimas en desastres con perros entrenados. Asimismo, también trabajan para ofrecer una asistencia sanitaria en países que carecen de ella, ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo.

Como enfermera de IAE, Rodríguez viajó en 2015 a Lunsar (Sierra Leona) para poner en marcha el hospital San Juan de Dios. En el contexto de la epidemia de ébola que asolaba al país, el hospital más grande había sido cerrado como consecuencia de la muerte de un gran número de sanitarios, entre los que se encontraba su director.

Los voluntarios de IAE reabrieron el centro sanitario clausurado y centraron su actuación en tres aspectos: la atención en consultas externas a pacientes con enfermedades diferentes al ébola, el seguimiento de las familias en cuarentena de las aldeas cercanas y la protección. Esta última, centrada en equipos médicos especializados y en la realización de triajes, fue fundamental para contener el virus.

La supervisora de quirófano del IVO cuenta las dificultades de muchas personas para pagar un tratamiento médico, “o incluso una simple radiografía”. Como cooperantes, “debemos ser conscientes de esta situación”. Recuerda, además, como muchos niños enfermos “llegaban ya muy pasados”. “Las mujeres en Sierra Leona tienen cuatro o cinco hijos de media, y no podían dejar de cuidar al resto para traer al niño enfermo al hospital”, lamenta.

Terremoto de Haití (2010-2011)

Poco más de 40 horas después del terremoto de Haití de 2010, los voluntarios de IAE ya habían aterrizado en el país y habían desplegado su equipo de localización y rescate. “A mí la vocación no me la va a quitar nadie, si suena el teléfono por un terremoto yo volveré a ir”, sentencia la enfermera al rememorar la que, para ella, fuera la experiencia de cooperación más impactante hasta la fecha.

«A mí la vocación no me la va a quitar nadie, si suena el teléfono por un terremoto yo volveré a ir». María José Rodríguez, enfermera y cooperante de IAE.

En marzo de 2010, algunos miembros del equipo regresaron al país para realizar una segunda intervención. Esta vez centrada en el reparto de alimentos y agua potable para las personas que se encontraban en unos campamentos provisionales, que a día de hoy todavía no han desaparecido.

Dos niños juegan con un surtidor de agua en Haití. Fotografía: Alberto Pla

Dos niños juegan con un surtidor de agua en Haití. Fotografía: Alberto Pla

Para Mª José Rodríguez, la estancia entre junio y julio fue “la más complicada con diferencia”. Encargados entonces de proporcionar atención sanitaria a las personas que malvivían en los campos temporales, construyeron un “consultorio médico que se volaba con el viento”. Durante mes y medio, intentaron introducir medicamentos en el país. Aunque finalmente lo consiguieron, “la burocracia y la proliferación del mercado negro” dificultaron la operación.

En septiembre del año siguiente, realizaron la que sería su cuarta intervención en Haití: la construcción de un orfanato para acoger a menores que habían quedado huérfanos tras el terremoto. Un total de 38 niños y niñas recibían como mínimo una comida al día, optaban a atención psicológica y eran apartados de la posibilidad de convertirse en esclavos o víctimas de abusos sexuales.

Una situación devastadora en Haití que la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social documentó con el proyecto El Corazón de Haití. Entre finales del mes de septiembre y noviembre de 2013, Alberto Pla documentó la labor que realiza la organización TECHO en Haití, que involucra alrededor de 200 voluntarios repartidos en varios proyectos educativos, sanitarios y agrícolas, entre otros. Un trabajo que posteriormente se mostró a la sociedad española con una emotiva exposición que recorrió varias ciudades de España.  E incluso llegó a exhibirse en Londres.

Fístula obstétrica, Liberia (2013-2019)

En colaboración con Mujeres por África, Mª José Rodríguez formó parte del proyecto Stop fístula como miembro de IAE. Así, colaboró en la formación de matronas y parteras en Monrovia (Liberia), y asistió el parto de múltiples jóvenes menores de 20 años, madres primerizas en su mayoría, expuestas al riesgo de sufrir una fístula obstétrica.

Dicha fístula obstétrica aparece como consecuencia de los partos detenidos y obstruidos que carecen de cualquier tipo de atención médica. Otra causa habitual son las agresiones sexuales. Rodríguez se refirió a las mujeres que padecen esta dolencia como “las verdaderas supervivientes”, pues, en algunos casos, “la madre podía pasarse hasta tres días dando a luz y era muy probable que muriera durante el parto”.

