¡Feliz Navidad!

2020-12-22T08:26:31+01:00diciembre 22nd, 2020|

Este año nos hemos acercado a nuestro barrio para poner en valor a la comunidad. Una comunidad que ha estado unida en tiempos difíciles, involucrada y comprometida con sus vecinos. Mostrando, precisamente, el mejor espíritu de la Navidad.

Superaremos la pandemia y todo lo que nos propongamos si pensamos que el mundo, en definitiva, es una única aldea global.

¡Feliz Navidad! ¡Bon Nadal!

Decidir el futuro de la cooperación valenciana

2020-10-21T12:44:27+02:00octubre 21st, 2020|

Por: María Palau

“La cooperación valenciana para los próximos años parte de un espíritu participativo y un amplio debate que permita afrontar los retos de futuro colectivamente a través de políticas de cooperación”, explicaba la consellera de Participació, Transparència, Cooperació i Qualitat Democràtica, Rosa Pérez Garijo. En el marco de la presentación del proceso de elaboración del V Pla Director de la Cooperació Valenciana 2021-2024, Garijo remarcaba la importancia de llevar a cabo un proceso participativo que incluya a los diferentes actores sociales, las instituciones públicas y la ciudadanía.

xelo angulo pla director

Garijo reconoce que aunque la pandemia, que coincidió con el inicio del proceso de elaboración del plan director en marzo, ha supuesto importantes barreras y dificultades en el trabajo, también “nos reforzó en nuestra convicción de la necesidad de la cooperación”. Así, los objetivos continúan “muy claros”: aprovechar y potenciar las capacidades generadas por los agentes de cooperación, consolidar las líneas de trabajo en cooperación internacional en los diferentes territorios y proteger y dar a conocer los rasgos y posibilidades de la cooperación valenciana.

Compromiso «irrenunciable y solidario» de la cooperación valenciana contra la pandemia

Xelo Angulo, directora general de Cooperació, reconocía que “el nuevo Pla Director tiene que reflejar el compromiso irrenunciable y solidario de la cooperación valenciana con la lucha contra la pandemia y reforzar las capacidades de los agentes para movilizar nuevas alianzas y el compromiso de la ciudadanía con la solidaridad global”.

Rosa Pérez Garijo y Xelo Angulo presentaron también el estudio Diagnóstico de Capacidades de la Cooperación Valenciana, un análisis de los proyectos de cooperación al desarrollo cofinanciados por la Generalitat Valenciana entre 2016 y 2019. Para Garijo, el informe representa “el punto de partida para abordar la redacción de las políticas de cooperación para los próximos años”. Es el “inicio del debate para construir el próximo plan director”, añadía el jefe del Servei d’Anàlisi, Estudis, Promoció i Seguiment de la Direcció General de Cooperació, Manuel García.

Grupos focales a través de webinars para elaborar el V Pla Director de la Cooperació Valenciana 2021-2024,

Para continuar con el proceso de elaboración del V Pla Director de la Cooperació Valenciana 2021-2024, a partir del 3 de noviembre y hasta el 14 de diciembre, se organizarán una serie de grupos focales a través de webinars, para ofrecer una visión global y participada en diferentes áreas temáticas. Así, tanto asociaciones y organizaciones del tercer sector, como la ciudadanía, podrán tomar partido en la elaboración del plan director que regirá los próximos cinco años de la cooperación valenciana.

Se debatirá sobre educación para la ciudadanía global, crítica y movilizada; retos de futuro en los instrumentos de la cooperación valenciana; acción humanitaria; derechos de la infancia; seguimiento y evaluación, gestión de conocimientos para generar aprendizajes; cooperación sindical para el desarrollo sostenible; cooperación al desarrollo desde el ámbito local; o cooperación universitaria al desarrollo”. Es una oportunidad para “conseguir que este plan sea el que todas queremos; con una visión distinta y transformadora”, concluía Cristina Ramón Lupiáñez, miembro de la Junta Directiva de la Coordinadora Valenciana de ONGD.

La juventud mediterránea en tiempos de Covid-19 o cómo afrontar la pandemia si perteneces a la generación precarizada

2020-10-31T12:22:17+01:00octubre 7th, 2020|

Reportaje y fotografías de María Palau

La covid-19 ha incrementado sobremanera las dificultades de acceso a los recursos. Un empleo digno, una vivienda digna, un sueldo digno -en definitiva, una forma de vida digna- son metas casi utópicas para la juventud del siglo XXI. La pandemia ha multiplicado descomunalmente las incertidumbres propias de los más jóvenes y ha desatado un temor incontrolable: ¿qué será de mí en el futuro?

“Yo quisiera poner en valor el trabajo de los jóvenes para superar esta pandemia”, afirmaba la concejala de Educación, Acción Cultural, Juventud y Cooperación al Desarrollo y Migración del Ayuntamiento de Valencia, Maite Ibáñez, al comenzar su intervención. Este fue, precisamente, el objetivo fundamental de la primera mesa redonda del ciclo de debates de Mostra Viva del Mediterrani: «La juventud mediterránea en tiempos de Covid-19».

El acto, moderado por la responsable de proyectos de la Fundación ACM, Marine Fournier, tenía lugar el lunes, día 5 de octubre, en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València. La propia Maite Ibáñez, concejala de Educación, Acción Cultural, Juventud y Cooperación al Desarrollo y Migración, Ana Domínguez, presidenta del Consell Jove de la Ciutat de València, Ismaene Lekhlifi, educadora y miembro del Circulo de Orán de la Fundación ACM, y Angelique Solomonides, miembro del Consejo Consultivo de la Fundación ACM, analizaron cómo la pandemia ha afectado a las generaciones más jóvenes.

El acto de la Mostra Viva estuvo moderado por la responsable de proyectos de la Fundación ACM, Marine Fournier

El acto de la Mostra Viva estuvo moderado por la responsable de proyectos de la Fundación ACM, Marine Fournier. Foto: María Palau.

Vicent Garcés, presidente de la Fundación ACM y presidente honorífico de Mostra Viva, resumía la esencia del acto con el lema de esta 8ª edición, Emergència Mediterrània, ciutadania en resistència. Y añadía: “Si los jóvenes no tienen esa capacidad de resistencia, ¿quién la va a tener?”.

Maite Ibáñez: “Los jóvenes son fundamentales para la recuperación”

La concejala de Juventud defendió tres pilares básicos para trabajar con las nuevas generaciones: inclusión, igualdad y empoderamiento. En ese sentido, destacó: «es fundamental fomentar la participación de los jóvenes y adaptarse a sus necesidades concretas, pues forman un colectivo heterogéneo de personas entre 13 y 30 años».

Desde la concejalía de Educación y Juventud han trabajado para continuar dando respuestas a estas necesidades durante la pandemia. Ibáñez enumera algunos de los proyectos en marcha: “hemos comprado 100 ordenadores para las familias más vulnerables; impulsamos el programa Cultura Jove; adaptamos el curso de Estiu Jove; subvencionamos a numerosas asociaciones juveniles; nos unimos a ATENEA para apoyar a jóvenes mujeres cineastas, etc.”.

«Los jóvenes son fundamentales para la recuperación. Para superar esta crisis, debemos construir espacios de creación intercultural donde se fomente el aprendizaje, colaborar entre nosotros y fortalecer el tejido asociativo”. Maite Ibáñez, concejala de Educación, Acción Cultural, Juventud y Cooperación al Desarrollo y Migración del Ayuntamiento de Valencia.

Los jóvenes conviven con una mochila cargada a hombros. La precariedad es hoy una constante de esta generación. A esta gran problemática, según explica la concejala, se le suman las dificultades en la emancipación, la búsqueda de empleo o vivienda. Además, la era post-covid ha aumentado el peso de esa mochila: “la superación de la brecha digital, la inseguridad ante la primera incursión en el mundo laboral o el incremento de la necesidad de apoyo psicológico”, argumenta.

Maite Ibáñez, concejala de Educación, Acción Cultural, Juventud y Cooperación al Desarrollo y Migración durante un momento de su intervención.

Maite Ibáñez, concejala de Educación, Acción Cultural, Juventud y Cooperación al Desarrollo y Migración durante un momento de su intervención. Foto: María Palau.

Maite Ibáñez es consciente de la sensación de desprotección ante un futuro incierto, y por ello, se muestra convencida de que “los jóvenes son fundamentales para la recuperación”. Para superar esta crisis, debemos “construir espacios de creación intercultural donde se fomente el aprendizaje, colaborar entre nosotros y fortalecer el tejido asociativo”.