Entre 2 y 3,5 millones de mujeres conviven con una fístula obstétrica, según datos de las Naciones Unidas. Cada año se registran alrededor de 50.000 a 100.000 nuevos casos. La mayoría de estos en países africanos, donde a la enfermedad se le suma un componente de rechazo y repudio.

Documentales de nuestra agencia relacionados con la enfermería

En la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social llevamos 10 años documentando todo tipo de realidades y problemáticas en diversos países del mundo. A lo largo de nuestra trayectoria hemos producido varios documentales y trabajdos audiovisuales donde las enfermeras tenían un papel determinante y clave para mejorar la vida no solo de personas afectadas por diferentes enfermedades, sino también de la población en general.

Entre ellos se encuentra, por ejemplo, la película documental «142 pulsaciones» producido para la Asociación CONI y cuya protagonista es Kimberly, una joven guatemalteca que logró estudiar enfermería gracias a su esfuerzo y determinación, así como al apoyo de CONI. Esta película documental, de 30 minutos de duración, ya se puede visualizar completo en Youtube.

Asha. Historias de lepra y esperanza. Una película documental con las enfermeras indias como protagonistas

Otro proyecto apasionante es el que llevamos a cabo con la Fundación Fontilles en India en 2019 con la grabación y posterior emisión y difusión de la película documental «Asha. Historias de lepra y esperanza». Un trabajo que pone en valor la lucha contra el estigma, la pobreza y la enfermedad de las personas y especialmente las mujeres que sufren lepra. En la cinta, las enfermeras, conocidas allí como «ashas» tienen un papel muy importante, como lo tienen en esas comunidades, sobre todo las más rurales, donde muchas otras personas, sencillamente, no llegan.

Este documental se estrenó el pasado 29 de enero en Ruzafa Studio y se ha exhibido ya en diferentes lugares. Actualmente se encuentra ahora en el círculo de festivales, donde ya ha recibido tres nominaciones, entre ellas una internacional en México, por lo que todavía no se puede ver de forma online. Os dejamos el tráiler.

 

Próximamente, el estreno de nuestro documental en Etiopía

Por otra parte, en marzo de este año, justo unos días antes de que se declarara el estado de alarma en España y se desatara la pandemia de Covid-19 en todo el mundo, un equipo de la Agencia Alberto-Pla, conformado por Alberto Pla, Yolanda Rodríguez y Gerard Sánchez se desplazaron a Etiopía, junto a la ONG MOSSOlidaria de Mari Olcina para visibilizar la necesaria labor que lleva a cabo esta y también la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol (MCSPA) tanto para promover la educación y la sustentabilidad de muchos niños y niñas y de sus familias, como para luchar por contribuir a la mejoría de su alimentación y de su desarrollo con la construcción de pozos de agua en pequeñas aldeas aisladas. Un documental que está previsto que vea la luz a finales de diciembre de este año.

Mari Olcina, directora de la ONGD MOSSolidaria pesa a un bebé en la comunidad de Gimbichu, Etiopía. Fotografía: Alberto Pla.

 

La líder indígena hondureña Berta Cáceres ya tiene su jardín en Valencia

2020-10-31T12:31:08+01:00septiembre 5th, 2020|

Por: Gerard Sánchez

El Día Internacional de la Mujer Indígena, que se celebra este sábado, día 5 de septiembre,  fue el elegido por el ayuntamiento de Valencia para inaugurar oficialmente el Jardí de Berta Cáceres. Un homenaje permanente a esta destacada líder indígena campesina hondureña que fue asesinada de forma cobarde y cruel la medianoche del 2 y 3 de marzo de 2016, mientras dormía en su casa en La Esperanza. Un asesinato que prentedía silenciar y castigar sus denuncias sobre el acoso y la persecución a las tribus indígenas así como el robo de sus tierras ancestrales por parte de el gobierno de Honduras, y la venta de la tierra y recursos naturales de este país centroamericano.

El acto de inauguración de este jardín, ubicado en la confluencia de las calles Rubén Darío y Palancia, próximo a la plaza Xúquer y también a la Plaza de Honduras, iba a contar con la presencia de ONG defensoras de derechos humanos, asociaciones vecinales y medioambientales, pero fue pospuesto sin una fecha definida debido a la pandemia originada por el Covid-19. No obstante, desde el consistorio sí quisieron hacer en este día tan especial un acto simbólico. De este modo, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, y la concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración, Maite Ibáñez, inauguraron esta nueva denominación del Jardín Berta Cáceres.

El Pleno del Ayuntamiento de Valencia del pasado 30 de julio aprobó ponerle el nombre Berta Cáceres a este jardín que carecía de denominación, a propuesta de la Comisión Permanente del Consejo Municipal de Cooperación, para reconocer su gran labor y la de las personas activistas que luchan por la defensa del medio ambiente y los derechos humanos.

Una luchadora por el pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras

Berta Cáceres fue asesinada el 2 de marzo de 2016 en Honduras.

Berta Cáceres fue una reconocida líder indígena lenca, feminista y activista del medio ambiente, asesinada en Honduras. Cofundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) para luchar por los derechos del pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras. En abril de 2015, esa lucha le valió el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente.

La defensa de la naturaleza es parte del ADN de Cáceres y está enraizada en la identidad lenca. Fue asesinada el 2 de marzo de 2016 en Honduras, después de años de haber recibido amenazas contra su vida, en pleno proceso de lucha por la defensa del territorio, frente a la explotación de los recursos naturales de esa zona por parte de una empresa hidroeléctrica. La persecución de los defensores del medio ambiente es habitual en países donde empresas transnacionales extractivas, hidroeléctricas o del sector agroindustrial tienen intereses. De hecho, Honduras está considerado como el país más peligroso para los defensores del medio ambiente.

«Queremos visibilizar la labor de los ambientalistas que pierden la vida asesinados, mayoritariamente en América Latina». Maite Ibáñez: Concejala de Cooperación.

Por todo ello, el Ayuntamiento de València propuso homenajear a esta mujer luchadora, tanto por su activismo por la defensa del medio ambiente como por los derechos humanos, explicaba Maite Ibáñez, quién reconocía que queremos visibilizar la labor de los ambientalistas que pierden la vida asesinados, mayoritariamente en América Latina.

«Esta es una muestra de respeto hacia todas las personas que se dejan la piel, incluso la vida, para que tengamos un planeta mejor». Sergi Campillo. Vicealcalde de Valencia

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, destacaba que con este gesto queremos honrar su memoria y honrar también a todas las activistas a nivel mundial que trabajan en la defensa del medio ambiente, en este caso coincidiendo con la conmemoración del Día de la Mujer Indígena como Berta Cáceres que estaba muy arraigada a la tierra y luchaba por mejorar su país, y por ello fue asesinada. Según Campillo esta es una muestra de respeto hacia todas las personas que se dejan la piel, incluso la vida, para que tengamos un planeta mejor”.

Kimberly, protagonista del documental «142 pulsaciones», atiende a una paciente indígena guatemalteca en el centro de salud de Cobán. Fotografía: Alberto Pla

Un Día de la Mujer indígena marcado por el Covid-19

La Covid-19 y sus consecuencias están teniendo un gran impacto en las comunidades indígenas, especialmente, en lugares como Brasil, Colombia y otros puntos de latinoamérica, como así alertaban hace unos meses desde la Fundacíon Fontilles en un reportaje publicado por nuestra agencia.

Actualmente se calcula que solo en Latinoamérica existen alrededor de 522 pueblos indígenas y que en total la población sumaría 42 millones de personas. Uno de los continentes donde, precisamente, más se conmemora este Día Internacional de la mujer indígena.

Muchas organizaciones en todo el mundo conmemoran hoy este importante día en un año donde el Covid-19 también ha ocasionado que gran parte de estos actos y mensajes de reconocimiento, denuncia y reivindicación sean de forma online. Así lo ha hecho, por ejemplo, la Fundación Proclade que indica en Twitter que hoy es una «fecha para recordar la situación de injusticia, desprotección y vulnerabilidad en los pueblos indígenas en el mundo, y más aún en las mujeres». Y añade que «defendamos su poder cultural inestimable».

La líder indígena etíope Deribe riega uno de sus campos en la aldea de Gimbixu. Foto: Alberto Pla.

Unas mujeres indígenas que conmemoran su día este 5 de septiembre, precisamente, por la matanza y la tortura de una de ellas. Concretamente, el Día se instituyó durante el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América reunido en Tihuanacu, Bolivia, en 1983. Y se eligió este día porque el 5 de septiembre de 1782 fue violada, golpeada, torturada y ahorcada la líder indígena peruana Bartolina Sisa, esposa del caudillo Túpac Katari, con quién organizó la rebelión de los pueblos indígenas a través de los Andes.

Imagen de Bartolina Sisa con la bandera indígena.