Ana Domínguez: “Sabemos cuáles fueron nuestros errores en la anterior crisis; no los repitamos”

Los jóvenes del Mediterráneo pertenecen a una generación que, en menos de diez años, ha sido víctima directa de dos grandes crisis. En la actualidad, «joven» y «precario» son dos palabras que van de la mano. No obstante, la presidenta del Consell Jove de la Ciutat de València, Ana Domínguez, lanza un mensaje: “Es necesario un cambio de enfoque”.

Los jóvenes han estado sometido a todo tipo de condiciones de estrés durante estos meses.

Los jóvenes han estado sometido a todo tipo de condiciones de estrés durante estos meses.

“Sabemos cuáles fueron nuestros errores en la anterior crisis; no los repitamos”. Domínguez aboga por incluir a los jóvenes y los sectores más vulnerables en la respuesta a esta nueva crisis económica (también social) y por crear trabajos estables y de calidad.

«Uno de cada cuatro jóvenes en España se encuentra en riesgo de pobreza”. Ana Domínguez, presidenta del Consell Jove de la Ciutat de València.

Durante la pandemia, la juventud ha sido uno de los sectores más afectados por la depresión y la ansiedad. “1 de cada 4 jóvenes en España se encuentra en riesgo de pobreza”, completa Ana Domínguez consciente de los efectos psicológicos provocados por esa pertenencia a la generación precarizada.

Un espacio cívico fuerte es la base de una democracia”, advierte. Y la estabilidad de esta base se encuentra en escuchar la voz de los jóvenes, educar ciudadanos alfabetizados digitalmente y mantener un contacto activo con quiénes serán las generaciones del futuro.

A los retos propios de la juventud, añade un (en realidad no tan nuevo) obstáculo: la crisis climática que exige un inmediato cambio de prioridades y estilos de vida.

Ismaene Lekhlifi y Angelique Solomonides, miedos y aprendizajes tras pandemia

La mesa redonda también contó con las intervenciones online de Angelique Solomonides y Ismaene Lekhlifi. La primera destacó el incremento de la incerteza, el temor y el estrés en los países del Mediterráneo en conflicto.

Aunque se mostró positiva ante el futuro y afirmó que “tenemos el poder de encontrar soluciones”, reconoció el miedo que ha surgido en los más jóvenes ante la pandemia. Su equilibrio mental se ha visto afectado como consecuencia de los confinamientos y la desaparición de las relaciones sociales con su círculo de amigos.

Los jóvenes también han mostrado su lado más solidario y comprometido durante esta pandemia.

Los jóvenes también han mostrado su lado más solidario y comprometido durante esta pandemia.

Por su parte, Lekhfili quiso remarcar “que la pandemia nos ha descolocado, pero nos ha descubierto muchas cosas”. Identificó cuatro aspectos negativos como consecuencia de la covid-19: la falta de información, la pérdida de ingresos o incluso del trabajo, el abandono experimentado por los estudiantes y la desaparición de las ayudas a niños y mujeres víctimas de violencia.

Sin embargo, el virus también nos ha aportado aspectos positivos: “hemos encontrado una nueva forma de solidaridad mutua, se ha producido un acercamiento entre pueblos y han aparecido nuevas profesiones gracias a las tecnologías”.

MICRO | Joan Peris. Director general de Farmamundi

2020-09-25T13:22:44+02:00septiembre 25th, 2020|

Para celebrar el Día Mundial del Farmacéutico, que se conmemora este 25 de septiembre, publicamos una entrevista al director general de Farmamundi y responsable del Área Logística, Joan Peris Lluch. Miembro de Farmamundi desde 2016, tiene experiencia en cooperación internacional para el desarrollo, acción humanitaria, desarrollo organizacional y estrategia. Una ONGD que, como él mismo explica, nació en Valencia a inicios de los años 90 y actualmente cuenta con sede permamente en 7 países y son «el primer distribuidor de medicamentos sin ánimo de lucro y con un fin humanitario en España». Farmamundi, además, está teniendo un papel clave a la hora de luchar contra la pandemia del coronavirus en España y en el mundo. Desde su sede logística principal, ubicada en Paterna, distribuyen todo tipo de kits sanitarios y fármacos allá donde más se necesitan.

Por: Gerard Sánchez / María Palau | Fotografías: Alberto Pla

«Apostamos realmente por que la salud sea un derecho universal, para todas las personas, transversalmente, independientemente del país o contexto donde nazcan, de la religión, de la cultura, del género»

Farmamundi es una ONG de Desarrollo que, como el propio Peris explica, se dedica “a trabajar por la salud y el derecho a la salud; por sensibilizar, concienciar y transformar realidades y conciencias”. Así mismo, desde su enfoque más educativo, también trata de mostrar las enormes diferencias en el acceso a la salud entre nuestro contexto y otros países.

“Nos hace diferentes del resto de las ONG el hecho de ser un distribuidor de medicamentos, y somos el primer distribuidor de medicamentos sin ánimo de lucro y con un fin humanitario en España”, reconoce su director. Peris explica que cuentan con un área logística humanitaria, ubicada en el Parque Tecnológico de Paterna. Una gran nave que cuenta con un almacén de 700m2 y 10 personas que lo gestionan.

Desde su nacimiento en Valencia en 1993, como “un grupo de farmacéuticos que consideró importante poner en marcha una asociación que pudiera llevar medicamentos a aquellas personas que más los necesitaban de forma solidaria”, Farmamundi ha desarrollado más de 350 proyectos de cooperación para el desarrollo y acción humanitaria y 150 intervenciones de emergencia, más de 6.000 envíos de ayuda humanitaria que benefician a más de 16 millones de personas; ha repartido más de 2.300 toneladas de medicamentos y material sanitario y ha realizado mejoras en más de 200 hospitales y centros de salud. Después de 27 años de actuación, cuenta con sede internacional permanente en 7 países (Ecuador, El Salvador, Guatemala, Malí, Nicaragua, Perú y República Democrática del Congo).

Adaptarse frente a la covid-19

Con el decreto del estado de alarma en marzo y las restricciones consiguientes, en Farmamundi se vieron obligados a reaccionar: “Cuando toda esta pandemia eclosionó rápidamente nos pusimos a orientar todo el esfuerzo de nuestra área logística para dar servicio a las entidades humanitarias que lo estaban necesitando en nuestro contexto”.

Cambiaron el foco y comenzaron a adquirir y distribuir equipos de protección individual. “Hablamos de mascarillas, tanto quirúrgicas como FP2 o FP3 en algunos casos, geles hidroalcohólicos, guantes de nitrilo, pantallas, termómetros sin contacto…”, enumera Joan Peris.

Joan Peris atiende al periodista de la Agencia, Gerad Sánchez, durante la entrevista para MICRO. Fotografía: Alberto Pla

Destaca la necesidad de “colaborar mucho más estrechamente con las entidades humanitarias para identificar sus necesidades en tiempo real”. En este sentido, fueron escogidos por Cruz Roja como suministrador principal para la campaña Cruz Roja RESPONDE frente al coronavirus. “Hemos dado asistencia a más de un millón y medio de personas en nuestro país”.

“También hemos aportado nuestro granito de arena a través de las más de veinte distribuidoras farmacéuticas de España que suministran habitualmente a las farmacias”, añaden. Así, los materiales conseguidos en mercados internacionales como China o Turquía eran ofrecidos a estas distribuidoras o, en algunos casos, suministrados directamente.

Pandemia global, respuesta global

“Esta pandemia ha sacudido los cimientos, los valores, las prioridades de nuestra sociedad, cobrando una especial relevancia el ámbito de la salud”. El director de Farmamundi es claro: “Siendo una pandemia global, no podemos pensar en soluciones locales, serían erróneas. Es una pandemia global que se ha de manejar y abordar de una forma global”.

Para Joan Peris, la covid-19 ha demostrado la interrelación de un mundo globalizado. “Somos un mundo amplio, pero al final es un mundo interconectado donde todo tiene una causa y un efecto interconectado”, continua; “estamos en un mismo entorno o ámbito, en el sentido en que todo lo que pase en un lado, afecta en el otro. Somos mismas partes de un solo organismo”.

Por todo esto, aboga “más que nunca” por la solidaridad internacional para plantar frente al virus de forma colectiva y “darle una respuesta contundente y efectiva”.

La solución: Más prevención

“La prevención es mucho más eficiente que la intervención una vez está desatado el problema”, repite en diversas ocasiones Joan Peris durante la entrevista. “Nuestro enfoque en muchas de las intervenciones que hacemos en tantos países es desde la prevención”, y, en esta ocasión, remarca que dicha prevención pasa por el refuerzo de la atención primaria.

Lanza un mensaje de alerta a la población y nos insta a ser prudentes o “todo el esfuerzo que se ha hecho en nuestras propias familias, todo este confinamiento que hemos vivido durante casi tres meses, puede no haber servido de nada”. De forma más concreta, recuerda la importancia de cumplir todas las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias para prevenir la enfermedad: mantener la distancia social, repetir constantemente el lavado de manos, utilizar la mascarilla…

Detalle de la entrevista para MICRO que realiza Gerad Sánchez, durante la entrevista para MICRO. Fotografía: Alberto Pla

Hasta no tener una vacuna adecuada y tener controlada realmente la pandemia, no es el momento de relajarnos”. Precisamente para lograr la vacuna, Peris defiende la importancia de una “colaboración multidisciplinar, donde científicos, laboratorios, empresas y gobiernos de todo el mundo deben colaborar más allá de intereses individuales y económicos”. “Esto es un interés común”, recuerda.

Los campos refugiados ante la crisis sanitaria

“Yo destacaría como muy grave la situación de personas en situación de refugio que viven y desarrollan su vida en campos de refugiados”, denuncia Peris para referirse a los grandes olvidados por el foco mediático. Enumera las condiciones de vida “totalmente insalubres” en las que viven las personas refugiadas: no hay acceso a agua potable ni a sistemas de saneamiento adecuados, cuando llueve se producen inundaciones y las aguas negras se mezclan con las aguas de lluvia, etc.; además “las condiciones de hacinamiento y alimentarias son muy deficientes”.

Una situación que se ha visto claramente ahora tras el incendio de Moria, en la isla griega de Lesbos y las consecuencias que está teniendo para unas personas refugiadas que ya vivían una situación muy precaria.

“Si nosotros en un contexto como España, hemos tenido que lidiar con esta pandemia a duras penas y con muchas dificultades, ¿cómo será lidiar cuando no tienes ni agua potable, ni una alimentación saludable, ni alimentos con una periodicidad adecuada, ni con la cadena de frío adecuada?”, lamenta el director de Farmamundi.

Para no caer en la facilidad de generalizar, señala algunos casos concretos: Gaza, Siria, el Líbano, Sudán del Sur, Uganda, Kenia, Yemen, el Kurdistán iraquí, Nicaragua o Malí, entre muchos otros ejemplos.

Y aporta una reflexión de alerta final: “Cada vez más, situaciones humanitarias y personas en situación de vulnerabilidad se dan dentro de nuestras fronteras, no necesariamente en países en vías de desarrollo. Por ejemplo, las personas que viven sin hogar, jóvenes en riesgo, o personas que llegan a nuestras costas en pateras, y que requieren de una asistencia o de una serie de materiales y productos de primera necesidad”.

Joan Peris atiende al periodista de la Agencia, Gerad Sánchez, durante la entrevista para MICRO. Fotografía: Alberto Pla

Aprendizajes durante la pandemia

Preguntado sobre aquello que han aprendido durante esta pandemia, Joan Peris reconoce “la importancia de colaborar, de apoyarnos unos a otros para ser en conjunto una sociedad más solidaria y más justa, donde todas las personas puedan tener acceso a un derecho tan fundamental como es el de la salud”.

Desde Farmamundi, han aprendido “cuán vulnerables somos todas las sociedades, incluso aquellas que pensamos que tenemos un sistema de salud fuerte, sólido y capaz”. Para ello, se deben “redoblar esfuerzos para asegurar que existan todas las condiciones mínimas necesarias para tener un sistema de salud garantista que llegue a todas las personas, incluso en momentos de extrema necesidad como una pandemia que ha azotado transversalmente a todos los sectores”.

Joan Peris atiende al periodista de la Agencia, Gerad Sánchez, durante la entrevista para MICRO. Fotografía: Alberto Pla

En palabras del director de Farmamundi, la solución se encuentra en la inversión y la dedicación de recursos públicos y privados para “fortalecer y robustecer el sistema público y gratuito de salud”.

Antes de concluir la entrevista, Joan Peris no quiere perder la oportunidad de “reconocer la gran labor que todo el sector farmacéutico ha desarrollado en esta crisis que hemos vivido, estando al pie del cañón y de cada oficina de farmacia”. Y, afirma haber “constatado el gran equipo de profesionales que conforma Farmamundi y que dan vida y sentido, hacen realidad esta gran misión que llevamos día a día. Me anima a seguir trabajando por este cambio y transformación social hacia una nueva realidad más justa, más saludable y más adecuada para todas las personas”.

Alberto Pla | La comunicación Social, más importante que nunca. Arrancamos.

2020-09-04T08:31:36+02:00septiembre 4th, 2020|

Arrancamos un nuevo curso convencidos de que la comunicación social es más importante que nunca. Mientras que el mundo toma conciencia de su vulnerabilidad, lo global impera entre lo local y lo local es más importante que nunca para la subsistencia. Comenzamos un año más (y ya van nueve) trabajando para las instituciones, organizaciones, fundaciones y empresas que comparten un mensaje de unidad, solidaridad y lucha por los Derechos Humanos, cada una, desde sus diferentes trincheras. Y de esto va esta nueva temporada. De resiliencia ante una normalidad distinta pero llena de oportunidades para que lejos de separarnos, nos unan más. Nos vemos en las redes. Seguimos.

 

MICRO I José María Tomás i Tío (Fundación por la Justicia)

2020-08-25T12:28:49+02:00agosto 25th, 2020|

Magistrado de la Audiencia Provincial de Valencia, José María Tomás y Tío es también el presidente de la Fundación por la Justicia. Una entidad que cumple en 2020 un cuarto de siglo. 25 años en los que han llevado a cabo todo tipo de proyectos de cooperación en diversos países. Además, organizan desde hace once años el Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos, Humans Fest, de Valencia. 

José María Tomás, además, es uno de los testimonios en el documental que estamos produciendo el equipo de la Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social en relación al asesinato de Ignacio Ellacuría y de otros jesuitas en El Salvador en 1989, en plena guerra civil en este pequeño país centroamericano. Un caso que acaba de ser juzgado en la Audiencia Nacional y que actualmente está visto para sentencia.

Por: Gerard S. Ferrando | Fotografías: Alberto Pla

«La justicia no es solamente una administración, sino que es un valor y un compromiso»

Como indica el propio José María Tomás, “nos constituimos hace ya 25 años con la intención de presentar un modelo de justicia más cercana, más próxima, más creíble, más inteligible. A partir de ahí, nosotros hemos ido derivando desde lo que era la preocupación por el funcionamiento de la justicia de nuestro país, porque la justicia no es solamente una administración sino que es un valor y un compromiso”.

“Cuando uno descubre que el valor de la justicia es un valor esencial y ves las situaciones en las que no es fácil descubrirla y está tan escondida, entonces adquieres el compromiso de trabajar por la justicia de otra manera”. Él explica que en estos 25 años han desarrollado programas y proyectos que tienen que ver con la cooperación internacional en materias de privación de derechos.

En esta línea han trabajado en Etiopía con temas de mutilación femenina, en Mozambique con niños y personas discapacidades, en Senegal, en Burkina en Guinea, en Benin, así como en América en países como Paraguay, Haití, El Salvador, Guatemala, Colombia y también en algunos países de Asia. Sin olvidar, por supuesto, los proyectos de sensibilización en España.

El Tribunal Internacional de Justicia Restaurativa en El Salvador

Uno de los proyectos con más trayectoria y trascendencia de la Fundación por la Justicia es el Tribunal Internacional por la Justicia Restaurativa en El Salvador, el cual se celebran cada año en marzo, aunque en este 2020 se tuvieron que suspender por la pandemia originada por el Covid-19.

La falta de respuesta institucional a las víctimas del conflicto armado del Salvador que tuvo lugar entre 1979 y 1992 y que se cerró en falso con una Ley de Amnistía, recientemente declarada inconstitucional por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, determinó que la Universidad Centro Americana (UCA), a través de su Instituto de Derechos Humanos (IDHUCA) y por exigencia de la Red de Comités de Víctimas del conflicto armado, tomara la decisión de crear este Tribunal Internacional para la aplicación de la Justicia Restaurativa.