#DiadelaMujerIndigena

La enfermería, una profesión tan esencial como silenciada

2020-05-14T17:09:35+02:00mayo 12th, 2020|

Por: Gerard Sánchez

Cada día, desde hace dos meses, salimos a nuestros balcones a las ocho de la tarde para ofrecer un merecido aplauso por todos esos trabajadores considerados esenciales. Entre ellos, ahí en primera línea, y muchas veces sin contar con las medidas de seguridad adecuadas, arriesgándose a los contagios, pero dando siempre lo mejor de sí, han estado, están y estarán las enfermeras y enfermeros. Por eso, en este 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermería, el aplauso debe ser, especialmente, para ellas y ellos, pero también para exigir que puedan trabajar en condiciones dignas y seguras ahora y siempre. Más aún teniendo en cuenta que este 2020 es el Año Internacional de las Enfermeras y las Matronas. De hecho, Banksy, el cotizado artista que nunca ha desvelado quién es, donó su última obra a un hospital inglés y en ella aparece una enfermera, manejada por un niño, como una superheroína.

La enfermería, considerada durante demasiado tiempo y por demasiadas personas como algo así como la “hermana menor de la medicina” se ha demostrado durante esta pandemia como una profesión totalmente esencial. Ahí están al lado de los enfermos, en las UCI, en los centros de salud, atendiendo a las personas mayores en las residencias, cuidando también de los familiares para tratar de superar cuanto antes esta crisis ocasionada por el Covid-19.

200 años del nacimiento de Florence Nightingale

Precisamente en este 12 de mayo de 2020, cuando la labor de la enfermería se ha vuelto tan esencial y más visible que nunca, se conmemora el 200 aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, la cual está considerada como la precursora de la enfermería moderna y en cuyo honor se conmemora este día Internacional de la Enfermería desde 1974, impulsado desde el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE).

Una profesión que aún hoy está rodeada de todo tipo de prejuicios y desinformación como así expresa la presidenta del CIE, Annette Kennedy, en su comunicado para conmemorar este día en 2020: “En todo el mundo, la población reconoce habitualmente a la enfermería como la profesión más honesta y ética de todas: las personas confían y respetan instintivamente tanto a las enfermeras como la labor que llevan a cabo. Sin embargo, lo que los ciudadanos entienden por enfermería varía considerablemente y a menudo es objeto de distorsiones. Las imágenes de las enfermeras como ángeles de la misericordia son comunes, pero van acompañadas de retorcidos estereotipos sexuales. Y predomina la idea anticuada de que las enfermeras de alguna manera están subordinadas a los médicos. El caso es que muy pocas personas comprenden la amplitud de las funciones y responsabilidades de las enfermeras modernas, lo cual significa que no aprecian verdaderamente el extraordinario valor de la enfermería para cada persona en el planeta”.

Enfermería: Una voz para liderar – Llevando al mundo hacia la salud

El lema de este año del Día Internacional de la Enfermería es “una voz para liderar-llevando al mundo hacia la salud”. En esta línea, ahora más que nunca, desde el CIE, a través de un comunicado, instan a los gobiernos de todos los lugares “a reconocer el papel crucial que desempeñan las enfermeras en la sociedad y a comprometerse a garantizar su salud y seguridad en el trabajo, así como a mejorar su sueldo y condiciones laborales”.

«No es un día para celebrar, sino para recordar y mejorar”

La presidenta del CIE, Annette Kennedy, critica que “el Covid-19 está obligando a las enfermeras a trabajar bajo gran presión tanto física como psicológica en situaciones en las que la falta de equipos de protección individual adecuados añade miedo a las demás emociones fuertes y agotadoras que están experimentando”.

En esta misma línea, desde Sindicato de Enfermería Satse de Madrid aseveran que “no es un día para celebrar, sino para recordar y mejorar”. Y añaden que “durante los dos últimos meses, las enfermeras y enfermeros de Madrid nos hemos enfrentado a una pandemia para la que no estábamos preparadas porque no hemos tenido las herramientas para hacerla frente”. Otros sindicatos como UGT o Comisiones Obreras también han lanzado comunicados e infografías para reinvindicar los derechos laborales de la enfermería.

Cartel elaborado por UGT en el Día Internacional de la Enfermería 2020.

El papel fundamental de las ONGD sanitarias

Las enfermeras y enfermeros de todo el mundo están llevando a cabo una labor fundamental y mostrando su lado más profesional, humano y solidario. Pero, además, muchos de ellos forman parte de alguna de las ong sanitarias como pueden ser Médicos Sin Fronteras (MSF), Médicos Mundi o Médicos del Mundo. Todas ellas han redoblado sus esfuerzos durante esta pandemia, poniendo al servicio de la ciudadanía todos sus recursos y su equipo humano en diferentes países. Ahora, más que nunca, apoyarles resulta fundamental para garantizar una atención sanitaria eficaz en cualquier rincón del planeta porque si algo ha demostrado esta pandemia es que lo que ocurre en cualquier lugar del mundo puede extender a otras zonas en muy corto espacio de tiempo.

Es necesario aumentar el número de enfermeras”

De este modo, desde Médicos Mundi aseguran que “es necesario aumentar el número de enfermeras , para 2030 se necesitan  9 millones más de enfermeras y matronas”. Y añaden que “la enfermería son los profesionales sanitarios más cercanos a la comunidad y desempeñan funciones clave en todos los aspectos de la atención sanitaria y en los retos de la salud pública. Ahora más que nunca hemos visto la capacidad creativa e innovadora de la enfermería en el marco de la atención a la salud de la ciudadanía”. Por ello, ponen de manifiesto que “ellas y ellos son la base de nuestro Sistema Nacional de Salud. Suman 260.000 enfermeras en todo el país y nunca hemos dependido tanto de ella/os como ahora. Su trabajo en condiciones dignas, seguras y estables repercute en el beneficio y cuidado de la alta calidad y seguridad de los pacientes y del propio sistema sanitario. Pero la realidad es que no son suficientes: faltan 130.000 más en España, según estimaciones del Colegio de Enfermería de Madrid”.

6 de cada 10 sanitarios contagiados son enfermeras”

Desde Médicos del Mundo también han querido poner en valor la labor de las enfermeras y enfermeros en este día. Ellos alertan de que “6 de cada 10 sanitarios infectados son enfermeras”. Y ponen el foco en las mujeres que son “doblemente cuidadoras”: “De los 44.000 sanitarios contagiados en nuestro país desde marzo, el 75% son mujeres. El sanitario es un sector muy feminizado, y el enfermero, más. Ellas son el 85% del personal de enfermería”, destacan. Y también critican que “solo el 5% de los altos cargos sanitarios están ocupados por enfermeras. Esta es una de las grandes reivindicaciones de la profesión para este 2020, Año Internacional de las Enfermeras y las Matronas”.

Dos enfermeras «Ashas» atienden en una zona remota de Andrah Pradesh a una paciente de lepra con la Fundación Fontilles. Fotografía: Alberto Pla

«¿Qué haríamos sin nuestras enfermeras y enfermeros en todo el mundo?»

Mientras tanto, Médicos Sin Fronteras, se pregunta “¿Qué haríamos sin nuestras enfermeras y enfermeros en todo el mundo?”. Ellos cuentan en sus filas con 8.843 de estos profesionales repartidos por todos los continentes y llevan todo este 2020 incidiendo en la importancia de ponerlos en valor, especialmente desde que se desató la pandemia: “Estos días y, en concreto, el año 2020, son una oportunidad única para mostrar la evidencia y el impacto de lo que hacen, pero también para plantear los desafíos que enfrentan: a menudo se subestima e infravalora su contribución”, indican.

Enfermeras solidarias en todo el mundo

Desde la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación hemos podido conocer a lo largo de estos años la labor fundamental y silenciosa que llevan a cabo las enfermeras y enfermeros en todo el mundo. Así fue como conocimos la historia de superación de Kimberly en Guatemala, la cual pasó parte de su infancia trabajando en un vertedero, pero logró estudiar enfermería gracias a su esfuerzo y al apoyo de la Asociación CONI y que reflejamos en la película documental «142 pulsaciones» que ya se puede visualizar íntegra en Youtube.

 

Del mismo modo, en 2019 conocimos de primera mano la labor fundamental de las «Asha» en India, esas mujeres enfermeras que, de la mano de la Fundación Fontilles,  llevan la «asha» o esperanza a todo tipo de comunidades, especialmente a las más pobres y vulnerables, y desarrollan un papel esencial para prevenir, tratar y curar  enfermedades como la lepra y producimos la película documental «Asha. Historias de lepra y esperanza», que actualmente se encuentra de gira por diversos festivales en todo el mundo.

#DíaInternacionaldelaEnfermería

#DiadelaEnfermera

#lamedicinaquenoves

#SupportNursesAndMidwives

#NursingNow

El covid-19 incrementa las desigualdades educativas

2020-04-28T11:09:18+02:00abril 28th, 2020|

Por Gerard Sánchez | Fotografía de portada de Alberto Pla

Los niños y niñas españoles y los de muchos otros lugares del mundo llevan varias semanas sin acudir a sus centros escolares debido a las medidas de seguridad impuestas por el Covid-19. No obstante, en todo el mundo, y según datos de UNICEF, existen todavía 263 millones de niños y adolescentes que no tienen acceso a la escuela. Para tratar de concienciar esta situación, desde 2001 se lleva a cabo la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), promovida por la Campaña Mundial por la Educación (CME). Una semana que este año se lleva a cabo del 27 de abril al 3 de mayo y que se celebra en más de 124 países.