José María Tomás y Tío durante la entrevista en MICRO. Fotografía: Alberto Pla

Este proyecto es una modalidad de política pública no gubernamental, estando integrado por expertos en justicia y derechos humanos de varios países como España, Brasil, Paraguay, Chile, Estados Unidos y el propio El Salvador. El Tribunal está presidido por el Presidente de Fundación por la Justicia y viene constituyéndose desde el año 2009 en diversas localidades o comunidades del país para examinar casos de masacres, ejecuciones sumarias, torturas, violaciones, desapariciones forzosas, muchas de ellas todavía desconocidas por el sistema de justicia del país, emitiendo sentencias respectivas con los testimonios de todos ellos, fundamentos jurídicos sustentados en el derecho penal internacional y convenios de derechos humanos, peticiones de las víctimas y reseña de la posición del Estado salvadoreño frente a los mismos.

El fenómeno de las maras, verdugos y víctimas a la vez

Desde su condición de juez y como buen conocedor de la realidad centroamericana, José María Tomás y Tío analiza uno de sus fenómenos más conflictivos como es el de las maras. «Inicialmente las maras son una respuesta a una situación de indefinición política y económica en un país. Cuando tú no tienes recursos, cuando no tienes una posibilidad de acceder al control, al gobierno, a las instituciones, la sociedad se organiza y cuando tú además resulta que no tienes recursos suficientes para sobrevivir, se organiza pues buscando la supervivencia, delinquiendo, superando los límites que cualquier sociedad tiene».

«Cualquier sociedad tiene un límite por arriba diríamos la propuesta de máximos es una constitución, la propuesta de mínimos es un código penal, pero cuando tú no dejas espacio para sobrevivir en ese espacio intermedio pues resulta que surgen estas situaciones», explica Tomás y Tío quien matiza que «las maras a mi me parece que son la respuesta de una organización de la sociedad pobre, que llega un momento que está descolocada e imposible de colocar».

José María Tomás y Tío durante la entrevista en MICRO. Fotografía: Alberto Pla

«Al final lo que pasa es que las víctimas se convierten en verdugos, pero a su vez son también víctimas, debido a su situación». Ante ello, José María Tomás anima a buscar soluciones: «Hemos de buscar espacios en los que nadie pueda vivir así, no se trata de que los ricos no sean ricos, que hagan lo que quieran, lo que se trata es que los pobres no vivan con tanta miseria  y buscar, por tant,o espacios donde se pueda vivir honestamente».

Un festival de cine y derechos humanos muy consolidado

José María Tomás pone en valor la consolidación del Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos, Humans Fest, de Valencia. “Es muy potente. Seguramente, a día de hoy, es el Festival de más impacto social en España, el de más público asistente y el demás impacto social, ¿qué contamos? Historias, contamos historias de personas”.

“Con iniciativas como esta descubrimos que no todo el mundo tiene todos los derechos que tenemos los demás. Y, por otro lado, vemos que todos tenemos algo que hacer”. Para la Fundación por la Justicia y para José María Tomás “hay que formar en derechos humanos. Y trabajar con los defensores de derechos humanos”. Así lo hacen en lugares como Colombia o El Salvador. Eso sí, siempre teniendo en cuenta, los objetivos de desarrollo sostenible “pues se pueden hacer muchas cosas a través de alianzas con todos los demás personas y que somos al final protagonistas de nuestra propia historia”.

La sensibilización postpandemia

Preguntado por si esta pandemia no va a servir para reflexionar y para ser más sensibles ante otros problemas y realidades, José María Tomás expresa su deseo de que así sea: “Creo que es una ocasión buena, todo el mundo hemos tenido la ocasión buena para reflexionar, nosotros tenemos que reflexionar qué ha pasado, no todo el poder político, económico, cultural de la civilización, ya no digo de España sino la humanidad completa. Hemos sido atacados, esto no es incidente que ha pasado ni siquiera es por una tormenta tropical que coge una parte del planeta, aquí estamos hablando de un problema para toda la humanidad”.

Precisamente, para fomentar esta reflexión, desde la Fundación por la Justicia han lanzado, en colaboración con otras organizaciones un documento que recoge, “medidas para la postpandemia que tienen que ver  con la salud, con la ecología, con la amable ciudad en la que nosotros quisiéramos vivir, con la naturaleza, con educación etcétera y sobre todo  teniendo en cuenta que no se puede gobernar ni legislar olvidándose de los más vulnerables porque son los que al final sufren más cualquier situación”.

Abuelas y abuelos: Un amor que jamás se arruga

2020-07-26T17:47:05+02:00julio 26th, 2020|

Por: Gerard Sánchez

Estaban ahí mucho antes que nosotros, vivieron la Guerra Civil Española, la II Guerra Mundial, la dura y famélica postguerra, los oscuros años del franquismo, se emocionaron con la Transición e hicieron cola para votar en las primeras elecciones democráticas. Son nuestras abuelas y abuelos, esas personas que, siempre, siempre, han estado ahí para cuidarnos, para darnos valiosos consejos de vida que no siempre hemos aceptado, reconozcámoslo, como merecían.

Más común es, en cambio, dejarlos viviendo en residencias, lejos de los suyos, del mundo en el que han crecido, porque, sencillamente, nuestras «atareadas y complicadas vidas» no nos permiten cuidar de ellos, o al menos eso creemos. Son ellas y ellos los que más han sufrido los efectos del Covid-19 y no solo porque han padecido la mayor parte de las bajas, sino porque se han visto alejados de aquello que más quieren, de sus nietas y nietos, de esas personitas que las hacen ser precisamente eso; abuelas y abuelos, seres cuyo amor nunca se arruga.

El hastag #DíaDeLosAbuelos, trending Topic en Twitter

Nuestras abuelas y abuelos puede que ni siquiera sepan que hoy, como cada 26 de julio, son tendencia en redes sociales como Twitter, con  el hastag #DíaDeLosAbuelos. Pero lo son, precisamente, porque sus nietos y nietas exigen que se les ponga en el lugar que merecen, que se les trate con respeto y empatía, que se les escuche y se atiendan sus necesidades. Así que, si puedes, díselo, diles que hoy es su día, diles que les quieres y que quieres estar con ellos muchos años más. Diles que se cuiden y cuídales como ellos lo han hecho siempre.

Ellas y ellos, con sus pensiones ínfimas —recortadas unas veces y congeladas otras— sustentaron a muchas familias durante los peores años de la crisis económica desatada a partir de 2007 y es muy probable que ahora, cuando se acaben las ayudas oficiales, cuando la pandemia médica deje lugar a una económica más que previsible, sean, de nuevo, los que estén ahí para ofrecer sus humildes ingresos, pero también, y sobre todo, para dar cariño, comprensión y valiosos consejos a los que quieran escucharlos. Abuelas y abuelos como Mari Olcina, que, además de brindar siempre todo su cariño y apoyo a sus nietas, saca tiempo para dirigir una ONG como MOSSolidaria y ayudar a muchas otras personas tanto en España como en otros lugares como el Sáhara Occidental o Etiopía.

Nuestro homenaje va para todas esas abuelos y abuelas que se han ido durante esta pandemia, pero también para los que siguen con nosotros y, especialmente, para los que han sido abuelos, precisamente, durante este tiempo, pues han tenido que sufrir algo tan duro como es no poder abrazar a sus queridos nietos al poco tiempo de nacer. Han tenido que mantenerse al margen, muy a su pesar y han sustituido sus caricias y besos por frías videollamadas a través de esos teléfonos móviles a los que ahora, más que nunca, se han tenido que adaptar.

 

Paco Roca (izquierda) junto al consejero de Transportes de Madrid, Ángel Garrido, durante la inauguración de su mural en el metro de Plaza de Castilla. Foto: Metro Madrid

El homenaje de Paco Roca a los abuelos y abuelas en el Metro de Madrid

Los homenajes en este Día de los Abuelos tan especial y emotivo no se han dejado sentir tan solo en las redes sociales. El prestigioso dibujante e ilustrador valenciano, Paco Roca (premio nacional del cómic en 2008) inauguró el pasado viernes, día 24 de julio, un emotivo mural en su honor en los pasillos de la estación de Metro de Madrid de Plaza de Castilla. Un mural que se quedará ahí de forma pemamente para recordar la importancia de nuestras abuelos y abuelas y para homenajearles por todo lo que hacen por nosotros y por todo lo que están sufriendo desde que se desató la pandemía del Covid-19.