Uno de los colectivos más afectados por las medidas de confinamiento impuestas para atajar los efectos del coronavirus están siendo los niños y niñas. En España llevan confinados en sus hogares desde el pasado 14 de marzo, y no fue hasta el 26 de abril cuando se les permitió salir a dar paseos cortos, de una hora de duración y a una distancia no superior a un kilómetro de sus casas. Ellas y ellos, desde su inocencia, han dado grandes ejemplos de responsabilidad, comprensión y resistencia durante todos estos días, pero todavía queda por saber qué efectos tendrá en ellos esta ausencia prolongada de clases y también este encierro domiciliario tan prolongado.

Un niño mira por la ventana durante el periodo de confinamiento. Fotografía cedida por Freepik

Por otra parte, durante este tiempo los padres y madres han tenido más tiempo para estar con sus hijos, pero también han reforzado su relación con los educadores y se han dado cuenta de la importancia, y la dificultad, de su labor. Por todo ello, esta Semana de la Acción Mundial por la Educación se vuelve especialmente importante en este 2020 donde las aulas están en cada hogar, en las mesas del salón, convertidas en espacios de trabajo infantil, en las cocinas, transformadas en lugares donde aprender sobre física y química e incluso en las televisiones o teléfonos móviles que, bien utilizados, también pueden ser excelentes herramientas educadoras.

Uso de los plásticos y preservación de los océanos

Desde la organización de la Campaña Mundial por la Educación (CME), que en España está conformada por las ONG EDUCO, Entreculturas, Plan International y Ayuda en Acción, entre otras entidades colaboradoras, instan a los padres y madres y a los educadores a fomentar en casa y a través de Internet la temática de este año de la SAME: el uso de plásticos y la preservación de los océanos. En este sentido, animan a pintar dibujos sobre estas temáticas, llevar a cabo alguna obra teatral sobre el medio ambiente, leer cuentos, hacer manualidades, aprender sobre los océanos, fomentar el reciclaje. Sin olvidar difundir todo tipo de mensajes de concienciación a través de las redes sociales y exigir a la clase política que cumpla con sus compromisos educativos.

Una playa contaminada con plástico. Fotografía cedida por Freepik.

Aumento de las desigualdades educativas

El CME es un movimiento de la sociedad civil fundado en 1999 durante el Foro Mundial de la Educación llevado a cabo en Dakar, Senegal. Tiene como objetivo promover y defender la educación como un derecho humano básico. En esta línea, el responsable de políticas e incidencia de la CME y exRelator de Naciones Unidas sobre el derecho a la educación, Vernor Muñoz, comentaba hace unos días que, a causa de los efectos de la pandemia, “a la exclusión escolar se suma la exclusión de los aprendizajes. La interrupción de aprendizajes va a causar graves pérdidas, se van a acumular desventajas difíciles de superar. Además, la escuela es un entorno básico de socialización, un mapa para construir relaciones, un centro de encuentro que permite el juego y la felicidad. Eso lo estamos perdiendo con el COVID-19”.

Aunque parezca increíble, incluso en un país desarrollado como España existen todavía muchos niños y niñas que no tienen acceso a Internet en sus hogares o que lo tienen con muchas limitaciones. Ahora, que todo es online, esta brecha se vuelve más amplia que nunca y puede tener todo tipo de consecuencias. Desde el CME han lanzado un vídeo para concienciar sobre esta situación y también han promovido el hastag #lamejorlección, con el que animan a reflexionar y compartir sobre cuáles son las lecciones que cada uno está aprendiendo durante este tiempo de confinamiento y estado de alarma.

Como también señala Vernor Muñoz: “Tenemos ahora una oportunidad para construir nuevos abordajes desde la solidaridad, desde el bien común, desde los servicios públicos y gratuitos; y también de cambiar nuestros modelos escolares, pasar del individualismo, la medición y el consumo exacerbado a sistemas educativos basados en la cooperación y en la solidaridad”.

La Unesco lanza la Coalición Mundial para la Educación

Desde la UNESCO promovieron a principios de abril la Coalición Mundial para la Educación, con el objetivo de ofrecer a los niños y jóvenes opciones de aprendizaje inclusivo durante este período de interrupción repentina y sin precedentes en la educación. Desde este organismo incidían en que “el cierre de escuelas agrava las desigualdades en la educación y afecta de manera desproporcionada a los niños y jóvenes más vulnerables”.