Precisamente, uno no de los cómics más reconocidos de Paco Roca, «Arrugas», está dedicado a las personas mayores y a una de las enfermedades que más sufren, el Alzheimer. Un cómic que Ignacio Ferreras convirtió en película en 2011 y que ganó el Goya a la mejor película de animación y al mejor guion adaptado.

Paco Roca, además, se implica en causas sociales siempre que puede. Una de ellas fue su participación en el cómic «Puro Perú» para la ONG CESAL, el cual fue presentado oficialmente el pasado mes de diciembre en el paraninfo de la Nau de la Universitat de València.

También cabe destacar el Doodle que Google a creado para conmemorar este Día de los Abuelos 2020 y en el que, de paso, se homenajea también a la naturaleza, tan necesaria y esencial para nuestras vidas.

El Doodle de Google por el Día de los Abuelos 2020.

Nuestro homenaje a las entidades que apoyan a nuestras abuelos y abuelas

Hoy, en el #DíaDeLosAbuelos también queremos rendir homenaje a todas esas entidades, ONG, instituciones públicas y privadas y, en definitivas, a todas esas personas voluntarias, donantes… que han estado y siguen estando al lado de nuestra personas mayores, de nuestros abuelos y abuelas. Personas que, en pleno confinamiento, dedicaban parte de su tiempo para llamar a ver cómo se encontraban, para brindarles una esencial compañía, como hacían desde la ONG Amics de la Gent Major, pero también para brindarles atención psicológica, como han estado haciendo desde Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras o para garantizar que seguían tomando sus medicinas, como Farmamundi. Personas que les ayudaban a hacer la compra, que tocaban a sus timbres para ver si necesitaban algo.

Cómo no, también rendimos homenaje a todas esas trabajadoras y trabajadores de centros de salud, hospitales y tambien de residencias como la de la Fundación Fontilles en la Vall de Laguar que, cada día, casi sin descanso, y con todos los temores y también con todas las precauciones posibles, les atendían y les atienden y tratan de que sus males, sean los que sean, les resulten lo más llevaderos posibles. Sanitarios como el doctor César Carballo o la doctora Begoña Pla a los que hemos entrevistado durante esta pandemia y nos han mostrado una visión, desde dentro, de cómo se han vivido estos momentos tan duros.

El doctor César Carballo en el hospital Ramón y Cajal. Fotografía de íñigo Sola para Agencia Alberto Pla

En este Día de los Abuelos, no nos olvidemos de ellas y ellos. Más allá de ofrecerles regalos, el mejor que podemos hacerle es, más bien, un presente. Es decir, estar ahí, a su lado, demostrarles que nos importan, que queremos que sigan con nosotros el máximo tiempo posible y que apreciamos mucho todo aquello que aún les queda por enseñarnos.

#DíaDeLosAbuelos

 

 

 

MICRO I Samuel Sebastián. Director del Festival de Cine y Derechos Humanos, Humans Fest, de Valencia

2020-07-23T11:41:42+02:00julio 10th, 2020|

Por: Gerard Sánchez | Fotografías y vídeos: Alberto Pla

Samuel Sebastián es una de las personas que mejor conocen el audiovisual valenciano y, especialmente aquel relacionado con su lado más social y con los derechos humanos. No en vano es director, desde julio de 2019, del Festival de Cine y Derechos Humanos, Humans Fest, de Valencia, del que ya anteriormente era programador. Un festival que está organizado por la Fundación por la Justicia. Sebastián, además, cuenta con una amplia experiencia como cineasta, guionista, dramaturgo y gestor de actividades cinematográficas y es Licenciado en Historia del Arte con premio extraordinario de carrera.

En esta entrevista para nuestra sección “MICRO” nos habla de la necesidad de un festival como este y de iniciativas como la serie “resistencias” mediante la cual emiten, cada viernes de forma online, una película documental.

Unos estrenos que este viernes, día 10 de julio, a las 12 horas, contarán con la exhibición, por primera vez de forma online, de la película documental Asha. Historias de Lepra y Esperanza, producida por nuestra Agencia Alberto Pla-Proyectos de Comunicación Social para la Fundación Fontilles y que se estrenó el pasado mes de enero en Ruzafa Studio.

Link para visualizar de forma online la películda documental Asha. Historias de Lepra y Esperanza, este viernes, 10 de julio

Trailer de Asha:

“Con el Humans Fest logramos poner al mismo nivel el cine y los derechos humanos”

Vivimos en una sociedad en la que las desigualdades, las injusticias son cada vez mayores. Entonces, el hecho de que exista un festival como el Humans Fest que, a través del cine utiliza el cine como esa herramienta para la reflexión me parece muy importante. Igual que es importante conseguir poner casi al mismo nivel el cine y los Derechos Humanos”, destaca Samuel Sebastián.

Samuel Sebastián durante la entrevista. Fotografía: Alberto Pla

Para lograr una mayor sensibilización resulta fundamental “aumentar la audiencia” y también que “lo que generamos en el festival que esa reflexión, debates, cultura inclusiva, cultura en el sentido más amplio de la palabra se ampliara. Para ello planteamos actividades y programas dentro del festival que pudieran ser desarrollados durante todo el año, entonces a través de entidades valencianas pero que están trabajando pues en África, Asia, Latinoamérica… comenzamos a desarrollar programas como el de mujeres del mundo o el programa de animación qué hacemos con el Máster de animación de la UPV”.

«Hemos logrado triplicar la audiencia respecto a ediciones anteriores porque sobre todo nuestro interés era llegar a ese tipo de público que podría estar interesado en un cine social, en un cine más reflexivo»

Unas iniciativas que, según destaca Sebastián, les han permitido “triplicar la audiencia respecto a ediciones anteriores porque sobre todo nuestro interés era llegar a ese tipo de público que podría estar interesado en un cine social, en un cine más reflexivo, que también fuera de autor porque una parte de nuestras programación es un cine de autor social”.

Las proyecciones online de la serie «Resistencias»

Con la pandemia originada por el Covid-19 hemos potenciado nuestras actividades online que era una cuestión pendiente. Aún existen muchos festivales que siguen siendo reticentes a la inclusión de proyecciones online en su programación, pero nosotros hemos apostado fuerte por ello creando nuestra serie “resistencias”. De este modo, todas las semanas realizamos proyecciones online con presentaciones individualizadas que muchas veces o son temas de actualidad o qué tienen que ver con la actualidad aunque sean documentales antiguo. Eso nos ha permitido que el festival se ha conocido ya a otro nivel y estamos obteniendo muy buenos resultados”, reflexiona. Y añade que es importante “poner al alcance de cualquier tipo de audiencia, de colectivos desfavorecidos, de personas en situación de exclusión social una cultura que les permita conocer la realidad, reflexionar en torno a ella”, lo cual es lo que pretenden también con esta serie de proyecciones online.

«Aún existen muchos festivales que siguen siendo reticentes a la inclusión de proyecciones online en su programación, pero nosotros hemos apostado fuerte por ello creando nuestra serie “resistencias”

La histórica visita de Pepe Mújica al Humans Fest y a Valencia

Uno de los grandes momentos del Humans Fest de este año fue la visita del expresidente de Uruguay, Pepe Múgica, y su participación en una ya célebre conferencia en el Centre del Carmen, Cultura Contemporánea, que superó todas las expectativas y dejó a alrededor de seis mil personas a las puertas del museo. Sebastián pide perdón por no haber podido atender a todas esas personas que querían presenciar el evento: “No pudimos atender a toda esa demanda, tampoco creo que Valencia estaba preparada para recibir eventos de ese calibre y prepararlos en tan poco tiempo porque al final la confirmación de la llegada de Pepe Mujica llegó menos de diez días anteriores, había que encontrar un lugar y ese fue el que encontramos”.

«La visita de Pepe Múgica fue un evento histórico. él mismo repitió varias veces que probablemente esa era la última visita que le iba a hacer a España. De hecho cumple ya 85 años y estos viajes son bastante agotadores»

A pesar de todo, Sebastián pone en valor esta visita que fue “un evento histórico. Él mismo repitió varias veces que probablemente esa era la última visita que le iba a hacer a España, de hecho cumple ya 85 años y estos viajes son bastante agotadores”. Él avanza que “lo recopilamos todo en un documental que estamos preparando no sobre su visita a Valencia y más que su visita a Valencia sobre las reflexiones que él realizó como una persona sabía que es, con conocimiento muy profundo de la vida y queríamos también que él hablará sobre cómo veía el futuro, y esperamos después del verano poder estrenarlo”.

Dirigir el Humans Fest. Un reto y una pasión a partes iguales

Samuel Sebastián confiesa que para el dirigir el Humans Fest es “un reto y una pasión a partes iguales. El reto es dedicarme a algo que siempre he querido hacer es decir combinar la gestión del cine y el cine, con los derechos humanos con la parte social qué es algo que siempre ha marcado mi trayectoria”. Por tanto, ahora se centra en aspectos como lograr llegar a más gente, conseguir mejores películas, hacer que el festival sea más atractivo sin perder esa parte reflexiva y crítica. “Creo que aún tiene una potencialidad, que puede ser más mayor y pasen todas las dificultades que pasen, cuestiones de financiación, la pandemia, etcétera siempre tenemos que seguir aspirando a más, nunca debe haber ninguna excusa para decir que no hemos hecho todo lo posible para ofrecer el mejor festival a la ciudad de Valencia”.

«Siempre tenemos que seguir aspirando a más, nunca debe haber ninguna excusa para decir que no hemos hecho todo lo posible para ofrecer el mejor festival a la ciudad de Valencia”

El apoyo clave de la Fundación por la Justicia

El Humans Fest es un Festival creado y gestionado por la Fundación por la Justicia, una cuestión que Sebastián valora especialmente: “El hecho de que un festival se gestione desde un punto de vista privado, en primer lugar, tiene una parte ventaja y es de independencia”. Además, “el Humans Fest es el proyecto de sensibilización más importante de la Fundación por la Justicia. Nos une un ideario común, estamos comprometidos en lo mismo, con derechos humanos, la sociedad, los problemas, las injusticias locales y en el mundo etcétera”.

«Contar con Fundación por la justicia es un apoyo que lo considero fundamental y que al mismo tiempo nos ofrece esa libertad de actuación que tal vez si tuviéramos una institución pública detrás sería diferente»

Por tanto, “contar con Fundación por la justicia es un apoyo que lo considero fundamental y que al mismo tiempo nos ofrece esa libertad de actuación que tal vez si tuviéramos una institución pública detrás sería diferente porque estaríamos un poco a expensas de criterios políticos que son evidentemente los que rigen las políticas públicas y qué tal vez restarían esa capacidad crítica que tenemos en el festival y esa independencia que es lo que más valoramos todas las personas que estamos en el equipo”.

La nueva concepción de los derechos humanos tras la pandemia

Preguntado por qué son para él los derechos humanos, Sebastián reflexiona: “Los derechos humanos son algo que nosotros damos por hecho en nuestra vida cotidiana que existen, pero cuando suceden situaciones de crisis nos damos cuenta de cómo son de frágiles y es lo que ha sucedido en la pandemia. Evidentemente, de repente nos hemos visto controlados, hemos visto nuestras movilidad restringida, etcétera y eso nos tiene que concienciar de que somos los privilegiados y las privilegiadas del mundo porque realmente estas restricciones que hemos vivido durante un tiempo determinado son las que existen durante toda la vida en la mayor parte del mundo”.

«Somos unos privilegiados porque estas restricciones que hemos vivido durante un tiempo determinado son las que existen durante toda la vida en la mayor parte del mundo”

Él también espera que esta pandemia sirva para ver el cine desde otra perspectiva: “La pandemia tiene que ser una forma de entender el cine de otra manera porque gracias a ella o por culpa de ella hemos vivido una situación que nunca hubiéramos podido imaginar que viviríamos desde nuestro punto de vista cómodo europeo occidental. Entonces el haber vivido una situación de restricción de libertades, de restricción de derechos por una causa solidaria en el fondo, que era por el bien común, también nos tiene que hacer ver cómo de importante es hacer ese esfuerzo, Muchas veces el cine nos habla de este tipo de temas. Este tipo de reflexión es uno de los puntos que queremos transmitir en el festival. particularmente ahora en las proyecciones online de la serie “resistencias”.

Samuel Sebastián durante la entrevista. Fotografía: Alberto Pla

La cooperación al desarrollo, más importante que nunca

Finalmente, Sebastián habla de la importancia de reforzar la cooperación internacional al desarrollo y la comunicación de la misma: “Una de las consecuencias relacionadas con la cooperación y la pandemia fue que en cuanto se declaró la pandemia mundial muchas ONGs tuvieron que repatriar o retornar a todas las personas cooperantes que habían en África, Latinoamérica, Asia, con lo cual esos países se quedan sin una ayuda que necesitan y precisamente en un momento en el que la necesitaba más que nunca”.

Pienso que puede pasar dos cosas, una es que volvamos o que se tomen las mismas recetas que se tomaron en la crisis 2008-2009 que fueron recortes sociales etcétera y que hemos visto que una de las consecuencias principales ha sido aumento de la desigualdad, poca fortaleza a la hora de asumir una nueva crisis… o que realmente se tome la idea de hay que fortalecer esa solidaridad, esa cooperación, esa ayuda no solo en el extranjero sino dentro de nuestra propia sociedad y que se tomen las medidas adecuadas”.

Hay que fortalecer esa solidaridad, esa cooperación, esa ayuda no solo en el extranjero sino dentro de nuestra propia sociedad. Si no mostramos esas realidades, nunca nadie las podrá conocer»

Él matiza que “no solo hablamos de ayuda práctica, sino este tipo de sensibilización qué es la que ayuda a que la gente sea consciente de que no vivimos de una manera tan cómoda, de que nuestros propios vecinos vecinas pueden estar en una situación muy precaria y no lo sabemos. Si no mostramos esas realidades, si a través de agencias como la vuestra, de festivales como el Humans Fest o de productoras audiovisuales dedicadas a temas sociales no se muestra esa realidad, nunca nadie la podrá conocer”, sentencia.

«Hay que pensar que vivimos en un mundo global y que todos estamos interconectados»

2020-06-01T12:55:23+02:00mayo 31st, 2020|

Por Gerard Sánchez y Alberto Pla | Fotografías: Íñigo Sola 

El doctor César Carballo, adjunto en urgencias del Hospital Universitario Ramón y Cajal y vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) de Madrid es, probablemente, la cara más mediática del coronavirus en primera línea de batalla. Un profesional muy crítico con la gestión y claro a la hora de expresar sus opiniones. Sus apariciones en La estirpe de los libres ,—el programa de Iker Giménez en su versión de Youtube— lo expuso frente a decenas de miles de personas agradando por su honestidad a la hora de hablar de la pandemia. La popularidad que acaparó con Iker le llevó a aparecer en numerosas ocasiones en La Sexta Noche en prime time, donde continúa también con debates junto con otros profesionales de la salud. Además, Carballo ha abierto HEALZID junto con otros profesionales, una plataforma para atender cualquier consulta que tenga la ciudadanía sobre el virus. Pero si algo nos ha cautivado de este doctor es su capacidad de hablar del COVID-19 desde su lado más humano y social. Hablando incluso de los problemas que genera más allá de la frontera de la salud.

Nos citamos con él en Madrid en la fase 1 de desescalada a las once de la mañana frente a la famosa escultura de Santiago Ramón y Cajal, una gran cabeza esculpida en piedra caliza blanca, obra del escultor Eduardo Carretero. Las sensaciones al acercarse a un centro hospitalario son todavía de inseguridad y cierto miedo, sin embargo, pronto cambian con encontrarse con el doctor que acude a la cita con un divertido gorro de trenes y un llamativo estetoscopio con manguera amarilla. Un atuendo que contrasta con la imagen de un doctor convencional. Mascarilla en mano atiende paciente a la sesión de fotografías que le sugiere nuestro compañero en Madrid Íñigo Sola. Ni un pero, siempre sonriente, posa frente al que es también centro de referencia para las urgencias tanto médicas como quirúrgicas del Congreso de los Diputados.

Tras acabar la sesión podemos hablar y reflexionar sobre el virus, la pandemia y, sobre todo, sobre el lado más social.