A lo largo de estas semanas de confinamientos, estados de alarma… han surgido varias iniciativas, desde todo tipo de organismos públicos y privados, ong, fundaciones… para promover la educación y tratar de luchar contra problemas como la falta de acceso a la misma, la brecha digital, el trabajo infantil… Una propuestas que tendrán mayor o menor repercusión y éxito en la medida en que las sociedades en su conjunto y los ciudadanos a modo particular las defiendan y las promuevan. Los niños y niñas son uno de los sectores más vulnerables de la población y, aunque nos han dado lecciones a todos durante esta pandemia, debemos seguir protegiéndoles en todo el mundo, empezando por uno de sus derechos más básicos; el de tener acceso a una educación pública y de calidad.

Documentales y proyectos sobre educación

Otra forma de concienciar sobre la educación y de fomentar el derecho a la misma es visualizando documentales sobre cómo esta puede transformar la vida de niños y niñas en diferentes lugares del mundo. En nuestra agencia estamos convencidos del poder de la educación para cambiar vidas y transformar el mundo. A lo largo de los últimos años hemos podido conocer de primera mano diversas realidades educativas en varios países y continentes gracias al apoyo y la colaboración de ONGD y fundaciones como la Asociación CONI, la ONG CESAL, la Fundación SOLCA, la Fundación Fontilles, la ONG Cooperación Internacional, la ONG PROYDE, la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol…

Os invitamos a ver el resultado de algunas de estas iniciativas en nuestra sección de Proyectos de nuestra página web.


#SemanadeAcciónMundialporlaEducación

#SAME2020

#LaMejorLección

#Quédateencasa

 

Un aplauso para las ONG. Sois imprescindibles

2020-04-07T09:59:16+02:00abril 7th, 2020|

Vivimos días extraños. Tiempos de cambiar rutinas, de reflexionar, de buscar alternativas. Hoy, cuando casi todo se para por el Covid-19, nos damos cuenta de que somos vulnerables, de que ningún muro puede salvarnos y de que solo la unión, el compromiso y la solidaridad, pueden ayudarnos. Hoy puede que nos sea más fácil ponernos en la piel de los otros, en la de aquellos que huyen de guerras o del hambre. Puede que nos aflijamos con los que sufren en hospitales o los que viven privados de libertad en campos de refugiados. Pero ya antes había muchas personas que luchaban para que abriéramos los ojos, para que no olvidáramos otras realidades, para que fuéramos empáticos, solidarios, humanos al fin y al cabo.

Ellas y ellos, desde sus organizaciones, ONG, Fundaciones… entregan sus vidas a los otros, buscan cambios reales y contribuyen a crear un mundo mejor. Por eso queremos que el aplauso sea también para vosotros, porque estamos seguros de que ahora, y siempre, sois imprescindibles. Por eso os dedicamos este vídeo y este artículo y os animamos a seguir, a no desfallecer, a continuar con vuestro trabajo, a veces invisible, pero muy necesario y que realmente cambia vidas.

En este vídeo podemos ver imágenes de proyectos que hemos llevados a cabo en diferentes países del mundo gracias a ONG y organizaciones muy diferentes. Así, encontramos a “El corazón de Haití” que se llevó a cabo con la organización TECHO, la cual está presente en 19 países de América Latina.

Entre ellos se encuentra también el proyecto “Aulas para la libertad”, rodado con la Asociación ESMABAMA y PROYDE en Mozambique.

También vemos a Trini Blanch, delegada en la Comunitat Valenciana de la Assamblea de Cooperació per la Pau (ACPP) durante la grabación de un spot en Morella para difundir su proyecto “Elles trien, nosaltres les triem a elles”, con el que mujeres del Ports y de Túnez unieron esfuerzos para crecer mutuamente.

Una competición larga como la que nos ha tocado ahora se gana partido a partido. Y así, día a día, partido a partido, logran mejorar sus vidas y salir adelante, con el deporte como bandera, las personas beneficiarias por la Fundación del Valencia CF, como pudimos ver con el proyecto audiovisual, «el partido de tu vida«, que constaba de varias cápsulas con historias de vida y superación.

Como olvidar a la Kimberly, protagonista de nuestro documental “142 Pulsaciones”, rodado en Guatemala para la Asociación Coni, presidida por Alejandro Sebastián. Un filme que muestra la importancia de la educación y cómo la solidaridad puede retroalimentarse para continuar generando oportunidades entre las persona con menos recursos.

Un sol para dominicana”, es otro de los trabajos que hemos llevado a cabo, en este caso, en la República Dominicana, gracias a la Fundación SOLCA. Pero con ellos viajamos también a Costa Rica para elaborar “Tenemos un Plan” y a Nicaragua con “Increíbles”.