En 2017, cuando era jefe del servicio de urgencias del Hospital La Paz de Madrid, ya avisaba de que no estábamos preparados para una posible pandemia que ya alertaba la OMS que se podría producir. Resulta espeluznante ver documentos como la diapositiva que usted ya mostraba en 2017 en la que decía que es inevitable que haya una pandemia mundial, hablaba del contacto animal-hombre, de la presión demográfica, de las costumbres ancestrales que perviven en muchos lugares y auguraba que solo faltaba que la letalidad del virus disminuyera y posibilitara el desplazamiento del huésped. Y todo eso es, justamente, lo que ha ocurrido…

La OMS lo había avisado. Ya había un reservorio de aves ilimitado, se había dado la transmisión de animal a humano y de humano a humano. Todo lo que se podía dar ya se había dado, pero solo faltaba que la virulencia del virus permitiera al paciente desplazarse y transmitir la enfermedad. El SARS1, era muy virulento, el paciente ingresaba, pero solo era transmisible cuando la clínica ya había empezado. Era, por tanto, más fácil de parar. Ahora, en cambio, hay mucha gente asintomática, se transmite antes de empezar la fase clínica, es como una pandemia perfecta. Es lo que avisaba la OMS, yo lo indicaba en esa ponencia. Hablaba del ébola, de cómo nos estábamos preparando para él en el hospital. Estábamos preparados para algo como eso, pero no para una gran pandemia. Avisaba de que había que prepararse, destinar espacios, personal, docencia e investigación.

«El SARS1, era muy virulento, el paciente ingresaba, pero solo era transmisible cuando la clínica ya había empezado. Era, por tanto, más fácil de parar. Ahora, en cambio, hay mucha gente asintomática»

Solo faltaba que ocurriese, pero no se hizo caso, porque no se piensa hasta que no llegan las cosas. En este país invertir en algo que es posible que no pase no se suele hacer. Se habla de gasto en salud, pero no se habla de inversión. Esto nos tiene que hacer cambiar el chip es hablar de inversiones, para no perder los miles de millones que vamos a perder y también las miles de vidas.

Fernando Valladares, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en una entrevista en El Confidencial afirmó que “»La vacuna del coronavirus ya la teníamos, y nos la hemos cargado» aludiendo al ecosistema como barrera. ¿Puede que la destrucción del ecosistema sea clave en un proceso de contagio por zoonosis?, ¿De seguir destruyendo el ecosistema, la fauna, animales, etc., podrá repetirse el escenario con mayor facilidad?

El algo que se viene repitiendo cada cinco años, más o menos, pero no ha sido tan espectacular. Tuvimos el MERS-CoV, la gripe porcina, el SARS, efectivamente cada vez la sociedad presiona más social y demográficamente y virus que eran desconocidos, ahora nos tenemos que preparar contra ellos. Hay más coronavirus, no solo este.. Efectivamente, hay que estar preparados para la próxima que vendrá seguro, aunque nos tachen de agoreros, o nos preparamos o nos pillará en bragas.

También es un problema político. El que entra no quiere saber nada que sea más allá de dentro de cuatro o cinco años. No se piensa en invertir en algo que los resultados se verán dentro de tanto tiempo. Es el cortoplacismo que sufrimos en esta sociedad. Si quieres tener I+D tienes que regarla. Poner ahora dos millones de euros, y luego olvidarse no sirve. No funciona así. El I+D en España se ha abandonado desde 2008. Se vio como algo secundario, cuando era lo que podríamos haber potenciado, es lo que nos puede dar frutos, no en un año o dos sino en cuatro o cinco años o más. Pero el político no entiende que tenga que invertir un dinero que dará sus frutos en cuatro o cinco años y volvemos a lo mismo.

«También es un problema político. El que entra no quiere saber nada que sea más allá de dentro de cuatro o cinco años»

El doctor César Carballo en el hospital Ramón y Cajal. Fotografía de Íñigo Sola para Agencia Alberto Pla

Parece que ha quedado claro que, en un mundo global como el nuestro, de poco sirve tener un sistema sanitario fuerte si estamos expuestos a las consecuencias de lo que ocurra en otros donde no lo sea tanto. De hecho, el efecto mariposa es más potente que nunca. Por tanto, reforzar la cooperación hacia esos países también debería ser prioritario, ¿no?

Exacto. Alguien estornuda en China y mira lo que ha pasado. Cuando mayor sea la fortaleza y mejor sea el sistema podremos afrontar mejor lo que nos venga. El problema es que nuestros sistema de salud estaba como estaba, cogido con pinzas en muchas cosas. Entonces, pides al reactor más potencia y no la tiene. En Urgencias estamos al límite. Siempre vivimos al límite y cuando se nos pide algo más no podemos recuperarnos. Tuvimos la gripe, luego el Covid-19 y ahora entramos en verano. Yo siempre he defendido que en el Servicio Urgencias debe poderse vivir, crecer y envejecer, pero esto me valió un despido en La Paz, por tener esa filosofía. Los servicios de Urgencias deben tener descanso, un sueldo digno, porque se enfrentan a cosas que no son normales. Entras en una habitación con una persona que no solo te puede matar a ti sino a tu familia y eso hay que pagarlo.

Esa gente se tiene que entrenar. Hay que formarse, hacer simulaciones, investigación, eso hay que pagarlo y sino se hace, pasa lo que nos pasa, que el 40 o 50% de los médicos de urgencias está infectado o nunca se había puesto o quitado un epi. Hay que acabar con eso, para evitar también que nuestros médicos se vayan, pues hay gente muy válida.

Todo lo que pronostiqué entonces ha pasado. Se ha visto que nos faltaban espacios, personal, formación, gracias a que en nuestro hospital contratamos a 12 adjuntos poco antes de la pandemia la pasamos mejor que como la habríamos podido haber pasado. Pero esto nos va a volver a pasar, sino inviertes en un servicio solo tendrá gente que vaya y venga, no una plantilla fija, estable, bien cuidada y con los descansos reglados.

Hacer cinco guardias a la semana de 24 horas es muy duro. Lo puedes hacer con 30 años, pero con 50 cuesta. Es muy duro y por eso digo que hay que invertir, hacer un convenio laboral diferente, un servicio de Urgencias diferente, pero todo eso tampoco se ve. Por tanto, creo que volveremos a las mismas.

Por otra parte, la fuerza de la cadena es la de su eslabón más débil. Por tanto, lo que ocurra en otros países nos afecta directamente. También aquí tenemos gente haciendo cola en los comedores sociales así que más vale que hagamos una ayuda social fuerte porque sino vamos a tener un gran problema. Tras la crisis de 2008, los países que mejor salieron fueron los que ayudaron a los estratos sociales más débiles. Apoyar a la gente que lo va a pasar más mal en esta crisis nos ayudará a todos.

«Tras la crisis de 2008, los países que mejor salieron fueron los que ayudaron a los estratos sociales más débiles. Apoyar a la gente que lo va a pasar más mal en esta crisis nos ayudará a todos»

En la misma línea, ¿se debería avanzar en mejorar la compartición de datos a nivel global y sobre todo europeo e incluso nacional donde en un país como España dependen de cada autonomía?

Claro, aplicarlo a todos los niveles. Hay que tener mayor cooperación internacional para que los países menos desarrollados tengan acceso al sistema sanitario básico para que se contengan mejor y se detecten posibles crisis. Aquí lo mismo, las comunidades tienen transferidas las competencias y eso en esta crisis nos ha lastrado un poco. Hay mucha rigidez en las competencias autonómicas y del estado. Los americanos son autocríticos y la han hecho, han visto que entre el gobierno central y los estados ha habido bastante retraso en ciertas comunicaciones. Tomemos nota de esto. Otra cosa que se ha visto clave es que cada autonomía tiene sistema informático diferente. Esto nos ha lastrado, debemos tener un único sistema informático. Esto nos hubiese servido para tener una base de datos ultrapotente que nos hubiera ayudado mucho. Pero aquí, cada uno tiene su base de datos y hace la guerra por su cuenta, incluso cada hospital, en una misma autonomía, tiene su base de datos y no es esa la idea correcta. Hay que  crear una comunidad global que se compartan los datos y sea abierto. Siempre con un buen sistema de protección de datos, que proteja la privacidad, pero sí debe haber información agregada para que los científicos de datos y clínicos tengamos acceso a esta información.

El doctor César Carballo en el hospital Ramón y Cajal. Fotografía de Íñigo Sola para Agencia Alberto Pla

Después de la experiencia de 1918, de la que parece que aprendimos poco. ¿Aprenderemos algo ahora, cien años después?

Quién invierte dinero en algo que ha pasado en 1918. Uno piensa, esto no me va a pasar a mí, pero ha pasado. Ni este gobierno ni otros pensarían que esto se podía dar. Esas imágenes de  muertos apilados en un pista de hielo era impensable y nos puede volver a pasar. Esto volverá a pasar. Falta autocrítica, ni a nivel autonómico ni central. Las escenas en el Congreso de los Diputados es lamentable. La unión es cero, las ganas de hace autocrítica y crecer son cero, si alguien se aparta del discurso acordado se les desplaza del sillón y así mal vamos. Nadie reconoce que se ha hecho mal ni se reconoce que se puede cambiar.

Hay que hacer crítica del sistema en general. Hay que cambiarlo para que esto no ocurra. Inversión, pensar en el futuro y hacer equipos técnicos ajenos a colores e ideologías que decidan sobre el futuro de la sanidad y de otros sectores. ¿Qué ha pasado con el ministerio de Sanidad?, que parece que es el patito feo. Alguien se pasea por aquí unos años, pero no hay gran pacto y una gran estrategia de Sanidad para los próximos diez años. Ya no somos lo que éramos.  Se decía que el nuestro era el mejor sistema sanitario del mundo, pero ya no lo es. No es de tipo A, sino B y no es de tipo C por los profesionales. Por tanto, ya no es de tipo A y se nos han visto las costuras. Cuando se ha intentado decir que era de tipo A se ha visto que no. Hacen falta, por lo menos, 10 años de buena inversión en  salud para volver a serlo. Es momento de invertir ahora, con una estrategia definida y a largo plazo. Contar con gente con conocimientos que sea capaz de orientar el futuro de nuestro sistema sanitario.

«Se decía que el nuestro era el mejor sistema sanitario del mundo, pero ya no lo es»

Se habla desde diversas fuentes de vacunas posibles, de remedios… pero la OMS advierte de que se tardará alrededor de un año en obtener una que sea efectiva. ¿Son contraproducentes este tipo de mensajes que llevan tal vez a generar esperanza, pero también provocan confusión?

La vacuna hasta el año que viene no la vamos a tener ni deberíamos tenerla. La ciencia está para lo que está y la seguridad para que las cosas se cumplan. No hay que saltarse los pasos porque ahora nos venga bien o las empresas farmacéuticas quieran que las acciones suban. Lo habitual es que una vacuna tarde entre cinco y diez años, igual se pueden saltar algunos pasos pero no tanto como para tenerla en tres meses. Es una locura y sería peligroso porque podría pasar que nos diéramos cuenta de que la vacuna ha matado a más gente que el virus. Hay que ser pacientes e inyectar mucha inversión. Hay una carrera por ser los primeros en tener la vacuna, pero hay que tener los pies en el suelo. Hasta, al menos, el primer o segundo trimestre del año que viene no tendremos una vacuna que sea efectiva y segura.

El doctor César Carballo en el hospital Ramón y Cajal. Fotografía de Íñigo Sola para Agencia Alberto Pla

El pasado 16 de mayo comentó en Twitter que la pobreza es mucho más letal que el COVID. ¿Por qué da la sensación que la sociedad no se conciencia de esta amenaza tanto como el COVID?

La pobreza genera una alta ola de depresión y suicidios. En el 18 se vio, hubo una ola de depresiones que duró casi seis años en Europa. Va a pasar algo parecido. Lo vemos en intervinientes en servicios sanitarios, la tasa de depresión y ansiedad se ha multiplicado por 4. Según un estudio en la revista Emergencias, la tasa de ansiedad entre sanitarios se ha disparado. Va a pasar lo mismo con la población, una vez pase el miedo y entremos en vida normal, la gente se dará cuenta de muchas cosas, de lo que ha perdido, la vida no será igual y eso causará una ola de depresión que durará bastante tiempo. No solo eso, está demostrado que entre  la gente más desfavorecida la causas de mortalidad por muchas causas aumenta, peor alimentación, seguimiento enfermedades, deterioro de higiene empeoran todas las enfermedades y eso es complicado de medir. Estamos trabajando en un simulador que tenga en cuenta el matiz económico para ver la mejor estrategia para ahorrar la mayor parte de morbimortalidad, en unas semanas tendremos resultados palpables.

Por otra parte, hay que seguir trabajando para contar con una vacuna segura con una alta tasa de inmunidad para que la gente esté segura tras ponérsela. Si no tenemos todas las patas, mal asunto. Hay que ser pacientes. Yo confío mucho en el grupo español, van a desarrollar una vacuna muy segura y con una tasa de seroconversión muy alta.

¿Alguna anécdota que le llame a la esperanza y al positivismo?

Yo soy optimista. Espero que el ser humano cambie con esto. Solo hay que ver el bien que le ha hecho al planeta la parada de dos o tres meses. Hace pensar que efectivamente el daño al planeta hay que revertirlo. Las emisiones, cuando se ha frenado la actividad, se ha visto su reducción. Hay que pensar que vivimos en un mundo global y que todos estamos interconectados. Espero que nos sirva para unirnos como raza y como especie y que después del Covid-19 se vea un poco la globalidad a nivel mundial de otra manera.

«Hay que pensar que vivimos en un mundo global y que todos estamos interconectados»

¿Una globalidad más humana?

Esto nos ha pasado a nivel global. Es una de las pocas cosas, salvo la contaminación o la emisión de gases invernadero, que es así. Nunca habíamos vivido un evento global ligado a la extinción, este ha sido uno de ellos, pero podría haber sido bastante más letal si hubiese afectado, por ejemplo, a los niños. Podríamos estar hablando de que la sociedad podría haber desaparecido como la conocemos. Es un toque de atención. Ha habido miles de muertes en todo el mundo, nos ha afectado a todos los países. Nos tiene que hacer ver que el mundo es global, lo que le pase a uno nos  pasa a todos. Una pandemia de ébola en un río de Guinea puede llegar a afectar a un gran empresario de Wall Streat. El mundo está globalizado y, por tanto, hay que mejorar las condiciones de vida de todo el mundo. Hay incluso líderes políticos que, tras haberse visto afectados, luego pensaban de otra manera. No hay libre de ser afectado y esto nos tiene que dar una lección de humildad, estamos aquí, pero mañana podríamos faltar y el planeta seguiría girando.

«Podríamos estar hablando de que la sociedad podría haber desaparecido como la conocemos. Es un toque de atención»

“Dejaréis de ser héroes cuando la gente no tenga miedo… Dejaréis de ser héroes cuando a los políticos les interese.. Ahora sois carne de cañón, por eso os llaman héroes». ¿Comparte esta frase de la película Senderos de Gloria de Stanley Kubrik?

Totalmente, la estamos viviendo. La vamos a ver bastante más en los próximos meses. Se aplaudió y tal, se ha agradecido, pero sabemos lo que pasa; pasas de héroe a villano y al revés en corto espacio de tiempo. Aún así, algo va a quedar, de respeto, de saber lo que ha pasado y quién ha sacado la cara. Algo le va a quedar a la gente, eso espero. Yo soy optimista, pero vamos a ver.

Alberto Pla | Evitar el colapso

2020-05-25T10:48:46+02:00mayo 25th, 2020|

Para evitar el colapso debemos ser conscientes de todo lo que nos ha unido con la pandemia y pensar que sin la verdadera cooperación no habrá una salida en igualdad de derechos para todas y todos. Esta semana nos hacemos eco del nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de las palabras del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. Naciones Unidas alerta de que la pandemia de coronavirus podría hacer retroceder por primera vez desde el año 1990 el desarrollo humano global. En esa línea, Hablamos con la presidenta de la CVONGD, Lourdes Mirón, sobre la asamblea online extraordinaria que han celebrado y nos acercamos a India para conversar con Anna Ferrer —una mujer imprescindible para comprender la cooperación en India— a través de su trabajo en la Fundación Vicente Ferrer. Por último, viajamos telemáticamente a Colombia en el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme con Julia Cogollo, responsable de Género y Derechos Humanos de la organización Movimiento por la Paz-MPDL. Julia nos pone al día de los hitos conseguidos y también de todo lo que queda por hacer para terminar con la violencia sexual que sufren las mujeres. Mientras tanto, seguimos trabajando en la postproducción y rodaje de varios proyectos que deseamos comunicar muy pronto en profundidad.

Seguimos.

Ir a Arriba