En El Salvador, la ONG CESAL lleva a cabo un trabajo incansable de prevención de la Violencia, que registramos con “Somos Salvador”, una exposición que lleva varios años circulando por España y que va acompañada de varias cápsulas audiovisuales.

Las ONG contribuyen a transformar el mundo no solo en otros países y continentes, sino también en el nuestro. Lo hace, por ejemplo, la ONG Cooperación Internacional, con campañas como Breakfast for Others, pero también cuando van al Líbano y luego sensibilizan a los estudiantes valencianos sobre cómo es la educación en contextos de guerra o miseria. Y lo hace también la ONG MOSSolidaria cuando lleva a estudiantes de nutrición a los campos de refugiados del Sáhara, como se puede ver en nuestro documental “Atu. El rostro de un pueblo olvidado”.

 

Para contribuir a un mundo más justo, a veces es necesario dar un paso adelante y denunciar las injusticias, se produzcan donde se produzcan, como hizo la Coordinadora Valenciana de ONGD al personarse como acusación en el caso Blasco. Y como lo hacen cada año con la organización de las manifestaciones de “Pobresa Zero”, cuyo spot de promoción elaboramos también en 2019.

Todas las ONG son vitales y fundamentales

Desde las ONG y organizaciones más grandes y consolidadas en el mundo como Cruz Roja, hasta las más pequeñas o recientes como MOSSolidaria, todas son vitales y fundamentales siempre y más aún en estos tiempos difíciles. Hay quien recibe premios y reconocimientos por su labor, como lo hizo, en 2018, el sacerdote valenciano Vicente Berenguer, misionero en Mozambique durante 50 años, que recibió ayer el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Valencia. Pero el mayor premio es ser consciente de que con tu labor, con tu compromiso, con tus acciones puedes llevar la esperanza, la inspiración, el cambio, a cualquier persona, sea cual sea su situación.

Una labor social y solidaria que la Generalitat Valenciana viene financiando desde hace 30 años y que recogimos en el libro Cooperació valenciana, 30 anys transformant el món, el cual fue presentado, el pasado mes de enero, por el president de la Generalitat, Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Alberto Pla, en la presenación del libro «Cooperació Valenciana, 30 anys transformant el món». Foto: Juanjo Martín.

Entre estas organizaciones con gran trayectoria se encuentran algunas como la ONG Movimiento por la Paz (MPDL) que trabaja desde 1983 por el pleno cumplimiento de los derechos humanos, la gobernabilidad democrática, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos. Más tiempo todavía lleva la Fundación Vicente Ferrer en India, concretamente desde que Vicente y Ana llegaran a este país en 1969. Un país asiático en el que otra Fundación, Fontilles, se ha convertido en todo un referente de lucha contra una enfermedad tan estigmatizada como es la Lepra. Con ellos viajamos en 2019 para elaborar el documental “Asha. Historias de lepra y esperanza”, el cual se estrenó en enero de este año.

Regresamos de nuestro último viaje el 12 de marzo, justamente dos días antes de que se declarara en España el estado de alarma. Allí, en Etiopía, de la mano de MOSSolidaria, la Fundación Emalaikat y la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol, dirigida por Lourdes Larruy, trabajamos en la elaboración de nuestro próximo documental y aprendimos el valor de la educación desde la más tierna infancia. Vimos como hay sueños inimaginables que se pueden cumplir, y cómo hasta el más pequeño apoyo nutricional puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Varios niños juegan con unas ruedas en el patio de la guardería de la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol en Muketuri (Etiopía). Foto: Alberto Pla.

Ahora, desde nuestros respectivos hogares, como tantas otras personas, seguimos trabajando, pero no podemos dejar de pensar en cómo afectará esta pandemia, con sus consecuencias sanitarias, sociales, económicas… a las personas que viven en los países más vulnerables, a aquellas que sobreviven en campos de refugiados como los del Sáhara o Palestina, pero también a las familias con pocos recursos en España. Pero si de algo estamos seguros, si algo nos reconforta, es saber que las ONG y todas aquellas personas que trabajan, colaboran y cooperan con el tercer sector, seguirán ahí, en primera línea, ofreciendo sus manos, su inteligencia, sus conocimientos y, sobre todo, sus almas, su corazón, su pasión y entrega, para conseguir que esos pequeños granos de arena se conviertan en grandes bolas portadoras de esperanza, transformadoras de vidas y hacedoras de sueños.

¿Estarás tú también ahí junto a ellas y ellos?

Ir a Arriba